Inicio Articulos Unos apuntes sobre el mercado de divisas

Unos apuntes sobre el mercado de divisas

3

Unos apuntes sobre el mercado de divisas 1

Fragmento del libro Especulando con la crisis, de Droblo

44 países firmaron el acuerdo de Bretton-Woods en 1944 –un año antes del nacimiento de la ONU, lo que ejemplifica la importancia que le dieron- por el que establecían al $ como moneda de referencia de la economía global. Rusia, que estuvo en la reunión, finalmente no firmó pero eso no lo evitó: la mayoría del mundo debía dinero en $ a los EUA y eso no cambiaría en décadas puesto que iba a financiar la reconstrucción de Europa. Se estableció un cambio fijo de 35$ por cada onza de oro y de las principales divisas mundiales respecto al $ y de este modo, cualquier banco central del mundo con 35$ podía exigirle a los EUA que les dieran su onza de oro. Lo cierto es que el mundo entero se vio inundado por $ gracias a inversiones, créditos… y a guerras como la de Vietnam que dispararon el gasto. El francés De Gaulle criticó que los EUA tuvieran tanto privilegio ya que lo cierto es que se calculaba que sólo el 20% de los dólares en circulación estaban respaldados por oro y su política monetaria, manejada sólo por ellos, afectaba a todo el globo. De esta forma, una pérdida de confianza súbita podría provocar un pánico bancario global. Un visionario…

En 1971 los EUA tuvieron déficit comercial por primera vez en el siglo XX por culpa de tener su moneda tan cara lo que perjudicaba a sus exportaciones. Los países europeos comenzaron a cambiar los dólares sobrevalorados por marcos alemanes y por oro. Cuando Francia y Gran Bretaña demandaron a los EUA la conversión de sus excedentes de dólares en oro, la respuesta pilló por sorpresa al mundo económico: el presidente Richard Nixon impidió las conversiones del dólar y de esta forma lo devaluó abandonando definitivamente el patrón oro. Así consiguió que las exportaciones estadounidenses fuesen más baratas y alivió el desequilibrio comercial. Desde ese momento, el valor de las monedas pasó de un sistema de cambios fijos a fluctuar a cada momento tal y como lo conocemos hoy. No tengo dudas que fue un robo mayúsculo de los EUA hacia el mundo ya que redujo el valor de todas las reservas de todos los bancos centrales al devaluar el activo principal que las componía: el dólar. Sin embargo, el uso de su moneda y el prestigio económico de los EUA apenas se vieron afectados y sigue siendo la divisa de referencia en el comercio mundial y en las reservas de los bancos centrales.

En cualquier caso, desde 1971 existe un cambio fluctuante en casi todas las divisas. Como al resto de mercados financieros, el del forex muestra una clara divergencia entre su teoría (algo así como que el valor de una divisa respecto a otra depende de los tipos de interés de cada país y la balanza comercial entre ambos) y la práctica ya que si los cambios dependieran sólo de las cifras, el precio sólo se movería puntualmente unas pocas veces cada mes en lugar de a cada segundo. Por volumen puede que sea el mercado más importante aunque hay que resaltar que la mayor parte de lo que se mueve en los mercados de divisas es producto del intercambio, tanto comercial como especulativo, de otros activos entre distintas áreas económicas. Es más frecuente que un fondo de inversión noruego cambie sus coronas a $ porque quiere comprar deuda norteamericana o acciones de Google que el que lo haga para apostar por una subida de valor del $. En cualquier caso es muy difícil diferenciar tanto la intención como el origen de las continuas operaciones de intercambio de divisas y además hay muchos tipos, no es sólo comprar otra moneda con la propia en el momento. No quiero profundizar en los diferentes tipos de transacciones porque esto no es un tratado pero sí quiero comentar una por la influencia que tiene en las crisis: el carry trade. En teoría este término describe el hecho de financiarse o pedir prestado en activos de bajo rendimiento para colocar o invertir en instrumentos de alto rendimiento. Un ejemplo: un banco emite deuda al 4% y con ese dinero compra otra deuda al 5%. Es fácil deducir que algo raro habrá en eso y sí, eso suele pasar cuando por obtener más rentabilidad, se aumenta el riesgo (en este caso se compra deuda de peor garantía). Sin embargo, los propios bancos centrales han promovido esta operativa al inyectar dinero barato a la banca sabiendo que ésta la invertiría con un gran beneficio en activos, no sólo de alto riesgo, incluso con un periodo temporal distinto (tomar a corto y prestar a largo con la confianza de poder recurrir al banco central). Vamos a ver cómo se suele usar el carry trade en divisas:

El mecanismo, simplificándolo mucho, es el siguiente: si un banco tiene fondos que en su moneda le rentan un 1% y cambiándola a otra moneda consigue un 2% (porque los tipos de interés de cada banco central son diferentes), hace el cambio confiando en la estabilidad del tipo de cambio entre monedas. Es una operativa muy peligrosa porque por ganar un diferencial en tipos de interés se puede perder mucho más. Veámoslo con un ejemplo: si yo tengo escudos que me dan un 1% anual y los cambio a doblones que me dan un 2% anual ese 1% que gano al cabo de un año puedo perderlo si cuando hago el cambio lo hago pagando 1 escudo por cada doblón y al cabo de 12 meses, al recuperarlos, el cambio se ha movido un 10% en mi contra y por cada doblón sólo me devuelven 0.9 escudos. Es posible hacer operaciones de cobertura para cubrir ese riesgo pero muchos no lo hacen y el motivo es el siguiente: como el carry trade en divisas es algo que hacen muchos hay mucho flujo de dinero hacia esa divisa que ofrece mejor rentabilidad por lo que habitualmente no sólo se gana dinero con el tipo de interés, también con el cambio de divisas. Estas transacciones se han concentrado los últimos años en el yen por un lado y por otro, en divisas de economías emergentes ya que ofrecían más posibilidad de negocio. No es la primera vez que el carry trade provoca una crisis porque es muy sencillo que un país tenga problemas –por lo que sea, pueden ser geopolíticos o económicos- y todo el flujo de capital especulativo que recibía de repente huya de golpe. Además, es fácil que se contagie y los inversores que deshacen posiciones en Camboya –por ejemplo- también lo hagan en Vietnam y de ahí pasen a Sudamérica etc. etc. Es algo que ya ha pasado, que sigue pasando y que pasará y nadie parece preocupado por ello. Es lo que tiene el que todo esté relacionado. Algo inesperado en la economía de cualquier punto del globo, aunque sea en una pequeña economía, puede hincharse y convertirse en algo global. Y también puede ocurrir lo contrario, que sean los flujos de capital (volviendo a su país de origen) los que provoquen una crisis económica al repatriarse por motivos que nada tengan que ver con el país afectado (por ejemplo, si el $ se aprecia al finalizar las QE´s de la FED como pasó el año pasado).

Un ejemplo práctico de carry trade de divisas ha ocurrido en España con miles de familias que contrataron hipotecas multidivisa confiando en que la estabilidad del cambio del € contra el yen o el franco suizo les permitiría beneficiarse de los bajos tipos de interés de Japón y Suiza. Pero resultó una operación especulativa de alto riesgo: nadie que gane su dinero en € debería endeudarse en otra divisa diferente y menos con lo larga que es la vida de una hipoteca y lo volátiles que son los cambios de divisas.

¡Comenta!

3 Comentarios on "Unos apuntes sobre el mercado de divisas"

Notificame
Ordenar por:   Nuevos | Más antiguos | Más votados
Las divisas son el medio, no el fin…. yo tengo aproximadamente un 30% de las inversiones en divisas no EURO, que es básicamente dólar…. pero no porque la divisa me produzca un plus de beneficio (que puede ser un menos plus) si no porque están en esta divisa y el seguro (hacerlos hegded) es muy caro porque va en función de la volatilidad… Pagar un 2% de tranquilidad pude parecer poco…. pero con inversiones de 7-8 años ya es un 18%… y a 7-8 años vista al variación máxima suele ser inferior a este 18%. «Jugar» en Forex es para… Leer más »

Como expatriado, sigo con interés el tipo de cambio de mi divisa actual al Euro, intentando aprovechar los momentos favorables para «recargar» la cuenta española.

wpDiscuz