Euribor - Blog de economía y del Euribor


La otra cara de la recuperación económica

pobrezaLa euforia desatada en el seno del PP en lo que a datos económicos se refiere (crecimiento, datos de paro, etc.) y que tratan sus dirigentes de contagiar a quienes les deseen escuchar, tiene, como algunas contabilidades, una cara B, una parte oscura y no tan halagüeña. Esta otra visión del panorama de recuperación es la que tiene que ver con la pobreza y la desigualdad que, en los años de crisis se han agudizado.

Y es que el escenario postcrisis (vamos a llamarlo así) está claramente definido por la desigualdad. Los bajos salarios, así como la precariedad laboral, unido a una fiscalidad que se podría definir casi de cualquier manera menos progresiva y el desmantelamiento de los sistemas de protección social nos lleva a una situación en la que la riqueza se ha redistribuido entre las clases más pudientes de la sociedad en detrimento del resto de la población.

Esta situación, denunciada por la Asociación Estatal de Directores y Gerentes de Servicios Sociales en su Informe del Estado de la Nación Social (PDF), tiene su punto de preocupante si, como apunta el informe, no nos encontramos ante una situación coyuntural, consecuencia todavía de la crisis, sino ante un cambio estructural en el modelo de sociedad. Es decir, que superada la crisis nos encontraremos en un modelo donde la cobertura social y los derechos de los trabajadores (y en general de los ciudadanos) pueden haber retrocedido varias décadas y donde las diferencias entre los que más poseen (y a mayor ritmo se enriquecen) y los que menos tienen (y que cada vez más se empobrecen) serán abismales.

Y es que no hay que equivocarse, los datos macroeconómicos hablan de mejoras sustanciales de la economía, de previsiones de crecimiento al alza, de disminución del paro, etc. Pero no hablan del riesgo de exclusión social, de la pobreza infantil, de los abuelos que han de estirar su exigua pensión para alimentar a hijos y nietos. No hablan de los parados de larga duración que, con una determinada edad, con una formación que hasta hace unos años les bastaba para llevar la comida a casa pero que ahora resulta ser exigua, y que lo tendrán muy difícil para incorporarse en condiciones dignas a un puesto de trabajo a medio plazo.

Se habla de que el paro disminuirá a niveles de 2011 a finales de la legislatura, pero no de que uno de cada cuatro (23%) puestos que se crean son empleos temporales, ni de que uno de cada tres trabajadores percibe por su trabajo menos del salario mínimo interprofesional, así como tampoco se habla de que más de medio millón de españoles hayan tenido que marcharse a trabajar al extranjero, con mayor o menor fortuna, aunque siempre con la premisa de que más vale una miseria que nada.

Se prevé que la economía crecerá hasta a un 3% este año, pero no se dice nada acerca de que será el 10% de la población (el que acapara el 55% de la riqueza del país) el mayor beneficiario de este crecimiento, porque el modelo de economía que se está fomentando no se preocupa lo más mínimo por la redistribución de la riqueza, de modo que para el 50% de la población de este país, ese que se reparte el 10% de la riqueza del mismo, se verá abocado a la continuidad en su pobreza para ellos y sus hijos.

De igual modo, los mecanismos implementados para ayudar a las familias en apuros, es decir, los servicios sociales, que no olvidemos: no siempre sirven para sustentar de forma indefinida a aquellos que no tienen oficio ni beneficio, ni ganas de tenerlo, sino que, en muchas ocasiones sirven para dar cobertura durante un breve espacio de tiempo a una familia que de forma coyuntural está en apuros económicos, estos servicios, no han hecho más que ver recortados sus presupuestos desde el año 2011, al tiempo que las necesidades de buena parte de la población no hacían más que aumentar. Así, desde el 2011 al 2013, la inversión de servicios sociales ha disminuido en 2.810 millones de euros al tiempo que aumentaba el número de familias con todos sus miembros en paro, los desahucios de primeras viviendas por impago de hipotecas y la pobreza energética y 2.300.000 niños, según cifras de Cáritas y del INE viven ya por debajo del umbral de la pobreza.

Si este es el modelo de recuperación, si este es el modelo económico impulsado por la política anticrisis del Gobierno, o si es sólo una cuestión coyuntural que se corregirá en un tiempo razonable (si es que ese término existe cuando hay familias con necesidades vitales por cubrir) cuando el crecimiento se estabilice, es algo que sólo con perspectiva puede tener importancia. Cuesta entender que un modelo económico busque el crecimiento y el desarrollo, si para ello tiene que sacrificar el bienestar de su sociedad, hipotecar el futuro de una o dos generaciones debido a que la exclusión social dejará buena parte de su población fuera del sistema, limitada a trabajos marginales que tan solo permitirán la subsistencia, si para ello obliga a parte de sus jóvenes mejor preparados a emigrar para encontrar una oportunidad, si sacrifica inversiones en investigación y desarrollo (ya en 2013 fuimos el país de Europa occidental que menos porcentaje del PIB dedicó a esta partida) y todo ello a cambio de ofrecer estabilidad y buenas perspectivas a unos mercados financieros con hambre insaciable, sin alma, y con  muy pocos rostros reconocibles.

Mientras tanto, la maquinaria sigue imparable, no será tan grave cuando nadie muere de hambre todavía, cuando no hay signos de un gran descontento social, deben pensar, por tanto “ladran, luego cabalgamos”.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (88 votos, media: 4,34 sobre 5)

Escrito por Manuel González el 5 de mayo de 2015 con 60 comentarios

Noticias de idealista.com:

Vuelve, ladrillo, vuelve: entrevista

ladrillo(1)José Luis Ruiz Bartolomé es un experto inmobiliario (tanto por su experiencia laboral como por sus numerosos escritos acerca del tema) que en 2010 publicó “Adiós, ladrillo, adiós: claves para superar el crash inmobiliario” y que hace algunas semanas presentó junto con Susana Burgos Manzón “Vuelve, ladrillo, vuelve”.  Mi opinión sobre el libro es que se podrá estar de acuerdo o no con sus conclusiones pero es un texto razonado con buenos argumentos que, adelanto para el que esté interesado en leerlo, es útil tanto para un inversor inmobiliario como para una persona con algo de interés en la economía hispana.

D – Creo que para entender que la situación haya cambiado tanto, a tu juicio, en estos 5 años como para que variaras tanto los títulos, nos deberías hacer primero un resumen para el que no leyera “Adiós, ladrillo, adiós” sobre cómo veías la situación inmobiliaria española entonces.

J.L.- A.L.A. se publicó en 2010 aunque fue escrito en un 90% durante 2009. Fue en ese año porque me quedé sin trabajo y tenía tiempo para escribir. Y no me refiero a que me quedé sin puesto de trabajo, que también, sino a que el contenido de mi trabajo se volatilizó del todo. Imagina que tienes un taller de coches y que de un día para otro los coches desaparecen y nadie los usa. O que eres broker de bolsa y las bolsas del mundo cierran y te quedas sin contenido. Pues bien, durante 2009, 10, 11 y 12 el submercado inmobiliario en el que yo trabajaba se esfumó. ¿Y por qué pasó esto? ¿Por qué ha tardado tanto en reaparecer? Porque no había voluntad política y económica de tomar el toro por los cuernos.

En el primer semestre de 2008 la España no inmobiliaria vivía feliz, ajena a la crisis, pero la bomba que se iba a llevar todo por delante había estallado en verano de 2007. A mí me pillaron dos operaciones cerradas y acordadas en el mes de julio que se vinieron abajo en septiembre. Y no había vuelta atrás. La banca española dependía absolutamente de la financiación extranjera, y la desconfianza se iba para no volver hasta no hacer los deberes. Pero el problema no era el cierre de los mercados tras el verano de 2007, sino lo que quedó en evidencia: “Cuando baja la marea, se ve quién lleva y quién no lleva bañador”, creo que dijo Warren Buffet. Y España estaba en pelotas.

Había una gran burbuja. Una burbuja de cantidad y de precio. Y había que pincharla.

La burbuja inmobiliaria estuvo sustentada en una burbuja de crédito. Sólo modificando los parámetros hipotecarios clásicos conservadores por otros basados en el rabioso tipo variable podía darse el contrasentido de que las viviendas de las pequeñas capitales del interior del país fueran más caras que las de Burdeos, Marsella o Hamburgo. En declaraciones expresamente hechas para “Vuelve, ladrillo, vuelve”, Santos González, presidente de la AHE, nos dijo que “si coges el precio del metro cuadrado y el importe de la cuota hipotecaria, la regresión es de uno. El encarecimiento de la vivienda fue consecuencia de la mejora de la financiación: ni ley del suelo de Aznar ni gaitas”.

D- Sin embargo, ahora los hechos parecen haber cambiado tu punto de vista, ¿Puedes resumirnos tu visión actual?

J.L.- Todo lo relevante que ha ocurrido en España desde el comienzo de la crisis hasta hoy está relatado con detalle en “Vuelve, ladrillo, vuelve”. España ha sido el último país en pinchar su burbuja. Como decía antes, cuando todo se paró había una burbuja de cantidad y otra de precio. La de cantidad -el stock- se ha drenado sólo en parte. Pero ha sido justo en la parte más dinámica del país: en Madrid, Barcelona, Málaga o Vizcaya el stock ha dejado de ser relevante. El de costa, que era el más abundante, sigue siendo elevado en cifras absolutas pero no relativas. El constante aumento de particulares extranjeros comprando vivienda en la costa desde 2010 ha sido providencial.

La burbuja de precio no se ha pinchado hasta 2012. Hasta ese momento, la banca, con el consentimiento del Banco de España y de los poderes públicos, sólo había hecho un esfuerzo muy limitado y amoldado a su cuenta de resultados. En 2012 el Gobierno entrante es consciente de que España está al borde del default, y la UE no admite seguir escondiendo las miserias bajo la alfombra: el propio euro está en juego. Los decretos de De Guindos conducen a la quiebra de las cajas, el rescate financiero, y la creación del banco malo. Es el principio del fin de la crisis.

A fecha de hoy los precios han caído un 45-50% en términos reales, y el stock ya no es un impedimento para que la promoción de obra nueva pueda desarrollarse en muchos submercados. Si a eso añadimos la vuelta del crédito, y la mejora de perspectivas de los ciudadanos, nos encontramos ante las condiciones necesarias para la reactivación del mercado.

D- Los que te seguimos en twitter sabemos que llevas ya muchos meses advirtiendo de esta vuelta del ladrillo y ahora dices que es el mejor momento para comprar, ¿No te da miedo que haya una nueva caídas de las cifras macro bien por el contexto internacional (¿Grecia, Ucrania…?) bien por la inestabilidad política española (ingobernabilidad como en el caso de Andalucía por ejemplo) y eso afecte a la recuperación inmobiliaria?

J.L.- Desde que la Sareb dio un giro a su política de precios inicial -iban caros-, entendí que todo era cuestión de tiempo, pero que la crisis tocaba a su fin (segunda parte de 2013). Los cambios de ciclo son procesos lentos, hay muchas inercias y miedos al principio, pero si estás dentro del mercado sabes que ya no es lo mismo. A principios de 2014 algunas entidades bancarias empezaron a ofrecer crédito, las operaciones de fondos de inversión se multiplicaban, las socimi captaban capital sin problemas,… Todo eran señales de cambio. Y España mejoraba sus cifras macro. Eso, que yo lo veía en mi día a día, os lo trasladaba en twitter. Y había mucho escepticismo. Piensa que cuando Susana y yo decidimos escribir este libro fue entre finales de 2013 y principios de 2014. Ya lo veíamos venir. La casualidad ha querido que la publicación del libro coincida con muchos titulares que dicen que “el ladrillo vuelve”.

Con los precios actuales -que dan una rentabilidad a la vivienda desconocida en las últimas décadas-, y los impresionantes tipos fijos en el mercado, es una ocasión única para comprar. Eso sí, no todo vale. Es un momento de estar más atento que nunca a la “location”.
Al final del libro evaluamos los posibles elementos que pueden llevar a descarrilar la recuperación de la actividad. Francamente, y salvo que un Podemos nacionalizador e hiper intervencionista llegue al poder, no creemos que el nuevo ciclo se pueda frustrar pero, bueno, no somos futurólogos.

D-  Dinero barato e incentivos para aumentar el crédito fueron las claves de la recuperación económica global de los primeros años de este siglo y parece esa “solución” para salir de la crisis no ha cambiado para nuestras autoridades económicas y políticas, ¿No temes que la situación actual nos puede llevar de nuevo a una burbuja como la que estalló en 2007?

J.L.- A dos o tres años vista no lo veo. Estamos todos (ciudadanos, bancos, promotores,…) demasiado sensibilizados por todo lo que ha pasado como para perder la cabeza en este sentido. La medición del riesgo por los bancos es severa; los particulares analizan mejor sus decisiones, y los promotores no están entrando al trapo de pensar que los precios van a subir y eso me justifica pagar más por un solar de lo que debo. No hay crédito para el suelo, y eso cercena mucho la posibilidad de un crecimiento brutal de la oferta. Tampoco hay crédito para perfiles mileuristas: la sobreprotección del deudor como consecuencia de la problemática de los desahucios -y la imposibilidad de facto de garantizar debidamente sus préstamos- ha llevado a los bancos a desechar al menos de momento a esta parte de la demanda. El alquiler crece, no por descarte, sino como una elección querida por muchos. La demografía ha iniciado un camino descendente. El Banco de España ha instalado auténticas “murallas chinas” entre los bancos y las tasadoras. Las politizadas y descontroladas cajas ya no existen. En fin, hay muchas razones para pensar que no hay burbuja a la vista. Pero claro, siempre llega un momento de exceso de confianza. Debemos estar vigilantes y advertirlo cuando llegue.

D- ¿Crees que la recuperación económica de España (si nos atenemos al crecimiento del PIB) de los últimos trimestres es causa o consecuencia de la mejora del sector inmobiliario?

J.L.- Los primeros datos positivos de PIB se empezaron a dar durante 2014. En ese año, aunque se movió mucho dinero en el inmobiliario, fue una inversión no productiva, puramente financiera. El año pasado se han terminado 40 o 50.000 viviendas. Este año serán unas 10.000 más. Son cifras muy, muy bajas. Con todo esto te quiero decir que esta vez el ladrillo no es el motor de la recuperación, aunque con el paso del tiempo irá aportando cada vez más al crecimiento del empleo y el PIB.

D- Como experto en el sector conoces la polémica que existe acerca del número de viviendas vacías que aún existen en España y que muchos creen condicionará tanto la velocidad de la recuperación de los precios como las diferencias geográficas ¿Cuál es la cifra que tu manejas, a cual das por buena de todas las que se comentan? Porque eso y la bajada demográfica son los principales argumentos para los que vaticinan un negro futuro para el sector…

J.L.- Bajo mi punto de vista, lo relevante no es el número de viviendas vacías, sino el stock de obra nueva. Viviendas vacías hay muchas por razones de diversa índole: por ejemplo, hay quien tiene casa en distintos lugares de playa y montaña y que apenas las usa unos días. Otros que las compran pensando en los hijos y mientras las tienen vacías. Otras son alquiladas temporal y vacacionalmente pero no son transparentes al fisco. Lo que habría que preguntarse es qué lleva al español medio a tener casas vacías. Por qué no ponen esas casas a rentar. Pero yendo al grano, el stock de obra nueva ha llegado a representar cerca de 800.000 en el peor momento de la crisis. Ahora deben andar algo por encima de las 400.000. Aunque es probable que incluso sean menos. Es sabido que Sociedad de Tasación el año pasado se dedicó a contarlo en la Comunidad de Madrid y encontró 9.000, de las que unas 2.500 estaban en la capital. Pues bien, la cifra que daba Fomento en ese momento para la Comunidad era de unas 40.000. Personalmente, desde hace tiempo sigo las cifras de CEPCO, la patronal de fabricantes de productos de construcción. No es una estadística perfecta, pero sí creo que se ajusta mucho más a la realidad. En “Vuelve, ladrillo, vuelve” no eludimos la cuestión y la tratamos suficientemente. De todas formas, nadie sabe a ciencia cierta el stock. Sin ir más lejos, Malo de Molina, del Banco de España, reconoció públicamente que no sabe cuánto stock hay, que son todo estimaciones imperfectas. Ahora bien, el mejor conocedor del stock es el propio promotor. Cuando alguien se lanza a poner en marcha una promoción en un sitio está claro que ha valorado la competencia en el entorno.

La demografía es un problema muy grave de Europa occidental en general y de España en particular. No hay política familiar. No hay consenso político al respecto. Las proyecciones son terribles. Recomiendo leer “El suicidio demográfico de España” y las publicaciones periódicas de su autor, Alejandro Macarrón. Pero van a tener muy poca influencia en este ciclo próximo, que durará unos cinco o seis años. A este respecto dos ideas: yo soy de Soria, una provincia que ha perdido la mitad de su población en 60 años, al tiempo que su capital se ha duplicado. Quiero decir que incluso en demografía descendiente se puede invertir con éxito en este sector (de nuevo “location”). La otra reflexión es la clara vocación de España como lugar de retiro de los europeos de más de 55 años. Ahí hay un potencial enorme, gigantesco. El sector tiene que empezar a virar hacia ese submercado.

D- En tu libro hablas del futuro del sector inmobiliario centrándote en detalles como la fiscalidad, ¿qué piensas que pasará con los impuestos a la vivienda? ¿Y con las nuevas hipotecas, volverán a reducirse los diferenciales, aumentarán las de tipo fijo?

J.L.-Empezando por el final: creo que sí va a haber más hipotecas a tipo fijo. Y creo como ya he señalado que el momento actual es inmejorable, dado lo bajos que están los tipos. El tipo fijo que se puede conseguir ahora es el mejor de la Historia de España.

En variable, los diferenciales van a bajar. Los bancos están a punto de entrar en la lucha por la captación de hipotecas y lo uno lleva a lo otro.

La fiscalidad es una verdadera incógnita. No creo que la desgravación vaya a volver. Sin embargo, es posible que el IBI baje en muchos municipios, según se empieza a oír a los candidatos de los partidos. Pero también se está oyendo mucho lo de castigar las viviendas vacías (en lugar de dar incentivos). Ya veremos…

D- ¿Vamos hacia una sociedad más europea en la que haya más alquilados que propietarios?

J.L.- El alquiler ya es una opción querida por muchos, no sólo la única alternativa para el que no puede comprar. El mundo está cambiando. Las nuevas generaciones rehuyen del compromiso a largo plazo: los trabajos no son para siempre, la mujer o el marido tampoco, ¿por qué el piso sí? El hombre, además, ya ha interiorizado que cuando se separa o divorcia la casa en la que ha depositado sus ahorros la va a disfrutar la mujer. Hay más movilidad geográfica, menos tendencia a tener hijos,… Empieza a ser habitual invertir en vivienda con visión pura de inversor (para rentabilizar), al tiempo que se vive en la casa que a uno más le conviene en cada momento. No creo que lleguemos a los niveles de Alemania, pero algo está cambiando.

D- ¿No hay una cierta contradicción en creer que durante los próximos años BCE seguirá inyectando dinero barato que acabará abaratando los créditos hipotecarios y a la vez creer que la economía se recuperará, no debería esto último si ocurre llevar a un rebote del IPC y una subida de tipos de interés como se espera ocurra en los EUA?

J.L.- Sin duda los tipos no van a estar a este nivel tan bajo para siempre. En algún momento subirán, seguramente por la razón que expones. Por eso no dejo de recomendar (y creo que desde los poderes públicos y desde la banca deberían hacerlo) la contratación de hipotecas a un tipo fijo que es históricamente inmejorable. Algo que el pueblo no ha acabado de entender es que la política monetaria no se decide en la plaza de la Cibeles, sino en Frankfurt. España es una provincia periférica de este nuevo Imperio Romano. Si no nos adaptamos a los ciclos y a las tendencias de la metrópoli estamos perdidos.

D- Y ya para acabar, hace algunos días conocimos que el Euribor a 3 meses ya cotiza en negativo, ¿crees que llegaremos a ver el de 12 meses en negativo? Y si tu respuesta es afirmativa, ¿llegarán algunos hipotecados hispanos con diferenciales bajos a cobrar por sus hipotecas?

J.L.- No caerá esa breva, pero no estaría mal darse esa satisfacción con los bancos, je, je, je

Muchas gracias por tus respuestas. Te deseo mucha suerte con tu libro y espero con curiosidad el título del próximo.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (41 votos, media: 3,83 sobre 5)

Escrito por Droblo el 4 de mayo de 2015 con 65 comentarios

La viñeta de la semana

euribor-prensa-jrmora

Más viñetas en la categoría de “Humor” del blog

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (14 votos, media: 2,29 sobre 5)

Escrito por jrmora el 3 de mayo de 2015 con 1 comentario

¿Qué es el Fondo Monetario Internacional?

cartelfmiirlandaEl Fondo Monetario Internacional (FMI) es un fondo común de reserva de los Bancos Centrales que se ponen a disposición de sus miembros bajo determinadas condiciones previas. El dinero que obtiene la institución económica procede de las cuotas de cada uno de sus países miembros, que en la actualidad son 188 miembros, el dinero percibido estará relacionado con el tamaño de cada economía. El FMI dedica su actividad a observar las condiciones económicas y financieras de los países miembros, proporciona asistencia técnica, establece reglas para las finanzas mundiales y proporciona recursos monetarios adicionales para compensar los equilibrios de la balanza de pagos.

El nacimiento de esta institución se produjo en el año 1944 en una conferencia de las Naciones Unidas, al amparo de los acuerdos Bretton Woods. Los 44 países miembros decidieron establecer un marco en que los países miembros cooperarían entre sí para promover el desarrollo económico y evitar que se repitieran las devaluaciones competitivas que contribuyeron al empeoramiento de la Gran Depresión, vivida en los años treinta.

Los números del FMI son bastante contundentes, cuenta con 2.600 funcionarios procedentes de 142 países. El total de cuotas en agosto de 2014 era de 362.000 millones de dólares. Por otra parte el FMI, puede complementar las cuotas obteniendo préstamos, que en virtud de Los Nuevos Acuerdos para la Obtención de Préstamos pueden suministrar reccursos adicionales cercanos a 560.000 millones de dólares, siendo el principal complemento a las cuotas. A mediados de 2012, los países miembros aprobaron, en acuerdos bilaterales de crédito, aumentar los recursos del FMI en 461.000 millones de euros, de los cuáles 420.000 millones están vigentes a día de hoy.

CDHH_KMW4AAJnjA

Suelen tener bastante importancia las evaluaciones sobre el panorama económico internacional, también sobre la evolución de los mercados financieros y sobre las finanzas públicas de los países miembros Estas evaluaciones que se realizan de forma periódica, las podemos encontrar en los siguientes enlaces: Perspectiva de la economía mundial, Global Financial Stability Report y Financial Monitor.

Críticas y el desprestigio de sus últimos directores

Durante los últimos años las críticas al FMI han ido a más, debido a que las los países que reciben asistencia financiera mediante este organismo, al mismo tiempo reciben enfoques políticos que influyen directamente en un impacto económico y social. Estas condiciones, en forma de paquetes de ajuste estructural, suponen un pérdida de soberanía de un Estado sobre su propia nación. Las críticas también están enfocadas a las estructuras de gobierno del FMI, las políticas implementadas son llevadas a cabo por países industrializados, el G7, ya que son quiénes intervienen mayoritariamente en las aportaciones del FMI y los países pobres o en vía de desarrollo no tienen prácticamente poder de voto.

La imagen de la institución ha quedado fuertemente tocada por los últimos escándalos que han repercutido sobre los últimos Directores del FMI. La actual directora Christine Lagarde, es investigada por la corte francesa por su papel en un arbitraje valorado en 403 millones de euros a favor de un empresario francés. Dominique Strauss-Kahn, director del FMI entre 2007 y 2011, fue acusado de proxenetismo y desvío de fondos. Rodrigo Rato, director del FMI entre los años 2004 y 2007, tiene causas abiertas como imputado en la gestión de Bankia, las tarjetas bclack de la misma entidad y se le investiga por delitos de fraude, alzamiento de bienes y blanqueo de capitales.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (32 votos, media: 4,34 sobre 5)

Escrito por Carlos Lopez el 30 de abril de 2015 con 52 comentarios

Una vez cada 3.000 millones de años.

escalera-de-color-picas-e1415530663922-720x400Es 10 veces mas probable que tengas hemorroides a que tengas un hijo superdotado. Esa es la triste conclusión a la que se llega en este blog cuando se poner a hablar de probabilidades. Como sé que la conclusión es muy chunga, veamos algunos números más.

  • La probabilidad de convertirse en astronauta es de 1 entre 13,2 millones
  • La probabilidad de ganar una medalla olímpica es de 1 entre 662.000
  • La probabilidad de sufrir lesiones usando una sierra eléctrica es de 1 entre 4.464
  • La probabilidad de sufrir cortes grandes afeitándose es de 1 entre 6.585
  • La probabilidad de tener hemorroides es de 1 entre 25
  • La probabilidad de tener un hijo superdotado es de 1 entre 250
  • La probabilidad de obtener una escalera de color en la primera mano de una partida de póker es de 1 entre 649.740
  • La probabilidad de que la Tierra sufra el impacto letal de un asteroide en los proximos 100 años es de 1 entre 5.000
  • La probabilidad de morir en esa colisión es de 1 entre 20.000
  • La probabilidad de que a una persona, en 80 años, le caiga un rayo es de 1 entre 10.000

Pero a veces pasan cosas muy raras, por ejemplo, a Roy Sullivan, un guardabosques de Virginia le caayeron 7 rayos a lo largo de su vida. Lo que estadísticamente ocurriría a una persona entre 10.000.000.000.000.000.000.000.000.000.  Y le ocurrió a él (al final se suicidó).

Por tanto, aunque las cosas sean altamente improbables, a veces pasan. En todo.

El pasado Octubre, los bonos del tesoro sufrieron un “flash crash”, su rendimiento bajó en pocos minutos del 2.2% al 1.86%. Esto que puede parecer algo normal, no lo es.

Jamie Dimon, el CEO de JPMorgan habló sobre ello en su última carta a los accionistas.

El 15 de octubre de 2014, los bonos del Tesoro se movieron 40 puntos básicos, un movimiento sin precedentes – un evento que se supone que sucede sólo una vez en cada 3 mil millones de años . Algunas divisas, también han tenido grandes movimientos similares. Es importante destacar que los bonos del Tesoro y de las principales monedas de los países son considerados los instrumentos financieros más estandarizados y líquidos del mundo.

La buena noticia es que casi nadie resultó herido significativamente por [el flash crash], lo cual muestra una buena capacidad de recuperación en el sistema. Pero esto sucedió en lo que podríamos considerar un ambiente bastante benigno. Si fuera a suceder en un entorno estresado, podría tener consecuencias mucho peores .

Estamos en un entorno económico en el que ocurrren cosas que solo pasarían una vez entre tres mil millones de años, con cosas como que Alemania coloca 1.452 millones en letras a un año al -0,278%, el Banco de Suiza cobrará al fondo de pensiones del país por sus depósitos en el banco central, Syzira gana las elecciones en Grecia, El petróleo marca mínimos para luego subir un 40%, el Euribor a 3 meses en negativo y Wall Street firma máximos históricos. Además de los distintos “flash crash” que ocurren cuando los algoritmos bursátiles se vuelven locos.

Por tanto, los cisnes negros cada vez son más blancos y si nos preocupamos por nuestro dinero deberíamos pensar en lo impensable y estar preparado para ello.

Saxo Bank realiza todos los años un ejercicio de “Economía-ficción” consistentes en los 1o cisnes negros para ese año. Estas fueron sus conclusiones para el 2015

  1.  Rusia vuelve a caer en default
  2.  La erupción de un volcán diezma las cosechas
  3.  La inflación en Japón alcanza el 5%
  4.  Draghi abandona el BCE
  5.  Los diferenciales de los bonos corporativos se duplican
  6.  Los ciberataques machacan el e-commerce
  7.  China devalúa el yuan un 20%
  8.  Los futuros del cacao alcanzan los 5.000 dólares la tonelada
  9.  Se desploma el sector de la vivienda en Reino Unido
  10.  Salida de Reino Unido de la UE en 2017

Ojo, porque aunque no se suele comentar, las cosas altamente improbables también pueden ser positivas, como ocurrió el año pasado en el precio del petróleo.

Así que nos ha tocado vivir una crisis, en el que lo improbable es lo común y contra eso no hay soluciones lógicas.
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (44 votos, media: 4,41 sobre 5)

Escrito por Carlos Lopez el 29 de abril de 2015 con 72 comentarios

Las propuestas económicas electorales de los principales partidos

eleccionesSe abre la veda para para las promesas electorales. De las que más se hablará serán, sin duda, de las económicas, tras la decisión del partido gobernante de centrar la campaña en ese tema, tratando de desviar la atención de todo lo demás. Y la verdad es que hace bien en seguir esta estrategia; tras cuatro años de penosos ajustes en los que la clase media y trabajadora se ha empobrecido, en los que los salarios han disminuido al tiempo que aumentaba el desempleo (hay que recordar que las encuestas de población activa con balance positivo tienen un historial aún demasiado breve y discutible, debida a la consabida precariedad), en estos años, en los que se ha pasado de estar al borde del rescate europeo a lograr un crecimiento del PIB de los más altos en la UE, han dado un gran peso argumental a unas políticas económicas que, a pesar de ser discutibles en la justicia e igualdad generada, otorgan una buena base de partida para sus defensores. Limitándonos a observar las propuestas en lo referente a IRPF, IVA, Impuesto sobre Sociedades, Patrimonio y algún pequeño aspecto más, más que nada por curioso y por falta de espacio, podemos observar las siguientes propuestas.

Así, desde el Partido Popular se baraja la posibilidad de disminuir el conflictivo IVA cultural, a ver si así el pobre y vituperado Ministro José Ignacio Wert le dejan ir a la gala de los Goya de una vez sin sacarle los colores. De hecho podría reducirse el tipo al 10%, medida que también se aplicaría a espectáculos taurinos (que aún forman parte de la cultura, le pese a quien le pese), peluquerías y productos de parafarmacia. En este aspecto, es curioso que no se considere producto de primera necesidad el agua, electricidad y gas de uso doméstico, a pesar de la demanda social que existe al respecto.

Además, ante los buenos resultados de la recaudación del año pasado: 174.987 millones de euros de ingresos por impuestos, el partido gobernante considera que hay margen para preparar una nueva bajada de los tipos impositivos del IRPF para la próxima campaña en el 50% de la escala que controla el Estado, dependiendo la otra mitad del criterio de las Comunidades Autónomas.

En cuanto al principal partido de la oposición, las propuestas económicas pasan por recaudar más para reducir el déficit y poder así sostener el estado del bienestar. Esto supone medidas como integrar el Impuesto sobre el Patrimonio dentro del IRPF y equiparar los rendimientos del trabajo y del ahorro «para que pague menos la clase media y más la alta», según el secretario de economía del PSOE, Manuel de la Rocha. Otras medidas serían introducir un mínimo elevado en el Impuesto de Sucesiones, para que no afecte a las clases menos favorecidas, implantar un IVA reducido del 5% a la cultura y a productos sanitarios, entre los que se incluyen los pañales, aunque el tipo general seguirá al 21%. En cuanto al Impuesto de Sociedades, proponen un mínimo del 15% y eliminar muchas deducciones.

Otra serie de medidas sería atender a la petición de la organización de inspectores de Hacienda, al elegir al director de la Agencia Tributaria en el Congreso de los Diputados por un periodo de seis años, eliminando además los cargos políticos de la misma. Medida curiosa, teniendo en cuenta que hace cuatro años ellos mismos elegían estos cargos. Por último, con respecto al escabroso tema de las SICAV, anuncian que no subirán los tipos (que no se asuste nadie), con lo que seguirán tributando al 1%, pero que lucharán contra el fraude, lo cual tranquiliza mucho.

Izquierda Unida, centra sus propuestas económicas en una mayor imposición a las clases privilegiadas, contemplando un impuesto especial al lujo, una propuesta para el Impuesto de Sociedades, que limitaría las deducciones a un máximo del 3% de la base imponible (más un 5% complementario si se crea empleo estable) además de implantar un tipo del 35% para los beneficios empresariales de más de un millón de euros. Se apuntan igualmente, a la idea de que tributen en la misma base imponible rentas del trabajo y del capital en el IRPF.  En cuanto al IVA, su programa apunta que tanto la cultura, como ciertos medicamentos tributarían al 4%. Por último, proponen un recargo del 100% de la cuota del Impuesto de Bienes Inmuebles para pisos vacíos y la aplicación de un Impuesto sobre las transacciones Financieras (la famosa “tasa Tobin”).

Ciudadanos por su parte posiblemente haya presentado las propuestas más polémicas de todas, sobre todo en lo referente al IVA, donde habla de reducir los tipos de gravamen sólo a dos: el general del 18% y el reducido del 7%. Esta subida de IVA de los productos de primera necesidad se compensaría con una bajada del IRPF, que reduciría sus tramos a tres (de los cinco que hay en la actualidad), quedando los mismos en el 18% hasta 22.500 euros, en el 28% entre 22.500 y 75.000 euros y en el 42% a partir de 75.000 euros. El Impuesto de Sociedades también cambiaría sustancialmente, bajando el tipo del 28 al 20%, pero eliminando deducciones. Además, sugiere un Impuesto de Patrimonio con tipos más bajos que los actuales y un mínimo exento de un millón de euros. Por último, su programa también habla de una renta complementaria para las familias con menos ingresos, que puede alcanzar hasta los 5.500 euros por hogar.

La formación que ya parece no estar de moda, Podemos, también pretende convertir el IRPF en un impuesto que grave por igual a las rentas procedentes del trabajo y del ahorro y eliminar la tributación por módulos así como las desgravaciones por la tributación conjunta de los matrimonios. De todos modos, el programa económico de esta formación no hace sino sufrir continuos cambios, de modo que muchas propuestas que iban en el programa para las elecciones europeas han desaparecido en la actualidad, aunque siguen apostando por la recuperación del Impuesto sobre la Riqueza, así como por la implantación de la “tasa Tobin” y de la creación de un sistema de Renta Básica, aunque poco a poco van moderándose en su discurso.

En definitiva, multitud de propuestas entre las que destacan por ahora, por su concreción las elaboradas por el PSOE, Izquierda Unida y Ciudadanos. Las del PP, por su parte, sólo muestran una continuación de lo llevado a cabo hasta ahora, lo contrario sería ilógico. Y en cuanto a Podemos siguen dando lecciones de baile proponiendo y retirando medidas sin concretar gran cosa. Aún hay tiempo, hasta de ver barbaridades por parte de cualquier formación, si se lo proponen.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (42 votos, media: 3,45 sobre 5)

Escrito por Manuel González el 28 de abril de 2015 con 72 comentarios

La historia del coste de la reestructuración financiera española (y 3)

millonesHoy acabamos con este repaso (aquí el y aquí el ) al trato que en España se ha dado al problema de solvencia que tuvieron varias cajas de ahorros y que ha acabado costando varias decenas de miles de millones de € de dinero público. Volviendo a lo escrito por aquellas fechas el 16/01/2012 en A vueltas con la banca expongo una opinión

no es la titularidad de la banca el problema, sino el poder que los políticos le otorgan. Son ellos los que deciden las ayudas que les dan, los privilegios que les ofrecen, la labor del banco central… y los que mantienen un sistema que les otorga una excesiva importancia como creadores de dinero. Son ellos los que permiten que privaticen beneficios y socialicen pérdidas. Mientras no cambie esto cualquier medida, lejos de ser una solución, será un remiendo temporal aunque nos gastemos todo el dinero público en sanear todo el sector financiero”

Y avisaba –y por desgracia tuve razón- el 20/02/2012 en Por qué no hay una revolución

La ambiciosa –por lo reducido de su plazo de realización- reforma financiera española va a suponer, junto al brutal ajuste del déficit público, que 2012 sea probablemente el peor año de la crisis para el español medio.”

En lo que me equivoqué es en que la primera reforma financiera de De Guindos fuera ambiciosa, en realidad se quedó muy corta. Según ella, ya en abril de 2012 se podía ir pensando en vender Catalunya Caixa y NovaCaixaGalicia, de hecho el 10/04/2012 en Un repaso al gobierno cuando la analicé la di un aprobado aunque el PP ya demostró una de las principales características de su legislatura: la mentira.

La reforma financieraes muy similar a la ya acordada por el PSOE en el gobierno y el PP en la oposición, la mayor novedad –a mi juicio positiva- es que se han establecido unos límites claros tanto en la cantidad de dinero necesario como en el plazo temporal de la ejecución. Por supuesto, mienten al decir que no costará dinero público

¿Por qué me equivoqué yo y se equivocó De Guindos en el optimismo de su primera reforma financiera? Porque no contaba con la bomba Bankia, culpa sobre todo de miembros del partido del gobierno pero no directamente del gobierno de Rajoy. Justo cuando las cosas parecían calmarse tras el enésimo rebrote de la crisis de deuda de la Eurozona en la que España sonaba como siguiente país a rescatar, en mayo de 2012 se descubre un agujero tal en Bankia que el estado debe nacionalizar su matriz BFA e inyectar más capital lo que no evita que el valor se hunda en bolsa con fuertes descalabros para sus 400 mil accionistas (en febrero de 2013 se supo que durante 2012 Bankia tuvo como resultado -19.200 millones de €, la mayor pérdida empresarial en la historia española). Esto sienta fatal a todo el sector financiero nacional y aumenta la desconfianza hacia España llevando al Ibex a mínimos del siglo por debajo de los 6000 puntos a pesar de la petición española de un rescate bancario “de hasta 100 mil millones” a la UE para ampliar el capital del FROB. El 11/06/2012 lo valoraba así en Cómo hemos llegado al rescate:

En principio esta ayuda financiera de la €zona manda un mensaje positivo claro de que el mayor riesgo para la economía española -una posible expulsión del €- se aleja ya que no tendría sentido arriesgar tanto dinero si no es porque nos quieren ver dentro y entiendo hay un compromiso para ello.”

Si bien la tranquilidad no llegó y muchos creímos –y nos equivocamos- que acabaría habiendo un rescate total, lo cierto es que los 39.468 millones de € que finalmente se pidieron (y fueron otorgados con muy buenas condiciones financieras) –unido al fuerte compromiso de Draghi a favor de la Eurozona- acabaron siendo suficientes para casi culminar –faltan algunos flecos pequeños y la privatización de Bankia- el proceso de reestructuración financiera si bien se tardó bastante más y fue más caro debido a que hubo de inyectar más capital del esperado además de en Bankia, en NovaCaixaGalicia, Catalunya Caixa, Banco de Valencia y hasta en la Sareb que nació en agosto de 2012 y que de momento sólo ha dado pérdidas (585 millones el año pasado por ejemplo aunque eso sí, debido a provisiones)

El 17/08/2012 seguía con mi matraca:

La banca es culpable, en concreto en España abrió demasiadas sucursales, invirtió mal y con poca diversificación y en las entidades más dañadas, las cajas, primaron criterios políticos sobre otros más económicos en muchas grandes operaciones crediticias. Pero el principal responsable de que la banca tenga tanto poder es el sistema creado y nunca reformado por los políticos. Para colmo, es un sector ultra-regulado y sin embargo, tomando el ejemplo de España, ni el Ministerio de Economía ni el Banco de España ni el BCE han sabido supervisar para frenar los desequilibrios creados antes de la crisis y ni siquiera garantizar la veracidad de sus balances. Y después todos sabemos lo que ha ocurrido: todos los gobiernos, del color que sean, han puesto la salud de la banca por delante del bienestar del ciudadano. Yo no exculpo a los banqueros del mal que han hecho pero la forma de resolver este problema para siempre está en los políticos, que son los que deben eliminar esos privilegios que son los que convierten al sector financiero en tan peligroso para la estabilidad económica y la solvencia de un país”

Y el 24/08/2012 insistía:

hemos ligado la solvencia del país a la de nuestra peor banca y ahora necesitamos ayuda externa”

Y respecto a la Sociedad de gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria o Banco Malo que 4 meses antes De Guindos había negado:

“Los defensores de esta medida por un lado argumentan que esta sí que va a ser la solución definitiva y por otro que va a ser una operación rentable para el estado. Lo primero no es cierto ya que sólo se comprará una pequeña parte de los activos inmobiliarios (y aunque fuera el 100% hay otros problemas en la banca como la morosidad de las empresas o la enorme cartera de deuda pública) y lo segundo es una suposición que no está basada en los hechos ya que si fuera un chollo comprar, habría aparecido dinero inversor final y éste no se deja ver porque aún debe ajustarse bastante más el precio.”

La Sareb consiguió captar suficiente capital privado como para que el estado mantuviera una participación inferior al 51% y así el dinero del erario invertido allí no computa como deuda pública. Poco a poco fue quedándose a precios bastante competitivos activos inmobiliarios de las entidades rescatadas. Cambiando de tema, el 17/12/2012 en lo positivo de 2012 decía:

“La ampliación de Banco Popular–más allá del precio- fue un éxito de colocación y es una buena noticia porque ejemplifica el camino de lo que debe pasar a partir de ahora cuando un banco tenga problemas: recurrir a sus dueños. A pesar de lo criticable que resultan las diferentes reestructuraciones financieras españolas de los últimos años –con un alto coste para el erario-, la práctica desaparición de las cajas de ahorros con su limbo accionarial, significa que a partir de ahora se sabe quiénes son los propietarios de cada entidad y por tanto quienes son –como en toda empresa privada- los primeros a los que acudir si se necesita liquidez y dejar el dinero del contribuyente como último recurso de ayuda y siempre con condiciones.”

Popular no pasó los stress test de 2012 junto con Liberbank, BMN, Bankia, CatalunyaCaixa, Novagalicia y Valencia y llevó a que este banco ampliara capital en noviembre de ese año. Pero esa ampliación la cubrió el capital privado, no costó dinero a nadie, ese es el camino que yo defiendo, para eso están los mercados financieros, para aportar liquidez a proyectos de inversión. Los accionistas que aportaron su capital para mejorar la solvencia del Banco Popular hicieron además una apuesta muy rentable pero si se hubieran equivocado y estuvieran perdiendo dinero, el problema es de ellos y no de todos que es lo que nos ha pasado con las cajas, las fusiones de cajas y las fusiones de cajas nacionalizadas.

En noviembre de 2012 el estado vende B. Valencia a la Caixa por 1€, el 09/01/2013 Indignación y pregunta hablo de ello:

“Una de las peores noticias del año pasado y a la que nadie le dio excesiva importancia fue la venta de Banco Valencia –entidad 13 veces más pequeña que Bankia por volumen de activos-, propiedad estatal que nos costó sanear 7 mil millones de €, por 1 €. Mucha gente está indignada porque siga existiendo el Senado, las diputaciones, las dietas de los diputados que encima viajan en preferente en los aviones… y todo eso junto no suma el coste de esta pequeña entidad financiera cuyo penúltimo propietario fue Bancaja.”

Para mi Banco Valencia por su tamaño hubiera sido el ejemplo perfecto para probar que una entidad financiera se podía liquidar, sin embargo la saneamos para que una entidad privada la cogiera y prácticamente lo hiciera (cerró el 90% de las sucursales). Algo similar ocurrió con Banco Gallego (propiedad de la exNovaCaixaGalicia) que se vendió en abril de 2013 por 1€ a B. Sabadell. El tiempo me ha dado la razón y parece que con Banco Madrid sí que optan por la liquidación pero siguen sin explicar por qué no se hizo entonces y por qué defendieron, sin aportar ninguna prueba, que era la opción más cara. Mis sospechas de que hubo malversación de fondos públicos no han hecho más que aumentar.

También en el primer semestre de 2013 BMN, Caja3 y Liberbank (que sale a bolsa en mayo) reciben inyecciones del FROB y en Mayo se coloca el Banco CEISS (Caja España) a Unicaja… Y ya para acabar, que de lo más cercano imagino ya os acordaréis, en verano de 2014 se culmina el proceso de venta de NovaCaixaGalicia y de Catalunya Caixa con fuertes pérdidas para el estado español.

Resumiendo, en esta serie de artículos he querido expresar que incluso para los que creen que está justificado que el dinero público se use para rescatar bancos, el hacerlo desde el primer momento sin establecer condiciones empeoró la situación, que los riesgos sistémicos fueron creados por los mismos que luego usaban ese argumento para no dejar quebrar a entidades insolventes al asumir –estúpidamente a mi juicio- que unir varios problemas (en este caso cajas) iba a resultar en una solución y que ni siquiera como advertencia para el futuro, se planteó jamás dejar quebrar una entidad, ni siquiera una pequeña, al menos hasta 2015. El coste ha resultado excesivo y tanto en el origen de él como en su crecimiento están implicados gestores políticos de los dos partidos que más tiempo llevan gobernando en todos los niveles de la administración pública aunque en mi opinión el responsable directo del pecado más grave, la falta de supervisión, es la dirección de Banco de España –al fin y al cabo, un cargo político- tanto la de los años anteriores a la recesión global como la de los primeros. Lo mejor de este proceso es que ya que las cajas prácticamente han desaparecido y está claro quiénes son los dueños de las entidades financieras que quedan en España, si hemos aprendido la lección en la próxima crisis financiera serán ellos los que aporten el capital que haga falta si hay problemas de solvencia y dejarán el dinero de todos en paz. En cualquier caso, una lección demasiado cara.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (42 votos, media: 4,26 sobre 5)

Escrito por Droblo el 27 de abril de 2015 con 55 comentarios

La viñeta de la semana

euribor-chaves-grinan

Más viñetas en la categoría de “Humor” del blog

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (19 votos, media: 3,53 sobre 5)

Escrito por jrmora el 25 de abril de 2015 con 5 comentarios



« Artículos más antiguos

Artículos más nuevos »


Contáctenos - Terminos de uso y cookies