La economía de Homer
Euribor
Euribor hoy: -0,147%
Media mes: -0,155%
Prima de riesgo: 118,3
IBEX35: 8.771,40 (1,08%)


La economía de Homer

El otro día buscando por la red pude encontrar un interesante artículo de un profesor que utiliza los episodios de los Simpsons para enseñar economía, así que me lo han puesto en bandeja para que vaya traduciéndolo poco a poco y podamos darle vueltas sobre algunos conceptos económicos básicos.

En el episodio “La manera en la que eramos” nos translada a la época en la que Homer tenía melena y estaba en el instituto. Por entonces intentaba que que Marge se fijase en él, para lo cual decide apuntarse a las misma actividades que ella, incluyendo el equipo de debate. El tema a debatir era “Decidido: El límite de velocidad se reduce a 80Km/h”. Homer, al enterarse de esto reacciona inmediatamente gritando “¡Esto es ridículo!. Salvaremos algunas vidas, pero millones llegarán tarde”. Sin duda, una respuesta poco políticamente correcta y que posiblemente no saldía en un debate en el que todos estarían centrados en el mismo tema (salvar vidas) pero que demuestra una visión distinta tanto del problema como de la solución.

A veces tendemos a pensar que la economía es una ciencia exacta y que al igual que si calentamos el agua a más de 100 grados ésta hierve, una bajada de tipos incrementará el consumo y punto. Lamentablemente no es tan sencillo ya que la cantidad de efectos secundarios y efectos a largo plazo que produce son tan importantes como impredecibles. En algunos casos las reacciones son obvias y algunos de los efectos secundarios son previsibles. Esto es lo que distingue a un buen economista de uno malo, la posibilidad de prever estos efectos invisibles.

Ayer la FED volvió a bajar tipos y de una manera bastante fuerte, del 1.5% al 1% con lo cual se coloca en mínimos no vistos desde Junio de 2003. Los efectos a corto plazo son previsibles, bajada del dólar, subida de las bolsas y reactivación del consumo. Al menos esto es lo que nos dice el manual del economista, pero todos nos preguntamos. ¿Cuales serán los efectos secundarios, a largo plazo, que producirá el volver a niveles de tipos históricamente bajos?. Durante muchos años, alabamos la política de Alan Greenspan al frente de la FED debido a que logró sacarnos de una crisis (la provocada por las .com y los atentados del 11S) así como sus elaborados discursos, pero ahora está en el punto de mira de muchos ya que visto en perspectiva parece como si hubiese querido curar un catarro con quimioterapia provocando una de las mayores burbujas inmobiliarias y crisis financieras de la historia. Al otro lado del charco, tenemos a un tipo más cauto llamado Trichet, en su caso puede que haya pecado por escaso queriendo curar el catarro sólamente con zumos, en su caso tiene la ventaja de poder ver a un paciente con la enfermedad más avanzada y poder ver así si las soluciones aplicadas en EEUU funcionan o no. Siempre es más fácil hacer experimentos, cuando otro los ha hecho antes.

Así que para completar la famosa frase de Freeman Clarke que dice “Un político es aquel que piensa en la próxima elección, un estadista es aquel que piensa. en la próxima generación” podríamos añadir además, que un buen economista es aquel que piensa en lo impredecible. Por tanto, tal y como están las cosas ahora, necesitamos buenos estadistas y buenos economistas.

Y para terminar, el habitual resumen de prensa: 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 4,50 sobre 5)

Escrito por Carlos Lopez el 30 de octubre de 2008 con 305 comentarios.