La Marca España se ahoga en la arena

imagesAhora que al fin se ha anunciado que Sacyr va a hacer entrega de la ampliación del canal de Panamá el próximo 31 de mayo (ojo a la proximidad de las elecciones y su posible uso partidista), y que envuelto en las felicitaciones y en los festejos poco a poco se irá digiriendo el tema de los sobrecostes en la construcción de tan faraonica obra, alguien debería aprovechar el momento de gloria para atar corto a nuestros políticos y que dejen de vender la Marca España.

Sacyr ganó la licitación por dos razones principales: por un lado presentó un proyecto claramente a la baja con un presupuesto de 2.830 millones de euros, 1.000 millones por debajo de su más directa competidora y 300 por debajo del importe base de licitación, lo que da a entender un grave error de cálculo en la propuesta o una maniobra calculada. Por otro lado, la decisión del gobierno de Zapatero de excluir a Panamá del listado de paraísos fiscales. El caso es que Sacyr ha estimado en 2.480 millones de euros los sobrecostes del canal de Panamá “derivados de diversos costes imprevistos surgidos en el proyecto” de los que espera recuperar 430 millones a añadir a los 352 ya recibidos, correspondientes a su participación en el conglomerado de empresas.

Pero otro proyecto que también está dando que hablar, y más que lo hará, es el que vino de las excelentes relaciones entre nuestro anterior Jefe de Estado y la Familia Real Saudí, la construcción de la línea de alta velocidad del tren La Meca-Medina. Y es que parece que los problemas de construcción de la misma y sus retrasos han originado el enfado de las autoridades Saudíes. Así lo ha indicado el ministro de Transporte saudí, y presidente de la Saudi Railways Organitation (SRO), organismo promotor del proyecto, Abdullah Al-Muqbel, el cual ha instado al consorcio a “completar la fase del proyecto que le corresponde lo antes posible” y a presentar en dos meses “un plan para solventar los retrasos” que acumula la obra, siendo además éste el último aviso antes de emprender las acciones necesarias para retirar al consorcio español del proyecto.

El consorcio que a finales de 2011 se hizo con uno de los mayores contratos logrados por España en el exterior, presupuestado en 6.736 millones, está integrado por doce empresas, las públicas Adif, Renfe e Ineco, y las privadas Cobra (ACS), Consultrans, Copasa, Dimetronic, Imathia, Inabensa, Indra, OHL y Talgo, además de las saudíes Al Shoula y Al Rosan.

El proyecto comprende la construcción de las vías y los sistemas de comunicación, electrificación y seguridad de la línea de 450 kilómetros de longitud y su posterior explotación por parte de Renfe durante doce años de este corredor AVE que unirá las dos ciudades santas en dos horas y media. Por su parte Talgo se encargará de suministrar los trenes, unos 35 vehículos con capacidad para 450 viajeros.

Sin embargo, para las empresas españolas el problema tiene más aristas. Por un lado, Renfe, Adif e Ineco, que son las encargadas de la operación y del mantenimiento del servicio ferroviario, una vez la línea se ponga en marcha, se ha dado cuenta que hay importantes errores de cálculo en las estimaciones de viajeros que utilizarán la línea de alta velocidad y que quedarán muy lejos de llegar a los 60 millones de viajeros/año que se estimaron para calcular la viabilidad del proyecto. De hecho, en el escenario más optimista se alcanzarán los 42 millones de viajeros al año, un 30% menos, lo que provocará una pérdida esperada de unos 1.000 millones de euros. Por lo que ahora estas empresas están tratando de involucrar también en las pérdidas a las constructoras, las cuales se lavan las manos. Por otro lado, estas mismas empresas constructoras pretenden a su vez cargar otro muerto sobre las empresas explotadoras: alguna mente pensante ha descubierto que en el desierto suele haber mucha arena, y que ésta se acumula en las vías, lo cual conlleva importantes sobrecostes de mantenimiento, ya que por la parte constructiva no se ha encontrado ninguna solución al problema, salvo la construcción de un muro en los 40 km más conflictivos, que no servirá sino para ver cómo se acumula la arena hasta sobrepasarlo.

Mientras tanto el gobierno Saudí ya ha avisado que no pagará ni un euro de sobrecoste por la obra aunque ha aflojado un poco la tensión al conceder 14 meses más de plazo al proyecto, además de ponerse al día con los pagos. Pero nada más, ahora a disfrutar del espectáculo viendo cómo las empresas españolas se despellejan entre ellas. Prueba de ello es la reciente dimisión del consejero delegado del consorcio de empresas públicas y privadas españolas encargado del proyecto, Santiago Ruiz cuando aún falta por construir un 30% de la obra.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (28 votos, media: 4,36 sobre 5)

Escrito por Manuel González el 24 de mayo de 2016 con 42 comentarios

Expectativas: el papel de BCE

Esto es lo que han respondido los bancos a la pregunta de si gracias a la QE de BCE han prestado más:

ECB past 6 months

Y esto a la pregunta de si gracias a la QE de BCE van a prestar más:

ECB next 6 months

Por si no fuera poco motivo para dudar de la efectividad de la política ultra-expansiva de BCE el pobre comportamiento económico de la Eurozona y el fracaso en el intento por aumentar la inflación, resulta que tampoco está reactivando el crédito. Pero claro, como no podemos saber qué hubiera pasado sin todas esas medidas, sus defensores –que son mayoría en el mundo económico- dicen que son un éxito porque argumentan que sin ellas estaríamos mucho peor. Y quién sabe si tienen o no razón porque no hay con qué comparar ya que no hay dos situaciones iguales y todos los países son diferentes. Lo que puede ser útil en los EUA puede fracasar en Japón, lo que fue un fracaso en Grecia fue un éxito en Irlanda… cada día tengo más claro que hay que ser más prácticos que ideológicos porque no hay una sola política que valga para todos. Quizás por eso es tan difícil que la Eurozona tenga éxito conjunto a largo plazo.

El caso es que BCE quiere marcar las expectativas de largo plazo con actuaciones en el corto plazo. Su intención está clara: si todo el enorme ahorro piensa que los tipos ultrabajos e incluso negativos van a durar mucho tiempo, al final asumirán el riesgo de invertir y con ello crear empleo. El problema a mi juicio es que esa misma expectativa de largo plazo está hundiendo el consumo ya que la sensación de crisis no se va de la población y no crece el gasto en bienes duraderos (los que de verdad importan) como para justificar que se invierta más. Si además los precios no suben ni se espera que lo hagan, no tiene sentido acumular stock de productos con lo que no aumenta la producción.

De este modo, es más fácil para el ahorro elegir la inversión en bolsa, por ejemplo, que el emprendimiento. Y para los bancos es mejor el mercado de deuda, por muy poca rentabilidad que ofrezca, que el crédito ya que los programas de BCE les proporcionan un beneficio casi seguro con menos riesgo, incluso en tipos negativos ya que compran barato y venden más caro. Y las grandes empresas, como ya hemos visto en los EUA, prefieren comprar sus propias acciones que aumentar tamaño y crear empleo y en concreto las españolas cada vez miran más al exterior, donde parece que puede haber más crecimiento económico y mayor consumo. Si además a todo esto añadimos la inestabilidad política española y los problemas de la banca, todo suma para que, aunque pudiera mejorar la bolsa, la economía pierda ritmo. Que lo recupere puede depender mucho del contexto internacional de nuestros vecinos de la Eurozona (el 67% de nuestras exportaciones se quedan en nuestro continente) y estoy seguro que algo tiene que influir positivamente todo lo que hace BCE.

Por desgracia, creo que los efectos del BCE son positivos pero a corto plazo –no porque sus resultados sean espectaculares sino porque su inacción nos llevaría a un crash debido sobre todo a la artificialidad de esta “unión”- pero son los cimientos de una gran crisis en el medio plazo. Difícil saber qué es mejor, si una fuerte caída rápida o una recuperación falsa que nos hará caer más y desde más arriba. Personalmente, soy más de lo primero, llevo desde 2008 defendiendo que debían caer los bancos y empresas ineficientes, sufrir mucho menos tiempo y hacer limpieza rápido y no retrasar lo inevitable y vistos los resultados en España creo que tuve razón pero el coste político –que por ejemplo sí asumió Alemania en 2009 cuando su PIB cayó más que el español- retrasa las decisiones más complicadas. Quizás por eso la mayoría de los gestores políticos son cortoplacistas. En cualquier caso, el mayor problema de España a día de hoy es que a día de hoy las cuentas no salen. De eso hablaremos otro lunes.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (27 votos, media: 4,56 sobre 5)

Escrito por Droblo el 23 de mayo de 2016 con 34 comentarios

La viñeta de la semana

354-euribor-corrupcion

Más viñetas en la categoría de “Humor” del blog

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (13 votos, media: 3,69 sobre 5)

Escrito por jrmora el 22 de mayo de 2016 con 0 comentarios

La semana en los mercados

bikiniSiempre hemos comentado por aquí aquella frase que dice que las estadísticas son como los bikinis; lo que muestran es sugerente, pero lo que esconden es vital. Lo mismo pasa con los datos, sobre todo cuando se establecen comparaciones entre ellos. En el intríngulis de la economía internacional, de las grandes cifras, hay que tener mucho cuidado al igualar unas cifras con otras: es un error comparar datos entre diferentes economías sin conocer ni la forma de recopilarlo en cada país ni las vicisitudes propias. Por ejemplo, con el tema de los salarios pasa mucho. El otro día leí una estadística por países europeos de la retribución del empleo público en relación al PIB y salen cifras interesantes pero algunas me parecían difíciles de creer: el país que peor paga a sus empleados públicos, según esa estadística, resulta que es Alemania. Pero claro, el motivo se podría encontrar en que los sueldos de los médicos, que suelen ser altos, no están incluidos en Alemania puesto que la gestión de la sanidad allí es privada. Es como cuando se hacen comparativas de salario entre Europa y los EUA, muchas veces no tienen sentido porque en muchos trabajos norteamericanos no está incluido el seguro médico luego no son comparables. Algo similar ocurre cuando salen cifras de salarios públicos y privados. Se dice que los públicos ganan más pero es que por ejemplo hay el doble de titulados en el sector público que en el privado y es normal que ese título les proporcione algún plus. Y a veces se comenta de los sueldos en países del Tercer Mundo como “de esclavos” cuando se desconoce el coste de la vida allí. Hay países donde 300€ al mes equivalen a 2000€ en Europa, no se puede considerar en números absolutos sino en poder adquisitivo.

Igual pasa cuando comparamos precios en el tiempo, el típico que compró un piso hace 50 años –periodo que se ha puesto de moda por el último bono emitido por España a ese plazo- y ahora lo vende y piensa que ha hecho un gran negocio sin tener en cuenta que en estas 5 décadas la inflación en España ha subido –según el IPC oficial, aquí tenéis el calculador delINE– un ¡2500%! Es decir, que con lo que comprábamos hace 50 años con mil euros hoy necesitaríamos 25 mil. Y si el que ha vendido la casa no ha recuperado mínimo ese poder adquisitivo en realidad ha perdido dinero. Como en España los precios inmobiliarios han subido mucho más el IPC seguro que no es el caso pero es un ejemplo, ejemplo que sirve para cualquier precio de cualquier cosa, sea de consumo (como el crudo o la cerveza) o de inversión como las acciones. Una acción que en 50 años no haya subido mínimo en neto un 2500% (incluyendo dividendos cobrados y descontando comisiones de mantenimiento e impuestos) ha hecho perder dinero al que las comprara. No es tan fácil, de ahí que el trabajo de un buen gestor de fondos de pensiones tenga mucho mérito. Más cuando en tanto tiempo es seguro que habrá crisis económicas, desplomes bursátiles, empresas desaparecidas, movimientos de divisas totalmente inesperados etc.

La inflación, tan deseada por nuestros políticos porque ayuda a pagar las deudas, desincentiva el ahorro e incentiva que los ahorradores tomen más riesgos. Por eso la situación actual de los mercados es tan atípica: los tipos de la deuda nos señalan que a largo plazo la inflación será muy baja, por ejemplo para no irnos al caso extremo alemán (0.14%), el bono a 10 años francés renta un 0.50% de rentabilidad. Muchos bancos que compran esa deuda lo hacen pensando en que el BCE se lo comprará a ellos un poco mejor pero aparte de ese factor, la compañía de seguros o el gestor de un fondo de pensiones que deba asegurar a sus clientes que batirá a la inflación, para no perder dinero comprando al 0.50% deberá tener claro que durante los próximos 10 años la inflación rondará el 0% o será negativa. Si eso es cierto, significa que la economía francesa estará bastante tocada la próxima década porque si no hay inflación durante tantos años (y no es algo temporal por la caída del crudo como se podría pensar de los últimos tiempos) será porque el consumo es bajo y las perspectivas de que vaya a mejorar también. Y si eso pasa, entonces las empresas francesas reducirán beneficios, no contratarán, el paro aumentará y el consumo bajará aún más etc. Es decir, no hay tampoco ningún motivo para comprar bolsa francesa.

Resumiendo, que quien crea que es buen negocio comprar deuda al 0.50% a diez años no debería invertir en bolsa porque está descontando una evolución económica mala. Y quien compra en bolsa pensando en que la economía mejorará deberá tener en cuenta que todos los que están invirtiendo en deuda a estos tipos perderán mucho dinero en cuanto eso ocurra y el IPC empiece a subir. Y como los grandes compradores son entidades financieras que pesan tanto en los índices bursátiles… la bolsa podría bajar aunque mejore la economía o incluso la mejora económica se podría ir al traste por culpa de una previsible crisis bancaria. Así de extraña es la situación actual como para pensar en inversiones de largo plazo en renta fija y variable (quizás por eso el oro se está volviendo a poner de moda). El riesgo de problemas en los bancos –no sólo por esto, por muchas razones más como comentamos no hace mucho– es algo que se puede comprobar en las cotizaciones incluso a 5 años vista (la línea roja es el Euro Stoxx 50, índice de las principales empresas eurozoneras, y la azul es la del sectorial bancario):

CifJRVPWsAApcN7

Si vamos al último año, a cierre del viernes pasado podemos ver los bancos que en ese periodo han perdido más de un 30% de su valor. Aunque algunos hayan pagado dividendos, es evidente que algo pasa, especialmente en las entidades españolas e italianas:

CifKiPjXIAITNiz

En lo referente a esta semana, el lunes Wall Street estuvo al alza ayudado por el rebote de Apple (en la que Buffet anunció que había invertido casi 10 millones de $) y eso bastó para que tras el medio festivo del lunes, las bolsas europeas se animaran el martes… apenas unas horas porque a media mañana volvieron las caídas. Llevamos varias sesiones así este mes: muchos movimientos intradiarios, subidas de un día que se pierden al día siguiente y la sensación de que el mercado no va a ninguna parte. El crudo ha roto máximos de 2016 y se acerca a la resistencia de los 50$ pero ya no se mueve en paralelo a la bolsa demostrando que las materias primas, como algunos predijimos, eran una mejor opción de inversión. La renta variable está más centrada en los problemas de los bancos y quizás del riesgo de Bréxit. Ni siquiera un sorprendentemente positivo dato de PIB japonés –el mejor dato de la semana- este miércoles animó las cotizaciones. La temporada de resultados ha sido mejor de lo esperado en los EUA pero no así en Europa aunque a las bolsas eurozoneras les debería beneficiar la caída, estas últimas sesiones, del €/$.

Links.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (17 votos, media: 4,94 sobre 5)

Escrito por Droblo el 20 de mayo de 2016 con 50 comentarios

¿Por qué Alemania es la locomotora del euro?

German-Economy-560x408-300x219El proyecto de la Eurozona, centrado en una moneda única, ha estado en jaque  y muy cerca del mate entre los años 2011 y 2012, cuando los problemas de deuda periférica afectaban a países clave para la formación del euro, entre ellos España y de manera extrema a Grecia, que estuvo al borde de abandonar el euro. La discusión sobre cómo salvar el euro ha oscilado entre las medidas de austeridad del presupuesto y los estímulos monetarios desde el BCE, donde Alemania ha sido clave para desarrollar tales políticas.

Tras seis años de Depresión económica en la Eurozona, a finales del mes de abril tuvimos una buena noticia… Y es que la evolución de PIB de la Eurozona en el primer trimestre del año que avanzó un 0,6%. Pero el dato más relevante es que se ha conseguido superar los 2.471,4 millones de euros del primer trimestre de 2008, obteniendo en el primer trimestre de 2016 un PIB de 2.480,9 millones de euros.

A la vanguardia de los modelos económicos que conforman el euro se encuentra Alemania, ampliamente considerado como la economía más sana de la Eurozona. La economía alemana se ha mantenido firme en un contexto de incertidumbre económica mundial. El gobierno se ha mantenido firme en sus finanzas públicas, y los esfuerzos para reducir el déficit han mantenido el gasto público bajo control. En la última década se han llevado a cabo reformas del mercado de trabajo que aumentaron la flexibilidad horas de trabajo y han originado la reducción del desempleo estructural han contribuido a sostener el mercado de trabajo relativamente robusto.

La deuda pública como porcentaje del PIB ha disparado en la zona euro, pasando de 58,5% en 2000 a 74,4% en 2010. Comparativamente, Alemania en el año 2010 tenía unos niveles de deuda pública en el 56%, muy por debajo de los niveles de Francia (88%) e Italia (117 %).

publiuc-debt

Alemania ha financiado la mayor parte de los grandes paquetes de rescate para miembros de la Eurozona. Su economía industrializada, que es la mayor de Europa y bien integrada en el mercado global, genera unos ingresos promedios per cápita de 43.000 euros, que están entre los más altos del mundo . Asimismo, Alemania sigue siendo, la nación más influyente en la UE. Aunque el crecimiento se ha ralentizado en los últimos años, la tasa de desempleo de Alemania sigue siendo uno de los más bajos de Europa, manteniéndose estable en el 6,2%, el nivel más bajo desde la reunificación de Alemania en 1990. Debido a estas características y un elevado grado de estado de derecho, Alemania se sitúa en el puesto 15 en el índice Doing Business, muy por delante de los grandes países europeos como: Francia (puesto 28), Italia (puesto 45) o bien España (puesto 33).

De acuerdo con el Banco Mundial, las exportaciones de bienes y servicios como porcentaje del PIB en la Eurozona aumentaron de 32,9% en 1999 a 42,6% en 2011. Sin embargo, Alemania vio como sus exportaciones se dispararon desde el 33,4% a más del 50%, significativamente mayor que la de Francia (26,9%), Italia (28,8%) y España (30,1%). A pesar que en una economía abierta, centrada en las exportaciones, los riesgos de ser duramente golpeada por la una recesión global aumentan, Alemania dedica gran parte de sus exportaciones a productos que requieren un alto grado de complejidad en su fabricación. Esta alta especialización permite que no haya tanta competencia y puedan mantener los altos niveles de productividad ante futuras crisis.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (23 votos, media: 4,09 sobre 5)

Escrito por Carlos Lopez el 19 de mayo de 2016 con 48 comentarios

España vista desde una oferta de trabajo

trabajo ofertaMuchas son las ofertas de trabajo vergonzosas que salen en los medios, desde la búsqueda de una camarera guapa, simpática, con mínima experiencia y “buen pecho” a becarios que trabajen gratis para Jordi Evole pasando por pruebas de selección en las que hay que pagar 190€ u ofertas en las que piden a una mujer sin cargas familiares presentes ni futuras.

Afortunadamente hay muchas empresas serias que hacen las cosas muy bien y entre ellas está el Wall Street Journal que busca un periodista en Madrid, para ello han lanzado una oferta de trabajo (sigue vacante) que resume perfectamente la situación de España. Os la traduzco ya que es una bonita crónica del presente y futuro de este país.

La oficina de Madrid de The Wall Street Journal está buscando un reportero lo suficientemente versátil como para escribir sobre los múltiples desafíos a los que se enfrenta España – la ruptura de su su bipartidismo, los escándalos de corrupción, una tasa de desempleo del 20%, el enorme déficit presupuestario y el movimiento separatista en Cataluña- así como su encaje en una Unión Europea acosada por la afluencia de refugiados y las amenazas terroristas.

El fracaso de España para formar un gobierno después de las elecciones de diciembre enviará de nuevo a los votantes a las urnas a finales de junio para elegir un nuevo parlamento. El ascenso de los partidos advenedizos a la derecha y a la izquierda, para competir con los conservadores y socialistas tradicionales, ha producido un estancamiento que amenaza con paralizar el gobierno durante meses. Sea cual sea el líder que emerja de este desorden tendra que dominar la política de la coalición y el arte del compromiso – una tarea difícil para la clase política española –  todo mientras se ha de mantener la confianza de los inversores en la cuarta mayor economía de la zona euro y llevarla a una recuperación completa. Las tensiones sobre cómo cambiar la carga de la austeridad en una población maltratada por la recesión va a generar historias en los próximos meses.

Estamos buscando a alguien para liderar la cobertura política, diplomática y legal de España y sus empresas más grandes. El reportero debe ser experto en la presentación de historias cortas para teletipos así como su redacción para medios impresos y online, Él o ella deberá ser capaz de detectar y escribir una historia convincente y, en su caso, explicar su significado en un contexto europeo más amplio.

España es una suculenta fuente de noticias como la reciente acerca de un oso de 7 pies de altura en los Pirineos con una legendaria destreza reproductiva. Una parte divertida del trabajo será ayudar a mantener la producción de este tipo de joyas.

Sin duda nos han calado bien. Somos una tierra de corrupción, paro, incapaz de tener un gobierno estable pero con unos osos con destrezas reproductivas legendarias. Como bien comentan, va a generar muchas historias en los próximos meses.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (36 votos, media: 3,86 sobre 5)

Escrito por Carlos Lopez el 18 de mayo de 2016 con 42 comentarios

Del aniversario del 15M a las elecciones del 26J

fotonoticia_20150526125913_644En plena conmemoración del quinto aniversario del movimiento 15M, en lo que fue la movilización social más importante de España desde la instauración democrática, se puede apreciar con claridad lo que pudo ser, lo que nunca fue y, sobre todo, lo conseguido a raíz del mismo. Lo que comenzó como una protesta en la Puerta del Sol en la que gente de muy diversos estratos sociales, edades y entornos se reunió reclamando a los políticos  ser escuchados durante el momento más álgido de la crisis económica, se acabó convirtiendo en un campamento en el que cristalizaron las propuestas sociales que han sido el caballo de batalla en la lucha contra la austeridad y la corrupción.

La consecuencia más palpable a nivel político la estamos viviendo estos días, con la nueva convocatoria de elecciones del 26 de junio, ya que la ruptura del bipartidismo tiene su origen en esos movimientos sociales, en los que a raíz del movimiento Democracia Real Ya, se consolidaron multitud de proyectos políticos de diversa índole cuyo mayor logro ha sido la consolidación de Podemos como partido político con opciones de gobierno.

Pero ese no ha sido el único logro alcanzado por este movimiento. Las propuestas recogidas durante el tiempo en que duraron las protestas, que contemplaban la supresión de los privilegios de la clase política, cambios en la ley electoral o una lucha más efectiva contra la corrupción se han plasmado a lo largo de estos años en medidas concretas como avances en legislación para impedir los desahucios, avances en el control a los bancos, concretados en temas como la dación en pago o un mayor control a los mismos. Pero sobre todo su labor ha sido palpable sobre todo a la hora de denunciar corrupciones y abusos por parte de políticos y entidades financieras. Así, escándalos como el de las preferentes de Bankia, los tejemanejes del sr. Blesa o del propio Rodrigo Rato quedaron en evidencia a raíz de la actividad del colectivo 15MpaRato. Pero además hechos como la manipulación del Euribor, que supusieron multas millonarias para diversas entidades bancarias a nivel europeo, o los abusos de las compañías eléctricas, fueron denunciados por abogados englobados dentro de este colectivo.

Pero la transformación más importante no ha sucedido sólo a través de las denuncias, de hecho, éstas fueron poco a poco apagándose una vez superada la primera fase de indignación y de protesta. El mayor cambio ha venido de la mano de la política. El ascenso de Podemos a diversas estructuras de gobierno, tanto en ayuntamientos como en comunidades autónomas, está provocando profundos cambios en la política española. El hecho de que un importante grupo de personas con amplia preparación académica y gran experiencia laboral se hayan vinculado a la política de la mano de este partido convencidos, más que del ideario político, de la necesidad de acercar las medidas políticas a las necesidades de la gente ha tenido varios efectos beneficiosos: por un lado está demostrando (al margen de los errores, algunos de bulto, de los equipos de gobierno) que es posible gobernar pensando más en los gobernados que en el clientelismo y en el pago de favores; por otro, que no hay miedo, que los abusos se denuncian, se persigue a los culpables y se habilitan los medios, con mayor o menor fortuna, para que no se vuelvan a dar.

Aun así el camino es largo y quizás el medio actual ni siquiera es el adecuado, lo que sí es cierto es que el terremoto ha sido, y es, importante y los cambios todavía insuficientes. Como ejemplo dos casos, recientes y recopilados a poco que uno se asome a la calle:

  1. Un empresario de hostelería cuyo modus operandi a la hora de contratar empleados era ilegal y hasta escandaloso. Aparte de un sueldo miserable, durante el primer mes de trabajo, o “mes de prueba” como él le llama, no existe contrato. Sólo se formaliza el mismo tras este mes durante el cual, el empleado ha demostrado su capacidad de sacrificio por la empresa así como su capacidad de humillación ante los abusos. Esto lo conseguía gracias a que su cuñada es inspectora de trabajo en la Seguridad Social y lograba paralizar las posibles investigaciones. Fue cazado porque una empleada se hizo daño en su primera semana de trabajo, acudió a la mutua y allí descubrió que no estaba de alta.
  2. Un policía local cazado dirigiendo una mafia de ladrones y estafadores rumanos, a los que cobraba comisión de sus delitos y protegía frente a investigaciones. Según su confesión empezó a hacerlo tras años de frustración al comprobar que las detenciones de los miembros de esta misma mafia no servían para nada. De hecho, detener a uno de ellos sólo suponía una carga extra de trabajo para él de modo que era frecuente el que tuviera que quedarse a redactar informes y papeleos diversos mientras el detenido era puesto en libertad a la espera de juicio en unos juzgados saturados y hastiados.

A día de hoy se puede considerar que el 15M sigue vivo desde el momento en que se baraja la posibilidad de que Podemos-IU desbanque al PSOE y aunque su virulencia ha disminuido, su aire regenerador para eliminar los vicios de los partidos tradicionales sigue siendo necesario. Sólo hace falta saber cuánto tendremos que quemarnos para salir de la sartén.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (49 votos, media: 3,27 sobre 5)

Escrito por Manuel González el 17 de mayo de 2016 con 37 comentarios

No hay atajos para reducir la deuda

piedraCreo sinceramente que de los fracasos se aprende más que de los éxitos y si algún consuelo se puede encontrar en lo negativo, es que la lección puede servir para reaccionar mejor en el futuro ante una situación similar. Y aunque ya avisa el refranero popular que el ser humano es famoso por tropezar dos veces en la misma piedra, me desespera ver que muchos no sólo no aprenden del tropiezo, es que insisten en el mismo error. Por ejemplo, lo que pasó en Grecia hace un año: el país necesita dinero, sólo se lo prestan sus socios y el gobierno pretende poner unas condiciones que se resumían así: “dadme dinero para que me lo gaste como quiera pero antes tenéis que hacerme una quita de lo que debo”. La negociación llega a un punto muerto que asusta a los ahorradores griegos y hay que establecer un corralito para que no quiebren los bancos. Se pregunta al pueblo que apoya la postura del gobierno pero al final, ante la perspectiva de quedarse sin fondos, el gobierno acepta las condiciones del resto de socios eurozoneros que se resumen así: “te daré el dinero si haces la política que yo te diga (conseguir el superávit primario que considere oportuno aunque para ello tengas que recortar pensiones por undécima vez en 6 años y privatizar el puerto de El Pireo entre otras muchas medidas más) y después de eso –este mes está pasando- ya hablamos de reestructurar tu deuda (no de quitas, sino de alargar plazos –otra vez- y reducir -aún más- los intereses)”, ¿Cómo es que algunos no han aprendido de aquello? Por suerte, hoy ningún miembro está en una situación tan extrema como Grecia y actualmente todos pueden financiarse en los mercados, no hacen falta “rescates” y basta con la ayuda de las compras de BCE.  Sin embargo, en España hay quien aún habla de “reestructurar la deuda”.

El argumento es que parte de nuestra deuda es “odiosa”. Hay fuentes que dicen que dicho concepto fue “inventado” por los Estados Unidos cuando se anexionaron Filipinas y Cuba en 1998 negándose a pagar lo que estos territorios debían a España por considerar que los gobernantes que contrajeron dichas deudas habían sido impuestos a la población, aunque hay un caso de unos años antes, cuando México se negó a abonar las deudas que había dejado el emperador Maximiliano. El concepto no se ha vuelto a poner de moda hasta hace unos años pero ha ocurrido muchas veces que en conflictos internos –por ejemplo la Guerra civil Española- o revoluciones o caídas de dictadores, el bando vencedor decidía no asumir las deudas de los perdedores. El argumento de no pagar lo que hace un gobierno que no ha sido elegido por el pueblo tiene cierto sentido pero ha quedado obsoleto en las democracias occidentales. O las deudas duran lo que dure un gobierno o cara a los deudores, lo que ha hecho un gobierno legitimado por las urnas en nombre del país, vale para el siguiente gobierno porque es deuda del país (o del ayuntamiento o de la comunidad autónoma), no de los políticos. Por supuesto, muchos querríamos que esto no fuera así pero no es realista ya que si cada vez que un país cambiara de gobierno pudiera hacer limpieza de sus deudas, nadie la compraría. Es como si una empresa decidiera no pagar lo que debe porque cambia el consejo de administración.

Y lo verdaderamente “odioso”, que es lo robado por algunos en el desempeño de sus funciones públicas, es algo que se recuperará –o se intentará- en los tribunales, no haciéndoselo pagar a quien compró nuestra deuda. De todos modos aunque lo consiguiéramos y restemos al billón de € que debemos lo que algunos han robado, ¿Cuánto seguiríamos debiendo, el noventa y muchos por ciento de nuestro PIB en lugar del 100%? Al final lo que dicen los datos es que el grueso de lo que España debe se ha gastado en pensiones, prestaciones de paro e infraestructuras. Algunas absurdas, sí, pero que están ahí: la deuda emitida se ha gastado en España y en los españoles (incluso el 7% del aumento de la deuda atribuible a no dejar quebrar a ninguna caja de ahorros y que yo tanto critico) y se disparó porque con la crisis los gastos aumentaron y los ingresos se redujeron y nuestros políticos no lo supieron gestionar. Pero ¿qué culpa tienen los que han comprado nuestra deuda de ello? Mandaban porque nosotros los elegimos y ojo, que vamos a volver a votar y ninguno de los partidos que más apoyo popular tendrán tiene intención de cumplir con un déficit cero, de equilibrar totalmente ingresos con gastos. Luego no nos lavemos las manos que seguimos apoyando que se gaste más de lo que se ingresa aunque eso suponga aumentar la deuda, ¿Con qué derecho vamos entonces a criticar a gestores políticos pasados si queremos que los futuros hagan lo mismo?

De todos modos, no hay forma humana de separar la deuda que tiene España que es “odiosa” con la que no porque ya estamos endeudados y el papel emitido ya está repartido. Al que ha comprado un bono español, sea un fondo de inversión chino o un ciudadano de Zaragoza, no le podemos decir ahora que no le vamos a devolver un % del dinero que nos prestó porque un nuevo gobierno considera que ese % es “odioso”. Aparte de no ser ni serio ni práctico tiene un gran problema añadido: que como casi cada semana emitimos nueva deuda para poder abonar los vencimientos anteriores (y también cubrir nuestros desfases presupuestarios) corremos un riesgo evidente de no encontrar compradores o encontrarlos a precios muy superiores a los actuales por lo que acabaríamos pagando mucho más en intereses. Es un proceso lógico:¿quién volvería a prestar dinero a alguien que a conveniencia decide que no te va a devolver parte de lo que le has prestado? Yo no, desde luego. De hecho, Grecia ya tuvo una quita de deuda y no sirvió para nada, no sólo siguió creciendo después, es que alejó a los inversores y tuvo que pedir otro nuevo “rescate”.

Actualmente España no tiene un problema con el pago de la deuda: encuentra demanda sin problemas y paga poco, incluso cobra en los plazos más cortos, ¿A qué entonces plantear algo que puede acabar con esa situación y conducirnos a un rescate? Además, España es especialmente vulnerable a la confianza que pueda trasmitir hacia el inversor foráneo ya que somos el segundo país del mundo con más deuda externa. Incluso restando lo que tenemos invertido en el exterior, resulta que nuestra deuda externa neta es de 1 billón, el 100% del PIB. Y no es sólo el estado, también empresas y bancos dependen del dinero exterior. Cualquier duda acerca de nuestra solvencia hundiría nuestra economía como pasó en verano de 2012. Así que no hay fórmulas mágicas: si queremos reducir la deuda hay que gastar menos de lo que ingresamos. Eso, o que el PIB crezca más que el déficit pero entonces bajará el ratio deuda/PIB, no el volumen de deuda.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (32 votos, media: 4,56 sobre 5)

Escrito por Droblo el 16 de mayo de 2016 con 42 comentarios



« Artículos más antiguos

Artículos más nuevos »


Contáctenos - Terminos de uso y cookies