El blog del Euribor
Euribor
Euribor hoy: -0,131%
Media mes: -0,137%
Prima de riesgo: 114,7
IBEX35: 8.926,30 (0,82%)


Los grandes retos a los que se enfrenta el BCE

El Banco Central Europeo celebrará hoy su última reunión política del año  y el consenso es que los responsables políticos mantengan estables los tipos de interés y pongan fin al programa de expansión cuantitativa, tal y como se había prometido. El Banco aprovechará también para actualizar sus proyecciones de crecimiento e inflación. Con los indicadores económicos sin mostrar signos de recuperación y varios riesgos políticos todavía colgando en el fondo, sería interesante ver los mensajes que lanza.

Después de un desempeño optimista en 2017, la economía de la Eurozona perdió un impulso significativo en 2018, con un crecimiento del PIB que cayó del 2,8% interanual en el cuarto trimestre de 2017 al 1,6% interanual en el tercer trimestre de 2018. Específicamente, Alemania, la potencia de la Eurozona, vio su peor trimestre después de más de dos años, encogiéndose en un 0,2% en el tercer trimestre a medida que las restricciones ambientales en la industria automotriz pesaban en la principal industria alemana.

La inflación fue otro punto débil a pesar de la política monetaria extraordinariamente acomodaticia que el Banco Central ha utilizado en los últimos años. Si bien las tasas de interés negativas y el programa de compra de bonos deberían haber impulsado las presiones inflacionarias, al menos en teoría, el IPC básico, que excluye elementos volátiles como los alimentos y la energía, no mejoró mucho en la Eurozona, manteniéndose en torno al 1% interanual muy por debajo del objetivo del 2% que el Banco se propone alcanzar.

Por tanto ¿cómo podrían los responsables políticos endurecer la política monetaria cuando la confusión política en economías clave como Italia amenaza la estabilidad financiera del bloque, mientras que la política comercial de Estados Unidos ha reducido el apetito por las inversiones?

Italia, la tercera economía más grande de la UE, tiene el segundo mayor crecimiento de la deuda con respecto al PIB en la zona euro y sus planes de gasto propuestos para 2019 no se ajustan actualmente a las normas de la UE, siempre que el presupuesto indique un objetivo de déficit superior al 2%. Esto  podría llevar a un colapso de la confianza en los mercados financieros italianos, que más tarde podría extenderse a la Eurozona.

Al mismo tiempo, la UE también es consciente de las importantes consecuencias negativas que Brexit podría causar en el bloque si las negociaciones no dan lugar a un acuerdo que perturbe lo menos posible las relaciones financieras y comerciales entre el Reino Unido y la UE. Mientras tanto, otro punto focal es Francia, donde el Presidente Macron está trabajando arduamente para recuperar la popularidad después de que sus propuestas para un aumento de los impuestos a los combustibles provocaron violentas protestas y graves daños a la propiedad en París.

Si bien el BCE confía en que las condiciones económicas sean lo suficientemente sólidas como para permitir la finalización del programa de compra de activos, los riesgos antes mencionados sugieren que no es improbable una revisión a la baja de las proyecciones de crecimiento y/o inflación y que, por lo tanto, todavía se necesita cierto apoyo. Los funcionarios del BCE han afirmado anteriormente que el Banco continuará ayudando a través de la reinversión en efectivo de bonos vencidos durante un largo período de tiempo, y los analistas esperan más detalles sobre este tema el jueves.

Además, se rumorea que pronto se anunciará una nueva ronda de operaciones de refinanciación a largo plazo, el programa que permite a las instituciones de crédito obtener préstamos hasta por cuatro años sobre la base de sus préstamos a los hogares y a las corporaciones no financieras. Por lo tanto, los analistas estarán atentos a saber si el BCE prevé nuevas debilidades y de qué manera se propone hacer frente a las presiones a la baja. En cuanto a los tipos de interés, los mercados tienen la certeza de que se mantendrán sin cambios al menos durante el verano de 2019, a menos que los datos indiquen la necesidad de un ajuste.

En los mercados de divisas, la demanda del euro es limitada, ya que el temor a una posible escalada de las relaciones políticas entre la UE e Italia y las tensiones comerciales entre la UE y los Estados Unidos mantienen los fondos en lugares más seguros. El jueves, el BCE celebró una reunión en la que los responsables de la política monetaria rebajaron las previsiones y anunciaron medidas de apoyo concretas, lo que podría hacer que el euro y el dólar retrocedieran a la zona de los 1,1300. Por debajo de ese nivel, el soporte podría bajar a 1,1265, mientras que las acciones bajistas más fuertes también podrían encontrarse con un obstáculo crucial en torno a la parte inferior de los 1,1213. Una violación de esta última podría aumentar el impulso negativo hacia la barrera de 1,1118.

En el escenario alternativo y menos probable, en el que el BCE parece confiar en que la economía se mantendrá resistente a los crecientes riesgos y en que un mercado laboral más restringido empujará la inflación al alza, el euro/dólar podría volver a situarse en el nivel de 1,1400. Los aumentos más pronunciados también podrían volver a probar el área alrededor de 1,1440 antes de que el nivel de 1,1500 salga a la luz.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (13 votos, media: 3,77 sobre 5)

Escrito por Marc Fortuño el 13 de diciembre de 2018 con 23 comentarios

La mayor guerra comercial de la historia

Desde que comenzó en marzo la ofensiva de Donald Trump contra su gran oponente comercial chino, la escalada de aranceles, negociaciones y contramedidas no han dejado de sucederse, en lo que empieza a conocerse como la mayor guerra comercial de la historia.

El objetivo de Trump no es otro que reducir el enorme déficit comercial que Estados Unidos mantiene con China principalmente (aunque la Unión Europea también se vea envuelta), este déficit alcanzó los 375.000 millones de dólares el año pasado, tras un crecimiento en el mismo de un 8%, respecto al año anterior.

El asunto es que, históricamente, las guerras comerciales, lejos de permitir la obtención de beneficios económicos por sí solas, han sido siempre más un instrumento político que económico, tanto es así, que muchas de estas guerras, iniciadas en muchos casos con el fin de proteger a la industria local, han acabado teniendo efectos totalmente contrarios a los deseados.

Guerras comerciales ha habido muchas, habida cuenta que éstas venían enmascaradas o acompañadas de otro tipo de guerras bastante más sangrientas. Así, desde que el mundo es mundo, la posesión de un determinado bien era motivo para el inicio de hostilidades. Posiblemente, la primera guerra de este tipo claramente documentada ocurriría hacia el 1.300 A.C., cuando hititas y egipcios pelearon por la posesión de las minas de cobre de la isla de Chipre.

De hecho, la historia de España, en lo referente a su imperio colonial americano, se podría explicar como una interminable guerra comercial con el resto de los países europeos, entendida la misma como la preservación de un monopolio comercial de productos y mercados coloniales.

Sin ir más lejos, el origen de las compañías comerciales de las indias se enmarca dentro de este fenómeno. Estas compañías tenían como objetivo el conseguir monopolios en determinados productos o mercados y no dudaban en iniciar acciones de guerra para la consecución de su cometido.

Así, las guerras anglo-neerlandesas fueron los conflictos comerciales más duraderos y multifacéticos de los que han ocurrido en Europa. A mediados del siglo XVII, los comerciantes holandeses vendían sus bienes por toda Europa, lo que causaba problemas con otros Estados que se consideraban a sí mismos las potencias marítimas. En aquella época, el intercambio comercial y la industria pesquera de los Países Bajos superaba cinco veces a la de Inglaterra. Además, los Países Bajos monopolizaban el comercio con sus colonias. Un buque con bandera extranjera detectado en ellas podía ser tomado a la fuerza.

Todos estos acontecimientos condujeron a que el británico Oliver Cromwell introdujera el 9 de octubre de 1651 las Actas de Navegación. En ellas los ingleses restablecieron la vieja exigencia de que todos los barcos extranjeros tenían que bajar sus banderas mientras navegaban por aguas de Inglaterra enfrente de un barco de la flota británica. Esto, entre otras medidas, buscaba restringir el uso de barcos extranjeros en el comercio de Inglaterra. La negativa de un almirante holandés ha observar esta exigencia británica desencadenó una batalla que dio comienzo a la guerra. El conflicto finalizó en abril de 1654 con la firma del Tratado de Westminster. Se esperaba que el citado documento se convirtiese en un reglamento de pleno valor para el comercio marítimo realizado en Europa y fuera de sus fronteras.

Otro ejemplo, mucho más reciente fue la guerra bananera que empezó con la formación del mercado común de la Unión Europea en 1993. La UE introdujo medidas proteccionistas contra las importaciones bananeras procedentes de los países de América Latina y Estados Unidos. Al mismo tiempo, privilegió los frutos suministrados desde las excolonias europeas en África y el Caribe.

Los productores de América Latina y Estados Unidos trataron de burlar el sistema de cuotas europeo. Hasta que al final la Organización Mundial de Comercio (OMC) determinó que las cuotas europeas habían violado las reglas del comercio y permitió a Estados Unidos introducir restricciones de respuesta a las exportaciones procedentes de la UE. Algunos productores de los bienes europeos se vieron al borde de la bancarrota. Las partes involucradas en la guerra —la UE y 11 países de América Latina— firmaron un acuerdo en diciembre de 2009. Según este acuerdo, la UE se comprometió a bajar las tarifas a las importaciones de bananas desde 176 dólares hasta 114 dólares por una tonelada.

En la guerra actual, las primeras medidas, que se iniciaron con aranceles del 25% y del 10% a las importaciones de acero y aluminio, respectivamente, pueden afectar al 12% de los productos importados desde China. En estos momentos se trataría más de una disputa sobre tecnología y propiedad intelectual, que podría impactar a artículos que incluyen ordenadores y teléfonos móviles. La primera reprimenda china ataca desde la carne de cerdo, frutas y vino hasta metales como tubos de acero que se compran a Estado Unidos.

Trump cree que forzando la mano logrará que China entren en razón, porque depende más del mercado de EE UU que al revés. Su objetivo es reducir el déficit en 100.000 millones, pero China, por su parte, no parece querer ponérselo fácil al líder republicano, poniendo aranceles a productos agrícolas, socavando así la base de la masa de votantes del presidente norteamericano.

La agricultura generó más de 19.000 millones en exportaciones hacia China en 2017, con 12.360 millones solo en soja. La segunda mayor partida son aviones comerciales, con 16.260 millones, seguida por los automóviles, con 10.500 millones.

Además, China también es uno de los tres principales mercados para el equipamiento médico que se exporta desde EE UU, así como maquinaria industrial metales y computadoras y componentes electrónicos. La mayor economía asiática es receptora además de combustibles refinados, como el gas natural licuado, y otros derivados del petróleo, lo que explica los nervios en el sector energético, otro lobby de apoyo a Trump.

El caso es que, tras una tentativa de parar la guerra comercial, con un alto el fuego de 90 días pactado entre Donald Trump y su homólogo chino, Xi Jinping, en la cumbre del G-20, la detención de Meng Wanzhou, la ejecutiva e hija del presidente de Huawei, en Canadá a petición de Washington, ha reabierto las hostilidades.

El motivo que Estados Unidos cree que Huawei ha utilizado a la empresa SkyCom para violar las sanciones impuestas a Irán, por lo que solicitó a Canadá el arresto y extradición de la citada directora financiera de la compañía.

Solo dos días después de hacerse pública la detención de la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou en Canadá por mandato de EE UU, Japón se suma a la ofensiva contra la compañía china y la excluirá junto a ZTE de las licitaciones públicas debido a que pueden ser empresas consideradas como una amenaza para la seguridad nacional.

En este sentido, el tema de fondo es la acusación de Estados Unidos de que China se ha apropiado de patentes de tecnología de punta ya sea a través de las obligaciones a las empresas estadounidenses para operar en el mercado chino o simplemente mediante el robo.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (18 votos, media: 4,44 sobre 5)

Escrito por Manuel González el 12 de diciembre de 2018 con 20 comentarios

¿Realmente España pierde más 90.000 millones al año por corrupción?

El Viernes pasado conocimos que España pierde más 90.000 millones al año por corrupción, el cuarto país que más en la UE, según estudio. La noticia partía de Europa Press, así que la mayoría de los medios procedimos a publicarla de inmediato en esa carrera de ver quién la viraliza más rápido. En nuestro caso, teniendo en cuenta nuestro modesto tamaño, la cosa no fue mal.

Veamos su resultado en Facebook.

En mi caso, esta noticia tuvo el cuadruple de alcance que otras similares y hay que reconocer que el titular era muy llamativo de esos que te hacen reaccionar, bien compartiendo la historia, comentándola o haciendo click en el enlace. Justo lo que quienes trabajamos en esto buscamos.

Pero entonces, empecé a leer ciertas críticas sobre lo manipulada que está esa noticia. Para empezar, si hablamos de cifras económicas absolutas de la UE, lo más normal es que España aparezca siempre en quinto lugar ya que ese es nuestro lugar en el ranking por PIB, así que ser el cuarto en cuanto a corrupción por volumen está mal, pero entra dentro de lo normal.

¿Y de donde salen esos 90.000 millones de dólares del estudio? Pues en la pregunta está la respuesta, en un estudio. Lo que pasa es que es un estudio realizado por los verdes, no dudo de su intención pero si dudo de la veracidad de sus datos ya que posiblemente tenga más cocina que las encuestas del CIS.

Uno de los comentarios de Facebook a la noticia nos da una pista.

Es mentira, la mayoria de la corrupcion son ganancias inventadas que si se aplicase la ley, nunca aflorarían .
Me explico, si con la ley solo se pueden levantar tres pisos con sus correspondientes impuestos y plusvalías y con la corrupcion levanto cuatro con mordidas y tambien impuestos y plusvalias, si no hubiese corrupcion, tendríamos menos impuestos y plusvalías para repartir.

Realmente la corrupcion solo afecta a contratos de obras y sevicios, que se licitan a la baja y recuperan su rentabilidad pagando peajes. Afecta más a la libre competencia que a la rentabilidad de las obras, siempre mas afectadas por la oportunidad y el clientelismo, que su rentabilidad real. Se lo que digo, fuí ganster económico en dos multinacionales

Así que con la mosca detrás de la oreja, empecé a buscar en los medios la fuente del estudio y ninguno lo publicaba, así que tras una larga investigación (buscando en Google “The cost of corruption in spain”) lo encontré.

¿Y de donde salen los 90.000 millones?

El estudio comienza diciendo que el coste estimado de la corrupción en Europa está entre los 179.000 millones y los 950.000 millones de euros. Y usando los datos y estudios de los que disponen (sin citar fuente) cifran el coste total en…. 950.000 millones. El máximo.

En esta web, he encontrado de donde salen los 179.000 millones de euros y se trata de un estudio muy completo y bastante bien realizado por Parlamento Europeo. Esta cantidad es una barbaridad, pero  cuanto más lleguemos al billón, mejor quedará la noticia. Así que vamos a multiplicarla… por cinco y a partir de ahí, sacar conclusiones.

Se lees el documento, se limitan a comparar el coste total de la corrupción con los presupuestos de sanidad, de vivienda, de educación… ¿A quién no le va a sorprender e indignar que el coste en corrupción sea  un 90% del total dedicado a la sanidad? ¿O que sea 245 veces superior al gasto estatal en política de vivienda? ¿Y qué opinas si te digo que con ese dinero se podría pagar un sueldo anual de 20.845€ a cada uno de los desempleados del país?

¿Qué medio va a perder la oportunidad de compartir en redes sociales este notición?

¡Yo no!

Está muy bien, y es necesario concienciar a la sociedad la lacra que supone para cualquier democracia la corrupción pero no hay que hacerlo a cualquier precio e inventando cifras. Las “fake news”  o como se dice en castellano, pamplinas, las podemos ver a ambos lados del espectro político y es lo fácil que entran y la cantidad de clicks que traen lo que hace que se viralicen tanto por los medios.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (39 votos, media: 4,23 sobre 5)

Escrito por Carlos Lopez el 11 de diciembre de 2018 con 22 comentarios

El auge de los VOXtantes

Es un error banalizar las palabras y repetirlas sin pararse a comprender lo que significan. En España llevamos un tiempo que, a tenor de los que más se hacen oír, estamos invadidos por neoliberales y fascistas cuando lo cierto es que en España no hay ningún partido político importante que sea liberal (nadie defiende eliminar todas las subvenciones, suprimir la seguridad social y el sistema público de pensiones por ejemplo) y tampoco hay ninguno fascista (nadie dice estar en contra de la democracia y las elecciones, ninguno ha propuesto nombrar a un dictador que esté por encima de las leyes). De hecho, por lo que oigo decir muy pocos saben lo que es la ideología fascista. Los auténticos fascistas españoles, los falangistas, defienden políticas económicas que están en las antípodas de Vox ya que creen en la banca pública y en la nacionalización de sectores estratégicos, al estilo de Podemos en España o Le Pen en Francia. Sin embargo, se tiende a considerar fascista a todo aquel que defienda valores que en su día defendió el franquismo pero claro, defender por ejemplo la unidad de España (motivo por el cual los independentistas catalanes llaman partido fascista a Ciudadanos) no creo sea un valor exclusivo del franquismo, conozco socialistas y comunistas que lo comparten.

Y desde luego Vox, que en la mayoría de su programa está en las antípodas de lo que yo defiendo, no es un partido fascista por más que haya atraído a mucho nostálgico del franquismo, de hecho defiende la Constitución, que como he explicado varias veces es un texto similar al que tienen en los países con mayor tradición democrática del mundo y que desde luego no sería del gusto ni Franco ni de Mussolini. Es una formación que si llegara al poder haría una política similar a la que hizo Aznar en su segunda legislatura (la que tuvo mayoría absoluta) y que se diferencia del PP de Casado básicamente en su talante políticamente incorrecto (que tantos votos le dio en su día a Trump) con temas como el feminismo o el anti-islamismo, su postura frente a Europa y en la eliminación de las autonomías. Es decir, un partido más a la derecha del PP con ciertos tintes populistas. Denominarlos anti-europeístas (también se decía de Podemos en 2014, con cierta razón dado lo que defendían entonces) porque están contra la corriente que pretende quitar cada vez más soberanía a los países para dársela al conjunto es inexacto, simplemente defienden otra idea de Europa similar a la que defiende por ejemplo Orban en Hungría. Yo, que soy de eliminar fronteras, estoy en contra pero me parece una posición tan legítima como pueda ser la mía. En cuanto a lo de eliminar las autonomías creo es más una medida populista que dudo que piensen llevar a cabo realmente porque es una complicación enorme que además obligaría a una reforma constitucional harto complicada.

Creo que la descentralización es algo positivo (prefiero el modelo alemán al francés por ejemplo) y no hay que eliminar las administraciones regionales sino mejorarlas y evitar duplicidades innecesarias (como lo son las diputaciones por ejemplo) pero sobre todo porque una cosa es no haber constituido autonomías hace 40 años y otra muy diferente eliminarlas hoy. Si algo hemos aprendido con el Bréxit es que no es lo mismo no entrar que salirse. Deshacer lo que está unido no es nada fácil, lección que deberían aprender tanto a nivel mundial los que predican la desglobalización como a nivel local los independentistas catalanes. El borrador de la UE para el Bréxit, más de dos años después y tras enormes discusiones internas, es de 585 páginas y es sólo algo preliminar que debe debatir el Parlamento británico y que incluso si se aprobase el día 11, sólo sería un boceto para el inicio de un proceso que tardará años y que aún nadie sabe cómo acabará. ¡Y eso si se aprueba! Si no, podemos hasta enfrentarnos a un Bréxit sin acuerdo entre las partes. Y estamos hablando de un –complejo, eso sí- tratado comercial que ha durado unas décadas, no de territorios de un mismo país que lo han sido durante siglos, que en el caso de una hipotética independencia de por ejemplo Cataluña, implicaría un lío descomunal aún mayor respecto a todos los detalles: desde la nacionalidad de los catalanes que no quieren pertenecer al nuevo país hasta el incómodo tema económico con el reparto de activos y pasivos (Renfe, deuda pública etc.) pasando por los municipios que no acepten su status en un lado o en otro de la frontera (¿dónde está el límite al supuesto derecho a la autodeterminación?)… que no estoy hablando ya de quién saldría perdiendo o de estar a favor o en contra sino de lo largo que sería el proceso, las situaciones irresolubles que se generarían y la inestabilidad que provocaría a todos los niveles incluso si, como en el caso del Bréxit, ambas partes estuvieran de acuerdo en negociar la separación, cosa harto complicada de imaginar a día de hoy. El proceso sería muy traumático para millones de personas, muchísimo más de lo que está resultando el Bréxit, y con consecuencias económicas graves inmediatas por más que haya quien confíe en que a largo plazo sería mejor.

La situación no sería tan dramática con la desaparición de las autonomías (aunque a nivel social sí lo sería porque aumentarían las simpatías por el separatismo en muchas comunidades autónomas) pero también resultaría muy complicado, es una promesa vacía que creo saben que nunca se cumplirá: ni habrá suficiente mayoría como para cambiar la Constitución para eso ni es práctica la hipotética ejecución de una devolución de transferencias masiva hacia el estado. Lo que sí podrían intentar si gobiernan, como ya se vio el otro día cuando celebraban sus resultados electorales en Andalucía sin la bandera blanquiverde, es menospreciar y minusvalorar los símbolos de cada autonomía/región para dar mayor preponderancia a la simbología española. Una vez más constato cómo los nacionalistas, sean de Vox o de la CUP, en lugar de sentir empatía hacia los otros nacionalistas y entender la veneración a sus símbolos igual que la practican con los suyos, luchan por eliminarlos en lugar de respetarlos y aceptarlos.

Si en lo económico no encuentro nada en el programa de Vox catastrófico (incluso estoy a favor de algunas medidas como la rebaja/eliminación de algunos impuestos, la reducción de trabas para crear empresas y las ayudas a los autónomos, aunque no dejen de ser promesas), en lo político –con lo que estoy en desacuerdo en casi todo- sí que algunas medidas que proponen me parecen harto peligrosas como la de ilegalizar a los partidos independentistas. Una cosa es quitar del juego político a un partido que es un altavoz de una organización terrorista como en su día pasó con Batasuna, y otra es pretender dejar sin representación parlamentaria a millones de personas por defender una opción legítima. Y lo peor no es sólo que es injusto y que sería poco democrático, es que conduciría a una mayor radicalización del movimiento independentista que buscaría otras alternativas no políticas. Pero en general si se leen sus “100 medidas para España” hay mucho más radicalismo en Bildu o la CUP e incluso en Podemos que en Vox. De hecho, convocar manifestaciones contra resultados electorales y sentencias judiciales, algo habitual en algunos partidos españoles últimamente, es una actitud mucho más antidemocrática que presentarse a unas elecciones.

Y es que otra consecuencia peligrosa que puede tener el auge de Vox (que no deja de ser una reacción a las acciones de otros como lo es también la mayor abstención, algo que debería preocuparnos también, incluso quizás más) es que los extremos se alimentan y no creo que en España necesitemos más de eso, ni de izquierdas ni de derechas ni de ultranacionalistas, sean incluyentes o excluyentes. Por desgracia la incompetencia de PP y PSOE en lograr pactos de estado sobre temas importantes durante décadas y el reciente pacto de Sánchez con algunas de estas fuerzas para llegar y mantenerse en el poder crea un precedente para que el PP y Cs se apoyen en Vox para conseguir sus objetivos pero espero tengan suficiente entendimiento, aunque sólo sea por estrategia electoral, como para no hinchar aún más al populismo como erróneamente ya hizo el PSOE tras las municipales de hace 3 años. Eso, y hacer las cosas mejor, que ese el mejor antídoto contra él. De todos modos, el votante es soberano y hace lo que quiere y hay que respetarlo. Esa es la esencia de la democracia… junto al respeto a las normas de convivencia, claro.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (47 votos, media: 4,45 sobre 5)

Escrito por Droblo el 10 de diciembre de 2018 con 48 comentarios

La semana en los mercados

Viernes de puente en el que voy a ahorrar en palabras y ser más prolijo en imágenes. Vamos a intercalar gráficos de todo tipo. Por ejemplo, este nos anticipa problemas para la economía de la Eurozona

Que han provocado que las previsiones de crecimiento hayan ido reduciéndose a lo largo de este año y para el siguiente

Sin embargo, lo cierto es que la Europa comunitaria nunca ha tenido una tasa de paro tan baja

Vamos a seguir con otro positivo, la Tasa de Morosidad en España

Ahora vamos con uno curioso, cómo la preocupación por la inmigración se “disparó” antes del voto del Bréxit y luego se “desinfló”

Lo que nos lleva a los duros efectos para la economía británica que se prevén tras el Bréxit

En cuanto a la actualidad de los mercados, diciembre, como indica la estadística, empezó con fuertes subidas bursátiles el lunes al calor de la tregua arancelaria china/USA y de la presentación de un nuevo presupuesto por parte del gobierno italiano pero el martes volvieron los fantasmas de un Bréxit sin acuerdo (o al menos esa fue la excusa) y las caídas fueron violentas. Nos quedamos sin tiempo y cada vez será más difícil maquillar este pésimo 2018 ya que, como se puede apreciar aquí, hasta el 90% de todas las clases de activos están en rentabilidad negativa en el año (según estos datos recopilados por Deutsche Bank es el récord absoluto desde el año 1901).

Y en cuanto a la actualidad política, destacar el batacazo de la encuesta del CIS para las elecciones andaluzas:

Y para finalizar, un artículo muy interesante con un test y unos datos que demuestran que no es cierto que cualquier tiempo pasado fue mejor… ni mucho menos

Por qué el mundo va mejor de lo que crees y no te das cuenta

Más links.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (15 votos, media: 3,47 sobre 5)

Escrito por Droblo el 7 de diciembre de 2018 con 13 comentarios

El nuevo Monopoly es más real que nunca

Por aquí somos muy fans del Monopoly (o el “palé” para los que tenemos más añitos), básicamente porque puede ayudar a los más jóvenes a entender algunos conceptos económicos, como hipotecas, quiebra, propiedad de bienes, gestión del dinero, impuestos… y la lección más importante, que la banca siempre gana.

Hace años comentábamos las similitudes entre el juego y la vida real

  • El banco siempre tiene la sartén por el mango.
  • Si quieres un préstamo tienes que hipotecar tus propiedades a un tipo de interés elevado.
  • La especulación está a la orden del día.
  • El dinero llama al dinero.
  • No hay piedad entre los competidores.
  • La suerte cumple su papel, como en cualquier negocio.
  • Crear grupos de poder es una buena estrategia para competir.
  • Si corres mucho puedes ir a la cárcel (en el juego: si sacas dobles tres veces seguidas; en la vida real: ya se sabe).
  • Cobrando los 200 € que nos dan cada vez que pasamos por la casilla de salida (en la vida real esto equivaldría a la nómina mensual) nunca nos haremos ricos.
  • Si le debes a la Banca o a otro jugador más dinero del que puedes obtener de tus posesiones, se te declara en bancarrota y estás eliminado de la partida. Como la vida misma.
  • El jugador más rico gana.

Pero faltaba algo, que han arreglado en la nueva versión… se trata de la edición para tramposos.

 

El Monopoly Cheaters Edition, o Monopoly edición Rodrigo Rato, como podría llamarse en España modifica en varios aspectos su jugabilidad para hacerlo diferente al resto.

El juego base es prácticamente lo mismo de siempre: lanzar dados, mover la ficha, hacer lo que pase en la casilla. Y en teoría, el juego puede seguir jugándose como un Monopoly tradicional. Pero luego después de descubrir que el 50% de los jugadores tratan de hacer trampa mientras juega Monopoly, sus creadores decidieron tomar esta actitud y convertirlos en una mecánica de juego.

Para ello, han creado un grupo de cinco cartas que son colocadas al azar en la partida y que determinan qué reglas pueden romperse.

Cada juego cuenta con un set diferente de estas cartas. A veces puede ser “Roba dinero del banco”. Otra vez “cobra más dinero cuando pasas por la casilla inicial”. Otras aun más alocadas, te permiten colocar piezas de hotel en casillas donde aun no se permite o quitarle un hotel a un rival.

La gracia está en que todas estas trampas tienen su riesgo: si te pillan en cualquiera de estas actividades, el jugador no solo recibe un castigo en dinero sino que además, se va a la cárcel y con unas esposas que el juego trae y que le impedirán moverse con libertad hasta su nuevo turno.

Así que sabiendo que este es un juego de tramposos, todos los jugadores están alerta y cada persona asume un rol fiscalizador que busca precisamente castigar al que quiere hacer trampa, y el tramposo realmente tendrá que ser muy hábil para lograr su cometido.

Como véis, más real que nunca…

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (27 votos, media: 4,22 sobre 5)

Escrito por Carlos Lopez el 5 de diciembre de 2018 con 36 comentarios



« Artículos más antiguos

Artículos más nuevos »


Contáctenos - Terminos de uso y cookies