Inicio Articulos El juego del calamar y sus metáforas

El juego del calamar y sus metáforas

15

El juego del calamar y sus metáforas 1

Como buen blog de economía centrado específicamente en el Euribor, tarde o temprano teníamos que hablar del fenómeno televisivo de moda. El juego del calamar.

Para quien no la haya visto, se trata de una serie de Netflix (que a mi me ha gustado regular) y va de una organización secreta que lleva a cabo juegos en una isla remota de la costa de Corea del Sur. Son juegos sencillos que se practican en la infancia, pero se paga con la vida si se falla en ellos. El premio total es de 45.600 millones de dólares y hay 456 participantes. Cada vez que se mata a un participante, su parte se suma al dinero del premio, y la última persona que queda en pie se embolsa toda la cantidad. Todos los participantes son cuidadosamente seleccionados, y todos necesitan desesperadamente el dinero. Eso es lo único que tienen en común.

También hay un inmigrante pakistaní en la mezcla. El protagonista es Seong Gi-hun (interpretado por Jung-jae Lee), un padre soltero con problemas que ha perdido la mayor parte de su dinero en el juego y es el típico tipo de clase trabajadora. Su mujer le ha dejado y se ha casado con otro hombre. Intenta luchar por su hija, a la que la mujer y su nuevo marido planean llevarse a Estados Unidos. La única manera de evitar que se vaya es demostrar que tiene el respaldo financiero para mantenerla.

La historia funciona a dos niveles, uno es el obvio, un juego retorcido y macabro jugado por personas enmascaradas para el placer de un grupo de VIPs enmascarados «extranjeros».

Es el subtexto metafórico lo que hace que esta serie sea aún más interesante. Todo el juego de los calamares está siendo observado por un grupo de «VIPs» que acuden a la isla para ver cómo se juegan las dos partidas finales, en directo. Todos estos «VIPs», aunque enmascarados con costosas y brillantes máscaras con forma de animal, hablan inglés con diversos acentos. Representan a las naciones con poder económico; esto se hace aún más evidente cuando uno de estos VIPs suelta algo en chino.

Es obvio que estos «VIPs» sienten un placer indirecto al ver a la gente común sufrir mientras luchan unos contra otros para conseguir la libertad económica. Los juegos son sencillos, pero si pierdes, pagas con tu vida. Es la lucha diaria del hombre común que se convierte en víctima de los «juegos» de las superpotencias económicas internacionales.

Los concursantes están en el «juego» no porque les guste, sino porque no tienen otra opción. El sistema lo deja muy claro, o juegas al juego de la muerte e intentas sobrevivir o simplemente mueres de todos modos bajo la presión económica. El grupo de concursantes es una muestra representativa de la sociedad coreana. Hay un refugiado de Corea del Norte que huye para encontrar una vida mejor en Corea del Sur, hay un inmigrante pakistaní que trabaja ilegalmente en el país y necesita el dinero para salvar a su mujer e hijo, y también hay otros con diferentes problemas, todos creados por las dificultades económicas.

Pero los dos personajes principales, Seong Gi-hun y Cho Sang-Woo, representan dos pilares de cualquier economía moderna: el primero es la clase trabajadora clásica, que realmente realiza un trabajo físico para sobrevivir y mantener la economía, y el segundo es la clase empresarial de cuello blanco.

Ambas clases tienen sus propios problemas inherentes. La clase trabajadora sufre la explotación en forma de sobrecarga de trabajo y mal pagada, y la clase empresarial desea más y más y finalmente cae presa de su propia codicia. Hemos visto innumerables casos de ambas clases en el mundo real. Seong Gi-hun y Cho Sang-Woo representan estas dos clases y el enfrentamiento final no es tanto entre los dos personajes como sobre sus clases. El guionista y director de la serie, Dong-hyuk Hwang, seguramente está enviando un mensaje no tan «oculto» aquí: debemos dejar de pelearnos entre nosotros y ver el «juego» que hacen los países con poder económico. A estos países, representados por los «VIPS» de la serie, no les importa realmente si la gente del país vive o muere, sólo quieren divertirse un poco a costa de la población explotada.

Más adelante, hacia el final de la serie, nos enteramos de que la persona que está detrás de este macabro juego (OJO SPOILER DE LOS GORDOS) no es otra que un anciano que finge ser un participante y que en realidad se mezcla con los demás participantes. Sufre un tumor cerebral que puede matarlo en cualquier momento. Una vez más, la metáfora es que son las personas de la «vieja economía» las que han invitado a estos poderes «extranjeros» a jugar con la vida de la gente común.

Quizás sea la empatía que muchos pueden tener con los protagonistas  la que ha hecho que esta serie esté tan de moda. Nos cuenta lo que nos gusta oír, que el mundo está manejado por malvados poderes económicos encantados de vernos arrastrar por unos pocos euros.

¡Comenta!

15 Comentarios on "El juego del calamar y sus metáforas"

Notificame
Ordenar por:   Nuevos | Más antiguos | Más votados
Yo diría que las ventas de Johnson & Johnson tienen un gran componente de consumo frente a otras de la lista que son específicamente farmacéuticas… pero no está nada mal. Está claro que la investigación de empresas que facturan billones (anglosajones) de dólares puede ser más potente porque pueden gastar más en máquinas y cerebros…. porque los listos tienden a querer estar bien pagados. La gracia de todo esto es como una empresita gerundense que «sólo» factura 250 millones de euros se ha podido añadir a la lista de las vacunas COVID…. porque, románticamente, el talento puede ser individualmente muy… Leer más »

Lo lamentable es que haya niños viendo esta serie, que por lo que dicen es extremadamente violenta….

https://www.20minutos.es/noticia/4856204/0/cuando-las-familias-si-dejan-ver-el-juego-del-calamar-a-sus-hijos-pequenos-mejor-acompanarles-es-inevitable-que-les-llegue/

Hay que tener mucho en cuenta tanto la edad del niño como su «madurez», por que hay niños de 13 con más dedos de frente que otros con 15-16 y hasta 17…
(¡Ay, las hormonas!)

Al final la culpa es de los padres que se la dejan mirar, o incluso la miran juntos

Nuestros niños van a vivir rodeados de esas cosas…. es lo mismo que con el covid… puedes aislarte un tiempo corto, pero luego mas te vale inventar una vacuna para poder exustir en ese entorno sin que te afecte …

Luego pasan las cosas que pasan, no nos podremos extrañar.

desde Comprar telefonía
creemos que esta serie es super buena

A mí el «simbolismo» siempre me ha pasado un poco por encima… De hecho siempre he pensado si la mayoría de las interpretaciones sobre los «simbolismos» de una obra vienen realmente del autor o de los que analizan la obra a posteriori… https://www.cuantarazon.com/398118/simbolismo Por que, sí, hay algunos simbolismos más que evidentes; pero otros son, tal vez, demasiado rebuscados… Nos dijo alguien una vez (creo que hasta fue un profesor) que los antiguos filósofos griegos eran casi todos gente rica, con una buena educación, que no tenían que trabajar físicamente, y que, por tanto, tenían tiempo para «filosofar»… Muchos críticos… Leer más »
En un metro de EEUU uno viola a una a la vista de los demás pasajeros y nadie intervino y nadie llamó a la policía… Cuando pasó un empleado del metro es cuando el llamó a la policía…. — Que qué tiene eso que ver con el juego del calamar… Para la mayoría nada de nada.. Para el rarete del Juanito, se trata de sembrar juegos de calamares para luego cosechar los frutos: ejércitos de egoístas y materialistas sin pizca de humanidad… DAR LA VIDA POR DINERO … es lo que normalizan esas cosass… Que no es para tanto.. Si,… Leer más »
Me resulta cuanto menos gracioso que después de ¿cuantas crisis capitalistas desde 1873? De estar sufriendo aún los efectos de una crisis en la que ha quedado claro que la economía financiera tiene poca o ninguna correlación con la productiva. De habernos mas o menos concienciado de que eso del crecimiento eterno no puede ser ni lejanamente sostenible. Y de haber sufrido en propias carnes la pérdida de derechos de todo tipo, con preferencia por los laborales. Resulte que la peña necesita de metáforas para decir «en verdad que despropósito de sistema económico». Es que es delirante jajajjaaja. Pero por… Leer más »
Estamos embarcados en un carro cuesta abajo y sin frenos, el sistema capitalista. Bueno, al principio tenía frenos, piloto, sistemas de seguridad, pero poco a poco todo eso lo hemos quitado por superfluo, para quitarle peso y que el carro no perdiera velocidad. Ahora que ya habíamos alcanzado un ritmo bueno, que la cosa se acelera cada vez más, ya la gente empieza a darse cuenta de que esto no hay quien lo pare, y llamamos al Estado para que haga algo, y el Estado lo hace, el qué? Recortar derechos, aumentar impuestos, culpar a Rusia y a China, a… Leer más »

El estado lo que debe hacer es proteger a sus ciudadanos especialmente en materia laboral, que es donde aprieta el neoliberalismo depredador, porque luego se disfraza con los paños de una falsa libertad, la de elegir para quien te quieres morir trabajando.
Y que los homosexuales se manifiesten cuando quieran y que las mujeres vayan borrachas me parece cojonudo, que ya es hora que tengan libertad para hacer lo que les salga del coño. Y los de ver peliculas en cualquier lado también. Tendran algo que ver los pimientos con la gravedad…

No se puede proteger a los ciudadanos laboralmente cuando el mercado lo que demanda es cada vez más productividad. Para mantener la economía a flote simplemente va a haber que trabajar más por menos. Y esto choca frontalmente con cualquier derecho o protección laboral que podamos tener. Los gobiernos ya no pueden proteger a sus trabajadores, se pliegan a las circunstancias. A mi también me parece cojonudo que todo el mundo pueda manifestarse y llegar solo y borracho a casa, faltaría más, libertad para todos con los límites correspondientes. Lo que no me parece tan bien es que en la… Leer más »
pequeño apunte, no son 45.600.000 dolares, sino wones surcoreanos, que vienen a ser unos 38 millones de dolares. Sobre la visión del artículo, clases sociales, poder de potencias mundiales, … Creo que la organización jerarquica de los propios organizadores, habla más de como está estructurado el mundo que otras similitudes. Máxime viniendo de un pais donde convive la pobreza con la riqueza más extrema (se puede ver en la serie), donde se roza la esclavitud a nivel laboral (estan proponiendo permitir por ley trabajar 120 horas a la semana, de las 52 horas oficiales que tienen ahora), el acceso a… Leer más »
wpDiscuz