Inicio / EuroZona / Decepción en los beneficios del tercer trimestre en la renta variable europea

Decepción en los beneficios del tercer trimestre en la renta variable europea

Si la confianza de los inversores estaba sacudida por la crisis presupuestaria de Italia y las negociaciones del Brexit, para rematar la situación estamos viendo como los datos del tercer trimestre han sido los más decepcionantes en casi 3 años a medida que se produce una ralentización de la economía europea.

Se esperaba que los beneficios de las empresas del STOXX 600 crecieran un 15,8% en el tercer trimestre interanual, y están en camino de lograr un crecimiento del 8,3%  para todo el año 2018, la menor diferencia desde el último trimestre de 2015. Esto se compara con el crecimiento de los beneficios del 12,2% para 2017.

Esta temporada las empresas también han tenido que hacer frente a costes más elevados: las materias primas, los precios de los combustibles y los salarios han aumentado, mientras que los aranceles comerciales han ejercido una presión inflacionista adicional sobre algunas empresas.

Las acciones han experimentado fuertes oscilaciones en los días de resultados a medida que las empresas revelan el daño causado por el aumento de los aranceles comerciales y el debilitamiento de la demanda mundial en un contexto de caída de los mercados de valores y aumento de la volatilidad. 

Algunas de las empresas más grandes de Europa, desde fabricantes de cemento y de automóviles hasta empresas de ingeniería y líneas aéreas, advirtieron sobre la debilidad de los márgenes.

Los analistas han recortado sus estimaciones de beneficios para el STOXX 600 a su ritmo más rápido desde julio de 2016. Los descensos comenzaron mucho antes de que comenzara la temporada de beneficios hace tres semanas, lo que sugiere que la confianza ya era baja.

A pesar de que los beneficios de esta temporada han sido escasos, algunos inversores ven las semillas de una recuperación para Europa a finales de año y el año que viene, en parte como consecuencia de la caída de las acciones estadounidenses que los inversores han acumulado este año.

Se espera que el crecimiento trimestral de los beneficios sea más fuerte en Europa que en Estados Unidos el año que viene, lo que volverá a poner a la región en el punto de mira de los inversores ávidos de crecimiento.

Marc Fortuño

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *