Inicio Articulos La pequeña empresa que tiene que cerrar

La pequeña empresa que tiene que cerrar

14

La pequeña empresa que tiene que cerrar 1La crisis económica no parece atenuarse y la destrucción de empresas y empleo se está convirtiendo en una desagradable costumbre.

Si para las grandes empresas y multinacionales ya es difícil mediar con una situación de baja demanda, incertidumbre y falta de financiación, para las pequeñas y medianas empresas es una labor titánica.

Profesionalmente he tenido que enfrentarme a la decisión (si es que decidir pudiera ser la palabra) de presentar un concurso de acreedores de una empresa en situación de crisis. Y os aseguro que no es fácil ni con todo el asesoramiento y formación del mundo.

Y si con formación empresarial es difícil tomar y ejecutar este tipo de decisiones, no quiero ni pensar lo complejo que resulta para una parte importante del tejido empresarial español, cuya cultura de la gestión de los negocios muchas veces se limita a llevar las facturas a su gestoría.

Leyendo «Cómo salvar mi negocio» de Carlos Guerrero veo que algunas de mis apreciaciones no estaban desencaminadas. Un empresario debe ser capaz de detectar los problemas en una fase temprana, tomar decisiones adecuadas y, si no se logra revertir la situación, saber cerrar a tiempo.

Alargar la agonía empresarial provoca empujar al precipicio a trabajadores (que trabajan sin cobrar), acreedores (que no cobran sus bienes y servicios) y a la Administración (que ve engrosar las deudas de Hacienda y Seguridad Social sin esperanza de cobrar ni una mínima parte).

Tan importante es tener un buen plan de negocio cuando uno abre las puertas como un plan de cierre para abandonar el mercado de forma ordenada y con las menores pérdidas para todos posibles.

Un autónomo o un empresario modesto se enfrenta a un problema añadido: si cierro mi negocio me quedo sin ingresos y, probablemente, con deudas. Sin duda esta es la dramática realidad de muchos emprendedores fallidos, pero hay que cortar por lo sano antes que las deudas sean mucho mayores y los efectos más devastadores.

Y para poder cerrar una empresa o bien se tiene que liquidar directamente (lo cual es un caso poco habitual, ya que se tiene que poder pagar a todos antes de cerrar) o presentar el obligatorio concurso de acreedores.

Y para presentar un concurso de acrredores, por pequeña que sea la empresa, deberíamos tener unos 12.000 euros disponibles en caja. Para pagar al abogado mercantilista que nos tiene que representar y que el administrador concursal pueda cobrar sus honorarios. Triste pero cierto.

Conviene asesorarse adecuadamente antes de tomar decisiones, ya que como dice Carlos Guerrero en su libro:

El dinero en buenos asesores nunca es perdido, es invertido y con gran rentabilidad.

Del concurso de acreedores se puede salir, ya que, al menos en teoría, esta es la finalidad del procedimiento judicial: dar una oportunidad a la empresa de renegociar sus deudas.

El problema es que las pequeñas y medianas empresas presentan un concurso de acreedores sólo cuando la situación económica ya es inabordable. Y representa su entierro, más que un procedimiento de reequilibrio financiero.

El concurso de acreedores es en sí mismo una etapa empresarial a la que hay que dar la importancia que se merece. Muchos empresarios poco formados se desentienden de este proceso y lo dejan en manos de sus abogados (en el mejor de los casos, que otros ni lo presentan de manera voluntaria). Y esta forma de proceder les puede suponer graves consecuencias patrimoniales si el concurso acaba siendo considerado culpable por el Juez. El administrador, en ese caso, respondería con el patrimonio personal de las deudas de la empresa.

Es muy duro aceptar que hay que cerrar un negocio y, además, tener que rehacer nuestra carrera profesional después. Pero la empresa no es sólo nuestra: nos debemos a nuestros empleados y acreedores; y la única forma de no perjudicarlos en demasía, si la empresa no va bien, es presentar un concurso de acreedores.

Caerse duele, pero para triunfar hay que conocer el fracaso y aprender de él.

¡Comenta!

14 Comentarios on "La pequeña empresa que tiene que cerrar"

Notificame
Ordenar por:   Nuevos | Más antiguos | Más votados

Hay que decir también, que la administación pública no ayuda mucho a la hora de antener un negocio a flote. Son los primeros en cobrar y los últimos en pagar. Así nos va.

Una preguntilla.

¿Cóo un abogado que gestiona un concurso de acreedores tiene la seguridad de que va a cobrar?

Rusia prohíbe la importación de verduras de España y Alemania

Estamos todos con la lengua fuera. Caen las ventas, caen las empresas…y mientras los otros mirando la luna
 

No es un mundo para empresas pequeñas. Las pymes lo tienen muy dificil hoy día entre alquileres, prestamos y lo que te clava hacienda y seguridad social no hay quien levante cabeza. De alli tambien muchos se ven obligados a hacer chanchullos porque claro debes ser un genio empresarial para tenerlo todo el regla y sobrevivir tal como estan las cosas.

«Caerse duele, pero para triunfar hay que conocer el fracaso y aprender de él

Eso está muy bien pero una empresa que quiebra en España lleva a que los dueños salgan del sistema financiero de por vida.    Esto, en países como EEUU no ocurre.

Teniendo en cuenta que la mayoría de personas ricas han estado previamente una o dos veces en quiebra da buena cuenta de lo equivocado que están los acreedores.

3, Pau Montserrat

Espero que este Jueves te portes bien y me toque a mi recibir respuesta.   Me tienes abandonadito.

La salida de un concurso de acreedores  en  estos momento es poco menos que imposible, los bancos te ponen en la lista noire  de por vida,  llegando incluso los que aceptan el concurso y  son acreedores  a cerrarte el grigo  y  no permitir que continues con la actividad, su preocupacion es conseguir mas garantias personales, para despues ejecutarte fuera del concurso. Los que siempre ganan son los abogados especialistas que se lo  llevan por delante, y  los administradores  que  siempre cobran ,  el resto todos a perder, acreedores, empleados, empresarios … Es  una pantomima, que  solo hace perder tiempo, y  solo… Leer más »

¿me podrían decir dónde me puedo informar acerca de la situación en que queda el autónomo que cierra? ¿hay algún tipo de subsidio por cese de actividad? ¿puede recibir alguna ayuda?
La empresa se está cerrando sin deudas, se pagará a los 2 empleados que quedan y el alquiler del mes, ahora solo queda darse de baja, vender el mobiliario,…esas cosas finales…pero lo más importante es ¿qué puede hacer el autónomo que se queda sin ingresos y con hijos a su cargo?
¿hay algún lugar dónde orienten (¡gratuitamente claro!) al desesperado autónomo que queda en esa situación?

Buenas estoy en una situación inaguantable las deudas no me dejan vivir voy a perder mi casa era autónomo explotaba gasolineras con tan mala suerte que me desviaron de la carretera en la cual se encontraba el negocio las ventas empezaron a bajar hasta el momento que ya no podíamos pagar ni la luz me cuando me cumplió el contrato con la petrolera tuve que entregar la gasolinera y corriendo me di la baja de autónomo para que no siguiera aumentando la deuda con la seguridad social no tenía trabajadores ya que el negocio no se permitía el lujo de… Leer más »

Y EN CASO DE NO PODER PAGAR UNA CONSURSAL PORQUE NO TIENES DINERO?, SI VAS A CERRAR ES PORQUE LOS INGRESOS SON MENORES QUE LOS PAGOS Y NO PUEDES SEGUIR  AGUANTANDO ESTA SITUACION ¿QUE HACES?,

yo page a la abogada antes del concurso con mi dinero, (dinero de mi marido minusválido), esto es normal?

wpDiscuz