Inicio / Bancos Centrales / El colapso de China en cifras

El colapso de China en cifras

China-Trader-1China está siendo un dolor de cabeza para muchos inversores ya que no deja de protagonizar últimas horas en relación a su mercado bursátil y las medidas que está llevando a cabo la autoridad monetaria, el Banco Popular de China. Es por ello, que repasaremos, mediante cifras, como fue el auge de la burbuja y cómo está siendo este colapso.

– Desde el año pasado, la Bolsa china había subido un 150%, principalmente porque los medios estatales animaban a los pequeños ahorradores a invertir en ella.

– Hasta finales de junio, 7 millones de inversores entraron a la Bolsa y se abrieron 40 millones de cuentas hasta mayo, justo antes de que estallara la burbuja.

– Cuando pinchó la Bolsa de Shangai en el mes de junio se perdió el selectivo se desplomó un 30%. En términos de capitalización bursátil se perdieron 2,7 billones de euros, el equivalente a un tercio del PIB chino.

– Desde el pico  del mercado de 5,178.2 formado el 12 de junio, el índice Shangai Composite ha perdido un 43,5%. Asimismo, en los 12 meses anteriores, su ganancia se ha reducido al 33%.

–  Debido al pánico vendedor desatado en China, más de 700 empresas que cotizan en Bolsa han superado su límite del 10% de caída diaria, entre ellas sus poderosas petroleras estatales.

– La Bolsa de Shangai se puso en marcha en el año 1990, como curiosidad es una de las bolsas con menos manos fuertes ya que el 85% de sus accionistas son inversores particulares, que suman un total de 90 millones de accionistas chinos. El perfil de estos inversores es de escaso o nulo conocimiento financiero.

– El Lunes negro que protagonizó la Bolsa de Shangai el 24 de agosto el selectivo bursátil cayó un 8,5%, su peor jornada desde el año 2007. Esta es una cifra sustancialmente inferior al Lunes negro del 19 de octubre de 1987, en el que el índice Dow Jones se desplomó un 22% en la sesión.

– Entre el martes 11 y jueves 13 de agosto el Banco Popular de China devaluó el yuan en 1,86%, 1,62% y 1,11%, en esos tres días, haciendo que la divisa retornara a los niveles observados en 2013. Estas medias vienen tras conocerse que en el mes de julio las exportaciones chinas se habían hundido un 8,3% frente al año anterior.

– Durante 2015, el Banco Popular de China ha bajado los tipos de interés en cuatro ocasiones. En febrero los dejó en 5,35% del 5,60% anterior, en mayo descendió hasta el 5,10%, en junio los llevó hasta el 4,85%, y finalmente en agosto los rebajó hasta el 4,60%.

– Las inyecciones de capital están siendo masivas, la autoridad monetaria inyectó el 25 de agosto 150.000 millones de yuanes (unos 23.400 millones de dólares, 20.300 millones de euros) en el sistema financiero del país, superando la inyección de 19.000 millones de dólares de la semana anterior. Asimismo en el mes de julio  introdujo un total de 455.000 millones de yuanes (unos 71.000 millones de dólares, 64.300 millones de euros), en insrumentos de corto y a medio plazo.

– El gobierno chino cree que el crecimiento de la economía será del 7% en este 2015 pero dada la falta de transparencia de sus administraciones y en consecuencia de sus datos oficiales, hace que sean datos poco creíbles. Las estimaciones de diferentes analisistas  se mueven entre un 3,5 y un 4%.

Cifras relacionadas con la burbuja del mercado inmobiliario en China

– En los últimos cinco años, la ratio deuda privada sobre el PIB de China se ha disparado un 60%, hasta llegar al 200% del PIB. En comparación, en la burbuja inmobiliaria española, el crecimiento de la deuda privada fue de un 49%.

– Sólo entre el período 2011 – 2013 China utilizó más cemento (6,6 gigatoneladas) que en todo Estados Unidos en el siglo XX (4,5 gigatoneladas).

– Los precios de la vivienda de China crecieron en el pasado mes de julio, cuando subieron en 31 de las 70 principales ciudades del país respecto a junio y descendieron en 29. Estos datos destacan porque se publican tras 14 meses en los que dominaba la tendencia a la baja.

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *