Inicio Articulos La semana en los mercados

La semana en los mercados

13

John Littlewood era un matemático especializado en la Teoría de Números. Con sus estudios el físico y también matemático Freeman Dyson buscó desacreditar la idea que el mundo tiene de los milagros ya que para él su existencia es una cuestión de simple estadística: “con una muestra de datos lo suficientemente amplia, cualquier evento fuera de lo normal podría suceder”. Así pues la llamada “ley de los milagros de Littlewood” (si lo buscáis en Wikipedia la entrada es errónea entre otras cosas porque Littlewood murió en 1977 y no cita a Dyson que fue el que le dio ese nombre) establece que en el curso de la vida de cualquier persona normal hechos extraordinarios suceden a un ritmo de aproximadamente uno por mes. El argumento de la ley es simple: Durante el tiempo que estamos despiertos y activamente comprometidos en vivir nuestras vidas (él puso como cifra unas ocho horas cada día), vemos y escuchamos cosas que suceden a una velocidad de uno por segundo. Entonces, el número total de eventos que nos suceden es de aproximadamente 30,000 por día, o un millón por mes. Que algo realmente extraño suceda una vez de cada millón de veces, no es tan raro y si la posibilidad de un “milagro” es de aproximadamente uno por millón de eventos, debemos esperar que ocurra uno, en promedio, cada mes. Es decir, una vez al mes nos pasa algo que sólo pasa una de cada millón de veces.

Como buen escéptico que soy, para mi esta “ley” no es necesaria para desacreditar el concepto “religioso” de milagro: si con mil millones de personas con una cámara de fotos y video en el bolsillo, nadie ha podido ofrecer una prueba irrefutable de algo que desafíe las leyes de la Naturaleza tal y como las conocemos, para mi queda demostrado que los milagros, al menos en el presente, no existen (ni los ovnis que se pasean por el cielo ni los místicos levitando ni las apariciones marianas) porque si existieran habrían sido grabados. Pero sí es cierto que los eventos extraordinarios son mucho más numerosos de lo que pensamos y que se pueden explicar con la estadística. Littlewood no llegó a conocer el actual siglo,  creo que las posibilidades de la “ley” que lleva su nombre hoy mínimo se duplicarían porque las redes sociales nos han abierto la puerta a la vida de otras personas y a muchos sucesos. Podemos esperar que sucedan “milagros” regularmente, porque en un mundo con 7 mil millones de personas, la mayoría interconectadas, las probabilidades de un evento “milagroso” son bastante buenas. Es decir, podemos esperar sucesos extraños con relativa frecuencia. Otro punto de vista es que precisamente por estar sobreinformados, aunque haya más, dichos eventos nos parecen cada vez menos extraordinarios. Es decir, estamos normalizando cosas que hace unos años nos hubieran parecido muy muy raras.

Quizás por eso en tan poco tiempo se han asumido los absurdos (según la lógica más elemental y cotidiana durante siglos) tipos de interés negativos de la deuda: alguien necesita dinero y yo le pago intereses por quedarme con sus deudas, que eso sea “normal” es de hecho un milagro y aún lo es más que esto no sea algo puntual -como pasó en 2012 con la deuda alemana en plena crisis de la Eurozona- sino cotidiano, Billones de dinero procedente del ahorro de millones de personas se están invirtiendo en esta trampa financiera. Otro hecho extraño es la mala evolución bursátil de los bancos a pesar de ser empresas que siguen ganando mucho dinero y es que se espera ganen cada vez menos. Y tiene su lógica, yo no soy nada rentable para el banco on line donde tengo mis ahorros (que no le rentan nada debido a que BCE hace muchos años que no retribuye por las reservas): me los guarda, me domicilia los pagos, no me cobra las trasferencias, me ofrece tarjetas de débito y crédito gratis y asume los costes de una infraestructura tecnológica y un número indeterminado de empleados que atienden el teléfono si lo necesito. Deben tener muchos otros clientes a los que cobran comisiones (por mucho que nos quejemos, cada vez habrá más porque vía intereses poco queda por rascar) por descubiertos, créditos etc. Por supuesto, y por eso creo que ni los que tienen miles de sucursales y empleados llegarán a perder dinero –salvo que vuelva a dispararse la morosidad por una crisis- pero una gran parte de su negocio se está perdiendo.

Otro hecho “raro”, y actual (aunque si se ve el gráfico del valor ya se aprecia que tiene problemas hace años), es la quiebra del tour operador Thomas Cook justo cuando más turistas hay en el mundo. Y aún más extraño es la coincidencia en fechas con el Bréxit (otro suceso inesperado) ya que es británica y obliga al gobierno inglés a repatriar al país a más gente que ningún otro hecho desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Mala gestión basada en un modelo anticuado que obvia que hoy en día cualquier extranjero puede reservar directamente sus vuelos y sus hoteles vía internet es (junto a factores ajenos como la debilidad de la libra, de nuevo relacionada con el Bréxit) la causa de este desastre que perjudica muy directamente a España tanto por las reservas anuladas como por los impagos a nuestros hoteles y la pérdida de puestos de trabajo. No obstante, por otro lado no viene mal para recordar que la posibilidad de quiebra existe y por tanto la deuda de una empresa debe ofrecer intereses que compensen su compra y el asumir ese riesgo, por eso es tan absurdo que alguien se endeude gratis e incluso cobrando por ello… Pero ya nos hemos acostumbrado. El martes por la noche ocurrió otro hecho inusual: de repente Banco Santander anunció una dotación extra de 1500 millones para su filial británica con la excusa del Bréxit (ayer también anunció un profit warning IAG, parece que todo lo relacionado con Reino Unido podría tener problemas) y sin embargo al día siguiente sus acciones no se desplomaron. Datos reales negativos del presente apenas influyen pero las expectativas a futuro lo son todo…

En cuanto a los mercados, los primeros minutos del lunes nos recordaron la peor cara estadística bursátil de septiembre y de la semana post-vencimientos trimestrales con los bancos encabezando las caídas con malos datos europeos y miedo a una nueva confrontación en los equipos de negociación chinoestadounidenses sobre el tema de los aranceles… pero Wall Street impuso su ley y siguió rozando máximos históricos. Sin embargo el martes, tras el cierre europeo, Trump dio un discurso en la ONU muy beligerante contra China y defendiendo su modelo de comercio mientras el partido demócrata volvía a hablar de “juicio político” al presidente  y las acciones norteamericanas se vieron afectadas, algo que acabó contagiando al resto el miércoles y todo apunta a que la semana acabará en negativo. No obstante, septiembre ha sido volátil pero gracias sobre todo a sus primeras sesiones parece que no será un mal mes. Por otra parte, el crudo, tras el subidón de hace dos lunes, ha vuelto a donde estaba antes del ataque con drones en Arabia Saudí. Como imagen, algo malo pero que podría ser esperanzador: los ISM son indicadores a futuro y puede que estén marcando que lo peor, aunque se vea reflejado en el PIB del actual trimestre, quizás ya haya pasado, más si como se puede apreciar se basa sobre todo en los problemas industriales de Alemania debido a la crisis del comercio global por la guerra arancelaria que podría ser temporal.

Links.

¡Comenta!

Notificame
Ordenar por:   Nuevos | Más antiguos | Más votados
Jeje, con los milagros… Con 7 mil millones de personas y todos conectados entre si con varios messengers, con todos los tipos en negativo, con todo Wallstreat en máximos y todos los marketeros de todas las multinacionales haciendo milagros a una velocidad de 5-10 al dia , con todo eso 2+2 sigue dando 4… Los que mejor lo saben ahora son los de Thomas Cook y mejor aun lo han aprendido todos esos a los que Thomas Cook debe dinero que no recibirán… Y si, a golpe de milagros cada vez mas gente volverá a saber a ciencia cierta que… Leer más »
Jajajajajajaja… Obviamente lo de THomas Cook afecta pero porcentualmente es inapreciable….. y afecta a los que ya estaban mal y por esto porfiaban con Thomas Cook. Ayer estuve en Salou…. y sí… venden porquería…. pero venden muuuuuuuuuuuucha…. Gente que nadie conoce (me refiero a mediáticamente en el gremio), que no son entrevistados, que viven discretamente y que ganan una de dinero espectacular…. con el negocio de siempre…compro… vendo …. y el margen más elevado que los gastos… ¿que comen los turistas?.. Fruta cortada…. ues fruta cortada…. spaghettis ya cocinados…. pues spaghettis ya cocinados…. zumos raros… pues zumos raros… Y con… Leer más »

Canarias y baleares y hoteles de Costa en la península en destinos de segundo nivel y/o hoteles con gestión comercial cómoda, por decirlo de forma suave… no cobrarán lo de este verano y un monton de cancelaciones para los méses siguientes más año 2020 incierto… a lo mejor espabilan y se ponen a hacer lo que otros ya llevan 10 años haciendo… pero el golpe es duro de encajar…

LOs que no van a cobrar se van a quejar….. lo que han cobrado no dirán nada… porcentajes…. 2-98…. estirando mucho….

Los hipotecados pueden dormir tranquilos dos años más: el euríbor seguirá en negativo
El amago alcista del euríbor ha quedado, finalmente, en un espejismo. Nada parece indicar que vaya a producirse una nueva remontada. Al menos, a corto plazo

https://www.elconfidencial.com/vivienda/2019-09-26/euribor-hipotecas-bce-mario-draghi_2256631/

MIGUEL ANGEL GONZALEZ FERNANDEZ

prácticamente lo mismo lo leí yo la semana pasada aquí, que tendríamos el euribor negativo también en 2020

¿Porque según el gráfico lo peor puede haber pasado? no entiendo la conclusión optimista mirándolo. Por favor una explicación, gracias

ATENCIÓN
TRUMP PRETENDE PROHIBIR EL BITICOIN

Donald Trump, contra las criptomonedas: “Hay una sola moneda real, ¡se llama dólar de los EEUU!”
El mandatario estadounidense publicó un hilo en su cuenta de Twitter en la que ataca al dinero virtual y advierte a algunas empresas como Facebook sobre las regulaciones que deberá respetar “si quieren convertirse en bancos”

Los intereses negativos, en mi opinión, sí que tienen sentido: algo “gordo” se está cocinando.

wpDiscuz