ausencia Archives - Blog del Euribor
Euribor
Euribor hoy: -0,148%
Media mes: -0,148%
Prima de riesgo: 120,5
IBEX35: 9.076,30 (-0,64%)

Por la boca muere el banquero

Masks

En este artículo trataré de analizar algunas de las expresiones y frases de los representantes de nuestros banqueros, la AEB, descontextualizadas pero tratando de elegirlas sin tergiversar su sentido, para con ello criticar o alabar el esfuerzo de comunicación de éstos en la crisis económica actual.

En un momento en que la ciudadanía se enfrenta a desagradables recortes del Estado del Bienestar, buena parte debidos al desajuste entre ingresos y gastos públicos, ciertamente, pero también a los costes del mil millonario rescate bancario, además de a una falta de crédito que impide cualquier atisbo de recuperación económica, por no hablar de inventos como el ‘banco malo’, creados para hacer lo contrario de lo que se anuncia, es muy relevante lo que dicen los banqueros sobre ello.

Nadie tiene la verdad absoluta, sin duda. Y muy pocos elegidos conocen en realidad lo que está pasando en España y su sistema financiero. Desde luego, la transparencia informativa en un tema que está costando miles de millones de euros, que pagaremos los contribuyentes en buena medida, brilla por su ausencia. Algo que, cuando hablamos de ingentes cantidades de dinero que no se destinan a empresas y proyectos más simpáticos, supone una vulneración de los principios democráticos y de mercado en toda regla.

Nota de prensa de la AEB de 15/01/2009

En suma, Martín reclamó para los bancos españoles “transparencia e igualdad competitiva dentro y fuera de nuestras fronteras. Si las reglas de juego sobre el nivel de capital o liquidez se cambian, que se haga oficialmente, con luz y taquígrafos, para todos igual”.

Si se cumplen esas condiciones, el presidente de la AEB aseguró que los bancos españoles “sabrán hacer frente a su responsabilidad de gestionar, en la parte que les concierte, es decir, la concesión de crédito, la recesión profunda de la economía española. Y lo harán asignando los recursos disponibles de forma eficaz, es decir, eligiendo los mejores prestatarios, y eficiente, es decir, al menor coste posible”.

Nos comenta Miguel Martín que la banca española quiere competir en igualdad de condiciones con la europea, en referencia a los requisitos de solvencia exigidos a las entidades financieras dentro y fuera de España. En román paladín, que se pida la misma caja para hacer frente a problemas financieros a todos los bancos de la Unión. Sin querer entrar demasiado en esta primera petición, recordarle al representante de los bancos españoles, un poco a destiempo, lo confieso, que  hay que tratar igual a los iguales, pero diferentes a los diferentes. Un sistema bancario español que ha propiciado y sufrido una burbuja inmobiliaria, concediendo financiación irresponsable, puede tener que demostrar más solvencia que otro de un país sin este tipo de actuaciones. Otra cosa es que realmente nadie sepa en realidad cómo están los bancos alemanes, por mencionar un país que saca pecho siempre que puede.

La segunda parte del fragmento de la nota de prensa del año 2009 me interesa más. Si los requisitos de solvencia son para todos iguales, los bancos “gestionarán la recesión profunda de la economía española”. En primer lugar, sería más interesante que ayudarán con el crédito responsable a salir de la crisis, más que gestionarla. Pero seamos benévolos y entendamos que está implícito este punto, si bien, tal vez, pequemos de crédulos o confiados.

Las siguientes declaraciones de años posteriores van de ensalzar las supuestas fortalezas de la banca española, a quejarse de los crecientes desembolsos en el unificado Fondo de Garantía de Depósitos o las críticas a la política europea de aumentar los ratios de solvencia de la banca.

Nota de prensa de la AEB de 09/03/2012

El código de buenas prácticas en materia hipotecaria ha sido una normativa en la buena dirección, ya que posibilita herramientas para reestructurar la deuda hipotecaria, con un pequeño problema: el umbral de exclusión que marca no permite acogerse a él a la gran mayoría de familias afectadas por el impago de su hipoteca.

La nota de prensa de la patronal de banca decía:

  1. Los bancos españoles tienen la mejor disposición para adoptar el Código de Buenas Prácticas aprobado hoy por el Gobierno. Los bancos ya venían llevando a cabo numerosas actuaciones para paliar en lo posible la situación de aquellos clientes en mayor necesidad.
  2. Hay que resaltar que las entidades bancarias están teniendo que asumir funciones contra la exclusión social que corresponden a las Administraciones Públicas.
  3. Una política eficaz para combatir la exclusión social debe basarse, sobre todo, en atacar sus causas y no solo en paliar sus efectos.

Un ejercicio magnífico de hipocresía, a mi humilde entender. Los bancos han adoptado de forma masiva el código porque apenas les supone sacrificios, al aplicarse a un número tan limitado de casos. Tildadme de malpensado, pero yo diría que este tipo de normas las escriben las asesorías jurídicas de los grandes bancos y las adopta nuestro legislador sumiso. Los bancos no han aplicado, como dice la nota, numerosas actuaciones para paliar la situación de los clientes, salvo que paliar se refiera a no pegarles con un palo. A día de hoy y con la Ley 1/2013 en la mano, siguen existiendo muy pocas soluciones para las familias que no pueden pagar la hipoteca.

Ya me parece que roza la ignominia lo de afirmar que asumen funciones contra la exclusión social que corresponden a las Administraciones. Si lo tienen tan claro, que añadan que las pérdidas de las entidades financieras no las han de sufragar las Administraciones Públicas (los contribuyentes, realmente) y les doy la razón. Los bancos echan a la calle sin contemplaciones a sus clientes, no a los que no quieren pagar, sino a los que no pueden. No tiene nada de función social dejarles seguir en sus hogares o renegociar sus deudas, más bien sería lo lógico en una relación sana empresa-cliente que pasa por dificultades.

Y dan un consejo, que se ataque las causas, no solo los efectos. Buena idea, la causa de la exclusión social es que los bancos no negocian y desalojan las familias. Como ellos recomiendan, ataquemos esta política nefasta de la banca.

Nota de prensa de 15/09/2012

Finalizaremos con una nota de traca, preludio de unas declaraciones esperpénticas de Miguel Martín en un desayuno organizado por el Foro Nueva Economía (no me invitan nuca a estos eventos, con lo buenos que deben estar los canapés de después), en las que afirmaba que la solución para proteger a las personas en peligro de perder su casa era “construir más casas y dar más crédito hipotecario, y no poner más trabas para que el crédito hipotecario no resurja cuando se necesite“. ¿Le pusieron Amazonas en el café?

Nos dicen en la nota, los lumbreras de la banca, a modo de queja de papel couché a raíz de la moratorio de 2 años en los desalojos de familias arruinadas de por vida y además en situaciones lamentables y muy limitadas:

La AEB tiene que hacer notar que el coste económico de las medidas acordadas corre exclusivamente a cargo de las entidades de crédito.

Adicionalmente, la AEB considera que es necesario hacer compatible la protección a estos colectivos sociales más débiles con un sistema y una legislación que permitan el acceso a una vivienda en propiedad a la mayoría de los ciudadanos. Por tanto, confía en que las reformas legales que se proyectan no perjudiquen la consecución de este objetivo.

Mire usted, el coste de no arrojar a la calle sus clientes durante dos años, en casas que igualmente no venderán, es mínimo. Es más. se lo cambio, yo pago este coste y ustedes no tienen acceso a la barra libre de liquidez del Banco Central Europeo, ¿les parece bien? Nuestros Gobernantes no negocian con la banca, les hacen el trabajo sucio. Y si les seguimos votandos, a los que lo hacen, unos y otros, lo seguirán haciendo.

No se debe “proteger a los colectivos más débiles”, se debe legislar para que haya un procedimiento concursal diseñado para personas físicas que pierden su vivienda habitual, que potencie la segunda oportunidad siempre que sea posible. Esta norma es posible, económicamente interesante para la sociedad y, en definitiva, más justa que lo que tenemos ahora.

No he sido capaz de encontrar ninguna declaración de un banquero que muestre empatía por sus clientes, como tampoco expresiones que nos dejen deducir que actúan guiados por la mejora de la economía española. Más bien tienen un tono de advertencia al Gobierno, cuando no de mensaje directo.

Los bancos son necesarios, pero no los banqueros que los manejan (que habrá de buenos y malos, pero no son imprescindibles ninguno de ellos). Una empresa que no es útil para la sociedad debería ser liquidada. Los bancos lo son, así que deberíamos darles cierta estabilidad. Pero los banqueros innecesarios, en sus casas y sin pensiones millonarias estarían mejor.

El problema es que lo mismo puedo decir de los partidos políticos, sindicatos y patronales. ¿Me explico?

Escrito por Pau A. Monserrat el 21 de agosto de 2013 con 85 comentarios
Lee más artículos sobre Articulos.

La semana en los mercados

chiringuitoDesde que estoy metido en un pequeño negocio relacionado con el turismo me he aficionado a hablar con muchos empresarios del sector, muchos de los cuales son pymes y/o están en contacto con otras. Es lo que tiene el turismo, que engloba muchas actividades y se nutre y da negocio a otras muchas. Desde finales del año pasado detecté un mayor optimismo ya que todos aseguraban -y contaban de otros lo mismo- que ya habían realizado todo el ajuste necesario: no podían prescindir de más trabajadores, los gastos no se podían recortar más, la ausencia de créditos y los retrasos en los pagos ya habían sido asumidos… en resumen, que lo que quedaba era o aguantar aquí o mejorar pero difícilmente podía ser peor. Como suele ocurrir tantas veces esta visión subjetiva y parcial coincide con datos publicados como el de confianza empresarial (Leading Indicators) que reaccionaron al alza a finales de 2012 a pesar de la caída del PIB.

(más…)

Escrito por Droblo el 1 de marzo de 2013 con 67 comentarios
Lee más artículos sobre Articulos.

Seguros del coche

La Ley exige la obligatoriedad de contratar un seguro cuando conduce un vehículo, se trata de la Responsabilidad Civil Obligatoria y la ausencia del mismo conlleva  sanciones o multas que ascienden de 600 euros a los 3000 euros.

Los seguros que tenemos en el mercado son los siguientes:

1. Seguros a Terceros
Si el dueño del automóvil asegurado, causa por accidentes daños corporales o la muerte de un tercero, la compañía responde hasta un determinado importe. La indemnización por daños materiales es más reducida. Estas pólizas incluyen de forma obligatorio el Seguro de Responsabilidad Civil Obligatoria y para ofrecer una cobertura más completa incorporan otros seguros, como:

a. Responsabilidad Civil Voluntaria y/o
b. Asistencia en Viaje y/o
c. Defensa Jurídica y/o
d. Seguro del Conductor.

2. Seguros a Terceros Ampliado / Combinado
Estas pólizas amplían la cobertura del Seguro a Terceros, incorporando otros seguros que completan la prestación. Es una alternativa al Seguro a Todo Riesgo, algo más económica con la cobertura de los riesgos más comunes. Como el Seguro a Terceros tampoco cubre daños al asegurado o a su vehículo. Permite la posibilidad de ampliación del Seguro a Terceros o bien la combinación de varios seguros por separado a elección del asegurado. Esta póliza incluye las coberturas del Seguro a Terceros con la asistencia por robo, incendio o rompimiento de lunas. Estas tres son las incorporaciones más comunes, pero también se puede agregar un seguro que prevea la caída de una maleta en pleno viaje, accidente conducido por un menor sin carnet, etc.

Los seguros complementarios son:

  • Robo
  • Incendio
  • Lunas

3. Seguros a Todo Riesgo
Como sabemos, todas las pólizas de coches son una suma de coberturas o lo que se llama “pólizas combinadas” que podrán adaptarse a las necesidades del asegurado. Si incluimos todas las posibilidades, que nos ofrece la aseguradora será una póliza de Seguro a Todo Riesgo.

Puede incluir la cobertura por accidentes personales o también conocida como ocupantes de vehículos. Asegurándose una cobertura en caso de fallecimiento, invalidez o lesiones a raíz de un sinistro durante la circulación de vehículo. Incluye los gastos sanitarios, hospitalarios y traslados de ambulancia.

Daños propios del coche (cubre hasta los límites fijados en la póliza, puede cubrir la totalidad de los daños o cubrir por sistema de franquicia). Algunos seguros limitan la prestación cuando se encuentran en una colisión contra otro vehículo, personas o animales identificables o bien condicionarse a la pérdida de siniestro total. Esta cobertura también contempla el traslado del vehículo al taller de reparaciones.

Robo (se indemniza por sustracción ilegítima por terceros dentro de los límites acordados en la póliza), incendio (incluye combustión o explosión y caída de rayo) y rotura de lunas (garantiza los gastos de colocación y reposición de las lunas originales en caso de rotura.)

4. Seguros Complementarios:

  • Defensa en caso de multas ,
  • Retirada del Carnet de Conducir ,
  • Préstamo de Reparación ,
  • Vehículo de Sustitución y
  • Grandes Daños

5. Seguro a Todo Riesgo con Franquicia
En cuanto a las coberturas son las mismas, que en las de todo riesgo, la diferencia la encontramos cuando al pagar la indemnización, el asegurado deberá pagar una parte fija de los gastos por daños producidos a su coche. (La parte fija establecida en la póliza es la franquicia) La compañía y el asegurado comparten los riesgos. Lo importante es el importe fijo de la franquicia, porque cuanto mayor sea menor será la cuota de la prima a pagar. Está teniendo mucha aceptación debido a que incorpora el Seguro a Todo Riesgo con una prima económica. Este sistema no es aplicable a todas la coberturas del seguro, algunas compañías sólo lo aplican en los daños propios, aunque otras también lo hacen en las de robo, incendio, etc.

La ventajas es que el costo de la prima se reduce notablemente, sobre todo en la cobertura por daños propios. Se recomienda a los que tiene coches de lujo o caros con pólizas de mucho valor o las personas, que nunca tienen accidentes y creen que no los tendrán, es decir, para aquel que durante todo el año no llevan su coche a ninguna reparación por daños propios. Recuerde, que sólo se puede aplicar una franquicia por siniestro, es decir que si en un accidente se le estropeo el guardabarros y una puerta, sólo se aplicará una franquicia.

Escrito por Carlos Lopez el 2 de febrero de 2012 con 2 comentarios
Lee más artículos sobre .



« Artículos más antiguos

Artículos más nuevos »