Inicio Jueves negro (Black Thursday)

    Jueves negro (Black Thursday)

    0
    « Back to Glossary Index

    Jueves negro (Black Thursday) 1

    El jueves negro (Black Thursday) dio comienzo a la caída de la bolsa de 1929. Ese jueves los mercados sufrieron una fuerte caída del 11%. El siguiente Lunes Negro de 1929, unos días después, resultó ser peor. Las acciones se desplomaron otro 13% ese lunes, 28 de octubre. El día siguiente se conoció como el Martes Negro, ya que todas las ganancias restantes de todo el año se borraron en esa continuada caída del mercado de valores. Esto constituyó el peor desplome de los mercados en la historia de Estados Unidos. El Jueves Negro y los subsiguientes días de caídas acabaron conduciendo a la Gran Depresión.

    El día anterior al Jueves Negro, los inversores ya habían sufrido pérdidas significativas y se sentían nerviosos. El miércoles anterior, los mercados cayeron un abrupto 4,6%. El Washington Post empeoró las cosas con su titular del jueves por la mañana, que decía: «Una enorme ola de ventas crea casi pánico mientras las acciones se desploman». El mercado abrió a 305,85 el jueves por la mañana y procedió a caer un 11% a lo largo del día. Las pérdidas de este primer día de desplome resultaron ser mayores que una corrección bursátil típicamente larga.

    Los banqueros de Wall Street se preocuparon al observar que las acciones ya habían retrocedido casi un 20% desde el cierre récord del 3 de septiembre de 1929 a 381,2. El volumen del Jueves Negro resultó ser tres veces superior a la media diaria, con 12,9 millones de acciones. Esto empeoró las cosas. Tras los tres desplomes bursátiles del Jueves Negro, el Lunes Negro y el Martes Negro, los tres principales bancos intentaron restablecer la confianza del mercado comprando acciones. Esta intervención pareció funcionar durante un tiempo, pero sólo tuvo un efecto temporal.

    Estos crash por sí solos no iniciaron la Gran Depresión de 1929. Pero sí prepararon el terreno para destruir la confianza de los inversores empresariales. Los clientes de los bancos supieron que los bancos habían cogido sus ahorros y los habían invertido en acciones en Wall Street y se apresuraron a retirar sus depósitos. Los bancos cerraron durante el fin de semana y luego sólo desembolsaron diez céntimos por cada dólar. Un gran número de individuos que nunca habían participado en los mercados de valores perdieron igualmente todos los ahorros de su vida. Los bancos que ya no tenían depósitos se vieron obligados a quebrar. Esto significó que las empresas ya no podían acceder a los préstamos y los particulares no podían comprar casas.

    Wall Street buscó seguridad en el oro e hizo subir los precios del metal precioso. En aquella época el dólar estaba en el patrón oro. La gente cambiaba sus dólares a cambio de oro, lo que redujo peligrosamente las reservas de oro. Esto obligó a la Reserva Federal a aumentar los tipos de interés para salvaguardar el valor amenazado del dólar. Fue esta política monetaria contractiva la que empeoró gravemente la autodestructiva espiral económica.

    La exuberancia irracional de los locos años veinte condujo a la semana negra de 1929. La inversión en bolsa se convirtió en una afición nacional. Los valores de la bolsa subieron un 218% en los años que van desde 1922 hasta justo antes del crack. Estos rendimientos ascendieron a más del 20% anual.

    La situación financiera se agravó, ya que las personas que no tenían dinero en efectivo para invertir podían simplemente comprar acciones con margen de sus agentes de bolsa con tan sólo un 10% o 20% de entrada. Los bancos empezaron a invertir el dinero de sus depositantes sin avisarles. La consiguiente malversación de fondos provocó la corrida bancaria que llegó a caracterizar la Gran Depresión.

    A causa de estos sucesos demasiado comunes, el presidente Roosevelt ideó la Corporación Federal de Seguros de Depósitos como parte de su Nuevo Trato, con el fin de restablecer la confianza en los bancos y salvaguardar el dinero de los futuros depositantes.

    « Back to Glossary Index