Euribor
Euribor hoy: -0,188%
Media mes: -0,18%
Prima de riesgo: 106,4
IBEX35: 9.826,50 (-1,70%)


La semana en los mercados

El exitoso inversor Asad Jamal explica con un sencillo ejemplo por qué Trump se equivoca al afirmar que el déficit comercial es una pérdida para los EUA: un promotor construye algo en Nueva York con un coste de 100 millones de $, 50 los gasta en servicios locales y 50 en materiales importados de China y luego vende lo construido por 110 millones. Sin embargo, si a estos últimos 50 hay que añadir un 25% de aranceles la factura sube a 62,5 por lo que el coste total del proyecto subiría hasta los 112,5 millones, imposibilitando su venta por 110 y por lo tanto renunciando a hacer el negocio. Algo similar a lo que ocurre cuando se suben mucho los impuestos: que baja la actividad económica. De repente hemos pasado de una inversión que creaba puestos de trabajo –directos e indirectos- en Estados Unidos y daba beneficios a otras empresas locales y a la Administración vía impuestos, a perder todo eso. Además, al ser el $ la moneda de referencia mundial, es más que probable que la empresa china acabara colocando –de hecho, es la inversión más común allí- parte de esas divisas recibidas del promotor en deuda norteamericana o incluso en acciones de Wall Street, lo que cerraría el círculo.

Por supuesto podría darse el caso de hacer la misma inversión utilizando sólo materiales y servicios locales pero entonces el precio se dispararía. Como nos pasa a cualquiera de nosotros cuando vamos a comprar e intentamos no pagar de más, los empresarios intentan conseguir la mejor relación calidad/precio, por eso les merece la pena importar y si lo hacen es porque o bien el producto nacional no es bueno o bien porque es caro o bien porque no se lo ofrecen con la suficiente rapidez. Tras tantos años de declive manufacturero norteamericano, puede que la calidad siga siendo buena pero los precios y la rapidez no creo puedan ser competitivos internacionalmente porque no es fácil –ni barato ni rápido- aumentar producciones con la necesaria inversión previa de capital para modernizar los procesos. Es decir, el proyecto final sería más caro y más lento y por lo tanto, si estamos hablando de por ejemplo un bloque de apartamentos, al final será mucho más costoso para el norteamericano que busque una vivienda.

Es decir, que con esa idea errónea de creer que importar es perder dinero el que ha acabado perdiendo es el norteamericano medio que acabará pagando más por lo mismo a cambio de que quizás se haya contratado a un número muy limitado de personas (debido a la automatización actual) en alguna fábrica. Pero no acaba ahí la cosa, si nos referimos por ejemplo a multinacionales que compran sus componentes en el exterior y ahora deben comprarlas a un precio más elevado (sea por aceptar los aranceles, sea porque cambian a un suministrador local) el aumento del coste de fabricación los hace menos competitivos en el mercado internacional por lo que perderán ventas globales respecto a sus rivales extranjeros. Es decir, que el América First lo que puede hacer es que pase justo lo contrario: que se compren más Samsungs y menos Apples.

No obstante, todo esto se ha sacado un poco de madre porque es muy fácil de entender y estoy seguro que un empresario como Trump lo conoce perfectamente. Lo que ocurre es que es un personaje que siempre está en campaña y sabe que eso de “hacer pagar más a los chinos” le proporciona mucha popularidad en su país. Por eso todo esto no deja de ser un postureo, un juego político que, como hemos visto esta semana, ha quedado en nada escenificando una reconciliación comercial China-USA por una relación que en realidad nunca estuvo en peligro y que vuelve a colocar en el foco a la UE, que parece más un extra que un actor en todo este teatro. En cualquier caso el mercado libre global al que algunos le echan la culpa de todos los males y que otros vemos como una de las mejores innovaciones del mundo moderno… nunca ha existido. Hay aranceles, hay cuotas, hay guerras de divisas, hay subvenciones, hay campañas, hay competencias fiscales… Ni dentro de la Eurozona hay un mercado competitivo en igualdad de condiciones para todos (para ello sería necesaria una unificación fiscal y de condiciones laborales, por más que haya libertad de movimientos de personas y capitales.) Algunos lo desean (muy pocos) y otros lo critican como si realmente existiera ya pero en realidad el libre comercio es como el liberalismo o el comunismo, nunca se aplican en su totalidad, sólo es una cuestión de dosificación, de teorías que impregnan otras políticas mucho más pragmáticas.

Precisamente la “paz comercial” entre China y los EUA ha sido el principal factor positivo con el que empezó la semana, venciendo al miedo al nuevo gobierno italiano. Éste, a pesar de sus propuestas económicas y políticas que tanto se alejan del consenso eurozonero, no está provocando ningún pánico en los mercados. Siendo Italia mucho más grande que Grecia, llama la atención el histerismo de entonces y la tranquilidad de ahora. La gran diferencia es la enorme fe que los mercados tienen en el BCE y en sus herramientas de compra de bonos e inyección de liquidez y, ¡cómo no!, en la extrema complacencia actual en la que lo negativo apenas pesa y lo positivo se magnifica. ¿Hasta cuándo? Nadie lo sabe pero en mi opinión estos días han sido una excelente ocasión para vender y olvidarse de la bolsa hasta después del verano. La semana al final parece que resultará positiva para Wall Street pero negativa en las bolsas eurzoneras, con el crudo sin fuerza para romper los 80$ (que ha rebasado ya dos veces este mes), las criptomonedas bajando con fuerza y el €/$ rondando 1,17. En mi opinión aún debe caer bastante más, el problema es que esta fortaleza del $ daña a los mercados emergentes y, tras la debacle del peso argentino, la lira turca no deja de marcar nuevos mínimos, lo combate con subidas de tipos y podría acabar pidiendo rescate al FMI también. Es un factor de riesgo importante que haya contagio a cada vez más economías. Como imagen, un gráfico creado por el profesor Combarro que nos muestra claramente la importancia en el empleo (y en el desempleo) del sector constructor este siglo en España

Links.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (12 votos, media: 4,25 sobre 5)

Escrito por Droblo el 25 de mayo de 2018 con 32 comentarios

4 ejemplos de la revolución bancaria que nos espera con el blockchain

Del blockchain hemos hablado aquí hasta aburrir aunque intentamos no aburrir mucho en aquél artículo titulado “Un artículo sobre Blockchain que es casi ameno y casi preciso” que dicho de otra manera era un artículo sobre el Blockchain casi aburrido y casi impreciso.

Realmente para saber en qué te va a beneficiar una tecnología tampoco hay que saber como funciona, basta con conocer las implicaciones reales que tendrá en tu día a día y una de ellas es que posiblemente los bancos acaben ganando más y otra que tu tengas mejores servicios sin que te cobren más por ellos.

Hoy os quiero enseñar cuatro ejemplos en los que la banca ya está utilizando esta tecnología.

Trasnferencias internacionales inmediatas

El 12 de Abril de 2018 se lanzó el Santander One Pay FX de un servicio permite hacer transferencias internacionales entre particulares de forma más rápida, ya que llegan a destino el mismo día en muchos casos o al día siguiente. Además, permite a los clientes conocer el importe exacto que llegará en la moneda del destinatario antes de confirmar la transacción. Su intención es que las transferencias se instantáneas antes del verano.

Préstamos

El pasado 25 de Abril el BBVA se convirtió en el primer banco global en emitir un préstamo utilizando la tecnología de Blockchain, llevó a cabo todo el proceso, desde la negociación de los términos hasta la firma, en un libro mayor mutuamente distribuido que informaba tanto al banco como al prestatario sobre el progreso del préstamo.

El uso de Blockchain redujo el tiempo de negociación para el préstamo de 75 millones de euros de “días a horas”

Votaciones en las juntas de accionistas.

El Santander tiene 4 millones de accionistas y en la última junta de accionistas estos tuvieron la oportunidad de ver cómo sus votos se podían contar y confirmar con mayor rapidez (será posible hacerlo de forma instantánea) gracias al ‘blockchain’, en vez de tener que esperar dos semanas en un proceso que incluye la actividad manual de los distintos intermediarios.

Comercio de materias primas

HSBC e ING Bank NV ejecutaron con éxito su primera transacción de financiamiento comercial a través de la tecnología Blockchain, la cual permitió al conglomerado internacional agrícola Cargill comprar y vender soja  desde Argentina a Asia en una operación segura e inmediata. Esta es la primera transacción en su tipo y representa una transferencia de derechos legales sobre las mercancías. La transacción realizada a través de una carta de crédito fue resultado de una negociación de principio a fin entre el comprador y el vendedor, con sus respectivos socios bancarios, en una plataforma única, en lugar de hacerlo en múltiples sistemas.

La operación se completó en menos de 24 horas, lo que significa un avance considerable en tiempo para una operación tradicional de este tipo.

Como veis son 4 ejemplos bien distintos de usos de una nueva tecnología que nos traerá más rapidez y seguridad en nuestras operaciones bancarias y en sus procesos internos, algo que terminará beneficiándonos a todos.

La tecnología Blockchain se puede usar para crear alternativas seguras y fiables a los costosos procesos bancarios que consumen mucho tiempo y recursos. Casi todos los bancos importantes del mundo la están probando y empiezan a implementarla. Si todo esto que hemos visto se ha lanzado en los últimos 2 meses imaginad lo que nos espera.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (13 votos, media: 3,85 sobre 5)

Escrito por Carlos Lopez el 24 de mayo de 2018 con 49 comentarios

La Bolsa de Venezuela ofrece una rentabilidad del 1.733% pero hay truco…

Tras las elecciones en Venezuela, Nicolás Maduro fue reelegido en el cargo de Presidente para el periodo 2019-2025, en medio de la abstención más alto de la historia de Venezuela (46%). En consecuencia, la situación de la economía veloz gana no parece y que vaya a dar un vuelco con las políticas continuistas que han dado un pésimo resultado al desarrollo del país.

Actualmente, la situación es desesperada para los venezolanos que se ven azotados por una devaluación continuada de su divisa, en la que actualmente un dólar equivale a unos 80.000 bolívares fuertes (no pongo la cifra exacta ya que variará mucho según lo leas). Para más inri, la gran reforma para atajar esta situación es quitarle ceros a la moneda venezolana y a partir de junio habrá una reconversión con una pérdida de tres ceros.

Asimismo, dada esta devaluación que encarece las importaciones del país, se estima que en la inflación actual del país es del 14.000%, una escalada de precios que no ofrece seguridad jurídica alguna para los ahorradores que deben de desprenderse rápidamente de su divisa porque su valor se deteriora segundo segundo.

Fruto de esta situación de hiperinflación, se ha producido un empobrecimiento generalizado. De hecho, el salario mínimo de Venezuela se ha devaluado tanto o que equivale actualmente a unos 30 euros.

En consecuencia, ante este escenario, el venezolano intenta hacer todo lo posible para deshacerse de su divisa y una de las maneras que encuentra, ante la escasez de dólares, es adquirir bolsa. Por ello, estamos viendo que en lo que va de año el selectivo IBC acumular una subida del 1.733%, pasando de 1.263 puntos a los 22.795 puntos.

Tiene todo sentido el mundo la espectacular subida del índice, pues ante contextos de hiperinflación, lo más seguro (o la opción menos mala) para el ahorrador es adquirir cualquier tipo de derecho de propiedad que esté a su mano para tratar de protegerse de la subida de los precios. Para los venezolanos comprar su bolsa implica adquirir empresas que pueden trasladar el auge de los precios a los consumidores y, por lo tanto, tener una mínima protección ante el escenario que hundimiento de la economía.

La bolsa de Venezuela supone una manera para amortiguar las pérdidas derivadas de la devaluación de la divisa. No obstante, la rentabilidad acumulada desde enero queda muy por debajo de la actual inflación, por lo que la rentabilidad real de los inversores es negativa.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (30 votos, media: 3,10 sobre 5)

Escrito por Marc Fortuño el 23 de mayo de 2018 con 17 comentarios

El fin del círculo virtuoso

El mundo de las previsiones económicas sólo se ve superado en volatilidad por los propios cumplimientos de esas previsiones. De hecho, ante un acontecimiento económico, como puede ser el crecimiento del PIB de un país a lo largo de un año, podemos encontrar previsiones para todos los gustos, continuamente actualizadas y modificadas en función de los eventos que vayan ocurriendo, para dar con un resultado final que puede no corresponder a ninguno de los escenarios previstos.

Es por eso que, a pesar de los grandes avances acaecidos en tecnologías de la información, en capacidad de trabajo con grandes volúmenes de datos, en las técnicas de recogida de datos, etc. Lo cierto es que las previsiones económicas se hayan todavía sujetas a un componente de aleatoriedad nada despreciable.

Un ejemplo lo estamos viendo con las previsiones de crecimiento para le economía española en este año. Tras los avances de las distintas entidades y organizaciones, que cifraban el crecimiento en una continuación claramente alcista pero moderando la cifra del año anterior, nos encontramos con revisiones al alza o a la baja casi cada día dependiendo en muchas ocasiones de cómo evolucione algún asunto que, en principio puede parecer tan alejado de la economía como de nuestro país.

(más…)

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (14 votos, media: 3,86 sobre 5)

Escrito por Manuel González el 22 de mayo de 2018 con 24 comentarios

El regalo que no fue

Un ayuntamiento tiene un problema: un bloque de edificios amenaza ruina y teme que su caída provoque que otros caigan también y en lugar de hacer una explosión controlada, decide expropiarlo e invertir dinero en él para apuntalarlo. Gasta lo suficiente como para que no se vuelva a caer pero ignora si en el futuro harán falta nuevas inversiones y más gasto. Ante esa tesitura, prefiere ponerlo a la venta entre las diferentes promotoras y que la que ofrezca más se quede con él.

Eso es lo que hicieron la mayoría de países tras la quiebra de Lehman Brothers en septiembre de 2008: invertir dinero público para apuntalar a las entidades financieras por temor a que su caída tuviera un efecto sistémico. Unos lo hicieron como accionistas para luego vender, otros con créditos… todos con la inestimable ayuda de sus bancos centrales. En general casi todos los países de nuestro entorno gastaron más que España en sus bancos pero al final España es la que menos retorno va a obtener de ese gasto. El motivo hay que buscarlo tanto en la mala gestión que se hizo como en el carácter de las entidades financieras que necesitaron auxilio.

(más…)

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (34 votos, media: 4,18 sobre 5)

Escrito por Droblo el 21 de mayo de 2018 con 25 comentarios

La semana en los mercados

Tengo un conocido libanés que vive allí, y con el que tengo contactos regulares vía whatsapp, que me tiene bien informado de todo lo que ocurre en la zona de forma directa, además de comentarme lo que cuentan los medios árabes, en general ignorados por aquí. Lo conocí hace unos años porque su hermana –que vive en España- se casó con el hermano de un amigo mío y hace unos meses estuvo en Barcelona en un congreso (él es un médico famoso en su país) y tuve oportunidad de conocerle un poco mejor y de charlar sobre la situación de su país. De hecho, él acababa de vender una propiedad en Beirut y estaba deseando traerse el dinero a España porque le daba mucho miedo la situación de su país y quería tener un colchón de reserva “a salvo”. Como para la Hacienda española el Líbano es un paraíso fiscal no era una buena idea y un par de bancos españoles rechazaron el ingreso (esto lo comento para que se vea que alguna cosa hacen bien los bancos de este país) y al final se lo ha llevado a Brasil, donde también tiene familia (hay más libaneses fuera que dentro del Líbano), y no le hicieron ascos al ingreso. Él es cristiano pero, al igual que los musulmanes, está criado en la animadversión hacia los judíos e Israel. De hecho, los españoles no necesitamos un visado para entrar al Líbano pero como en nuestro pasaporte haya algún sello que indique que hemos estado en Israel, no nos dejarán pasar.

(más…)

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (34 votos, media: 3,47 sobre 5)

Escrito por Droblo el 18 de mayo de 2018 con 29 comentarios



« Artículos más antiguos

Artículos más nuevos »


Contáctenos - Terminos de uso y cookies