correctamente Archives - Blog del Euribor
Euribor
Euribor hoy: -0,151%
Media mes: -0,156%
Prima de riesgo: 124,7
IBEX35: 8.726,10 (-0,91%)

España paga por construir sus carreteras casi el doble que Alemania

   España paga prácticamente el doble que Alemania por construir sus carreteras, según se desprende del informe especial ‘¿Se gastan correctamente los fondos de la política de cohesión de la UE destinados a las carreteras?’ que ha hecho público el Tribunal de Cuentas Europeo, que precisa que “no existen pruebas” de que estas diferencias se deban a los costes de mano de obra.

   El informe, que recoge Europa Press, analiza 24 proyectos financiados con fondos de Cohesión y FEDER en los que se invirtieron unos 3.000 millones de euros de los más de 65.000 millones que la UE ha destinado a este objetivo entre 2000 y 2013 (8.558 millones a España, el tercero que más recibió). El organismo fiscalizador ha seleccionado únicamente proyectos de Alemania, Grecia, Polonia y España al aglutinar estos cuatro estados el 62% de los recursos.

La fiscalización reveló que todos los proyectos “aportaron capacidad y calidad a las redes viarias y permitieron reducir la duración del trayecto y mejorar la seguridad vial”, aunque “los objetivos de desarrollo económico no eran mensurables y no se dispone de información sobre el impacto en la economía local o nacional” como puestos de trabajo creados o tráfico nuevo en tránsito.

DIFERENCIAS “SIGNIFICATIVAS” EN LOS COSTES

Además, el Tribunal destaca que existen “diferencias significativas en el coste” entre países, y reconoce tres categorías: el coste total del proyecto, el coste total de construcción, que elimina elementos como la supervisión o adquisición de terrenos y se centra en el precio de los materiales y los trabajos; y el coste de construcción de calzadas, que excluye la fase de planificación y supervisión, la ingeniería o los ‘accesorios’ como barreras y señales de tráfico y que es la que permite una mejor comparación.

De este modo, Alemania es el país más competitivo, al tener un coste medio total por cada mil kilómetros de 287.043 euros, que se quedan en 171.868 euros si se tiene en cuenta la construcción y en 87.217 euros si sólo se mira la calzada. España, por contra, es donde se paga más: hasta 496.208 euros medios de coste total, 369.501 euros de coste medio de construcción y 160.694 euros por coste medio de calzada, la única categoría en la que no es el país más caro, al quedar por delante de Polonia (163.370 euros).

No obstante, el Ejecutivo comunitario aporta algunas reflexiones al informe, destacando que uno de los proyectos españoles analizado dispara el coste total de construcción y el coste de construcción de la calzada por el importante número de obras de ingeniería que incluye, y que sin él “la comparación daría cifras similares” a los resultados de los otros países.

En cualquier caso, el Tribunal señala que la importante diferencia entre el coste total de construcción y el de calzadas revela “un uso intensivo de obras de ingeniería” como puentes y túneles, aunque también precisa que la plataforma de puentes en España cuesta “mucho menos” que en los otros países –696,94 euros por metro cuadrado frente a los 1.331,63 euros de Alemania– a consecuencia, fundamentalmente, de que el hormigón es más barato.

COSTES DE USO

Otro valor de referencia que tiene en cuenta el organismo fiscalizador es el coste de uso, que relaciona el precio del proyecto con el número de usuarios de la vía. Sin embargo, “no se prestó suficiente atención a la rentabilidad de los proyectos pues la mayoría de los examinados presentaban previsiones de tráfico inexactas” y el uso real ha sido “considerablemente inferior”.

Aunque esto se produjo de forma generalizada en todos los proyectos analizados, el coste de uso más bajo también se registró en Alemania y el más caro, en España, donde también se encuentra la carretera con mayor coste por usuario de las 24 analizadas.

Otros aspectos que encarece la construcción de carreteras son, por ejemplo, desarrollar los proyectos en terrenos no urbanizados o remodelando carreteras ya existentes, lo que puede encarecer el coste hasta prácticamente el doble; o elegir autopistas “incluso en los tramos en los que una vía rápida podría haber resuelto las necesidades de tráfico” y su coste es un 43% inferior.

Asimismo, los retrasos en la ejecución de las obras encarecieron los proyectos de media un 23%. En países como España o Grecia esto resulta especialmente gravoso ya que, al contar con un sistema de actualización de precios a la inflación, “cuando más duraba el periodo de construcción, mayores eran las ventajas para los contratistas”.

Según el informe, el retraso medio era de tres meses en Polonia, de siete meses en Alemania, de once meses en España y de 16 meses en Grecia, plazos que podían incluso superarse en caso de proyectos que incluyeran procedimientos de expropiación y problemas de disponibilidad de áreas de trabajo, que pueden incrementar hasta en un año adicional la ejecución.

RECOMENDACIONES DEL TRIBUNAL

Ante estos datos, el Tribunal de Cuentas Europeo recomienda que la UE sólo cofinancie proyectos en función de la existencia de “objetivos claros con sus correspondientes indicadores del tiempo de transporte ahorrado, mejora de la seguridad vial y de la capacidad y efectos concretos en la economía”. “Más grande no siempre significa mejor. Las autopistas sólo deben financiarse con fondos de la UE cuando exista una clara necesidad”, afirma el responsable del informe, Harald Wögerbauer.

También sugiere a la Comisión Europea (CE) que analice las “considerables diferencias” de precio de las obras y promueva un intercambio de las mejores prácticas para que todos los estados apliquen las soluciones técnicas “óptimas” basadas en previsiones de tráfico “fiables”, y plantea la posibilidad de crear una base de datos para toda la UE sobre costes unitarios para que los ingenieros que redactan los presupuestos para nuevos proyectos los usen de referencia y contribuyan así a que “los beneficiarios reduzcan los precios en las contrataciones públicas”.

El Ejecutivo comunitario recoge en sus observaciones que la crisis económica, el precio del combustible o incluso el periodo del año (si es vacacional o no) puede haber influido en la desviación de las previsiones de tráfico, pero recuerda que la vida útil de este tipo de infraestructuras es de al menos 30 años por lo que los flujos se prevén para esa perspectiva a más largo plazo y no sólo para los primeros años.

Los seis proyectos españoles incluidos en el informe costaron un total de 3.058 millones de euros, el 44% de los cuales fueron cofinanciados por la UE. Se trata de tres carreteras en Andalucía y otras tantas en Extremadura, en concreto, al tramo de 3,6 kilómetros entre Castell de Ferro y Polopos de la Autopista del Mediterráneo (A-7), a los 9,12 kilómetros que unen La Herradura y Almuñécar en la misma vía, y los 1,68 kilómetros del nuevo puente sobre el río Genil y la conversión del paso a nivel en paso elevado sobre la vía ferroviaria en Loja.

Los proyectos extremeños son el tramo de 29,34 kilómetros entre Cáceres y Aldea del Cano en la nueva autopista A-66, los 21,42 kilómetros entre Hinojal y Cáceres en la misma vía, y la renovación de 14,62 kilómetros de la carretera local EX-385 en Jaraceijo para mejorar la accesibilidad al Parque Nacional de Monfragüe.

HAY QUE DAR EXPLICACIONES

Sobre este informe, el portavoz adjunto de UPyD en el Congreso, Carlos Martínez Gorriarán ha registrado una pregunta parlamentaria dirigida al Gobierno para saber “a qué achaca” la diferencia existente entre los costes detectados por esta auditoría entre los proyectos de unos países y otros.

Además, pregunta al Ejecutivo si “considera eficiente el actual modelo de autovías en España” y se interesa por saber las conclusiones que el Ministerio de Fomento extrae de la lectura del documento del Tribunal de Cuentas Europeo.

Escrito por Europa Press el 18 de agosto de 2013 con 11 comentarios
Lee más artículos sobre Noticias.

La semana en los mercados

miedoEs evidente que en la bolsa y en general en el precio de todos los activos financieros se descuentan hechos y expectativas, a veces relacionados con la economía, a veces con la estabilidad política, a veces con tensiones bélicas, a veces incluso con el estallido o permanencia de una unión monetaria… Las cotizaciones descuentan los miedos, las inquietudes, la avaricia, la euforia, la fe, la desconfianza… todo tipo de emociones humanas. El gran error que existe, a mi juicio, en muchas personas alentadas a su vez por analistas, articulistas y pseudo-gurús también equivocados, es creer que la bolsa es lista, que es un indicador adelantado correcto cuando no lo es. Y es fácil demostrarlo: el S&P500 marcó máximos históricos en octubre de 2007, año y medio después de iniciado el estallido de la burbuja inmobiliaria ¿Qué descontó subiendo tanto? Nada acertado, fue un error, como lo fue cotizar por debajo de 700 en marzo de 2009. Y lo mismo podemos decir de los 16 mil del Ibex de 2007 y los 6000 de 2012: lo que demuestran es irracionalidad y no inteligencia.

Por eso no debería alarmarnos que el Ibex esté tan flojo en 2013, no significa que la economía no vaya a mejorar, quizás simplemente corrige el enorme rebote que ha tenido desde hace 12 meses fiado a una acción de BCE que nunca se produjo. Las bolsas no sólo no descuentan correctamente lo que va a pasar en la economía demostrando que la ciencia profética no es una ciencia, tampoco se mueven al compás de la economía, nos empeñamos en encontrar paralelismos cuando muchas veces las subidas de la bolsa tienen más que ver con la liquidez barata y disponible que con las mejoras de los fundamentos de las cotizadas por lo que los bancos centrales son los grandes protagonistas. Un ejemplo cercano: Erradas o no, las expectativas sobre la economía española llevan mejorando al menos dos meses y en ese tiempo el Ibex ha marcado mínimos anuales obviándolas pero fue hablar Draghi de posibles rebajas de tipos y dispararse un 3%, algo que no hizo ni con los datos del paro ni con los ISM que salieron mejor de lo esperado.

Seguir insistiendo en que si baja el paro subirá la bolsa (como por ejemplo hace uno aquí un mes antes de los mínimos anuales del Ibex) o en que si baja la bolsa es que no bajará el paro, es relacionar conceptos que demasiadas veces son divergentes y como vimos el viernes pasado, un buen dato de creación de empleo en los EUA fue recibido con ventas porque ahora pesa más en los inversores el miedo a la retirada de ayudas de la FED que las mejoras en la economía como ya comentamos hace 7 días. Esto no es nuevo, está muy estudiado, el mercado no es eficiente y si buscas correlaciones no tienen por qué ser con la economía. Quizás el caso más famoso fue el del profesor David Leinweber que se dedicó a estudiar la base de datos de la ONU y descubrió que la producción de mantequilla de Bangladesh tenía una correlación del 99% con los movimientos del S&P500 de 1983 a 1993. A ver qué explicación encontrar a eso. El resultado de la SuperBowl o la nacionalidad de la chica de portada del Sports Illustrated se han utilizado también como indicadores relacionados con la bolsa así como los días de sol y lluvia, las fases lunares o más recientemente las veces que una acción aparece en los comentarios de twitter: buscando buscando siempre se pueden encontrar coincidencias y confundir casualidades con causalidades.

hay pautas más “lógicas” que nada tienen que ver con la economía real y que funcionan como la que he comentado tantas veces de comprar el último día de mes y vender el primero o el propio análisis técnico. Es muy humano buscar un por qué a todo e intentar encontrar una lógica a los movimientos del mercado y yo soy el primero que lo intento cada viernes aquí. Pero si alguien fuera capaz de encontrársela a priori (no a posteriori), sería como el rey Midas, ganaría siempre. Por desgracia no es así, no hay nada seguro y estoy muy cansado de que a la gente se le siga vendiendo la moto de que meterse en algo tan arriesgado como la bolsa es algo accesible para todo el mundo tras gastarse unos € en un cursillo, comprando el libro de un pseudo-gurú o leyendo los artículos de mercados de la prensa salmón escritos por gente que, al igual que la mayoría de analistas, no sufren castigo por sus malos consejos.

(más…)

Escrito por Droblo el 12 de julio de 2013 con 75 comentarios
Lee más artículos sobre Articulos.

Emprendedores

taladroEmprendedores, emprendedores, emprendedores en todos sitios, leo tantas “Odas al emprendedor” que me atrevería a decir que hay una burbuja de ellos, tan grande que incluso el gobierno y ha sacado, tarde, una ley de emprendedores. ¿Qué es exactamente un emprendedor? veamos que nos uno el otro día, en Expansión.

Dejémonos de tonterías. Desde el inicio de los tiempos, España es un país emprendedor. Porque igual que un emprendedor es un JASP súper cool tecnológico también lo es un taxista, el dueño de un bar y una prostituta. No es un tema ni de tipos de trabajo, ni de si se es autónomo o no. Ni siquiera es cuestión de si uno declara sus ingresos a Hacienda o no. En España nos buscamos la vida. Y desde que empezamos a buscárnosla emprendemos un camino que luego, como todo camino, sigue.

Así es, emprendedores hay de muchos tipos y no sólo aquellos que se ponen lo de “CEO” en sus tarjetas, cada uno tiene un perfil diferente, con muchas cosas que les diferencian pero francamente con pocas cosas que les unen, estos son algunos de los mitos erróneos sobre los emprendedores.

El mito del imprudente: Es cierto que algunos lo son, empezar un negocio es en sí mismo y estadísticamente arriesgado. Pero la mayoría son, de hecho, bastante reacios al riesgo. O más correctamente, están dispuestos a asumir los riesgos necesarios que pueden digerir. Puede que no tengan elección y deban constituir préstamos con garantías personales, arriesgando sus ahorros e incluso sus casas. Aparte del riesgo claro de fracaso, ese apalancamiento extremo personal es con frecuencia la mayor apuesta que un fundador de un pequeño negocio querrá o necesitará realizar. Por supuesto que hay «paracaidistas en caída libre» o jugadores que apostarán no solo su propio dinero, sino también el de otros, por sus ideas, pero son una excepción y no la regla.

El mito del eterno optimista: Son optimistas cuando se convierten en un caso de éxito mediático o cuando por fin han conseguido la financiación para el negocio tras que el llevan mucho tiempo dándole vueltas a la cabeza. Muchos muestran un “falso optimismo” dado el rechazo que a veces tenemos en España hacia quienes han fracasado. El sentimiento que les une no es el optimismo, es el miedo.

El mito de «nunca darse por vencido»: si hay una afirmación que parezca surgir más que cualquier otra, es que para tener éxito como emprendedor, nunca, nunca, nunca debes darte por vencido. Un mandato motivador y noble, pero potencialmente peligroso. «Rendirse» es un término engañoso e injusto. Existe una diferencia entre sencillamente abandonar y saber cuándo dejar del todo algo que no funciona, una fina línea entre tenacidad y temeridad. No todos los negocios están predestinados a salir bien, la mayoría no, y no todo el mundo ha nacido para ser un emprendedor. A veces saber cuándo parar es una cualidad más inteligente y saludable que permitir que la ciega o inapropiada persistencia te lleve por el camino equivocado.

El mito del encantador de serpientes: mucha gente piensa que los grandes emprendedores son “encantadores de serpientes”, algo descarados y sobretodo que saben venderse a si mismos. Sin duda, ser capaz de promocionarse a uno mismo y a tu negocio es una capacidad valiosa y un rasgo de la personalidad (aunque también puede llevarse demasiado lejos). Es definitivamente mejor tener esa habilidad que no tenerla, pero no es un requisito previo para tener éxito. La necesidad y efectividad de la autopromoción varía en función del tipo de negocio y su audiencia, la naturaleza del sector, empresa y propietario, la necesidad de financiación o ayuda externa y otros factores. Un emprendedor de éxito tiene que ser capaz de hablar de forma efectiva y convincente sobre su negocio, pero no necesariamente tiene que ser un vendedor de humo, el problema es que éstos son a los que suelen entrevistar en los medios.

Dicho todo esto, creo que hay características comunes a la mayoría de emprendedores de éxito, y sin las que probablemente nadie comenzaría ese camino. Los fundadores y propietarios más prósperos son ferozmente independientes y capaces de trabajar en un entorno frenético, constantemente cambiante y sin estructura. La mayoría no quieren comerse el mundo o cambiar el destino de la humanidad, simplemente quieren llegar a din de mes.

La mayoría también son gente con recursos, capaces de resolver su proprios problemas y sacar mucho de poco. Todos tienen su propia versión de la pasión y creen en lo que hacen (no para estar confusos con el eterno optimismo o los mitos de «nunca darse por vencido»). Todos ellos se sacrifican, trabajan duro y hacen lo que sea necesario para salir adelante.

Los emprendedores de ahora antes se llamaban autónomos, no hay ni que sobrevalorarlos ni acusarlos, son gente que suelen vivir al límite, sin unos ingresos estables, que piensan las 24h al día en el negocio y que intentan pagar lo mínimo a hacienda, pero que crean riqueza para el país y tienen que luchar contra titanes en forma de competencia o administraciones públicas. No necesitan leyes, simplemente necesitan que les dejen hacer. No son la solución a la crisis ni al paro, así que no nos hagamos ilusiones porque luego nos decepcionamos.

Escrito por Carlos Lopez el 30 de mayo de 2013 con 76 comentarios
Lee más artículos sobre Articulos.

Los mayores delitos financieros de la historia (III)

6. Toshihide Iguchi

Botín: 1,1 miles de millones de dólares

Lo que hizo:

Al principio de la carrera de Iguchi perdió unos cientos de miles de dólares en su trabajo en el Banco Daiwa e intentó arreglarlo, ocultando algunas inversiones más arriesgadas, mediante unas ventas no autorizadas a la cuenta en custodia, falsificando los estados contables del banco para indicar que los títulos no se habían vendido. Iguchi falsificó más de 30.000 recibos comerciales, entre otros documentos durante el fraude. Cuando los clientes ponían a la venta títulos que Iguchi, de hecho, ya había puesto a la venta en su propio nombre, o cuando los clientes necesitaban que les pagasen intereses sobre títulos que hacía mucho habían desaparecido, Iguchi liquidaba sus cuentas vendiendo más títulos y cambiando aún más registros. Finalmente, Iguchi había vendido unos 377 millones de los títulos de los clientes de Daiwa y unos 733 millones de los títulos de las propias inversiones de Daiwa para cubrir sus propias pérdidas comerciales.

(más…)

Escrito por Carlos Lopez el 20 de febrero de 2013 con 2 comentarios
Lee más artículos sobre Articulos.

La FEF advierte de que la dación en pago tiene efectos dañinos en la cultura de pago

  La Fundación de Estudios Financieros (FEF) ha advertido este lunes de que la dación en pago tiene “efectos dañinos” sobre la cultura de pago y provoca la aparición de agentes que, “aun siendo solventes”, se deshacen de la deuda endosando a la entidad financiera la bajada del precio de la vivienda.

   Frente a ello, propone otras alternativas como desarrollar en España las normas de segunda oportunidad, es decir, una ley de insolvencia especialmente adaptada a las personas físicas que permita dar “una solución a la insolvencia de manera rápida, barata y razonable”.

La Fundación hace hincapié en que la falta de información “podría incidir en una reforma legal precipitada” que traería consecuencias negativas. En este sentido, señala que el número de préstamos hipotecarios no está disponible, del mismo modo que no se conoce la cifra de desahucios. “Puede que el problema social no esté delimitado correctamente”, indica.

La FEF opina que las reformas legislativas no se deberían aplicar “nunca con carácter retroactivo, salvo las que aportan una clara mejora técnica”. Por ello, abogan por emprender la reforma teniendo en cuenta que podría afectar a las expectativas de cobro de los títulos hipotecarios emitidos y que debería abarcar al sistema procesal, así como acortar los plazos de todo proceso de ejecución hipotecaria.

Además, adelantan que la reforma debería contar con cierta perspectiva, ya que se aplicará en un contexto más favorable que el actual, y resaltan que, en estos casos, no se puede culpar al crédito hipotecario de lo sucedido, sino a la crisis económica en sí.

Otra de las apuestas de la FEF es que se tomen adecuadas medidas sociales frente a los desahucios en las que el sector financiero comparta los costes en la medida de sus posibilidades y “en proporción a la responsabilidad individual a su contribución al problema creado.

Estas conclusiones de la Fundación parten de la base de que el mercado hipotecario español es adecuado y ha cumplido con la “fuerte demanda” de adquisición de vivienda de la sociedad española en los últimos años.

Escrito por Europa Press el 11 de febrero de 2013 con 14 comentarios
Lee más artículos sobre Noticias.

El Nobel Stiglitz dice que con las actuales políticas en España y Europa “no hay luz al final del túnel”

Las actuales políticas aplicadas en España y en el conjunto de Europa no ofrecen una respuesta a la actual crisis, ya que, a pesar de una mayor estabilidad a nivel global, las cosas están peor ahora que hace cinco años, según afirma Joseph Stiglitz, Premio Nobel de Economía de 2001, quien advierte de que si no hay cambios “no hay luz al final del túnel”.

“Todos los túneles tienen un final. Espero que Europa cambie. Pero cualquiera que analice las cosas correctamente diría que hoy estamos peor que hace cinco años. No hay base para decir que estamos más cerca del fin de la crisis”, señala el economista estadounidense en una entrevista a la revista ‘Capital’ que recoge Europa Press.

“Si las actuales políticas siguen siendo las mismas, y no solo en España sino en Europa en general, creo que no hay luz al final del túnel”, advierte el Nobel de Economía de 2001 y uno de los principales críticos de los planes de austeridad recetados a las economías europeas en dificultades.

De hecho, el Nobel advierte de que, a pesar de que reformas como la armonización fiscal, la mutualización de deudas y la unión bancaria pueden salvaguardar el futuro del euro, se aprecia “escasa voluntad política”, ya que los políticos europeos “no entienden el rol de los bancos y no saben lo que hacen”.

Así, el economista estadounidense advierte de que cuanto más tarde Europa en solventar sus problemas, más débil será el sistema financiero español y más necesaria será la ayuda para España, donde considera que “el futuro es muy preocupante”, particularmente por el desempleo juvenil.

A este respecto, Siglitz reitera la dificultad de reducir el desempleo con las actuales políticas, aunque apunta que si la economía vuelve a crecer, se recuperará parte del empleo perdido.

“Por eso me preocupa que Europa y Alemania estén poniendo en peligro

el futuro de España”, afirma el Nobel de Economía, quien señala que “incluso el éxito de España a partir del año 2000, era un reflejo del fracaso del euro”.

“El euro estaba basado en la hipótesis de que los mercados son eficientes y estables. Todas las evidencias de los últimos 200 años de capitalismo apuntan en la dirección contraria”, explica.

Escrito por Europa Press el 2 de noviembre de 2012 con 2 comentarios
Lee más artículos sobre Noticias.



« Artículos más antiguos

Artículos más nuevos »