Esto te hará más listo (IX)

Continuamos con algunos conceptos científicos que de alguna manera afectan a nuestra economía y que posiblemente te harán más listo (puedes ver también la primera partela segunda partela tercera partela cuarta partequinta partesexta parteséptima parte y octava parte).

Motor de descubrimiento caleidoscópico

Los mayores conocimientos e invenciones son producto de muchas personas. Nunca ha sido solo una, todos nos apoyamos en alguien más.

«A posteriori, con frecuencia descubrimos que si un científico no hubiera hecho un descubrimiento en particular, otra persona lo habría hecho en algunos meses o años. … Nos cuesta creer que los grandes descubrimientos sean parte de un descubrimiento caleidoscópico y que se refleje en muchas personas a la vez.»

Codificación predictiva

Nuestras expectativas, y si las logramos o no, influyen en gran medida en cómo percibimos el mundo, y, en última instancia, en la calidad de nuestra vida.

La codificación predictiva «trata de la manera en que el cerebro explota la predicción y anticipación para dotar de sentido a las señales entrantes y usarlas para guiar percepción, pensamiento y acción».

Potencias de  10

Gran parte del mundo funciona con potencias de 10. Entender las leyes de escala, como las escalas Richter que miden los terremotos o las que miden el «volumen de la materia blanca cortical del cerebro», cuando se realizan cálculos, nos daría más perspectiva sobre la profundidad de los acontecimientos, materia y nosotros mismos.

«Las escalas espaciales también son inmensas. Nuestra trayectoria espacio-tiempo es una pequeñísima parte del universo, pero al menos podemos conectar potencias de 10 a ella y ponerla en perspectiva»

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (5 votos, media: 2,20 sobre 5)

Escrito por Carlos Lopez el 17 de abril de 2014 con 0 comentarios

Noticias de idealista.com:


Las 10 materias primas más negociadas

materiaEl comercio de materias primas ha existido desde tiempos inmemoriables, desde el trueque hasta los modernos futuros (éstos últimos se remontan al siglo 17, en Japón cuando quisieron asegurar sus cosechas de arroz).

Las materias primas son sustancias negociables que se producen en grandes cantidades para satisfacer las necesidades y deseos humanos . Un mercado de productos básicos es el lugar donde la compra y venta de estos productos se lleva a cabo .

En un mercado de materias primas no se negocian productos reales, se negocian contratos de materias primas que son representativas del producto. Por ejemplo, un vendedor puede ofrecer un contrato , por una cualidad particular de café a un precio determinado en una fecha futura entrega . La intención principal de comercio de productos básicos es cubrir la fluctuación de los precios de los productos básicos. Los productos pueden variar de materias primas como el azúcar , tripas de cerdo, zumo de naranja, café, oro, cobre, plata, etc.

Hoy vamos a ver cuáles son las 10 materias primas más negociadas del mundo. El ranking puede variar ligeramente de un día a otro pero en líneas generales representan las 10 materias primas más importantes del mundo y nos puede ayudar a entender el por qué de muchas guerras y movimientos estretégicos.

1. Petróleo.

El petróleo crudo es un producto relativamente nuevo en comparación con los metales preciosos como el oro , plata , etc de origen natural. Compuesto de diversos hidrocarburos, se somete a diferentes procesos de destilación para llegar a su forma usable. El petróleo crudo también se llama petróleo y se refiere a menudo como el “oro negro “. Puesto que, se trata de un recurso no renovable , con una presencia finita , también es uno de los productos más caros y volátiles negociados.

Dónde se negocia : New York Mercantile Exchange ( NYMEX) , Intercontinental Exchange ( ICE) , Dubai Mercantil Exchange ( DME), Nacional de Productos Básicos y Derivados de la India ( NCDEX ) , Tokyo Commodity Exchange ( TOCOM ), etc

2. Café.

De acuerdo a la Fundación de Comercio Justo , en los últimos 40 años, el consumo mundial de café ha aumentado en un 100 % , se estima que para el año 2019 , el consumo será de alrededor de 9,09 millones de toneladas. Aunque para muchos es sorprendente, no es extraño que el café sea la segunda materia prima más codiciados en el mundo.

Dónde se negocia : BM & FBOVESPA , Kansai Commodity Exchange ( KEX ), Singapur Commodity Exchange ( SICOM ) , New York Mercantile Exchange ( NYMEX) , NYSE Euronext , etc

3. Gas Natural

Una de las principales fuentes de energía para nuestras actividades del día a día , el gas natural ha cimentado su posición como uno de los productos más comercializados en el mundo. Se trata de una mezcla de gases de hidrocarburos que consiste en metano y nitrógeno , junto con cantidades variables de dióxido de carbono , sulfuro de hidrógeno , y otros hidrocarburos. En Europa, hay cerca de 2,1 millones de kilómetros de tuberías de gas subterráneas que suministran este combustible a unos 62 millones de familias.

Dónde se negocia : New York Mercantile Exchange ( NYMEX) , Intercontinental Exchange ( ICE) , Multi Commodity Exchange of India Ltd ( MCX) , etc

4. Oro

El oro es uno de los muy valiosos y codiciados metales. Es una forma fiable de la inversión y ha sido un símbolo de la riqueza y la prosperidad desde la antigüedad. En los últimos años , alrededor de 2.500 toneladas métricas de oro fueron extraídos anualmente. Si se juntara todo el oro del mundo que ha sido extraído de las minas a lo largo de la historia, no parecería tanto: cabría en un gran cubo de unos 25 metros de lado, con un peso de unas 150.000 toneladas aproximadamente

Dónde se negocia: New York Mercantile Exchange ( NYMEX) , Dubai Gold & Commodities Exchange ( DGCX ) , Tokyo Commodity Exchange ( TOCOM ), etc

5. Petróleo Brent

Los dos petróleos referenciales más conocidos y de uso difundido en el mundo son el West Texas Intermediate (o mayormente conocido como WTI) y el Brent Blend (o Brent), el primero de ellos producido en Norteamérica y el otro en el Mar del Norte. En el mundo existen alrededor de 161 zonas petroleras, cada una de ellas produciendo petróleo de diferentes características.

Dónde se negocia : Intercontinental Exchange ( ICE) , New York Mercantile Exchange ( NYMEX ), etc

6. Plata

La plata es otro metal precioso que ha sido objeto de comercio desde los tiempos antiguos . Ya que es un excelennte conductor eléctrico y térmico  que  se utiliza en muchas aplicaciones industriales. En 1971 , los precios de la plata aumentaron significativamente después de EE.UU. decidiese abandonar el patrón oro. Ese fue también el período en que la plata se consolidó como un metal precioso en el mercado comercial.

Dónde se negocia : London Bullion Market, el COMEX en Nueva York, etc

7. Azúcar

¿A quién no le gusta un poco de azúcar? No hay ninguna parte en el mundo donde no se negocia el azúcar. Los colonos británicos se referían a ella como “oro blanco” ya que los beneficios derivados de su comercio eran muy altas . Hoy en día, el mayor productor de azúcar es Brasil.

Dónde se negocia: Junta Comercial de Nueva York ( NYBOT ) , Euronext , Bolsa de Cereales de Tokio ( TGE ), etc

8. Maíz

A menudo se refiere como el “oro amarillo ” , el maíz puede cultivarse en diversas condiciones climáticas y, por tanto , es uno de los cultivos más extendidos en el mundo. Hay dos tipos de maíz : maíz dulce y maíz de campo. El maíz dulce se utiliza para el consumo humano , mientras que el maíz de campo se utiliza para fines industriales y alimentación animal. El maíz se estima que se han cultivado desde 12.000 años . Hoy en día, EE.UU. produce alrededor de 270 millones de toneladas de maíz por sí solo año.

Dónde se negocia: Chicago Board of Trade (CBOT ), Tokio Grain Exchange ( TGE ) , Mercantil brasileña y Bolsa de Futuros ( BM & F) , Kansai Commodities Exchange ( Kanex ) , Nacional de Productos Básicos y Derivados Exchange ( NCDEX ) , Euronext , etc

9. Trigo

El trigo es uno de los cereales más importantes del mundo y el tercer cultivo más importante , después del arroz y el maíz. La harina de trigo se utiliza en muchos productos alimenticios , panes, pastas , fideos y dulces. No es una sorpresa que se trata de uno de los productos más preferidos en el mundo. Acerca de dos tercios de la producción mundial de trigo se utiliza para el consumo humano , mientras que el resto se utiliza para la alimentación del ganado , usos industriales , etc

Dónde se negocia : Chicago Board of Trade (CBOT ) , Junta de Comercio de Kansas ( KCBT ), Tokio Grain Exchange ( TGE ) , Kansai Commodities Exchange ( Kanex ) , Euronext , etc

10. Algodón

El algodón es fibras naturales más utilizados del mundo. Se ha cultivado en la India desde hace casi 6.000 años . Fue de gran interés para los británicos durante el siglo XVIII. El algodón de la India fue sustituido por el barato de EE.UU. con el advenimiento del comercio de esclavos en América. Desde ropa , documentos , medicinas a las redes de pesca y los cosméticos , el algodón tiene una serie de usos y por lo tanto es siempre de la demanda .

Dónde se negocia: New York Mercantile Exchange ( NYMEX) , Intercontinental Exchange ( ICE) , Mercantil brasileña y Bolsa de Futuros ( BM & F) , Multi Commodity Exchange of India Ltd. ( MCX) , National Commodity Exchange Ltd. ( NCEL ), etc

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (12 votos, media: 3,75 sobre 5)

Escrito por Carlos Lopez el 17 de abril de 2014 con 35 comentarios

Esto te hará más listo (VIII)

Continuamos con algunos conceptos científicos que de alguna manera afectan a nuestra economía y que posiblemente te harán más listo (puedes ver también la primera partela segunda partela tercera partela cuarta partequinta partesexta parte y séptima parte).

Empirismo escéptico

«El empirismo escéptico, es el tipo ejemplificado por la investigación cuidadosamente estudiada y probada por la ciencia en su mejor momento. Se diferencia del empirismo», que es la simple observación de resultados del mundo que nos rodea.

Dicho de un modo más sencillo, es importante para nosotros ser escépticos sobre el mundo que nos rodea y no aceptar ciegamente lo que creemos que es la «verdad».

Principio copernicano

El principio copernicano consiste en la idea de que no somos especiales, de que el universo es mucho mayor y tenemos un papel bastante insignificante.

«La paradoja de este principio es que al entender adecuadamente nuestro lugar, incluso si es humilde, solo entonces podemos entender de verdad nuestras circunstancias particulares. Y cuando lo hacemos, no parecemos tan insignificantes después de todo».

Experimento de control doble-ciego

Es una herramienta que usan los investigadores para evitar las preferencias subconscientes al realizar experimentos.

Entender la necesidad de los experimentos doble-ciego ayudaría al resto de la población a entender sus preferencias subjetivas diarias, y a protegerse de la generalización y a dotar a la gente de la necesidad del pensamiento crítico.

Patrones de acción fija

Algunos comportamientos que mostramos los achacamos al instinto. Pero lo que creemos que es instinto, puede, de hecho, ser un comportamiento aprendido, o un «patrón de acción fija».

Esto puede tener muchas implicaciones, incluyendo el hecho de que, como criaturas racionales, podemos cambiar lo que creemos que es instintivo.

«Atendiendo a un entendimiento de nuestro patrón de acción fija, y aquellos de las personas con las que interactuamos, como humanos con poderes de procesamiento cognitivo, podríamos empezar a replantearnos nuestros patrones de comportamiento».

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 4,00 sobre 5)

Escrito por Carlos Lopez el 16 de abril de 2014 con 2 comentarios

El plan de NO persecución a los parados

imagesOrgullo de un trabajo bien hecho debe quedarle en el cuerpo a la Ministra de Trabajo al comprobar que el plan de persecución al parado perceptor de ayuda se está ejecutando al pie de la letra. De hecho, el objetivo para este año es destapar el fraude a la Seguridad Social de este colectivo (no olvidarlo: ¡tan peligroso para nuestras arcas!) con lo que se pueden llegar a ahorrar hasta 2.100 millones de euros, sin contar con las sanciones que puedan llegar a imponerse. Ya que el desempleado sorprendido trabajando perderá inmediatamente la prestación que cobre y la empresa para la que preste sus servicios será ineludiblemente sancionada. El objetivo es quitar el 14% de las prestaciones concedidas: pero eso sí, que nadie piense que es una campaña de persecución al parado.

No se trata de la primera ocasión en medio de la crisis, de hecho, ya entre enero del 2012 y junio del 2013 se llevó a cabo una primera campaña por la que se retiraron distintas prestaciones a 520.572 personas, lo que supuso un ahorro de 3.100 millones sólo en prestaciones por desempleo. Ahora debe ser nuevamente tiempo de cosecha.

Es evidente que el fraude en este colectivo existe, y como tal debe ser perseguido, de hecho es inaceptable la actuación de individuos que, cobrando una prestación, desempeñan un trabajo que, por remuneración, les bastaría para cubrir sus necesidades dados de alta como trabajadores. Aún es más inaceptable la actuación de esas empresas que contratan trabajadores en negro con tal de engordar su propio beneficio.

Sin embargo, uno de los colectivos investigados está siendo el de los desempleados perceptores de subsidio (la famosa ayuda de 426 €), con los cuales se llega al absurdo del paroxismo recaudatorio: se les obliga a vivir de esta cantidad y de la caridad ajena, ya que se les aplica igualmente el artículo 221 del Real Decreto Legislativo 1/1994, de 20 de junio, por el que no se les permite ningún trabajo por cuenta propia, aunque los ingresos sean mínimos y no estén obligados a darse de alta en el régimen de autónomos de la Seguridad Social, sólo se les permite el desempeño de un trabajo por cuenta ajena a media jornada y deduciendo la parte proporcional de sus ingresos a la prestación. En definitiva, y en palabras de un funcionario del INEM así como de un subinspector de trabajo consultados, el parado perceptor de la ayuda debe quedarse en el sofá de su casa hasta que le surja un trabajo o se muera de inanición, que para las estadísticas es lo mismo: un parado menos.

Evidentemente, ni la Ministra de Trabajo, ni la cuadrilla de funcionarios que le acompaña han tenido que enfrentarse nunca a un mes (siquiera febrero) con 426 € de ingresos, sin esperanzas, sin futuro y soportando día a día noticias de que estos mismos que te persiguen y amenazan con quitarte la ayuda, son los que tienen en sus filas a los implicados con Bárcenas, con Gürtel, los que rescatan a los bancos, a las empresas constructoras de autovías y los que permiten el enriquecimiento de especuladores, mientras que tu propia desgracia, y la de tu familia, perteneciente de lleno a la más pura economía real, permanece ya no en el olvido, sino en la persecución. Y es que, hasta no hace mucho, los fraudes en las prestaciones a la Seguridad Social, como es el caso del paro, se regulaban como si fuera una subvención normal, y la irregularidad tenía que alcanzar los 120.000 euros para ser considerada delito, ahora ya no importa la cuantía y se persigue desde el primer euro obtenido de forma irregular, independientemente de los ingresos y necesidades del afectado.

Y así, los servicios de inspección de la Seguridad Social están investigando a más de dos millones y medio de desempleados que aún reciben algún tipo de prestación (no olvidemos que casi dos millones no cobran ya nada, por lo que por ahora carece de interés su inspección, su vida o su muerte, llegado el caso).

Es por eso que me pregunto si no tienen otras ocupaciones para los inspectores de trabajo, por ejemplo se me ocurre que podrían ir a cualquier entidad bancaria por la tarde, donde encontrarán a los pocos de plantilla que han quedado tras los recortes, trabajando a destajo para cubrir la falta de mano de obra; ¿cobrarán horas extras? Es más ¿harán un exceso de horas extras de lo que reconoce su convenio?

Otra opción es, ahora que empieza la temporada turística, enviarlos a todos a las playas (seguro que no se quejan) a controlar a las empresas hoteleras, de restauración y de ocio. Donde se encontrarán irregularidades del tipo: contratación de trabajadores a media jornada para que realicen jornadas maratonianas (esta es la práctica favorita), estas horas extras rara vez se cotizan y, a veces, ni se pagan. Al fin y al cabo, a estos empresarios les da una enorme confianza el tener cajones llenos de currículums de gente que desearía trabajar casi a cualquier precio.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (94 votos, media: 4,16 sobre 5)

Escrito por Manuel González el 16 de abril de 2014 con 71 comentarios

Esto te hará más listo (VII)

Continuamos con algunos conceptos científicos que de alguna manera afectan a nuestra economía y que posiblemente te harán más listo (puedes ver también la primera partela segunda partela tercera partela cuarta parte y quinta parte y sexta parte).

Hallazgo fortuito estructurado

Atribuimos los avances a la suerte en exceso. Pero las personas con éxito suelen posicionarse, estudiando, trabajando sin descanso, persiguiendo la verdad, donde encuentran la suerte.

«Deberíamos invertir algunas horas a la semana para leer investigaciones que aparentemente no tienen nada que ver con nuestros trabajos diarios, en un entorno que no tenga nada que ver con nuestras áreas de trabajo habituales».

Subyoes y la mente modular

La creencia de que tenemos un único yo es falsa. De hecho, tenemos múltiples identidades, o «subyoes».

«Cada uno de nosotros tiene un conjunto de subyoes funcionales, uno dedicado a llevarse bien con nuestros amigos, otro a la autoprotección, otro a ganar estatus, otro a encontrar compañeros, etc.»

Umwelt (medio ambiente en alemán)

Umwelt es la idea de que aceptamos ciegamente la realidad del mundo que nos rodea.

«Sería útil si el concepto de medio ambiente estuviera dentro del léxico público. Captura casi por completo la idea de conocimiento limitado, de información inalcanzable, de posibilidades inimaginables».

Riesgo no calculado

«Los humanos no nos llevamos bien con la probabilidad. … Nuestros miedos irracionales e inclinaciones son caros».

Damos un peso demasiado importante a la posibilidad de que nos ocurran acontecimientos raros importantes, por ejemplo, que nos toque la lotería o un accidente de avión, pero no el suficiente a los efectos de acontecimientos menores.

«Adoptar decisiones acertadas exige un esfuerzo mental de concentración, y si nos excedemos, podemos correr el riesgo de ser contraproducentes, aumentando el estrés y perdiendo el tiempo. Así que es mejor ser equilibrados y jugar, asumiendo riesgos saludables».

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (4 votos, media: 4,75 sobre 5)

Escrito por Carlos Lopez el 15 de abril de 2014 con 0 comentarios

Historia de por la bolsa, desde su nacimiento hasta su muerte

vanderCuentan que en la Edad Media en Brujas se reunían los mercaderes de todo el mundo para negociar, lo hacían en la casa de la familia Van Der Börse, cuyo escudo con tres bolsas de plata lucía en la fachada. A la casa la llamaban De Bursa, que luego evolucionó hacia Beurs y finalmente Bourse (bolsa)

Podríamos decir que la bolsa nació en 1460, en Amberes, en donde se reunían mercaderes de distintas nacionalidades, quienes realizaban transacciones y cotizaban objetos de valor.

La famosa Wall Street , en Manhattan, abriga las oficinas de la Bolsa de Valores de Nueva York desde 1792. En 1802, se oficializó este mercado, en el cual se especulaba con acciones de algunas pocas compañías industriales y mineras que funcionaban como sociedades cuyo capital estaba repartido en acciones.

En plena Guerra de la Independencia José Bonaparte fue nombrado rey de España en 1808 por su hermano Napoleón. José I Bonaparte en 1809 tomó la decisión de instaurar la primera Bolsa de Comercio en Madrid que inició operaciones en 1831.

El resto de la historia más o menos la conocemos, unos se forran y otros se arruinan, crack por aquí, depresión por allá y diversas exhuberancias irracionales por todos lados que animan a los ciudadanos de a pie a jugar a un casino haciéndoles creer que son inversores.

Y fin.

El arte de la negociación ha muerto, la informatización de las operaciones ha creado un juego de suma cero, en el que programas de negociación de alta velocidad cada vez más complejos compiten para comprar y vender acciones en milisegundos por delante de los inversores ordinarios, y cada uno, por minúsculos beneficios que se acumulan en millones de operaciones. Es normal y tenía que llegar. Se ha acusado a la mecanización de la pérdida de puestos de trabajo en las fábricas y en las oficinas. Las mesas de operaciones ahora se pueden añadir a esa lista. Parece que el una vez poderoso agente de bolsa, en el que se basa gran parte de la mitología de Wall Street, empieza a parecer un anacronismo.

Aunque los beneficios generales del negocio en los principales bancos están cerca de los niveles más altos de la historia, los beneficios de la negociación con acciones han estado en sus niveles más bajos desde 2008, con una caída del 40 por ciento en los últimos cinco años. El recuento diario de las acciones compradas y vendidas también ha disminuido, cayendo un 5,3 por ciento desde la misma fecha del año pasado. Estas dos medidas están registrando el quinto año seguido de descenso. Como respuesta, los mayores bancos despidieron a un 14 por ciento de su personal vinculado a la negociación de acciones, con base en la caída de los ingresos y los excesivos costes.

La proliferación de las operaciones de alta velocidad incluso parece tener un efecto indeseado. Hace un año, la mayor empresa de operaciones de alta frecuencia reveló que sus beneficios habían caído un 90 por ciento respecto al ejercicio anterior. Dicha situación demuestra una tendencia continuada: a medida que los algoritmos informatizados siguen afianzando su posición dominante en el mercado, el volumen de operaciones paradójicamente disminuye junto con los beneficios de las operaciones. Según explica Felix Salmon de Reuters, los programas de operaciones de alta frecuencia han llegado a estar tan igualados que ni siquiera se ejecutan operaciones durante mucho tiempo, simplemente envían miles de órdenes de compra o venta y después se retractan instantáneamente cuando ven que no se puede obtener un beneficio de las operaciones potenciales. Aunque la proporción de operaciones realizadas ha disminuido, la proporción de órdenes sin realizar ha seguido creciendo.

Las operaciones de alta velocidad también han sido consideradas las responsables de algunos desastres famosos. La más famosa fue la «caída repentina» del 6 de mayo de 2010 (de la que hemos hablado por aquí varias veces), cuando el Dow Jones Industrial Average se hundió más de 600 puntos en cinco minutos, dando lugar a que mil billones de dólares de valor desaparecieran temporalmente antes de que se reconociera que la liquidación fue consecuencia de un mal funcionamiento y se revertiera. En este informe sobre lo ocurrido, la Commodity Futures Trading Commission (Comisión Reguladora de Operaciones de Futuros de Materias Primas) escribió, «los agentes de alta frecuencia operan de manera agresiva para cambiar los precios … y pueden aumentar la volatilidad de los mismos». Como respuesta a esta afirmación, y otras debacles similares, muchos inversores institucionales importantes sacaron su dinero de la bolsa, dejando a los fondos de inversión, fondos de pensiones, bancos, fondos de cobertura y empresas de operaciones de alta frecuencia negociando entre sí haciendo uso de esta tecnología.

Si los bancos de inversión se están convirtiendo en empresas tecnológicas, su función indirecta parece ser la automatización y restructuración de los mercados financieros que asignan capital en nuestro sistema económico. Por raro que resulte, el mayor problema al que se enfrentan sus operadores parece ser que son demasiado buenos. De hecho, los programas de operaciones informatizadas parecen ser tan buenos para buscar los mejores precios que cuando negocian entre ellos sus algoritmos les obligan a buscar un beneficio que a veces es imposible de obtener. Más o menos en la década desde que se introdujo la moderna negociación de algoritmos, parece ser que se ha creado en la bolsa algo que casi se acerca a la competencia perfecta.

Es lo que hace tener pesadillas a críticos como Joseph Saluzzi. «Los antiguos especialistas y creadores del mercado se han quedado sin trabajo, pero los dedicados a las operaciones de alta velocidad afirman “esto ya no me resulta rentable, ya no obtengo dinero de ello” ¿Quién va a llenar el vacío? Podrían simplemente marcharse. De eso trataba la caída repentina». Los temores de este tipo han hecho que los que critican a las operaciones de alta velocidad soliciten a Washington que tome medidas drásticas sobre esta práctica, y la Securities and Exchange Commission (Comisión del Mercado de Valores estadounidense) acaba de anunciar su intención de volver a regularla.

Si Jeffrey Wallis está en lo cierto, no obstante, y la automatización de los mercados financieros es inevitable, parece interesante considerar una aplicación de estas tecnologías más orientada al público. ¿Podrían modificarse los algoritmos de operaciones de alta velocidad para obtener resultados distintos basándose en un conjunto más amplio de variables? No resulta plausible imaginarse a las instituciones públicas y sin ánimo de lucro utilizando programas de operaciones automatizadas para asignarse capital entre sí. En la era de la fianza de impacto social y otros experimentos, las herramientas de gestión del riesgo del sector financiero pueden tener aplicaciones que apenas hemos empezado a explorar.

Si los mercados financieros van a mecanizarse y drenar los beneficios de la negociación, ¿no deberían tener un objetivo más útil que simplemente la inversión privada? Como ejercicio de pensamiento vale la pena imaginar si la tecnología existente podría utilizarse como punto de partida para una red electrónica de asignación de capital público. Es muy pronto para saberlo, pero las herramientas que hacen que los mercados digitales sean cada vez más eficientes podrían constituir una parte esencial de un futuro sistema financiero más moderno, complejo e igualitario.

Para terminar os dejo un documental de la noche temáticas sobre el Trading de Alta Frecuencia

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (33 votos, media: 4,91 sobre 5)

Escrito por Carlos Lopez el 15 de abril de 2014 con 58 comentarios

Esto te hará más listo (VI)

Continuamos con algunos científicos que posiblemente te harán más listo (puedes ver también la primera partela segunda partela tercera partela cuarta parte y quinta parte).

Aleatoriedad

«La aleatoriedad es un límite fundamental a nuestra intuición. Dice que hay procesos que no podemos predecir del todo. Es un concepto que nos cuesta mucho aceptar, incluso aunque es una parte esencial del funcionamiento del cosmos».

No obstante, algunos acontecimientos aleatorios, como la unión aleatoria de átomos, también son absolutos, y podemos predecir el resultado de esa «aleatoriedad» con total certidumbre.

Inconsciencia racional

Freud inspiró la idead del subconsciente irracional, pero muchos de los científicos actuales discuten esa idea.

En cambio, ellos conectan el consciente y el inconsciente, e insisten en que funcionamos en ambos niveles y tenemos conciencia de su conexión, más de lo que creemos. «Nuestro entendimiento consciente de la probabilidad, por ejemplo, es verdaderamente malo, a pesar del hecho de que inconscientemente realizamos sutiles juicios de probabilidad todo el tiempo».

Sesgo egoísta

La idea de que nos percibimos a nosotros mismos mejor de lo que somos, para asumir la responsabilidad por el éxito y culpar a otros por el fracaso.

«En la vida diaria, más de nueve de diez conductores están por encima de la media, o eso dicen ellos. En los estudios universitarios, el 90 por ciento o más se ha valorado como superior al promedio de su universidad».

Síndrome del cambio de referencia

La creencia de que lo que percibimos es normal, sin tener en cuenta la totalidad de los acontecimientos pasados y potenciales para el futuro.

El síndrome se llama así por el científico Daniel Pauly, que afirmó que cada generación acepta «como una referencia el tamaño de la población y la composición de las especies al inicio de sus carreras y la usa para evaluar los cambios. Cuando la siguiente generación comienza su carrera, las poblaciones han disminuido más, pero son las de ese momento las que sirven como nueva referencia».

Por tanto, lo que es «normal» cambia constantemente

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (12 votos, media: 4,00 sobre 5)

Escrito por Carlos Lopez el 14 de abril de 2014 con 0 comentarios

Repasando lo básico: El IPC

trillonEl índice de precios al consumo mide la variación en los precios que ha experimentado una cesta de bienes y servicios representativa del hábito de consumo de los ciudadanos. También existe una tasa subyacente para cuyo cálculo se extraen de la cesta de bienes los considerados como más volátiles: alimentos y energía. Como indicador es uno de los más polémicos y que más sospechas recibe de manipulación pero aunque ésta es posible algunos meses, la clave del dato en sí está en la ponderación de la cesta. Es evidente que un televisor -por poner un ejemplo- no lo compras cada semana y ni siquiera cada año pero la leche, el pan e incluso los carburantes son gastos casi diarios. Hay quien dice que la percepción de estos gastos -al ser cotidianos- nos hace creer que la inflación es más alta de lo que es pero yo voy algo más allá: creo que en la cesta faltan elementos. ¿Cómo es posible que cuando los precios de las viviendas subían un 30% anual la inflación fuera sólo del 3% si la mitad del presupuesto familiar se iba en pagar la casa propia? ¿Por qué se excluye de los índices de inflación, sin motivo alguno, los activos financieros? Si gastamos el dinero en acciones y viviendas el IPC no se mueve pero si los gastamos en viajes y coches, sí, ¿Tiene sentido? Es por eso que los años de la burbuja inmobiliaria y bursátil el IPC oficial se mantenía moderado de un modo a mi juicio artificial. No obstante, para simplificar, aceptaremos que el IPC mide la inflación.

La inflación es un robo al ahorrador ya que no debería haber un motivo para que el simple paso del tiempo haga que los precios suban y el dinero pierda valor, pero el abandono del patrón oro, la importancia de los bancos centrales y la tendencia de éstos a la manipulación monetaria le han proporcionado una tendencia alcista comúnmente aceptada. Aunque se pretende regular desde las instituciones, la inflación es algo que debería ser generado por el libre mercado por la archiconocida ley de la oferta y la demanda. Y eso vale para los limones y para las acciones: Si muchos quieren comprar los precios suben y si muchos quieren vender los precios bajan. Pero a esa dinámica ayudan otros factores. Por ejemplo una vivienda que la inmensa mayoría sólo puede comprar con un crédito depende mucho del tipo de interés de dicho crédito y de la facilidad que tenga el posible comprador en obtener esa financiación por parte del sistema financiero a lo que además podemos añadir subvenciones y ayudas fiscales -o la ausencia de ellas- del estado.

Normalmente, una baja inflación es buena para la economía pero ante el miedo a la deflación ya no es asíLa deflación la entendemos como una tasa negativa en la evolución de los precios, ¿Por qué entonces es tan mala si todo nos resultará más barato? Esto es fácil de entender comprobando cómo afectó a la economía el proceso deflacionario de los activos (bolsa, renta fija privada, propiedades inmobiliarias…) al comienzo de  esta crisis. Si llega la deflación también a la vida cotidiana y los productos cada vez son más baratos, la crisis financiera se convierte en crisis total tanto desde el punto de vista del consumidor (¿Para qué comprar un coche hoy si va a ser más barato dentro de un mes?) como del empresario (¿Para qué voy a invertir contratando empleados si nadie compra?). La solución a una situación así es muy muy compleja, a nivel mundial en la historia reciente sólo ocurrió en los años 30 del pasado siglo y para solucionarlo se terminó con el patrón oro y a nivel local tenemos el ejemplo de Japón, que aún no ha acabado de salir de la crisis que inició hace más de 2 décadas.

Contra la deflación los estados se han dedicado a inundar el sistema de más dinero y de un teórico más barato acceso a ese dinero -que se ha circunscrito sólo al sector financiero-, repitiendo lo que ya hizo Japón en una situación similar. Es lo que se llama “ampliar la base monetaria” (que no significa exactamente imprimir más billetes aunque lo denominemos así porque se parece mucho) actualizando dinero futuro a valor presente (como por ejemplo ha hecho la FED tomando deuda en préstamo desde el Tesoro). Mientras dura la crisis el proceso normal es que quien tiene capital, sea individuo o empresa, ahorre y paralice gastos e inversiones: se reduce el número de participantes en la bolsa, baja la venta de coches y edificios, a nivel empresarial apenas hay OPAS y se reducen puestos de trabajo y se cierran factorías en lugar de crear nuevas. La gran batalla de gobiernos y bancos centrales es abaratar el dinero e inundar de liquidez a la banca para que los posibles consumidores consuman y los posibles inversores inviertan. Lo segundo es lo único que de momento parece haber ocurrido y mayormente en activos especulativos.

En general los bancos centrales han vencido estos años en su lucha contra la deflación pero queda la duda de si todo lo que han hecho para evitarla no será contraproducente. Cuanto más dure la crisis, más se ampliará el ahorro y si finalmente se supera la fase de riesgo de deflación (gracias a un repentino aumento de la confianza o de una revolución tecnológica que aumente la demanda o -esperemos que no- una guerra o cualquier otra razón) todo ese dinero se lanzará al consumo y a la adquisición de activos. Eso puede provocar la subida de la inflación y sus consiguientes burbujas asociadas. Una vez que el miedo a perder el empleo pase y la confianza en la recuperación económica aumente, el consumo aumentará. Ese consumo se volcará sobre unos productos elaborados por empresas acostumbradas durante esta crisis a una dimensión mucho menor de volumen en sus inventarios, luego será probable que la ley de la oferta y la demanda funcione al revés. Pongo un ejemplo: si van cerrando factorías automovilísticas y despidiendo trabajadores porque no se vende y de repente ante una industria acostumbrada a vender 100 surge una demanda de 500, hasta que vuelva a impulsarse una infraestructura que permita ofrecer 500 los precios se dispararán…así pasará con pisos, ordenadores etc. y eso provocará aumentos de precios. Evidentemente, si eso ocurre bancos centrales y gobiernos intentarán por todos los medios retirar toda esa enorme -hiperbólica diría yo- liquidez que hay en la actualidad y seguro que una de las primeras medidas será aumentar los tipos de interés.

El que la inflación durante esta crisis haya dejado de ser un problema acuciante y que se haya intentado evitar la deflación, enlaza con lo comentado en otra ocasión de la “guerra de divisas”. La mayor parte de las economías desarrolladas son importadoras de petróleo y si por ejemplo el precio del barril es de 100$, lo será sea cual sea el valor de la moneda que cada país tenga por lo que el cambio de esa divisa respecto al $ es vital porque si tienes una divisa débil contra el $ provocas que la factura a pagar por esa fuente energética sea mayor. Eso hace que lo que puede ser positivo para el turismo o las exportaciones sea alcista para los precios puesto que el encarecimiento del crudo se traslada a toda la cadena de producción y transporte. En una situación normal de la economía en la que hay miedo a una alta inflación, esto es un gran problema pero si hay crisis y la lucha es contra la deflación y además el estado recauda más ya que la mayor parte del precio final de la gasolina, el gasoil etc. son impuestos… los políticos no pondrán ninguna objeción, más bien al contrario, a debilitar todo lo que se pueda la divisa propia aunque haga subir la inflación. Evidentemente, es imposible que todos debiliten su moneda contra todos, alguna divisa tendrá que revalorizarse. ¿Quién ganará en esa guerra? Quizás, como en la mayoría de las guerras, pierdan todos.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (36 votos, media: 4,81 sobre 5)

Escrito por Droblo el 14 de abril de 2014 con 59 comentarios



« Artículos más antiguos

Artículos más nuevos »


Contáctenos - Terminos de uso y cookies