Inicio / Indicadores / Composite Index of Leading Indicators: El mejor indicador adelantado al ciclo económico

Composite Index of Leading Indicators: El mejor indicador adelantado al ciclo económico

A todo analista le encantaría un indicador económico adelantado a la economía que tuviera agregado todas las variables que puedan afectan, en mayor o menor medida, la evolución del ciclo económico y tenga la capacidad de anticiparse la los periodos recesivos. Pues bien, este indicador existe y se llama Composite Index of Leading Indicators (CLI) lo elabora la entidad privada Conference Board y podemos encontrarlo en la web de la OECD para cada uno de los países.

La metodología de elaboración del Leading Indicators cuenta con diez variables, que a su vez son indicadores adelantados de la economía y predicen con bastante exactitud, los suelos y los techos del ciclo económico. La fórmula del CLI es algo compleja porque cada una de las variables se promedia y se aplica un factor de normalización para ajustar la volatilidad de los datos, sin embargo he incluido las ponderaciones de las variables para determinar, cuál es el peso de los indicadores adelantados subyacentes. Éstas son las variables del CLI:

El promedio de horas semanales (de fabricación): Ajustes a la jornada laboral de los empleados existentes se hacen en el avance de las nuevas contrataciones o despidos, por lo que la medida del promedio de horas semanales es un indicador adelantado de la evolución del desempleo. Pondera un 18,36% sobre el CLI.

Promedio de las solicitudes de desempleo semanales de seguro de desempleo: Conference Board invierte el valor de este componente de positivo a negativo porque una lectura positiva indica una pérdida de puestos de trabajo y de negativo a positivo una creación de puestos de trabajo. Pondera un 2,46% sobre el CLI.

Los nuevos pedidos del fabricante de bienes de consumo / materiales: Este componente se considera un indicador adelantado porque los aumentos en los nuevos pedidos de bienes y materiales de consumo por lo general significan cambios positivos en la producción real. Los nuevos pedidos disminuyen inventario y contribuyen a los pedidos en cartera, un precursor de los ingresos futuros. Pondera un 4,90% sobre el CLI.

Desempeño de los proveedores:  Este componente mide el tiempo que tarda en entregar los pedidos a las empresas industriales. Un aumento en el tiempo de entrega puede indicar la creciente demanda de suministros de fabricación. Desempeño de los proveedores se mide por una encuesta mensual de la Asociación Nacional de Gerentes de Compras. Pondera un 2,75% sobre el CLI.

Los nuevos pedidos del fabricante de bienes de capital (excluidos los de defensa): Como hemos mencionado anteriormente, los nuevos pedidos llevan el ciclo económico porque los aumentos en los pedidos por lo general significan cambios positivos en la producción real y tal vez la creciente demanda. Esta medida es la contraparte de la productora de nuevos pedidos de bienes materiales de consumo. Pondera un 1,29% sobre el CLI.

Los permisos de construcción de nuevas unidades de vivienda privada:  Los permisos de construcción significan futura construcción, y la construcción se mueve por delante de otros tipos de producción, haciendo de este un indicador adelantado. Pondera un 1,87% sobre el CLI.

El S&P500: Se considera un indicador adelantado la evolución bursátil del $&P500 porque los cambios en los precios de las acciones de las 500 empresas más importantes de Estados Unidos, reflejando las expectativas de los inversores sobre el futuro de las tasas de la economía y de interés. Pondera un 3,08% sobre el CLI.

Oferta monetaria (M2): La Oferta Monetaria abarca depósitos a la vista, cheques de viajes, los depósitos de ahorro, moneda, cuentas del mercado monetario y depósitos a plazo. Aquí, M2 se ajusta por la inflación, mediante el deflactor, publicado por la Reserva Federal en el informe mensual del PIB. Los préstamos de la Fed, contribuyen a expandir los depósitos, por lo general disminuye cuando aumenta la inflación más rápido que la oferta de dinero, que puede hacer una expansión del ciclo económico se complique. Pondera un 30,33% sobre el CLI.

Diferencial de tasas de interés o Curva de rendimientos de los bonos estadounidenses: El diferencial de tasas de interés se refiere a menudo como la curva de rendimiento o bien la curva de tipos que implica la dirección esperada tanto a corto, mediano y  largo plazo de las tasas de interés. Los cambios en la curva de rendimiento han sido los factores predictivos más precisos de las crisis en el ciclo económico. Realmente funciona cuando la curva de tipos se invierte, es decir, que la rentabilidad de la deuda a corto plazo es mayor que la rentabilidad de la deuda a largo plazo. Pondera un 33,17% sobre el CLI.

Índice de expectativas de los consumidores: Este es el único componente de los indicadores principales que se basa únicamente en las expectativas. Este componente conduce el ciclo económico porque las expectativas de los consumidores pueden indicar gastos de consumo futuro o estrechamiento. Los datos para este componente proviene de la Universidad del Centro de Investigación de Encuestas de Michigan, y se publica una vez al mes. Pondera un 1,82% sobre el CLI.

Aunque no hay indicadores perfectos 100%, éste se acerca bastante y hay que revisar su compotamiento, para tener una idea anticipada de la evolución del ciclo económico. Hay un nivel clave que es el nivel 100, por lo general si el CLI se mantiene por encima de ese nivel la economía se expandirá en mayor o menor medida según la pendiente del CLI, con pendiente positiva se espera que la economía se acelere y con pendiente negativa que se desacelere. Lo más interesante en el CLI es cuándo pierde el nivel 100 ya que hay un elevado riesgo de entrar en recesión en los próximos meses. Los economistas, cuándo ven este nivel, observan cómo están evolucionando las principales variables que mayor peso tienen como son la Oferta Monetaria (M2) y la evolución de la curva de tipos, que casi ponderan 2/3 del indicador. Si observamos que la Oferta Monetaria se está contrayendo su ritmo de expansión y la curva de tipos de está aplanando, con tipos a corto plazo mayores que en el largo plazo, muy probablemente asistiremos en los próximos meses a una recesión.

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *