Inicio / Acciones / ¿Cómo afecta el terrorismo a los mercados?

¿Cómo afecta el terrorismo a los mercados?

El terrorismo yihadista golpeó duramente a París hace más de una semana con el macabro asesinato de 129 personas y en la actualidad estamos viendo como Bélgica se encuentra en estado de alerta máxima por inminente atentado. Asimismo, España también se encienden las alarmas por ser nuestro país posible destino de un terrorista. En este contexto, ¿Cómo afecta el terrorismo a los mercados?

En primer lugar hay que señalar que no todos los atentados terroristas son equivalentes y que el objetivo específico juega un papel especialmente relevante en la forma de que un determinado ataque es interpretado por los inversores. Por ejemplo, los ataques del 13 de noviembre de París no se enfocaron hacia la bolsa de valores, estructura simbólica, edificio del gobierno o infraestructura estratégica, como una refinería o planta de energía sino en un pub.

La naturaleza de los ataques los hizo especialmente impactantes, y los parisinos y en general, todo el mundo sentirá un efecto dominó de esas atrocidades durante mucho tiempo. Sin embargo, el impacto en el mundo financiero ha sido hasta ahora mínimo en los mercados financieros. En el primer día de cotización después de los ataques, día 16 de noviembre, el índice bursátil francés, el CAC 40, cayó más de 1% al iniciar la sesión pero logró subir de nuevo. Del mismo modo, el EuroStoxx 50, abrió a la baja, pero consiguió remontar durante la sesión, experimentando una gran volatilidad y seguidamente a seguido subiendo a pesar de la oleada de tensión.

stxx

Ante esta situación, muchos podrían pensar ¿Debería ser más acusada la reacción del mercado? Pues la respuesta claramente es no ya que el daño económico prácticamente es insignificante y la mayoría de sectores no se verán afectados. Sin embargo aquellos valores vinculados al turismo es lógico que sufran una dosis de volatilidad mayor como puedan ser hoteles o aerolíneas ya que el turismo en Francia mueve 57.000 millones de euros. Al mismo, tiempo las empresas vinculadas a la seguridad, en este contexto, suelen tener una percepción positiva por parte del mercado.

Si nos situamos en perspectiva, el mayor atentado terrorista en la historia fue el 11-S en el año 2001 y en ese punto el mercado reaccionó de forma especialmente violenta en la apertura del 17 de septiembre por el componente pánico y la acumulación de ordenes de venta. Ese escenario permitió que el índice Dow Jones perdiera más de un 14% en las siguientes sesiones desde los 9.580 puntos hasta alcanzar su mínimo el 8.235 puntos el 21 de septiembre. Incluso en el mayor atentado terrorista de este siglo, seguidamente el Dow Jones recuperó lo perdido y a mediados del mes de noviembre, la cotización se ubicaba por encima de los niveles previos al atentado.

dow jones

En un supuesto de escalada terrorista que generara un verdadero pánico a los mercados, el inversor debe entender que aunque puede producirse movimientos muy bruscos en las cotizaciones se tratará de un factor coyuntural y que si se busca la orientación en el largo plazo, las reacciones exageradas constituyen, como siempre, una oportunidad de compra.

 

Noticias de idealista.com: