Inicio / Estados Unidos / ¿Desaceleración en Estados Unidos o sólo un frío invierno?

¿Desaceleración en Estados Unidos o sólo un frío invierno?

Últimamente no paran de salir varios datos decepcionantes sobre la economía de Estados Unidos, es por ello que en el post de hoy vamos a repasar estos datos ya que algunos opinan que la economía se está desacelerando mientras que otros lo achacan al factor invierno.

El vienes pasado se publicaron los datos de desempleo de los Estados Unidos y hay varios puntos que me gustaría repasar. En primer lugar, las nóminas no agrícolas registraron un incremento de 126.000 en el mes de marzo, mientras que las expectativas eran de 245.000 nuevos puestos de trabajo. Para encontrar un dato tan bajo debemos trasladarnos al mes de diciembre del año 2013. También es muy significativo que tanto en el mes de enero como el mes de febrero, se han revisado a la baja, ya que se han creado 69.000 puestos menos de lo reportado anteriormente. La tasa de desempleo se mantuvo en un 5,5%, el mínimo en seis años y medio, influido sustancialmente por el abandono de la fuerza laboral estadounidense -es la proporción de estadounidenses en edad de trabajo que están empleados o al menos buscan un puesto- que bajó un 0,1% hasta el 62,7%.

Hay un dato que no se suele comentar demasiado y son los niveles de ahorro que afectan directamente al consumo. Se supone que los estadounidenses tienen un dinero extra gracias a la caída de los precios del gas y muchos analistas veían un estímulo que debería repercutir en la actividad económica… Si hay mayor renta disponible a gastar! ¿Qué se ha hecho con el dinero? Pues se ha ahorrado y estamos viendo como la tasa de ahorro no para de crecer hasta el último dato que es de un 5,8%. Este factor es tremendamente importante ya que el consumo personal mueve cerca del 70% del PIB de Estados Unidos.

El dato de las ventas minoristas se esperaba un crecimiento del 0,3% en el mes de febrero, sin embargo el dato final fue una caída del 0,6%, principalmente porque las ventas de los automóviles cayeron un 2,5%, las ventas de productos electrónicos bajaron un 1,2% y la venta de materiales de construcción un 2,3%. La explicación que se señala es que este invierno ha sido el más frió desde 1997, pero insisto, esa mayor renta disponible por ahora se está guardando en el banco no se dirige a la actividad económica.

Hay un gráfico que publicó en su cuenta de Twitter Michal McDonough, economista jefe de Bloomberg, que relaciona la evolución de las ventas minoristas promediados en los últimos tres meses con los nuevos puestos de trabajo promediados en los últimos tres meses. Pues bien, si suele mantenerse cierta correlación, ahora mismo tenemos un diferencial exagerado y unos niveles que recuerdan a la recesión de 2001 y la de 2007.

Enlace permanente de imagen incrustada

 

Con todos estos datos tenemos un indicador del Citigroup que estaría vinculado a la capacidad de sorpresa que tienen los datos económicos en relación a las expectativas y todo esto bajo una media móvil de tres meses. Para no hacer muy complicado, un nivel de cero significa que en los últimos tres meses los datos estaban en equilibrio con las estimaciones de Wall Street. Si avanza por encima de cero es que las estimaciones de los últimos tres meses han sido superados por datos económicos. Por el contrario, si baja del nivel cero y sigue cayendo es que las estimaciones de los últimos tres meses han sido inferiores a los datos económicos. Pues bien, desde que empezamos el año sorpresa ninguna más bien decepción ya que vemos como el indicador sigue cayendo por debajo del nivel cero.

Citigroup econ sorpresa 1

A todo esto hay que añadir el maldito tema de la subida de tipos que debe llevar a cabo la Reserva Federal. Llevamos desde diciembre de 2008 con tipos cercanos a cero y parece ser por las Actas del FOMC, que la subida sería más pronto que tarde ya que cada vez que se publican contiene menos terminología farragosa. Pero esta reciente debilidad en el primer trimestre podría trastocar los planes para la subida de tipos e incluso, algunos analistas hablan que se iniciaría en el próximo año.

El debate está ahí y supongo que ya que entramos en la primavera. los próximos datos de la economía estadounidense nos sacarán de dudas y determinarán si ha sido el frio invierno o se está desacelerando el crecimiento económico.

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *