Inicio Bolsa Acciones La especial debilidad de las aerolíneas europeas

La especial debilidad de las aerolíneas europeas

1

El mosaico de restricciones nacionales y la renuncia de los viajeros a cruzar las fronteras hacen que las líneas aéreas europeas se enfrenten a un regreso más accidentado a los cielos a causa de los cierres por coronavirus que sus rivales estadounidenses y asiáticos.

Después de casi tres meses de sangrar el dinero mientras los viajes aéreos se paralizaban virtualmente, las aerolíneas están volviendo al servicio o anunciando más vuelos.

Pero mientras que los mercados internos de Estados Unidos y China están empezando a recuperarse, las perspectivas en Europa parecen más inestables. La cautela ante los viajes al extranjero pesa más en las aerolíneas europeas, cuyos mercados internos son más pequeños y menos rentables que los de sus rivales estadounidenses y asiáticos, y están más expuestas a la competencia de los ferrocarriles y las carreteras.

También deben hacer frente a diversas restricciones europeas, incluida la cuarentena de 14 días de el Reino Unido, que ha prolongado la caída por motivos de salud impugnados.

Eso contrasta con los grandes mercados unificados de Asia y América. En el Brasil y la India, las operaciones internas están aumentando a pesar de que las tasas de COVID-19 siguen creciendo más rápidamente que las de Europa.

Viajes europeos aún más cortos te ponen en “un país diferente, con un idioma diferente y donde no sabes cómo funciona el sistema de salud”, dijo Joao Pita, jefe de negocios de la aerolínea en el aeropuerto de Guarulhos en Sao Paulo. “Eso es diferente de lo que sucede en el Brasil o en la China”.

EasyJet y Brussels Airlines, propiedad de Lufthansa, reiniciaron sus operaciones esta semana con la reapertura de las fronteras internas europeas. Otros, como Air France, British Airways  y Wizz Air están aumentando las frecuencias.

El problema es que muchos belgas no quieren volar mucho a ningún sitio. Entre el 63% de los belgas que aún planean unas vacaciones en 2020, el nuevo destino principal es Bélgica, según una encuesta publicada por el boletín de viajes Pagtour. Los subcampos de Francia y los Países Bajos son accesibles por carretera o ferrocarril.

A pesar de la reducción del servicio de comidas y de las máscaras obligatorias a bordo, evitar los aviones puede no ser la principal preocupación. Los consumidores en Francia están más interesados en volar nueve horas al territorio caribeño de Martinica que en un corto trayecto a España o Italia, según los datos de búsqueda de Google descritos a Reuters por un gerente de ventas de la aerolínea.

Eso significa malas noticias para todos, excepto para un puñado de salidas europeas operadas por compañías como Air Caraibes o Air France.

Para las compañías europeas que se prevé que perderán 21.500 millones de dólares este año, la vuelta al servicio no promete un rápido retorno a las ganancias, ya que se espera que muchos vuelos se realicen por debajo de los dos tercios completos. La esperanza es quemar menos dinero en el aire que en el suelo.

El sector europeo va camino de obtener un rentabildad negativa del 14,3% sobre el capital invertido este año, en comparación con los déficits previstos del 12,7% para Asia y del 10,5% para América del Norte, según el organismo mundial de aerolíneas IATA.

Detrás de la publicidad de relanzamiento, las aerolíneas siguen haciendo recortes de horarios que se profundizan en Europa, dicen los expertos. Los vuelos no vendidos se cancelan al menos dos semanas antes de la salida, cuando los pasajeros obtienen derechos de compensación.

Los horarios globales para esta semana se han reducido en 28,5 millones de asientos a 40 millones desde finales de mayo, según la OAG. La capacidad de Europa occidental se redujo de 17,8 millones de asientos a 3,9 millones, ya que las esperanzas de rebote se desvanecieron.

La presión competitiva sobre las tarifas puede traer más dolor a medida que se agota la demanda acumulada de viajes frustrados por los cierres. El director general de Ryanair Michel O’Leary espera una guerra de precios, y muchos analistas están de acuerdo.

Las tarifas para julio-septiembre han bajado un 7% interanual desde el Reino Unido, un 8% desde Francia, un 10% desde Italia y un 12% desde Alemania, según la empresa Skytra, propiedad de Airbus, que ofrece datos de precios y gestión de riesgos a las aerolíneas.

¡Comenta!

Notificame
Ordenar por:   Nuevos | Más antiguos | Más votados

No sé lo que pasará en Asia o América, pero en Europa, compañías como Ryanair nos tienen a la mayoría de sus clientes esperando por un reembolso desde hace ya 3 meses. Digamos que eso no ayuda a inspirar confianza ni me dan ganas de premiar a esa u otras aerolíneas con la compra de nuevos vuelos. Y hasta que no haya vacuna es probable que seamos muchos los que viajemos exclusivamente en coche. Por precaución, y porque somos clientes de aerolíneas, pero no queremos ser sus banqueros forzosos.

wpDiscuz