Inicio / Bancos Centrales / ¿Cómo se crea el dinero?

¿Cómo se crea el dinero?

El Banco Central es un organismo público con un mandato legal explícito. Se suele denominar a menudo Banco de Bancos porque a través de él las entidades bancarias saldan cuentas entre ellos y sirve como cámara de compensación de los cheques firmados entre sus depositarios. El Banco Central establece la unidad de pago y lo hace emitiendo directamente uno de los componentes de la M1, el efectivo. También hace que se generen reservas bancarias, que son por lo general deudas del Banco Central propiedad de los bancos comerciales. La suma de efectivo en circulación y reservas bancarias se denomina Base Monetaria, o también en ocasiones lo podemos encontrar como M0.

Las reservas bancarias producen un tipo de interés de prácticamente cero o muy bajo, por lo que los bancos se enfrentan a un coste de oportunidad, como cualquier empresa y particular que mantienen su dinero en efectivo, que es la rentabilidad a la que se renuncia por no realizar préstamos o mantener otra serie de valores. Cuando las reservas en el Banco Central no están remuneradas, mantener reservas en forma de efectivo en caja o de depósitos en el Banco Central es indiferente.

Los bancos comerciales mantienen reservas por dos razones. En primer lugar, deben tener suficiente efectivo para afrontar retirada de fondos de clientes. Se trata del motivo prudencia, que en la crisis actual se ve ampliado por las dudas sobre la valoración de sus activos, y los fuertes aumentos de la morosidad. Y, en segundo lugar, por una razón legal, ya que deben mantener una fracción de los depósitos existentes en forma de reservas (Coeficiente de Caja). La relación entre los depósitos de los bancos y sus reservas, independientemente de que sean obligatorias o por simple precaución, permite a los bancos centrales controlar la oferta de dinero.

Cada vez que los bancos crean depósitos necesitan mantener más reservas en el Banco Central. El Banco Central actúa sobre la disponibilidad, cantidad, y precio de dichas reservas para controlar la oferta de dinero. El vínculo entre las reservas y los depósitos implica una relación, que se conoce como multiplicador monetario, entre la base monetaria y el agregado monetario fijado como objetivo. El balance contable de un banco incluye, además del patrimonio neto cuatro partidas fundamentales: Los bancos pagan intereses cuando toman prestado del Banco Central, Ofrecen depósitos, de manera que además de del pago de intereses por los mismos requiere la creación y administración de una red de sucursales y finalmente, las reservas pueden producir alguna rentabilidad, aunque muy escasa.

El Banco Central no está interesado en controlar las reservas, sino la cantidad de dinero agregada (M1 , M2, o agregados más amplios). Esta es la razón por la que el multiplicador de la Base Monetaria es mucho más relevante: relaciona la base monetaria con el agregado monetario, por ejemplo la M1 : Multiplicador Monetario = M1/Base Monetaria

Dado que el Banco Central es el único productor de reservas, ejerciendo su influencia dominante sobre su disponibilidad y su coste. La gestión de la política monetaria se basa en los mecanismos por los que el Banco Central concede a los bancos comerciales las reservas necesarias para poder expandir sus créditos. El Banco Central posee normalmente una cartera compuesta por deuda pública, divisas y otro tipo de valores que utiliza para poder llevar a cabo transacciones con los bancos comerciales, mediante las siguientes mecanismos:

1.- Operaciones Permanentes en Mercado Abierto: el Banco Central compra Bonos del Tesoro (que se convierten en un activo en el balance del mismo) y paga por ellos emitiendo dinero. Apenas se utiliza.
2.- Operaciones Temporales en Mercado Abierto: el Banco Central puede utilizar operaciones temporales de mercado abierto, al variar la cantidad de día a día las reservas en el sistema bancario.
3.- Préstamos de ventanilla: la tercera manera es la inyección de liquidez. Consiste en ofrecer préstamos a los bancos a través de la Ventana de Descuento por el que se cargan los intereses a la Tasa de Descuento.

Finalmente, ¿Dónde pueden encontrar las economías domésticas y empresas el dinero que necesitan para llevar a cabo un volumen de transacciones creciente? Tomando prestado de sus bancos. Conforme los bancos responden a estas demandas de fondos concediendo créditos, van aumentando las necesidades de reservas.

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *