Inicio Articulos ¿Se puede cambiar de inmobiliaria cuando no presta un buen servicio?

¿Se puede cambiar de inmobiliaria cuando no presta un buen servicio?

3

“No me siento a gusto con mi inmobiliaria”, “el agente no está haciendo lo suficiente para vender mi piso”, “no estoy de acuerdo con que le cobren comisión al comprador”… Estos son algunos de los descontentos más frecuentes entre los vendedores de viviendas y su agente inmobiliario. Y cuando ocurren, la mayoría de los propietarios se preguntan si es posible cambiar de agencia una vez que se ha firmado el mandato de venta. Los expertos del comparador financiero e inmobiliario HelpMyCash.com explican que esto dependerá del tipo de contrato que se haya firmado.

Si el mandato de venta es sin exclusividad

A grandes rasgos, existen dos tipos de acuerdos: los que incluyen una cláusula de exclusividad y los que no. En los primeros, el propietario asume el compromiso de encomendar la venta a una única agencia y, por tanto, si vende su propiedad de forma particular o a través de otra inmobiliaria, tendrá que pagar los honorarios a la agencia original, aunque no haya sido esta quien encontró un comprador. En el segundo caso, el propietario podrá vender su casa con más de un profesional a la vez y solo pagará la comisión de aquel que logre vender su propiedad. Con la única excepción de los planes prepago de las inmobiliarias online, donde los honorarios se pagan al inicio, independientemente de que el inmueble se venda o no.

En estos casos, si un vendedor está descontento con su inmobiliaria, puede contratar otra en simultáneo. Eso sí, los expertos advierten que es muy importante verificar que esta nueva agencia también trabaje sin exclusividad. De lo contrario, el propietario podría verse obligado a pagar dobles honorarios.

Si el mandato de venta es con exclusividad

Si se ha firmado un contrato de exclusividad inmobiliaria, la situación es un tanto más compleja. “Los contratos de exclusividad inmobiliaria suelen penalizar al propietario con el pago de los honorarios si este rescinde el acuerdo de manera unilateral antes de su vencimiento o vende su casa de forma particular o a través de un tercero”, explican los expertos. 

Por eso, si el propietario quiere cambiar de agencia, desde HelpMyCash aconsejan esperar al vencimiento del contrato de intermediación inmobiliaria. Entonces, se podrá notificar a la agencia que no se quiere continuar con sus servicios. Y una vez que estos se den por terminados, podrá contratar una nueva inmobiliaria.

Otra alternativa es comunicarse con la agencia para pedir un cambio de asesor. “Muchas veces, el problema no son los servicios de la inmobiliaria de manera general, sino el trabajo individual del agente. Por eso, siempre aconsejamos a nuestros usuarios que se acercan a la inmobiliaria para comentar su situación y evaluar la posibilidad de trabajar con otro asesor con quien empatice y se sientan más cómodos”, aseveran.      

Cuidado con la prórroga tácita

Independientemente de que exista o no una cláusula de exclusividad, los expertos de HelpMyCash advierten que se debe prestar atención a la prórroga tácita. “La mayoría de los mandatos de venta incluyen una cláusula donde obligan al propietario a avisar con una antelación de entre siete y veinte días su voluntad de no continuar la relación contractual con la inmobiliaria”, explican. Si dicha notificación no se lleva a cabo, el acuerdo se renueva de forma automática por otro periodo idéntico al inicial. Por eso es muy importante enviar una carta de rescisión con la debida anticipación.

3 COMENTARIOS

  1. Las inmobiliarias para dar visibilidad a la propiedad de uno, hacen diferentes acciones según el grado en el que se impliquen… Desde poner un cartel en su web y su escaparate, hasta pagar publicidad, encargar carteles para poner en la propiedad y no solo, que pueden ser mas o menos costosos, encargar fotos profesionales y una presentación profesional online,, etc. etc…

    Si tu vendes tu piso con muchas inmobiliarias y otros canales, la inversión de la inmobiliaria en darle visibilidad a tu propiedad seria mas bien mínima, porque no quieren pegarse en trabajo y que resulte que se acaba de vender por otro lado…

    A lo que iba… Si uno acepta exclusividad, tiene que saber qué recibe a cambio… Porque una mayor implicación por parte de la inmobiliaria incluso puede permitirle a uno vender a un precio mas alto…
    Otro tema es que la inmobiliaria te pide exclusividad y no ofrece nada a cambio y siempre uno tiene que poner un plazo razonable para la validez del contrato, para poder salirse si la inmobiliaria no consigue encontrar cliente…

    Un buen comercial, lo que hace es no solo vender tu producto, sino conseguir venderlo a buen precio… con una inmobiliaria buena, por lo general sale uno ganando y tiene que apreciar su trabajo y comprender que esa inmobiliaria para hacer su trabajo necesite ciertas condiciones tipo exclusividad etc…

    Ahora que no hay muchas inmobiliarias asi, eso esta claro, con lo cual uno debe ir atándose los cabos y controlar lo que pasa, para saber si se la están jugando o de verdad están primando sus intereses, como debería de ser …

  2. No me ha gustado mucho tratar con inmobiliarias, ni para venta ni para alquiler.
    Sí que reconozco que tendría que haber bajado el precio de venta cuando me lo dijeron; pero entonces, como todos, me negaba a pensar que las casas fueran a bajar de valor, hasta que bajaron, y mucho, muchísimo… (Y muy rápido…)
    Con el tema alquiler tampoco he tenido mucha suerte con ellas, y alguna me propuso tener alquiler vacacional o, al menos, inquilinos de corta temporada, básicamente por que podría cobrarles más y ellos se llevarían más comisiones…
    Lo malo es que también se tributa más, el piso se cuida menos, y necesita más gasto en limpieza y mantenimiento…
    Tampoco es que acertaran mucho con el precio del alquiler, ya que ellos me «indicaban» que podía alquilar el piso por 600€ o incluso más; pero, al final, siempre tenía que bajar el precio para poder meter a alguien «fiable» en el piso…
    El tema de la comisión siempre es problemático ya que supone un mes de alquiler, por norma general, y nadie quiere pagarlo, últimamente me decían que se lo piden a los inquilinos; pero cuando estos ven que tienen que pagar 3 meses (1 mes de fianza, 1 mes de comisión y 1 mes más para la inmobiliaria), pues se suelen echar para atrás…
    Tampoco me gusta la idea de que ellos te buscan inquilinos «fiables» y «solventes»; pero luego se lavan las manos si resulta que no lo son…
    Y etc., etc.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí