Euribor hoy: -0,171%
 Media mes: -0,172%

Prima de riesgo: 130,2
IBEX35: 10.011,50 (-2,40%


Mis previsiones 2017

Al contrario que en 2016 mi visión para este año no es positiva, de hecho creo que dentro de 12 meses echaremos de menos a 2016 porque iremos de más a menos. Ojalá me equivoque pero demasiadas sombras se ciernen sobre el futuro: menor crecimiento, mayor inflación, guerra comercial, la Eurozona más cuestionada que nunca, políticas monetarias divergentes en los dos principales bloques económicos, crisis de los emergentes por la subida del $ y de los aranceles, amenaza terrorista, crisis migratoria, problemas bancarios, deudas excesivas, burbuja en Wall Street… y todo eso sin conocer aún los cambios geopolíticos que la nueva política exterior norteamericana puede provocar.

No creo que en España lo pasemos mal en 2017 ya que seguiremos mejorando –aunque sea a menor ritmo- y no corremos un riesgo especial pero pienso que todas las previsiones que se están haciendo deberán ser revisadas a la baja por el mal contexto internacional y por el impacto en el gasto privado de la subida impositiva, especialmente dolosa para las pymes. Por otra parte, aunque la tendencia del empleo es muy buena, dudo que podamos repetir un nuevo máximo histórico de turistas y la inversión sigue sin aumentar de forma significativa por lo que esta actividad económica menor augura problemas para cumplir con el déficit. Finalmente, está el factor de inestabilidad por el referéndum catalán que seguro tampoco ayuda.

La bolsa es probable que empiece bien el año: la situación técnica de Wall Street es de subida libre y la liquidez sigue siendo abundante. Más inflación y tipos de interés tan bajos son pérdida segura en renta fija lo que ayudaría a un mayor flujo a la renta variable. Además, la rebaja fiscal que ha prometido Trump puede ayudar a impulsar un poco más la burbuja. Pero según avance el año, creo que ésta estallará –y cuanto antes lo haga menos traumática será- ya que la euforia actual no es sostenible. La excusa para que pinche puede ser cualquiera pero la guerra de aranceles que perjudicará a los “pesos pesados” de los índices, las grandes multinacionales, podría ser un buen motivo. En cuanto a Europa, difícil que se comporte bien si hay bajadas allí, menor crecimiento aquí y dudas respecto a la UE y la Eurozona por el auge de partidos escépticos. El Ibex puede parecer barato tras su mal comportamiento en 2015 y 2016 pero si los bancos no mejoran, y no hay ningún argumento para que lo hagan, no creo sea una buena opción de inversión. Me gusta mucho más el oro y las materias primas agrícolas que la renta variable.

En el mercado de divisas, creo la tendencia seguirá la de 2016: el $ subirá por la política menos expansiva de la FED y el € bajará por lo contrario. Este es otro factor que debería perjudicar a las multinacionales norteamericanas y beneficiar a nuestra área económica como ya lo está haciendo con la japonesa -y la bajada del yen de los últimos dos meses- ya que las exportaciones son más competitivas. Por el contrario, la debilidad de nuestra moneda propiciará que importemos inflación de todo lo que adquiramos con otras divisas como es el caso del crudo. También creo que la libra seguirá débil porque confío en el que el Bréxit empezará a hacerse efectivo en 2017. Si no es así, entonces rebotará.

El crudo, uno de los activos protagonista de 2016 por su acelerada caída y su fuerte rebote posterior depende de factores políticos (la OPEP, las autorizaciones -o no- para más frácking etc.) tanto como económicos pero suponiendo que los EUA aumentarán su producción y que la economía no crecerá tanto como en 2016, no veo motivo para que suba mucho más así que diré que lo veo ligeramente a la baja (más cerca de los 40$ que de los 50$). Sin embargo, el tema de los aranceles puede provocar que muchas materias primas suban de precio para el consumidor final aunque su precio de origen baje.

Como no soy optimista respecto al crecimiento del PIB norteamericano, no debería ver más subidas de tipos de la FED pero si Trump inicia la guerra de aranceles, el IPC de allí subirá lo suficiente como para pensar en que la FED haga algún gesto más de endurecimiento monetario por lo que los tipos de interés oficiales podrían superar el 1% pero sigo creyendo en los tipos ultrabajos en Europa y Japón con lo que al menos durante el primer semestre el Euribor no debería volver al positivo.

Los ridículos tipos de interés de la deuda, la otra gran burbuja actual, ya corrigieron bastante los dos últimos meses de 2016 por lo que no espero grandes cambios en la Eurozona (BCE seguirá comprando) y en los EUA frenarán su alza según avance 2017. Preveo un aumento de las primas de riesgo dentro de la Eurozona por las convocatorias electorales por lo que España sí podría encarecer sus tipos de financiación a largo respecto a Alemania aunque se rebajen respecto a Francia e Italia.

Como ya he dicho, creo que hay motivos suficientes para esperar un IPC al alza de forma global, la duda es si escalará por encima del 2% que es el objetivo teórico en el que los bancos centrales empiezan a pensar en subir los tipos de interés. Es posible que eso ocurra, lo que pasa es que como por desgracia preveo estanflación (inflación con bajo crecimiento) no creo que durante 2017 se reviertan las políticas monetarias expansivas excepto la de la FED que ya las revirtió hace tiempo.

Como acabo de comentar, veo un PIB con menor ritmo de crecimiento en 2017, y en eso parecen coincidir todos los analistas, quizás porque 2016 sorprendió al alza a la mayoría. Yo soy aún más negativo, creo que alguna gran economía podría caer en recesión porque la guerra comercial y la fortaleza del $ por un lado -que llevará a una crisis en varios emergentes- y la previsible tormenta financiera en los mercados por otro, restarán empuje a las mayores economías.

En resumen, aunque 2017 empezará bien veo un año gris para la economía y negro para los mercados financieros y que irá de más a menos. Ojalá me equivoque.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (30 votos, media: 4,37 sobre 5)

Escrito por Droblo el 3 de enero de 2017 con 28 comentarios.

28 comentarios

Lee los comentarios dejados por otros usuarios, o bien deja tu comentario

# 2, ñews
3 de enero de 2017, a las 8:34

Casi diez años des­pués de su debut en Bolsa, Clínica Baviera se ha con­ver­tido en uno de los fra­casos más so­nado del brazo in­versor de los March, Corporación Financiera Alba, que lleva en­te­rrados ya más de 36 mi­llones de euros en pér­didas de­cla­radas por la so­ciedad of­tal­mo­ló­gica y ahora anuncia que, si puede, se va. Corporación Alba em­pezó con un 5% en 2007. Ahora tiene un 20% y entre me­dias ni si­quiera el cobro de di­vi­dendos le ha com­pen­sado la con­tinua caída de la co­ti­za­ción

# 3, ñews
3 de enero de 2017, a las 8:38

Así son los más acaudalados del planeta y así son sus fortunas el 31 de diciembre de 2016 según el ‘ranking’ que elabora Bloomberg en tiempo real
http://elpais.com/elpais/2016/12/31/album/1483182133_367612.html#1483182133_367612_1483190121

# 4, yastamos
3 de enero de 2017, a las 8:56

Enero seguirá siendo un mes de libranza para los diputados del Congreso http://www.eldiario.es/_235b628f

# 5, worldnews
3 de enero de 2017, a las 8:57

Concluidas sus vacaciones, Barack Obama inicia su etapa final como presidente de Estados Unidos, en un intento de último minuto para atar cabos sueltos y afinar su legado antes de entregar las riendas al presidente electo Donald Trump.

Obama regresaba a Washington al mediodía del lunes desde Hawaii. Le restan poco más de dos semanas y media para que concluya su periodo como presidente.

Dedicará principalmente sus últimos días a proteger su ley de reforma al sistema de salud -que afronta el peligro de que la revoquen-, elaborar un discurso importante de despedida y continuar los preparativos para la entrega del poder a Trump.

En un correo electrónico dirigido el lunes a sus simpatizantes, Obama dijo que pronunciará el 10 de enero su discurso de despedida, una tradición que inauguró en 1796 el primer presidente, George Washington, para dirigirse al pueblo estadounidense por última vez en el cargo.

Obama dirá su mensaje en McCormick Place, un enorme centro de convenciones en Chicago, la ciudad de residencia del mandatario saliente.

“Pienso en lo que diré como una oportunidad para agradecerles esta travesía asombrosa, para celebrar la manera como ustedes cambiaron este país positivamente los últimos ocho años, y para dar alguna idea de a dónde iremos desde aquí”, informó Obama.

El redactor en jefe de los discursos de Obama, Cody Keenan, viajó con el presiente a Hawaii y pasó gran parte del tiempo trabajando en el mensaje. El viaje a Chicago posiblemente sea el último de Obama fuera de Washington como presidente e incluirá una “reunión familiar” con los excolaboradores de campaña del aún gobernante.

Obama también tiene previsto de último momento conmutar condenas y conceder perdones, dijeron funcionarios de la Casa Blanca, en conformidad con los esfuerzos del mandatario en su segundo periodo de reducir los castigos a presos a los que se impusieron sentencias indebidamente severas por delitos relacionados con drogas.

Aunque también han solicitado la indulgencia presidencial infractores prominentes como Edward Snowden y Rod Blagojevich, se prevé que los últimos actos de clemencia de Obama estén dirigidos a los presos por drogas cuya situación el mandatario intento corregir aunque infructuosamente mediante una reforma a la justicia penal.

Después de que asumiera la presidencia hace ocho años, Obama y sus colaboradores elogiaron profusamente la manera como el anterior mandatario, George W. Bush, había contribuido a que las nuevas autoridades asumieran el gigantesco aparato gubernamental.

Obama se comprometió a hacer el mismo favor a Trump, pero la transición no ha estado libre de incidentes.

Ambos equipos han chocado en cuanto a las solicitudes del equipo de Trump de que se le facilite información que los colaboradores de Obama temen pudiera ser utilizada para eliminar a los empleados del gobierno que trabajaron en prioridades del mandatario, como el cambio climático y los derechos de las minorías en ultramar.

El equipo de Trump ha estado frustrado por los intentos de Obama de sujetar al magnate con últimas acciones para bloquear las perforaciones petroleras en el mar, declarar nuevos refugios y vaciar aún más la prisión de la bahía de Guantánamo.

Durante sus vacaciones en Oahu, Obama reafirmó su posición personal en dos temas de política exterior que lo pusieron directamente en conflicto con Trump.

Obama ordenó que Estados Unidos se apartara de su tradición al permitir que el Consejo de Seguridad de la ONU aprobara una resolución adversa a los asentamientos israelíes y después impuso sanciones a Rusia con el argumento de que Moscú hackeó correos y sistemas informáticos en Estados Unidos.

# 6, Radical
3 de enero de 2017, a las 8:57

48.000 familias cobraron la dependencia con el beneficiario ya muerto http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/48000-familias-cobraron-dependencia-cuando-pariente-murio-5718488

# 8, mmm
3 de enero de 2017, a las 8:58

El Estado y diez CCAA empiezan el año con presupuestos prorrogados. Ahora sólo falta saber hasta cuándo… http://www.elconfidencial.com/espana/2016-12-31/prorroga-ley-presupuestos-estado-comunidades-autonomas_1310776/

# 9, mmm
3 de enero de 2017, a las 8:58

Para Donald Trump, la década de 1980 todavía está viva. Bobby Knight, Don King y Sylvester Stallone, algunos de los referentes culturales del presidente electo estuvieron en la cúspide en esa época, en la que también ascendió la fama de Trump en Nueva York, se construyó la Trump Tower, se publicó “The Art of the Deal” y él coqueteó por primera vez con la idea de postularse a un cargo de elección popular.

Los ochentas en Nueva York se movían impulsados por el ascenso de Wall Street. Fue una década atrevida en la que el exceso era la norma y se celebraban las muestras ostentosas de riqueza y poder en la cultura pop y entre la élite de Manhattan.

A pesar de que mucho de lo que definió esa década ha pasado de moda desde entonces, Trump aparentemente ha internalizado su espíritu, el cual parece reflejado en la decoración del vestíbulo de la Trump Tower y las celebridades de las que se acompañó durante su campaña.

Trump, un empresario inmobiliario del distrito de Queens que trató de probar su éxito en la Gran Manzana, siempre buscó la aprobación de la clase dominante de Manhattan y estuvo dispuesto a hacerse de un nombre por sí mismo, de acuerdo con quienes lo trataron durante esa década formativa.

“Se promovía sin cansancio en los diarios y en la televisión. Sabía cómo llamar la atención de la prensa y acabar con sus enemigos”, dijo Geoge Arzt, secretario de prensa del exalcalde de Nueva York Ed Koch, quien estuvo en el cargo de 1978 a 1989. La actitud egoísta que definió la década de 1980 “ha sido por mucho tiempo parte de quién es Trump”, agregó Arzt.

En esa década, mientras Trump crecía como figura pública, remodeló el hotel Grand Hyatt en la calle 42, retomó la renovación de la pista de hielo de Central Park que había quedado estancada y compró el equipo de la zona de Nueva York en la incipiente United States Football League, que surgió como una competencia para la NFL.

Terminó siendo un personaje regular en la prensa de chismes, jugando con los tabloides de la ciudad mientras promovía su marca personal.

También dio los primeros pasos para acceder a los medios nacionales: debutó en “60 Minutes” en 1985. El viejo programa noticioso de revista sigue teniendo un lugar especial en su corazón. En varios de sus actos de campaña, Trump mencionó algún segmento de “60 Minutes” que acababa de ver y le dio su primera entrevista tras la elección al programa el mes pasado. “60 Minutes” estaba en su punto más alto en los ratings en la década de 1980.

Time Magazine, que también tuvo una gran presencia en esa década, sigue siendo una gran obsesión para Trump.

El empresario-celebridad, que se quejó en años recientes por no ser nombrado la Persona del Año por la revista, recibió finalmente ese reconocimiento en 2016. Lo calificó como “un gran, gran honor”. Esa fue su octava ocasión en la portada de la revista en lo que va del año, algo de lo que presumiría Trump durante sus actos de campaña. Incluso ha llegado a dar copias autografiadas de la revista a quienes lo visitan, como el rapero Kanye West.

Aunque West es un gran astro en la actualidad, Trump escogió a celebridades de los ochentas para su campaña, incluso a pesar de que muchos de ellos han visto cómo se apagó su estrella en los 30 años posteriores.

Knight, el exentrenador de basquetbol de la Universidad de Indiana que obtuvo títulos nacionales en 1981 y 1987 pero que fue despedido después por agredir a un estudiante, se convirtió en uno de sus acompañantes favoritos. Primero apareció con Trump durante las elecciones primarias de Indiana y luego en actos de campaña en el centro del país durante la contienda presidencial.

“Una de las razones por las que gané: ¡Bobby Knight! Vale oro ¿verdad?”, exclamó Trump en agosto.

King, el excéntrico promotor de box detrás de las publicitadas peleas de Mike Tyson en la década de 1980, fue mencionado por Trump como “una persona fenomenal” a pesar de ser sentenciado por homicidio culposo. King se presentó con Trump en septiembre en una iglesia de Cleveland y estuvo de pie junto al presidente electo la semana pasada mientras Trump respondía preguntas de la prensa en su propiedad de Palm Beach.

Trump ha sido ligado con otras estrellas de los ochentas.

Tyson avaló al empresario celebridad durante su campaña. El actor Scott Baio, uno de los más grandes simpatizantes de Trump, alcanzó el cenit de su fama en la década de 1980 con los programas “Happy Days” y “Charles in Charge”. El sábado, el actor Sylvester Stallone -quien protagonizó tres películas de “Rambo” y dos de “Rocky” en los ochentas- fue uno de los astros invitados a la fiesta de Año Nuevo de Trump en Mar-a-Lago, la lujosa propiedad que compró Trump en Florida en 1985, dos años después de inaugurar Trump Tower en la Quinta Avenida de Nueva York.

Gran parte de la filosofía de Trump también se creó en los ochentas. En 1987, cuando imaginó por primera vez postularse a la presidencia, publicó un anuncio de página completa para preguntar por qué Estados Unidos “paga para defender países que no se pueden defender a sí mismos”.

Sus actuales menciones frecuentes sobre ciudades peligrosas y llenas de crimen parecen hacer eco de la vida urbana durante la epidemia del crack en la década de 1980, en vez de las ciudades principalmente seguras de ahora.

En “The Art of the Deal” expresó posiciones sobre el comercio que todavía tiene ahora. Ese libro, que lo convirtió en un hombre conocido cuando se publicó en 1987, también incluye muchos de los principios que lo guiaron en su carrera en los negocios y décadas después en su ampulosa campaña por la Casa Blanca.

“Yo apoyo las fantasías de la gente”, escribió. “La gente no siempre piensa en grande por sí misma, pero se emociona con los que sí. Por eso un poco de hipérbole nunca hace daño. La gente quiere creer que algo es lo más grande y lo mejor y lo más espectacular”.

# 10, 10
3 de enero de 2017, a las 8:58

La venta de coches sube un 11% en 2016 pese a fin del PIVE http://www.libremercado.com/2017-01-02/la-venta-de-coches-sube-un-11-en-2016-a-pesar-del-fin-del-pive-1276589846/

# 11, 666
3 de enero de 2017, a las 8:59

Nápoles bajo la amenaza del supervolcán http://www.elmundo.es/ciencia/2016/12/30/5866330ae5fdea86248b4607.html

# 12, 10
3 de enero de 2017, a las 9:00

Pues yo creo que este año será mejor que el anterior, la bolsa española lleva dos años de retraso así que este año subirá por 3 y si el año pasado fue bueno sin gobierno, este con acuerdos en el Parlamento seguro que es mejor. No sé fuera de España pero aquí las cosas pueden ir muy bien. Y encima el euribor en mínimos.

# 13, kécosas
3 de enero de 2017, a las 9:17

Disney cobrará 47 millones de euros del seguro por la muerte de Carrie Fisher http://www.20minutos.es/noticia/2925357/0/disney-47-millones-euros-muerte-carrie-fisher/#xtor=AD-15&xts=467263

# 14, q
3 de enero de 2017, a las 9:18

¡Contra el sarro mental y otros saludables deseos para el 2017! Especial Año Nuevo https://lapaseata.net/2017/01/02/sarro-mental-otros-saludables-deseos-2017-especial-ano-nuevo/

# 15, 2.2
3 de enero de 2017, a las 9:19

La recuperación del sector inmobiliario es evidente cuando uno se fija en la evolución de los precios de la vivienda (avanzaron un 4,0% interanual en el 3T 20161) o en la de­­manda de viviendas, que lleva meses creciendo por encima del 10%. En cambio, cuando uno observa los indicadores de actividad del sector inmobiliario, la fotografía es,
a priori, menos concluyente.

Al sector parece que le está costando adaptarse al nuevo entorno de crecimiento económico y así lo muestran las certificaciones de fin de obra, que en septiembre seguían registrando una tasa de crecimiento negativa, del –13% interanual en el acumulado de 12 meses, concretamente. Estos datos no son alentadores, pero debe tenerse en cuenta que la construcción de una edificación es un proceso largo, por lo que el número de viviendas terminadas a día de hoy es un reflejo de las expectativas que tenía el sector a finales de 2014, momento en el cual los precios tocaron fondo.

Las cifras de visados de obra nueva ofrecen una visión mucho más dinámica. Aunque el número de viviendas iniciadas se mantiene en niveles muy bajos, la tasa de crecimiento es muy vigorosa desde hace meses. Concretamente, en septiembre, el ritmo de avance alcanzó el 40% interanual en España (acumulado de 12 me­­ses). La mejora de las condiciones financieras y la recuperación de la actividad económica están favoreciendo la recuperación de la actividad inmobiliaria en todo el territorio, pero cabe destacar que este fuerte ritmo de ascenso está siendo muy dispar entre regiones: en septiembre de 2016, los visados de obra nueva crecieron por encima del 60% interanual en 13 provincias mientras que todavía re­­tro­­­cedían en otras 13.2

En parte, esta elevada heterogeneidad es debida a factores de demanda, como el fuerte crecimiento del turismo o la entrada de inversores extranjeros en algunas regiones,3 pero los factores de oferta también están siendo determinantes. Así, la recuperación del sector se concentra en las provincias en las que el número de viviendas nuevas por vender es más reducido. En cambio, en provincias como Toledo o Ciudad Real, en las que esta cifra todavía es elevada, registran unos ni­­veles de visados de obra nueva muy por debajo de su pro­­medio histórico. De hecho, no sorprende que en esas provincias los visados de obra nueva sigan menguando.

En definitiva, la recuperación de la actividad inmobiliaria se está adaptando gradualmente al nuevo ciclo económico. La recuperación ha empezado en aquellas regiones y ciudades donde la demanda está creciendo con más fuerza y hay un menor número de viviendas por vender, y se espera que, poco a poco, vaya extendiéndose al resto del territorio.

# 16, Anónimo
3 de enero de 2017, a las 9:21

Algunos inmigrantes buscan salir de EE.UU. con el fin de regresar luego legalmente http://dlvr.it/N1LYWX

# 17, Anónimo
3 de enero de 2017, a las 9:21

El importe negociado de acciones en la bolsa española cae el 32,1 % en 2016 http://dlvr.it/N1LYTx

# 18, Juanito Gonzale
3 de enero de 2017, a las 10:50

Cuando uno esta enfermo, como lo esta la economía actual, hay dos caminos:
meterle al enfermo vitaminas y tranquilizantes para el dolor y maquiarle para que parezca sano y de buen humor… es lo que se ha hecho desde el 2008…

La otra via es meterle tratamientos fuertes para intentar curarlo… esa via inevitablemente supone que el emfermo empeore su “look” se le puede caer el pelo, y perder mucha vitalidad… no valdrá para sacarlo en publico un tiempo…

La pregunta es ¿ empeoraremos en el 2017 porque nos estaremos currando o bien empeoraremos porque ya ningun maquiaje puede ocultar el estado del enfermo y vamos poco a poco reconociendo que eso se va a pique…?

hay también cosas positivas… Se va Obama con su Hilaria y en Francia no vendra Le Pen sino parece que un tio sensato…
El Trump, que tanto le temen, ya veremos… si saca en orden del dia que es mejor olvidarnos por un tiempo de ese crecimiento falso que vivimos ya años y quiere devolver las cosas a tierra firme… aunque a corto plazo empeoremos, puede valernos la pena…

En fin… a nivel personal… Si antes decian, ancha es Castilla, ahora hay que hacernos la idea que el mundo es ancho y buscarnos las habichuelas sin limitarnos solo dentro de lo conocido y lo cómodo… y a currar, que es bueno para la salud…

Y sobre la carga impositiva creciente sobre empresas… Rajao sigue su politica de mantener la parte no productiva de nuestra sociedad viviendo a cuerpo de rey a costa de los que producen y apenas aguantan… Con eso esta todo dicho… Mas perdido y ruin que ZP…

# 19, Anónimo
3 de enero de 2017, a las 11:24

¿Cuánto ha subido la compra? 15 años llenando el carro en euros
Una cesta de la compra tipo realizada por EL PAÍS en 2001 se ha encarecido un 58% hasta 2016, por encima del crecimiento oficial de los salarios y la inflación

http://economia.elpais.com/economia/2016/12/30/actualidad/1483109416_480526.html

:(

# 20, Anónimo
3 de enero de 2017, a las 11:29

El desconcierto de las élites
Los que están en posiciones directivas no entienden lo que está ocurriendo. Viven en entornos cerrados que les impiden ver lo corrosiva que es la persistente desigualdad y la diferencia de oportunidades

“Están pasando cosas imprevistas, también para quienes en principio disponen de los mejores instrumentos para conocer la sociedad y anticipar su posible evolución: resultados electorales desconcertantes, pérdida de referendos contra todo pronóstico, avance de fuerzas políticas reaccionarias… El pabellón de los desconcertados está formado por gente de variada procedencia, tanto de derechas como de izquierdas, los conservadores clásicos y los pijos progresistas, el Partido Republicano americano y los Clinton, los socialdemócratas y los democristianos europeos… En tiempos de fragmentación, lo único transversal es el desconcierto, aunque a la derecha le suele durar menos. Por lo general, los conservadores se llevan mejor con la incertidumbre y no tienen demasiadas pretensiones de formular una teoría de la sociedad, mientras las cosas funcionen. La izquierda suele sufrir más con la falta de claridad y tarda mucho tiempo en comprender por qué los trabajadores votan a la extrema derecha. De ahí el amplio debate acerca de qué debe hacer la izquierda (los liberales, los demócratas, los socialistas o los progresistas) para recuperar alguna capacidad estratégica en medio de una situación que ni comprende ni, por supuesto, controla. De todas maneras, puede que la distinción entre la derecha y la izquierda sea menos relevante que la diferencia entre quienes lo han entendido (Trump y Sanders) y quienes no han entendido nada (los demócratas y los republicanos clásicos).”

http://internacional.elpais.com/internacional/2016/12/27/actualidad/1482846978_198491.html

# 21, Anónimo
3 de enero de 2017, a las 11:44

No se por que se empeñan, al menos desde los grandes “organimos” internacionales, en repetirnos, machaconamente, que este año 2017 va a ser peor que el anterior…

De hecho, con esta cantinela creo que empezaron ya en el 2015, y yo no es que sea muy amigo de las previsiones a L/P…

Tengo amigos y conocidos de izquiera (y hasta extrema izquierda) que casi que se han alegrado de que ganara Trump en vez de Hillary. Claro que lo dicen con la voca pequeña…

Entre sus argumentos la falsedad de Hillary, y de casi todo los gobiernos anteriores, y la aparente “franqueza” de Trump… (ya veremos…)

Lo cierto es que los USA llevan desde la IIGM haciendo y deshaciendo a su antojo por todo el mundo, tanto por las buenas, como por las malas, a cara descubierta, y de tapadillo…

Trump lo mismo cambia esto; pero claro, como con todos los presidentes anteriores, él sera uno, más o menos controlado por el resto de instituciones, órganos de gobierno, asesores y todo eso…

Son muchas las trabas que tiene el Presidente de los Estados Unidos para llevar a cabo sus proyectos (y, curiosamente, tiene más trabas a nivel Nacional que a nivel Internacional); pero así lo quisieron en su día los primeros estadounidenses; para evitar tener a alguien con un poder “excesivo”, como los monarcas européos de la época…

Respecto a Europa, no se que pasará con el Brexit; pero, a poco que May se ponga a escuchar al pueblo, y tal vez al Tribunal y al Gobierno y tal, lo mismo se convocan elecciones anticipadas y se esfuma el Brexit, ya que hay mucho arrepentido y mucho engañado…

En Francia parece que Le Pen lo tiene crudo, salvo sorpresas (y ya llevamos unas cuantas) y en Alemania Merkel vuelve a presentarse…

En cuanto a España, sería “gracioso”, por decir algo, que una año en el que, finalmente, hay gobierno resulte ser peor que un año de des-gobierno…

En fin, hace falta mucha negociación y mucho pacto; pero parece haber cierto entendimiento entre el PP y el PSOE (¿sorprendidos?), y aunque parece que C´s han pasado a un 2º plano, ahí están, y también el PNV y algún otro, por si hace falta…

En fin, yo no creo que 2017 vaya a ser un año espectacular (y menos en lo personal); pero tampoco creo que vaya a ser catastrófico…

En un año haremos cuentas…

# 22, Tril
3 de enero de 2017, a las 11:52

Estamos aún muy alejados de los puestos de cabeza en Global Innovation Index de 2016 http://www.wipo.int/edocs/pubdocs/en/wipo_pub_gii_2016.pdf

# 23, Press
3 de enero de 2017, a las 11:52

La película ‘The Dirty Dozen’, el clásico film de Robert Aldrich con un reparto de miedo, desde Lee Marvin y Charles Bronson a Telly Savalas, Donald Sutherland y John Cassavetes, fue un regalo del cine. Un lujo de actores, todos ellos protagonistas. En España se tradujo como ‘Doce del patíbulo’, pero no vale para la lista que con el mismo título reúne a otra ‘Dirty Dozen’ que ‘probablemente van a arruinar 2017’. Entre otras cosas, porque sólo son secundarios.

Así es como los ca­li­fica el portal Politico. En la lista que ame­naza con poner ca­beza abajo este 2017 no fi­guran ni Trump ni Putin. Tampoco Theresa May, ni Erdogan, ni si­quiera Marine Le Pen. Ellos son pro­ta­go­nis­tas. Los se­cun­da­rios o ac­tores de re­parto tam­bién van a tener un papel para lu­cirse. Politico no confía en que se luzcan en la acep­ción po­si­tiva, sino más bien en la ne­ga­tiva.

Sus nom­bres y sus ac­ciones ‘harán que usted quiera que­darse en la cama, ta­pán­dose su ca­beza tem­blo­rosa con la man­ta’. Son una ‘docena de des­agra­da­bles’, o ‘docena de pe­sa­dos’, o ‘docena de agua­fies­tas’. En la lista están va­rios miem­bros del equipo de Trump, el líder ita­liano de iz­quierda Beppe Grillo, el líder de ex­trema de­recha po­laco Jaroslaw Kacynski, los hac­kers ru­sos, el ídem ho­landés Geert Wilders y otros…

…Como el pre­si­dent Carles Puigdemont. Aunque al­gunos me­dios han hecho notar que ocupa el sexto puesto, es que no se han leído el ar­tículo, porque la lista está en orden al­fa­bé­tico. No hay pre­emi­nencia ni ca­te­goría en los doce: todos com­parten por igual la po­si­bi­lidad de echar a perder el año con sus po­lí­ti­cas, ma­nías, ob­se­sio­nes, fi­lias, fo­bias y qui­me­ras.

En la ex­pli­ca­ción que ofrece Politico para in­cluir a Puigdemont en la Docena equi­para el choque ins­ti­tu­cional en España con otro clá­sico: ‘El Gobierno de Madrid y la ad­mi­nis­tra­ción ca­ta­lana van rumbo a una co­li­sión tan es­pec­ta­cular como cual­quier cara a cara entre el Real Madrid y el Barcelona’. Ni que decir tiene que el portal duda de que ningún país vaya a ali­nearse con los azul­grana…

Pero por en­cima de estos se­cun­da­rios están las es­tre­llas que van a bri­llar en 2017, ya sea para bien como para mal. Como an­ti­cipo de qué puede es­pe­rarse, este martes se han pu­bli­cado dos en­cuestas sobre los dos focos de aten­ción que pueden darle un vuelco al mundo y a Europa. Uno es la pre­si­dencia de Trump. El otro, el Brexit.

Una en­cuesta Gallup re­vela que pese a lle­varlo a la Casa Blanca, los nor­te­ame­ri­canos tienen bas­tante es­cep­ti­cismo sobre la ca­pa­cidad de Trump para ha­cerlo bien, sobre todo en cues­tiones de de­fensa y po­lí­tica ex­te­rior. En reali­dad, están di­vi­di­dos: mitad y mitad más o me­nos. El 46% cree que podrá salir ai­roso de los pro­blemas ex­te­rio­res, y el 47% confía en que sabrá em­plear la fuerza mi­litar con ca­beza.

Bruce Springsteen lo tiene bas­tante claro, pero del lado de los pe­si­mis­tas: ha cues­tio­nado en una en­tre­vista anoche la ap­titud de Donald Trump para ejercer ‘ese puesto, y afirma que siente ‘miedo’ ante la lle­gada del nuevo pre­si­dente por el au­mento en el EEUU de ‘fanatismo, ra­cismo, in­to­le­ran­cia’. Como para darle la ra­zón, el pre­si­dente electo ha reac­cio­nado de ma­nera in­quie­tante y ame­na­zante al anuncio de Corea del Norte de que va a en­sayar un misil ba­lís­tico in­ter­con­ti­nen­tal: ‘Eso no va a pa­sar’.

Según el sondeo de Gallup, el fuerte de Trump está en la eco­no­mía: hasta el 59% creen que lo hará bien en ese campo. Pero en todo caso, los por­cen­tajes son bas­tante po­bres en com­pa­ra­ción con otros pre­si­den­tes: cuando es­taban a punto de llegar a la Casa Blanca, Obama, Bush hijo y Bill Clinton te­nían una con­fianza del 70%.

La ges­tión del Brexit por parte del Gobierno de Theresa May no logra tam­poco en­tu­sias­mar. De en­trada, el mejor por­cen­taje en una en­cuesta rea­li­zada por Sky News lo ob­tiene pre­ci­sa­mente la pri­mera mi­nis­tra: un 40% de los bri­tá­nicos creen que lo hará bien, y un 29% que mal.

Pero el resto de los datos es bas­tante de­sola­dor. Pese a que no se ha hun­dido la eco­nomía bri­tá­nica desde el re­fe­réndum del Brexit en ju­nio, a me­dida que se acerca la hora de la verdad de po­nerlo en marcha surgen du­das, mu­chas. Por eso Sky News dice que ‘los datos de la en­cuesta re­velan una na­ción di­vi­di­da’.

Van al­gunas pre­guntas y re­sul­tado de las res­pues­tas. ¿Está el país más unido o más di­vi­dido que hace un año? Más di­vi­dido 74%, menos 7%. ¿Cree que el país es más o menos feliz que hace un año? Más feliz 8%, menos 67%. ¿Diría usted que Gran Bretaña es más o menos ra­cista que hace un año? Más 57%, menos 6%. ¿Cree que la eco­nomía bri­tá­nica me­jo­rará, se­guirá igual o irá peor cuando Gran Bretaña aban­done la UE? Empeorará 45%, me­jo­rará 27%.

# 25, Juanito Gonzale
3 de enero de 2017, a las 11:56

#21, Anónimo

Ai la Merkel… si no gana me emborrachare y eso que ya no bebo casi…

Los alemanes con un/a iluminado/a al frente son cosa peligrosa…
Esperemos que tambien se arreglen las cosas por alli, como parece que va a pasar en Francia…

Para mi, peligro inminente para nosotros procede sobre todo de Italia y de Francia por su delicada economia y situacion politica y de la Merkel, si insiste en llevar a cabo el Powerpoint de Hilary…

# 26, Anónimo
3 de enero de 2017, a las 11:57

Estimado Profesor Monedero, usted no se acordará porque ya ha llovido mucho, como tampoco se acordará su compañera Bescansa, pero yo fui alumno de ustedes en la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense. Ahora que les veo en la televisión día sí y día también, subidos a la ola de la política que siempre ejercieron en las aulas, hace hasta gracia recordar los años de universidad cuando alguien te pregunta curioso ¿Y tuviste a Monedero?

Ahora, con mi licenciatura bajo el brazo y trabajando fuera de España, en esa misma Bruselas en la que ha acabado su compañero Pablo Iglesias estoy haciendo más memoria que nunca, memoria histórica que dicen, y recuerdo el jarro de agua fría que fue llegar de Mallorca a Somosaguas. Sin haber cumplido aún dieciocho años y acompañado por mi padre paseé por los pasillos de aquel edificio con pinta de cárcel de los años 40 lleno de pintadas anarquistas y goras a ETA. Aquellas paredes en ladrillo vivo de las que malcolgaban carteles te trasladaban a un barrio de navajeros en vez de a una Universidad que se dice puntera. Ni rastro del impresionante Rectorado cuyas fotografías destacaban en el corcho de mi instituto palmesano mientras comprobaba mis notas de selectividad. Y qué decir de La Moqueta, aquel enorme espacio muerto entre la cafetería y la biblioteca del que siempre emanaba una nube de maría poblado por veinteañeros bebiendo cerveza a las 9 de la mañana. Ahora brindan por su éxito señor Monedero.

Ahora que vuelvo a verle hago memoria y algo no me cuadra. Es usted (y sus compañeros) muy bueno en comunicación. Dan ustedes muy bien en cámara sin ser Pedro Sánchez y regatean como no lo hace ni Rajoy desde su plasma y mire usted le confieso, si no le conociera le compraba por un par de meses, como muchos dicen que estarían dispuestos a hacer, solo para hacer una buena limpieza y librarnos de Tirios y Troyanos. Pero como yo conocí el régimen que instauraron en la República Bolivariana de Somosaguas no les puedo creer. Porque señor Monedero, lo que ustedes quieren hacer no es ni nuevo ni moderno, lo que ustedes quieren hacer llevan veinte años haciéndolo, no en Venezuela sino mucho más cerca, en aquel pueblecito a las afueras de Madrid, su laboratorio.

Aún recuerdo una clase, no era usted el profesor no se preocupe, en la que una estudiante de Erasmus francesa me comentaba indignada que durante su estancia en la Facultad cada clase era un curso de adoctrinamiento comunista. Yo sonreía y disimulaba porque no quería que me identificaran. Libertad de cátedra lo llaman algunos, pero usted sabe, como sé yo, que la represión no se ejerce solamente a punta de bayoneta. Y usted sabe, como sé yo, que en la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense, donde más debate y variedad ideológica debería haber, impera un régimen de extrema izquierda en el que no se aceptan opiniones divergentes. Hago memoria y recuerdo como descubría casi en la clandestinidad que algunos compañeros votaban al PP. Era como una salida del armario. No era algo fácil de confesar en la facultad. Si se enteraba el profesor era mejor mantenerse callado y no protestar cuando una clase se tornaba en un mitin del PSOE, o de IU, o de Chavez. Incluso algunos de los pocos profesores de los que se podía sospechar cierta oposición al régimen se cuidaban muy mucho de no ser descubiertos. Quién me iba a decir a mí que había esquivado esa Universidad de las Islas Baleares tomada por los catalanistas para acabar en Madrid, en la mismísima Complutense, destinado a pasar al menos un lustro en el nido de la serpiente de ultraizquierda.

Hago memoria y recuerdo lo que me decían mis propios compañeros en mi afán por atravesar los piquetes para ir a clase un día de huelga, uno de tantos, una de tantas huelgas que no compartía y que según me decían las lecturas era un derecho y no una obligación. Recuerdo que lo que me decían y no era nada amable. Pero señor Profesor, la siguiente huelga, volví a cruzar los piquetes, con la piel más curtida y la barbilla más alta. Así durante cinco años. Hago memoria y recuerdo los comentarios despectivos por llevar bajo el brazo El Mundo o el ABC y si al principio herían, acabé llevándolos por bandera, solo pa´joder. Recuerdo también como los peores ministros de exteriores eran los del PP, y como la peor política económica era la del PP o cómo no había política social si había PP, ni había medio ambiente si había PP. No había vida si había PP. Era tal vuestra obsesión que todo aquello me hacía ser más del PP, y hoy entiendo que habría sido del Barça si ustedes hubiesen sido anti-barça, y habría sido vegetariano si ustedes hubiesen sido carnívoros, porque lo que ustedes me enseñaron en la Universidad es que tenía que ser todo aquello que ustedes no eran. Por eso Profesor Monedero, hoy tampoco soy del PP… no sé si lo pilla.

Aunque la de Políticas debería ser la facultad en la que más se debatiese. Y aunque las Ciencias Sociales destaquen porque no existe una verdad absoluta que en ciencias puras te diría que 1+1 es igual a 2, aunque sepamos que una teoría no sustituye a otra sino que dos o tres o cuatro teorías distintas coexisten e incluso se ponen en práctica a la misma vez en distintos sitios y aunque nos mientan diciendo que la universidad sirve para dotar al alumno de las herramientas suficientes como para discernir y sacar conclusiones fundamentadas, en su facultad solo existía una respuesta posible: la suya, la oficial. Lo demás suponía ser señalado, increpado o incluso agredido físicamente (que le pregunten a Rosa Díez) cuando no sometido al riesgo del suspenso, a eternizar tu paso por la universidad y ver tu futuro profesional limitado. Con esos mimbres se entiende que la discrepancia se limitase a un guiño furtivo, una temeraria palmada en el hombro bien disimulada o una imprudente salida del armario ideológica en una noche de fiesta. Y mire usted estimado Profesor, durante mis años en la Facultad de Políticas desarrollé una inmensa simpatía por todas las minorías reprimidas pues quienes no éramos de los suyos éramos los negros en el apartheid, los gays en Irán o los intocables en la India. Ustedes sin embargo eran los blancos, los fundamentalistas, los brahmanes que en la India eran los maestros, la casta más alta que salió de la boca de Brahmá.

Ustedes han instaurado en la Facultad de Políticas un régimen en el que existe una casta dirigente y hegemónica, el profesorado que tiene en sus manos el futuro de los estudiantes, y una clase dominada, el alumnado, entre los cuales solo quienes piensan como los dirigentes se sienten lo suficientemente libres como para manifestarse y quienes no comulgan o bien se callan o bien se preparan para recibir los golpes. Ustedes, cuando no tenemos una sola universidad española entre las 150 mejores universidades del mundo. Ustedes que abochornan a los estudiantes extranjeros que no se creen lo que ven ni lo que oyen y que luego lo contarán en sus países para vergüenza de todos. Ustedes qué tienen que ofrecerle al país a parte de miseria intelectual y económica.

Eso señor Monedero, cuando alguien se esconde y camufla porque la reacción del entorno es tan fuerte que sus consecuencias son inasumibles, cuando el que está abajo no se atreve a llevarle la contraria al que está arriba porque no hay garantías de que la lucha sea entre iguales, de que pueda aguantar el desafío ni afrontar los costes, eso es también represión. Algunos otros valientes, como la estudiante francesa de intercambio, un día se levantan y le dicen al profesor lo que ningún alumno español se atreve a decirle, abandonando a continuación el aula para siempre entre risas e insultos de los propios compañeros mientras otros nos callamos y aceptamos el régimen porque en aquel momento es más lo que tienes que perder.

Eso pasaba cuando uno aún no había cumplido los veinte, pero ahora que mi futuro no está en sus manos, tengo la obligación de no callarme para evitar en la medida de lo posible que gente como usted, estimado Profesor Monedero, vuelvan a tener en sus manos el futuro de alguien.

# 27, Carlos
3 de enero de 2017, a las 12:40

Realmente, no se cómo será la economía en los términos a los que se refiere el artículo. Sólo se lo que ahora mismo en la economía real, en la gente cercana, y es bastante desalentador. Siguen produciendose ERE´s, contratos acabados por fin de obra que se reinician en Enero con un 15% de descenso en el salario, despidos a mujeres por quedarse embarazadas (bueno, oficialmente el motivo es otro), trabajo en negro de forma obligatoria (si quieres trabajar),… podría seguir con una larga lista. Por mi parte, espero tener menos de 10 contratos este año, y que la duración de los mismos sea mayor que la del año pasado en conjunto, espero que no suba de forma importante el euribor (o lo de comer 3 veces al día va a ser un exceso por encima de nuestras posibilidades)…

# 28, Leo
6 de enero de 2017, a las 0:12

En México se vislumbra un panorama muy sombrío para el 2017, debido a la corrupción que impera en los más altos niveles de Gobierno. Esto ya no sólo afecta a los pequeños y medianos negocios, sino a toda la población en general.

Deja tu comentario...




Contáctenos - Terminos de uso y cookies