Euribor hoy: -0,048%
 Media mes: -0,057%

Prima de riesgo: 113,6
IBEX35: 8.560,20 (-0,18%)

El mito Telefónica

Telefónica podrá compensar su pérdida de mercado en telefonía fija por el crecimiento de los móviles y por la contención de costes, especialmente de personal. Además, la empresa cuenta con un importante potencial de recorte de costes en la gestión de sus activos inmobiliarios.

Podría haberse escrito por cualquier analista hoy mismo y sin embargo este texto tiene ya 13 años aunque olvida el principal factor por el que casi siempre se recomienda comprar este valor, incluso en 2008: la alta rentabilidad por dividendo. Cada vez que leo algún informe de algún analista español cita esto como el principal motivo para comprar, la única diferencia del comienzo de este siglo al comienzo de esta década es que antes se veían como peligrosas las inversiones en América Latina y ahora se ven como el principal activo de la compañía. Telefónica tiene tan claro el apoyo de los analistas bursátiles que en su propia página web presume de ello: menos del 10% de todos los precios objetivo están por debajo de su cotización actual y es una situación que se ha mantenido incluso los dos últimos años a pesar de ser un 20% del Ibex, índice que ha tenido un comportamiento pésimo con una clara tendencia bajista los últimos 24 meses. ¿Por qué tanta pasión por Telefónica?

Una razón es general ya que pesar de la nula rentabilidad media de las bolsas occidentales durante este siglo, lo normal es que la inmensa mayoría de las recomendaciones sean de compra lo que demuestra poca profesionalidad pues o bien se hace buscando animar al posible cliente a invertir o bien porque mantener una línea positiva ofrece mayores ventajas ante la compañía calificada. Y hay otra razón más particular, el fuerte desplome de la banca ha reducido mucho las opiniones favorables hacia Santander y BBVA –los otros dos valores con más peso del Ibex- lo que ha dirigido aún más la atención hacia Telefónica de la que incluso se habla como valor refugio. No lo es ya que no sólo la mala situación de la solvencia de España le afecta tanto como a las entidades financieras, además la deuda que tiene Telefónica es el 25% de toda la que tienen todas las empresas del Ibex juntas, luego el encarecimiento actual de los tipos de interés de financiación le daña muchísimo. Y es que la situación de Telefónica es mucho más peligrosa de lo que la imagen de la compañía ofrece puesto que es una empresa gestionada con unos criterios de irresponsabilidad manifiestos: aumenta deuda, reduce beneficios y mantiene dividendos. Esas 3 variables nunca deberían aparecer juntas.

Telefónica ha tenido un mal año en el que ha fracasado con la salida a bolsa de Atento, ha sufrido una rebaja de ráting de S&P y Fitch -ambas razonadas por su decisión de utilizar gran parte del efectivo al pago de dividendos en lugar de a la reducción de una deuda considerada excesiva- y Nomura, JP Morgan y Goldman Sachs habían lanzado varias advertencias destacando que no veían posible el anuncio de Alierta de ofrecer un dividendo de 1.75€ por acción en 2012 y al final han dejado al polémico dirigente español en evidencia teniendo razón: hace unos días rebajaron la cifra –demostrando una vez más que lo del dividendo es una apuesta nada segura- a 1.30/1.50€. No obstante, en una situación como la actual en la que el principal objetivo debería ser reducir endeudamiento sigue siendo excesivo. Eso sí, sirve como anzuelo para mantener contentos a los accionistas, especialmente al “núcleo duro” que son BBVA y la Caixa principalmente. Y desde luego si hacemos una encuesta entre accionistas de Telefónica la mayoría están encantados con esta política pero de cara al futuro ¿Es suficiente motivo para comprar el compromiso de TEF de pagar un extraordinario dividendo que supone cerca del 10% de rentabilidad? Echemos un vistazo al pasado y aunque como no existió el año cero este milenio empezó en 2001, voy a comenzar por el 2000 y así incluir los máximos históricos:

   Ahora veamos el mismo gráfico incluyendo todos los pagos de dividendos y las ampliaciones de capital:

    Aunque con esta segunda imagen vemos una gran diferencia, teniendo en cuenta la inflación Telefónica no ha resultado ser una buena inversión durante este milenio, especialmente si lo comparamos con un bono a diez años del Tesoro español –algo más seguro que la promesa de un dividendo- que ha estado ofreciendo para quien lo comprara hace 10 años una rentabilidad del 5% anual. En cuanto al futuro la compañía cuenta con tres obstáculos gigantes: el ya citado excesivo endeudamiento –más de 55 mil millones de euros-, la falta de responsabilidad de sus gestores que –como la mayoría de los gestores públicos hispanos hasta hace muy poco- prefieren gastar antes que reducir deuda y, por último, la propia viabilidad futura de su negocio. El modelo de soportar una fuerte reducción de precios porque se compensa con un cada vez mayor número de clientes (mayormente en Latinoamérica) es el mismo del de muchísimas compañías que se quedaron en la cuneta tras la crisis de las .com. Sin la suficiente innovación tecnológica este crecimiento es insostenible y puede verse muy dañado por la competencia –en España una compañía pequeña como Jazztel ya lo está consiguiendo-, es un esquema similar al que llevó casi a la quiebra a Apple. Pero Telefónica ni tiene a Steve Jobs ni ofrece nada nuevo como para remontar. Más bien es al contrario: tiene un fuerte riesgo de quedarse anticuada y verse desbordada por otras compañías –como Google- que están estudiando cómo tener redes propias.

¿Será un buen valor para 2012? Imposible saberlo porque depende de muchos factores que ni siquiera la atañen pero ni la obsesión de las casas de análisis por recomendarla ni la promesa de un posible dividendo son a mi juicio suficientes motivos para preferirla respecto a otras acciones.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (35 votos, media: 3,94 sobre 5)

Escrito por Droblo el 26 de diciembre de 2011 con 64 comentarios.

64 comentarios

Lee los comentarios dejados por otros usuarios, o bien deja tu comentario

Páginas: « 1 2 3 [4] Mostrar todos

# 61, Arquitecto
26 de diciembre de 2011, a las 16:42

funcionaria tienes toda la razon, solo un pero. Cuando de pequeño me preguntaban que queria ser de mayor yo respondia inventor mientras me dedicaba a hacer montajes con las piezas del lego, no sabia ni de la existencia de la profesion a la que finalmente acabaria dedicandome. Funcionaria… el único problema que veo es ese, siempre os autodenominais “funcionarios” para que quede bien claro, como si fueras algo diferente de cualquier otro profesional, vuestra labor, vuestra profesion, parece ser lo de menos.

Vota: Thumb up 0 Thumb down 0
# 62, The future
26 de diciembre de 2011, a las 19:26

Hoy, 15/5/2015

Suena el despertador, son las 05.00h, entro a trabajar a las 07.30h en un supermercado de reponedor de genero, es uno de los dos minijobs que tengo, es un trabajo de 4 horas con el que no cotizo para la seguridad social, ni para cobrar paro… tampoco tengo pagas extras, por este mini empleo cobro 400 euros al mes.

Después de tomarme un café con leche salgo a trabajar, me traslado hasta el trabajo en bicicleta porque con las brutales subidas de precios en transporte publico no me puedo permitir utilizarlo, pedaleo durante una hora larga para llegar al trabajo, trabajo a destajo durante las 4 horas hasta las 11.30h, a las 12.30h entro en mi segundo minijob, se trata de un trabajo de ayudante de cocina y lavaplatos en un restaurante del centro de BCN, en este minijob en realidad hago cinco horas ya que mi jefe me puso esa condición para darme el trabajo, estoy hasta las 5.30.h, me como un bocadillo sin parar de trabajar… por supuesto no me pagan la hora extra que hago cada día.

Llego a casa sobre las 19.00h después de pedalear una hora más para regresar a mi casa, mi mujer también tiene un mini empleo de 4 horas de camarera de hotel, a veces también le hacen trabajar hasta 6 horas por el mismo dinero, trabaja de 16.00h a 20.00h cuando hace solo las 4 horas, por las mañanas se dedica a las llevar al niño al colegio y a las tareas de la casa, yo cuando llego de trabajar voy a buscar al niño, (lo dejamos en la hora de acogida) después preparo la cena para que cuando llegue mi mujer no tenga que hacer nada pues llega rendida.

Después de cenar intento a pesar del cansancio llevar a mi hijo a la cama y explicarle un cuento (yo o mi mujer) es el único ratito del día que podemos estar con el… a veces pienso en cual será su futuro, creo que esta destinado a ser mano de obra barata como nosotros ya que con la privatización de la educación la universidad es solo privilegio de los que están económicamente bien, la gran masa trabajadora no tiene acceso a ella.

Cuando el niño se duerme yo me tiro en el sofá con mi mujer a ver un poco la tele, bueno los dos nos quedamos dormidos ya que estamos demasiado cansados, tampoco tenemos internet porque llego un día que ya no pudimos pagarlo.

Estamos en el año 2015, la gente ya no protesta, durante el 2011 hubo una gran protesta en toda España, la gente salió a las calles y se tomaron las plazas, todo fue muy pacifico, pero los medios de comunicación intoxicaron todo lo que pudieron y desprestigiaron el movimiento hasta el punto de hacerlo desaparecer, después las protestas se hicieron mucho mas violentas, pero salía poca gente a protestar y fueron acusados de terroristas, ahora ya apenas hay protestas, la gente vamos a nuestros precarios empleos como dóciles y asustados corderos al matadero, nos dicen que el país esta obligado a pagar la deuda, lo pone en la constitución…

Vota: Thumb up 0 Thumb down 0
# 63, funcionaria
26 de diciembre de 2011, a las 19:51

Arquitecto, creo que no me has entendido, no es que nos autodenominemos funcionarios, es que nos definen el resto de trabajadores con ese nombre, y ahí, en ese nombre, estamos englobados todos los que trabajamos en la Administración pública, normalmente yo ni siquiera menciono a qué me dedico porque sé que estamos tan mal vistos que sólo decir funcionario ya se asocia a vago, incumplidor, acumulador de bajas o de cafés a lo largo de la jornada laboral, y un largo etc que todos conoceis. Disfruto con mi trabajo e intento siempre hacerlo lo mejor posible, sabiendo que detrás de cada papel hay un problema humano, y me parece muy injusto que se arremeta contra nosotros dia si y dia también, porque no hemos generado la situación en la que vivimos ni tampoco está en nuestra mano solucionarla, lo único que podemos hacer es ir cada dia a trabajar con buen ánimo pero cada vez más cansados de que se demonice nuestro trabajo y a nuestro colectivo como si fuéramos lo peor de la sociedad en la que vivimos. Que más da que yo diga que soy administrativa de la Administración, la contestación será ” ah… funcionaria”, con el retintín de siempre al que ya estamos acostumbrados.

Vota: Thumb up 0 Thumb down 0
# 64, carlos
27 de diciembre de 2011, a las 19:46

obrero contra obrero……¡¡¡
parado contra funcionario, funcionario contra albañil, albañil contra taxista, taxista contra ama de casa, ama de casa contra estudiante…y mientras los de siempre riendose de todos nosotros…
jodieron al obrero y le mandaron al paro.
jodieron al minusvalido y le dejaron sin protecion
jodieron al estudiante , que no tiene trabajo ni con buen curriculum
jodieron a la madre a la que quitan las ayudas
jodieron al pensionista
y ahora van por funcionarios y autonomos…pero antes tienen que sakarse los ojos entre ellos y despues iran por el que menos haya perdido… 

Vota: Thumb up 0 Thumb down 0

Páginas: « 1 2 3 [4] Mostrar todos

Deja tu comentario...




Contáctenos - Terminos de uso y cookies