Inicio Articulos El dinero, la psicología y las burbujas

El dinero, la psicología y las burbujas

7

El documental El Poder del Dinero de Malcolm Clark por un lado pretende ser una crítica a la economía liberal de mercado y a los economistas racionalistas a los que pretende echar las culpas de la última crisis pero por otro refleja de forma empírica –con experimentos- algo de lo que he tratado varias veces en esta tribuna: la importancia de la psicología en el mundo financiero. Me voy a centrar en esta faceta ya que incluso va más allá y nos muestra que en cuestiones de dinero somos, de hecho, menos racionales que en otras facetas de nuestra vida. Como contrapunto, se ofrecen opiniones de varios miembros de la Universidad de Chicago, de la que proceden más premios Nobel de Economía que de ninguna otra, que intentan defender la racionalidad de la economía basándola en los parámetros que ya fijó Adam Smith hace más de 2 siglos.

Sin embargo, los modelos macro basados en nuestra supuesta racionalidad, como hemos visto en las última burbujas, fracasan y eso sucede porque a nivel micro nuestras emociones dominan sobre el intelecto cuando tomamos decisiones financieras. Veamos cinco ejemplos:

  • El sesgo del presente que nos lleva a preferir 100$ ahora mismo que 102$ pasado mañana.
    Esto me recuerda a los clientes bancarios que eligen un regalo cuando abren un depósito o un plan de pensiones antes que el mismo producto más rentable que les ofrece otra entidad.
  • El anclaje. Si un número está presente en la mente de un apostador, influirá en su apuesta aunque nada tenga que ver. En el documental hacen escribir a unos voluntarios los dos últimos dígitos del número de su Seguridad Social y luego les invitan a intentar valorar el precio de un objeto y resultó que coincidían las pujas de mayor cifra con las de número más alto escrito anteriormente.
    Este fenómeno tiene su influencia cuando una gran mayoría de personas consideran más barato un valor bursátil por cotizar con un número bajo y de hecho, es el motivo principal por el que se realizan los splits (reducción del precio de una acción en la misma proporción que aumenta el número de acciones emitidas), tan comunes en tendencias alcistas y que suelen “animar” al valor que reduce su dígito de cotización.
  • El entusiasmo emocional. En laboratorio se ha demostrado que cuando nos hablan de ganar dinero se potencian partes de nuestro cerebro del mismo modo que lo hacen ante una buena comida o ante el sexo. Realmente nos entusiasmamos tanto que, como en otras facetas de la vida, nos dejamos llevar.
    Las burbujas financieras son el principal ejemplo de esto: nadie se quiere quedar fuera de un producto que provoca tantos beneficios a tantos y dejamos de pensar con claridad. Otro experimento que aparece en el documental demuestra que personas que saben que están dentro de una burbuja continúan alimentándola aún a sabiendas del peligro.
  • La subjetividad en la valoración. Se pide a un grupo que pujen por un termo y la media que sale es de 6$, luego se les dice a todos por separado que es suyo y una hora después les preguntan cuánto creen que vale…y la media sale 9$, demostrando que valoramos mucho más lo que es nuestro.
    Esto se ve mucho en la bolsa: somos mucho más objetivos opinando sobre un valor si no tenemos posición alguna en él ya que si estamos comprados lo vemos alcista y si queremos comprarlo más barato lo vemos bajista.
  • La empatía. Nuestro estado anímico influye en nuestras decisiones, hacemos cosas diferentes si hemos estado influidos por la visión de una comedia o de una tragedia pero es más, también nos influye la sensación general que exista porque tendemos a sentirnos identificados con la pasión social predominante en el momento.
    Esto se aprecia a diario en los mercados con el contagio global de sensaciones desde Asia hasta los EUA pasando por Europa.

Aunque no se cita en el documental, me gustaría recordar también el

  • Exceso de confianza en las habilidades de uno mismo. Y para ello cito al analista Barry Ritholtz: “Si le preguntamos a cualquier grupo de propietarios de automóviles lo buenas que son sus habilidades de conducción, aproximadamente el 80% va a decir “por encima de la media”. Lo mismo sucede cuando evaluamos nuestra capacidad de invertir en los mercados. La mayoría de nosotros creemos que estamos por encima de la media cuando no es posible.”

Todo esto me recuerda una reflexión de Charles Ellis hizo cuando estaba gestionando el fondo de dotación de 15 millones de dólares de la Universidad de Yale (cito de memoria):

Si se ve un partido de fútbol profesional, es obvio para todos que los deportistas que hay en el campo son mucho más rápidos, más fuertes y más dispuestos a soportar e infligir dolor que cualquiera de los espectadores.

Seguro que si se animara al público a participar en una confrontación contra ellos la respuesta mayoritaria sería el rechazar la invitación por ser demasiado arriesgado. Sin embargo, sabemos que el 90% del volumen del mercado de valores se lleva a cabo por las instituciones, y por profesionales comprometidos, muy bien preparados, muy bien informados y –añado yo- mucho más rápidos, más fuertes y más dispuestos a soportar e infligir dolor que cualquiera, ¿No sería entonces lo más inteligente rechazar la invitación a jugar con ellos por ser demasiado arriesgado?

7 COMENTARIOS

  1. Hmmmm…
    Pues si… es algo así como animar al publico (gordos, flacos, patosos, enfermos y simplemente gente que no tiene ni idea de jugar) a meterse en un partido de futbol americano profesional….

    Es curioso que la gente, mucha gente, cree que la única forma de sacarle un rendimiento a sus ahorrillos es meterse en ese juego… Y algunos creyendo que tienen derecho de poder sacar ese rendimiento y todo…

    No se yo… Personalmente en mi propia micro economía siempre he visto mil y una maneras de sacarle rendimiento a los medios de los que dispongo… Pienso que uno mismo puede invertir en su propia economía y su propia vida y las posibilidades de obtener rendimientos buenos son mucho mayores que meterse en el juego que esta diseñado para que ganen otros….

    Pero bueno, ya sabéis que a mi ni caso…
    Seguramente os apetece ganar en bolsa y contarlo a los colegas… así que adelante!!!

  2. Lo de la burbuja de Cripto que ha publicado Droblo:

    Cuando se mezcle el colacao con la leche es difícil distinguir donde esta una cosa y donde la otra, es una mezcla casi homogénea…

    Con la faceta especulativa de las criptomonedas y su faceta de moneda de intercambio pasa algo parecido, que la gente se confunde.
    – Muchos ven una forma de no ser controlados sus finanzas por los gobiernos y pensando utilizarlo como moneda de cambio…

    En este caso, estamos hablando de un monedero digital anónimo, pero como que se omite el tema que un sistema así se debería de mantener via comisiones de transacciones y/o mantenimiento y también debería obedecer a leyes, para evitar fraudes, engaños , robos etc… O sea que el usuario debería aceptar que estos servicios le van a costar dinero y habrá también reglas regulatorias, para garantizar el funcionamiento. Lo que casi que obliga a que las autoridades estén al tanto o bien aceptar que nos pueden robar y no vamos a poder buscar nuestros derechos.

    Otros ven en las Cripto oportunidad de especulación y ven interesante ganar especulando. Pues, estos deben de aceptar que ese activo las tiene todas como para comportarse como una pirámide. Mas que nada también porque la especulación hace ese producto volatil y así limita su uso útil, como moneda de intercambio comercial… Y mas aun, que mantener el chiringuito supone gasto considerable en equipos y energía, así que es un activo obligado a subir hasta pinchar…
    Lo que nos lleva al clásico caso de que un día la gente se aburre de los tulipanes y todo se va al traste …

    Asi que la mezcla homogenea entre las dos facetas de las cripto esta solo en la cabeza d ela gente, que tienen un cacao y nunca mejor dicho..
    Porque en realidad las dos facetas de las cripto se excluyen una a otra…

  3. Respecto a las criptos: El problema que veo es que no son un activo completamente especulativo. Sí que tienen usos, ninguno de ellos muy legítimo. Los rescates de secuestros informáticos (ransomware) y las compras en la dark web (drogas, prostitución, por no entrar en delitos mayores) se hacen con criptomonedas. A mí, el precio actual de $30K del bitcoin me parece que está unos $30K sobrevalorado, pero entre los usos mencionados y la especulación, no acaba de caer a su valor real ($0).

    Si juntamos esa falta de utilidad legítima al disparadísimo consumo energético, a que está asociado a infinidad de estafas (ICOs y similares) y a que están causando una burbuja que está llevando a mucha gente a la ruina (y esperemos que no nos salpique a los que no estamos metidos, en forma de rescates o similar), lo más sensato sería prohibirlo. China ya lo ha hecho hace tiempo.

  4. El dinero que se pierde en las criptos ha ido a parar a algún bolsillo… las criptos no queman dinero… lo traspasan…..

    Bolsa….. manolete… si no sabes torear, porque te metes..

    Inversiones…. en manos de profesionales… que los hay buenos y malos… baratos y caros…. los hay que son siempre malos…. y los hay que son siempre buenos…. es cuestión de elegir…. y lo barato/caro, es como todo… si me cobran un 3% y saco un 12%, es más rentable que no me cobren nada y saque un 2%…..

    En los anglosajones está más claro que hay que pagar por los servicios que nos presta alguien… los mediterráneos somos más que nos lo hagan gratis y que paguen otros para nosotros. Cuando el final estos «otros» somos siempre, siempre, siempre nosotros mismos.

    Juanito para ganar dinero, tu propio negocio… poca gente lo conocerá mejor que tú.

    ¿Inversiones financieras?… para mantener capacidad adquisitiva de tu ahorro…. poco más… superar la inflación (recordemos que los últimos 10 años ha sido de un 30% total, no más) y evitar los impuestos….. evitar pagarlos…. si se tiene que apgar, cuan más tarde mejor….

    Y dejemos los estudios psicológicos y los brokers de pacotilla para los aburridos.

    Hoy discutíamos si hablar con clientes de la situación actual….. pues claro…. como siempre…. si hacemos algo anormal para decir que es normal, damos la sensación de anormalidad…. y lo que está pasando es NORMAL…. que los rusos se peguen de tortas entre ellos hace 1.500 años que pasa regularmente… que los chinos de ponen de lado…. desde hace 3.000… y que los yankees quieren controlar desde la distancia, hace 200…

    No hay mal que cien años dure…. antes de Internet…. tal como anda la información en estos tiempos quizás tendríamos que hablar de no hay mal que 3 años dure… que la invasión de los hunos empezó un miércoles y en Lusitania se enteraron al cabo de 6 meses…. en las canarias al cabo de 200 años…. y los indios americanos al cabo de 1.000… o ni se enteraron…

  5. #Oreidubic

    «que los rusos se peguen de tortas entre ellos hace 1.500 años que pasa regularmente… que los chinos de ponen de lado…. desde hace 3.000… y que los yankees quieren controlar desde la distancia, hace 200…»

    esto ha estado genial…

    Lo de los rusos, se pegan entre ellos a lo lindo… curiosamente hace 100 años por esas fechas pasaba exactamente lo mismo… se pegaban a lo lindo… Y occidente también se intentaba meter, pero con poco exito, porque ellos entre si, ya lo saben hacer muy bien :-)

    Los chinos están de lado, en lo que les conviene pero nunca tan de frente y tan presentes en nuestras vidas, que todo lo que usamos es chino o tiene algun elemento chino…

    Y los Yankies, nunca eso de meterse desde la distancia no ha parecido que es como si estuvieran aquí mismo, los hijos de mala madre…

    Lo que esta pasando es muy logico que pase, pero yo no lo llamaría normal, son tiempos interesantes, en el sentido en el que los chinos dicen esa frase…

    Y por lo de las bolsas… eso es como aquello de que si aparece multitud de bobos, automáticamente aparecerá algún trilero …
    Aunque sinceramente tengo cada vez mas la sensación que redes sociales + ministerio de educación hacen lo posible para que esas multitudes sean mas y mas grandes…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí