Gasolina y gasóleo repuntan por segunda semana consecutiva a las puertas de la festividad del 15 de agosto
Euribor
Euribor hoy: -0,156%
Media mes: -0,157%
Prima de riesgo: 116,4
IBEX35: 9.003,80 (0,90%)


Gasolina y gasóleo repuntan por segunda semana consecutiva a las puertas de la festividad del 15 de agosto

El precio medio del litro de gasolina y de gasóleo ha repuntado por segunda semana consecutiva para asomarse a los máximos en el último mes a las puertas de la festividad del 15 de agosto.

En concreto, el litro de gasóleo se ha situado esta semana en los 1,226 euros, tras haber repuntado su precio un 0,4%, según datos del Boletín Petrolero de la UE recogidos por Europa Press.

Por su parte, el litro de gasolina se ha situado en 1,325 euros, tocando así niveles que no alcanzaba desde principios de julio, después de haber subido un 0,53%.

Esta subida en los precios de los carburantes coincide con el ligero repunte que sufrió la pasada semana el precio del crudo en sus cotizaciones.

No obstante, esta semana se mantiene estable con respecto a hace siete días. Así, el precio del barril de petróleo Brent, de referencia en Europa, cotizaba este jueves a 72,47 dólares, mientras que el barril de crudo Texas americano se intercambiaba a 67,08 dólares, ambos en línea con hace una semana.

HASTA 8,5 EUROS MÁS LLENAR EL DEPÓSITO.

Con respecto a hace un año el litro de gasóleo es un 14,3% más caro, mientras que en el caso de la gasolina marca un precio un 11,5% superior.

De esta manera, a los actuales precios, llenar un depósito de 55 litros de gasóleo supera los 67,4 euros, lo que supone unos 8,5 euros más que hace un año.

Para el caso de la gasolina, el llenado de un depósito de 55 litros supone para el consumidor 72,8 euros, unos 7,5 euros más con respecto a las mismas fechas de 2017.

MÁS BARATA EN ESPAÑA QUE EN LA UE.

A pesar de estas ligeras subidas, la gasolina es más barata en España que en la media de la UE y la zona euro, donde el precio de venta al público del litro de combustible Euro-Super 95 se sitúa en 1,466 euros y 1,51 euros, respectivamente, mientras que el litro de gasóleo cuesta 1,352 euros en la media de la UE y 1,351 euros en la eurozona.

El menor nivel de precios finales con respecto a los países del entorno se debe a que España, pese a las subidas del IVA, a los mayores impuestos y a los nuevos gravámenes al biodiésel, sigue contando con una menor presión fiscal, en general, que la media comunitaria.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valoracion)

Escrito por Carlos Lopez el 9 de agosto de 2018 con 4 comentarios.

4 comentarios

Lee los comentarios dejados por otros usuarios, o bien deja tu comentario

# 1, ForoCoches
9 de agosto de 2018, a las 14:29

Los 10 trucos del ahorro de combustible de FOROCOCHES:

Hincha tus neumáticos de más
Una de las reglas de oro para ahorrar combustible es llevar tus neumáticos con una presión mayor a la recomendada por el fabricante. Con cuatro o cinco kilos será suficiente. Hay quien dice que así pierdes agarre y que el desgaste de la banda de rodadura se producirá de un modo desigual, pero… ¿qué sabrán ellos? ¿Cómo puedes saber que no están todos compinchados con las petroleras?

Los retrovisores, cerrados
Deja de mirarme así: está claro que al menos el 80% de los conductores españoles no los usa para nada y no sirven más que para ofrecer una resistencia al avance que te hace desperdiciar litros y litros de combustible. Circula con ellos cerrados y serás un auténtico cohete.

Evita utilizar las luces
Todo consumo eléctrico generado por el vehículo incrementa el trabajo que tiene que realizar el motor para solventarlo. Aunque los coches modernos hayan avanzado mucho en este ámbito, lo mejor es no correr riesgos: evita utilizar las luces del coche siempre que puedas. Y eso también incluye los intermitentes. El 80% no los usan casi nunca.
Por la noche, si hay luna llena, podrás circular con las luces de posición, no necesitarás en ningún caso las de cruce.

¿Climatizador? No, gracias
Por mucho que se diga, conducir con una temperatura agradable en verano para evitar sufrir una lipotimia está sobrevalorado. Si vamos a evitar utilizar el alumbrado para reducir el consumo… ¿no sería una incongruencia no hacer lo propio con el sistema de climatización?

Usa siempre la marcha más larga posible y abusa del punto muerto
Todo el mundo sabe que un motor consume menos cuanto menor es su régimen de giro. Esto es así. De modo que procura emplear siempre la marcha más alta que tengas a mano para que todo gire despacito. Si tu motor comienza a gimotear y en el cuadro de instrumentos aparece un mensaje con el texto “reduce dos marchas o mátame ya”, es que lo estás haciendo bien. Y, por supuesto, no olvides circular todo el tiempo que puedas en punto muerto. Para eso se inventaron la cuestas abajo. No olvides, en estos casos apagar el motor, para que el volante no se bloquee al hacer esto, deberás, una vez apagado el motor, volver a dejar la llave en posición contacto.

Sáltate todos los semáforos que puedas
Si hasta los fabricantes -eternos aliados de las gasolineras- se han dado cuenta de que las detenciones en los semáforos consumen mucho combustible y han empezado a incorporar sistemas de parada y arranque, será por algo: procura saltarte todos que puedas. Así tu ritmo será más regular y no tendrás que derrochar carburante para recuperar velocidad. Recuerda apagar el motor en todas y cada una de las paradas. Los coches más modernos lo hacen automáticamente. Tu tendrás que girar la llave.

En autopistas y autovías, siempre por el carril central
Lo mejor para evitar tener que decelerar para cederle el paso a un vehículo que se incorpora a la vía o esperar tu turno para adelantar a un camión es siempre circular por el carril central. Así la línea trazada por tu consumo podrá ser lo más plana posible. Como el encefalograma de quienes practican esta noble maniobra a diario.
En las curvas, si hay varios carriles, siempre el más cerrado, de esta forma reducirás la distancia a recorrer y por tanto el consumo de combustible. No olvides, en caso de circular por carretera convencional, ir pisando siempre la raya del lateral más cerrado de la curva, si la curva es a la izquierda, sera el izquierdo, si es a la derecha será el derecho.
Al girar las esquinas en ciudad, acercate al bordillo todo lo que puedas sin llegar a tocarlo. Recuerda, a menos distancia recorrido, menor cantidad de combustible consumido.

Distancia con el vehículo precedente
¿Has visto cómo en las carreras los pilotos se pegan al coche que circula delante como si les fuera la vida en ello? Persiguen un fenómeno conocido como rebufo que les permite circular a la misma velocidad que su rival empleando menos energía en hacerlo, gracias a que éste se encuentra rompiendo la resistencia del aire a su avance. Haz lo mismo cuando conduzcas. Que entre un coche y otro no quepa ni una tarjeta de crédito. Las claves de los maestros.
En viajes largos, si te pones detrás de un camión y te pegas bien a él, llegarás a reducir un 30% tu consumo de combustible.

Ponle siempre 20 euros
Sin duda alguna, el mejor modo de notar algo menos las subidas del precio del combustible es echar siempre 20 euros. Si vas por ahí calculando cuánto te ha costado introducir X litros en tu depósito no pasarás más que malos ratos. Echando siempre una cantidad fija te los ahorras.

Nunca lleves más de 1/3 de depósito
La lógica es la lógica, a más peso mayor consumo. Con la cantidad de gasolineras que hay hoy en día es absurdo. Si el deposito de tu coche es demasiado pequeño, cambia el punto anterior por 10 euros en lugar de 20. Por supuesto debes apurar los depósitos lo más posible. Para ahorrar peso desmonta los asientos que no uses. No lleves ni un gramo de peso demás.
Buen viaje

0
# 2, Pichin
9 de agosto de 2018, a las 19:07

Sois todos unos muertos de hambre

0
# 3, Pichin
11 de agosto de 2018, a las 15:35

Sois todos unos muertos de hambre
https://chat.whatsapp.com/7imZ3OXDNWfFnLhHXsOxQx

0
# 4, Anónimo
23 de agosto de 2018, a las 10:49

Third Party Copyrights & Trademarks

0

Deja tu comentario...




Contáctenos - Terminos de uso y cookies