argumentos Archives - Blog del Euribor
Euribor
Euribor hoy: -0,147%
Media mes: -0,148%
Prima de riesgo: 126,7
IBEX35: 9.056,80 (-0,18%)

El Senado aprueba definitivamente la Ley Antidesahucios

El Pleno del Senado ha aprobado definitivamente con los únicos votos del PP la Ley Antidesahucios, que no tendrá que volver al Congreso de los Diputados después del rechazo a los tres vetos presentados por PSOE, PSC e ICV y de las 275 enmiendas parciales propuestas.

La ley Antidesahucios llegó prácticamente cerrada de la Cámara Baja tras fusionarse la propuesta del Gobierno con la iniciativa legislativa popular (ILP) de dación en pago y con medio centenar de cambios que introdujo el Grupo Popular para reflejar el espíritu de las enmiendas de la oposición.

La Comisión de Economía aprobó entonces con competencia legislativa plena –es decir, sin necesidad de volver a debatir el texto en el Pleno– y por la vía de urgencia el proyecto de ley, que sólo contó con los votos favorables del PP frente al rechazo de toda la oposición. Ahora, en el Senado se ha repetido tanto el procedimiento como los argumentos y los posicionamientos, y finaliza su trámite parlamentario sin incluir ningún cambio más.

Así pues, la nueva norma no incorpora la dación en pago universal y retroactiva que se reclamaba en la ILP, aunque incluye como medida ‘estrella’ la suspensión durante dos años de los desahucios en los que los afectados cumplan unas condiciones de especial vulnerabiliad.

Entre ellos, se señala que los ingresos de los miembros de la unidad familiar no podrán superar la cantidad de tres veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (Iprem), el equivalente a 19.000 euros anuales.

Por otro lado, la reforma de la Ley Hipotecaria incluye también quitas del 35% para los deudores que liquiden sus cuotas en un plazo del cinco años y del 20% si lo hacen en 10 años.

La norma se adapta también a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la UE, por la que se faculta a los jueces a detener una ejecución hipotecaria cuando detecten cláusulas abusivas, y amplia de uno a tres los impagos a partir de los cuales el banco podrá iniciar un proceso de ejecución hipotecaria.

UNA SESIÓN MARCADA POR LAS PROTESTAS.

El Pleno del Senado en el que se ha aprobado la Ley Antidesahucios se ha desarrollado en presencia de miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), que se manifestaron durante la mañana a las puertas del Senado.

En declaraciones a los medios, el portavoz de la PAH, Rafael Mayoral, ha asegurado que “la movilización va a continuar”, ya que, a su juicio, el texto aprobado “es una burla” a la ILP y “a la voluntad expresada por un millón cuatrocientas mil personas con sus firmas”.

Escrito por Europa Press el 8 de mayo de 2013 con 4 comentarios
Lee más artículos sobre Noticias.

La Audiencia Nacional cree que la crisis no justifica quitar la paga extra al personal laboral público

La Sala de lo Social de la Audiencia Nacional ha planteado una cuestión de inconstitucionalidad al Tribunal Constitucional sobre la supresión de la paga extraordinaria de diciembre al personal laboral del sector público al entender que podría ser ilegal haber tomado esta medida con carácter retroactivo.

En su escrito, la Audiencia rebate los argumentos esgrimidos por la Abogacía General del Estado en los que trataba de justificar en el interés general los ajustes provocados la crisis.

En un auto notificado este viernes, los magistrados de la Sala Social de la Audiencia Nacional piden al tribunal de garantías que resuelva si el Real Decreto 20/2012, que supuso la supresión de la extra de diciembre, contraviene el artículo 9.3 de la Constitución Española, que impide aplicar las normas con efectos retroactivos.

La Audiencia recuerda en su escrito que existe doctrina del Tribunal Supremo en la que se establece que la paga extra se devenga día a día, aunque se pague al final de cada semestre.

En este caso concreto, la norma que suprimía esta remuneración entró en vigor el 15 de julio de 2012, con lo que 14 días ya se habían devengado, puesto que el 30 de junio se había pagado la extra del primer semestre.

En su recurso, los magistrados reconocen que la situación actual, “altamente inquietante y de dimensiones extraordinarias, probablemente justifique medidas restrictivas de derechos” como las que se han adoptado en los últimos tiempos, pero precisan que ello “no abre la puerta, sin más, a que esas restricciones operen de modo retroactivo”.

Escrito por Europa Press el 1 de marzo de 2013 con 12 comentarios
Lee más artículos sobre Noticias.

Un país sin banco central

Cuando pensamos en un país, automáticamente lo relacionamos con una bandera, un idioma y una moneda. Parece que una divisa es algo imprescindible para el funcionamiento de una nación, con su Banco Central a cargo de ella para controlar su economía. En esta crisis hemos señalado como culpables a los bancos y creo que sería justo culpabilizar también a los bancos centrales ya que fueron ellos quienes nos inducieron al crédito desmedido bajando los tipos de interés a unas tasas peligrosas.

Puestos a soñar en un mundo sin bancos, deberíamos incluir en esta utopía la desaparición de los bancos centrales ya que éstos además están gestionados por gente que ponen a dedo los políticos, como veis un doble peligro.

Para obtener un ejemplo del mundo real sobre cómo un sistema de política monetaria seleccionada por el mercado podría funcionar en ausencia de un banco central; uno no deben mirar al pasado ni a los libros de ciencia ficción, sino que el ejemplo existe en la América Central contemporánea, la República de Panamá, un país que ha vivido sin un banco central desde su independencia, con un entorno macroeconómico exitoso y estable.

Aviso, el artículo de hoy se basa en este del Instituto Ludwig Von Misses, de la escuela austriaca (liberal) cada uno puede interpretarlo como quiera, pero me parece muy interesante conocer su punto de vista respecto a este tema tan crítico y generalmente poco debatido ¿Son necesarios los bancos centrales?

La ausencia de un banco central en Panamá ha creado un suministro de dinero completamente impulsado por el mercado. El Mercado de Panamá ha elegido al dólar estadounidense como su divisa (y estudia , también, la adopción del Euro). El país debe comprar y obtener sus dólares produciendo o exportando bienes o servicios reales; no puede crear el dinero del aire. De este modo, al menos el sistema es similar al viejo estándar del oro. La inflación anual durante los últimos 20 años ha sido de un promedio del 1%

La inflación de Panamá suele estar entre 1 y 3 puntos por debajo de la inflación de Estados Unidos y es el único país en América latina que no ha experimentado un crack económico o una crisis de divisa desde su independencia. Veamos la evolución de su PIB desde el año 1990

 

interoceanico

Al igual que sucedía con la mayoría de los países en las Américas, la divisa de Panamá en el siglo XIX se basaba en el oro y la plata, con una variedad de monedas de plata y dividas basadas en oro en circulación. El Peso de plata era la divisa preferida; no obstante, el billete estadounidense también se había puesto parcialmente en circulación, debido al ferrocarril interoceánico, el primer ferrocarril en conectar el Atlántico al Pacífico, construido en 1855 por una empresa estadounidense. Panamá se independizó de España originalmente en el año 1826, pero se integró con Colombia; no obstante, al tratarse de un país muy pequeño, no pudo independizarse inmediatamente de Colombia, como fue el caso de Venezuela y Ecuador.

En 1903, el país se independizó, con el apoyo de Estados Unidos, por su interés en construir un Canal a través de Panamá. Los ciudadanos, desconfiados por el experimento de 1886 que forzó la circulación de billetes colombianos, decidieron incluir el artículo 114 en la constitución de 1904, que dice:

No habrá ninguna divisa forzada en circulación en la República. Por lo tanto, cualquier persona podrá rechazar cualquier billete que no le parezca fiable.

Con este artículo, cualquier divisa en circulación sería “de hecho” y conducida por el mercado. En 1904, el Gobierno de Panamá firmó un acuerdo monetario para permitir que el dólar estadounidense se convirtiese en la licitación legal. Al principio, los panameños no aceptaron el dólar; lo veían con desconfianza, y preferían utilizar su peso de plata. La ley de Gresham, sin embargo, sacó las monedas de plata de circulación.

En el año 1971 el gobierno aprobó una ley bancaria que permitía un sistema bancario muy abierto, sin ninguna agencia gubernamental de supervisión de la banca consolidada, y que confirmaba que no se deducirían impuestos de los intereses o transacciones generadas en el sistema financiero. El número de bancos aumentó de 23 en el año 1970 a 125 en 1983, siendo la mayoría de ellos bancos internacionales. La ley bancaria promovió el préstamo internacional, y, como Panamá tiene un sistema tributario territorial, los beneficios obtenidos de préstamos o transacciones realizados en el exterior están exentos de impuestos.

Esto, unido a la presencia de numerosos bancos extranjeros, permite la integración internacional del sistema. A diferencia de otros países Latinoamericanos, Panamá no tiene controles sobre el capital. Por lo tanto, cuando el capital internacional inunda el sistema, los bancos prestan el exceso de capital al exterior, evitando los tan comunes problemas, desequilibrios, burbujas, aumento de inflación, etc, a los que se enfrentan otros países cuando reciben altas entradas de capital.

La política fiscal tiene poca libertad de maniobra, ya que la tesorería no puede monetizar su déficit. Además, la política fiscal no incluye sobre el suministro de dinero; si el gobierno intenta aumentar el suministro de dinero durante un periodo de contracción obteniendo deuda en los mercados internacionales e inyectándolo en el sistema; los bancos compensan y sacan el dinero en exceso de circulación enviándolo al extranjero.

Los bancos no pueden coordinar la inflación debido a la alta competencia y al hecho de que (a diferencia incluso del sistema bancarios estadounidense previo a la Reserva Federal) no emiten billetes. Los pánicos y sobredemandas bancarias que fueron tan comunes en el sistema bancario estadounidense en el siglo XIX no sucedieron en Panamá, y los fallos bancarios no se expandieron a otros bancos. Varios bancos con problemas fueron comprados, antes de que surgiera la sobredemanda, por bancos más grandes, atraídos por los beneficios que se podían conseguir de obtener activos con descuento.

No hay seguro de depósito ni prestatario de última instancia, por lo que los bancos tienen que actuar de forma responsable. Cualquier préstamo malo será pagado por los accionistas, nadie rescatará a estos bancos si tienen problemas.

Tras varios años de acumulación de malas inversiones durante las épocas buenas, los bancos comienzan con la necesaria liquidación del mal crédito. Como no existe ningún banco central que pueda participar para proporcionar créditos baratos, la recesión comienza sin ninguna obstaculización de la política monetaria.  Los bancos crean entonces la contracción necesaria obedeciendo a las fuerzas del mercado. Por lo general, las recesiones de Panamá crean deflación, lo que amortigua a los consumidores y facilita el proceso de recuperación reduciendo los costes empresariales.

El hecho de no tener una divisa forzada por el gobierno, no haber banco central y no haber una alta inflación está funcionando bastante bien en este pequeño país, al menos puramente en datos macroeconómicos. También es cierto que un país tan pequeño y peculiar no puede servir como regla general, más teniendo en cuenta la condición de “paraiso fiscal” que tiene Panamá y que ha contribuido a su prosperidad, no obstante me parece un interesante experimento del que aprender y cuestionarnos las virtudes de los bancos centrales.

Escrito por Carlos Lopez el 16 de enero de 2013 con 76 comentarios
Lee más artículos sobre Articulos.

Un tribunal de Nueva York deja al borde de un nuevo ‘default’ a Argentina

La Corte Federal de Nueva York ha dictaminado la obligación de Argentina de abonar los 1.330 millones de dólares (unos 1.000 millones de euros) que adeuda a los ‘hedge funds’ que rehusaron reestructurar sus bonos argentinos en cartera tras la quiebra del país austral en 2001, lo que pone en riesgo de un nuevo ‘default’ al Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

La sentencia, dictada este miércoles por el juez federal Thomas Griesa rechaza la petición del Gobierno argentino para mantener una orden previa que suspendía el pago de bonos soberanos a los fondos de inversión hasta que se resolviera un proceso ante un tribunal superior.

“Argentina tiene que pagarle a los demandantes el 100% de esos 1.330 millones al mismo tiempo o antes de que les pague a los tenedores de bonos reestructurados”, indicó Griesa en su sentencia, recogida por el periódico argentino ‘Clarín’.

De este modo, el juez se pronuncia categóricamente en contra de que los 1.330 millones de dólares sean pagados a plazo y rechaza los argumentos de los tenedores de bonos reestructurados que alegaron que, dado que ellos aceptaron una quita del 70%, el hecho de que ahora se les pague a estos fondos el 100% no puede ser considerado como “trato igualitario”.

“Dificilmente se puede hablar de injusticia cuando se cuenta con normas legales que, por fin, suponen que Argentina debe pagar la deuda que tiene”, señala el juez en su dictamen. “Tras diez años de litigios es un resultado justo”, añadió.

Así, el juez ha indicado a Argentina que haga los primeros pagos en una cuenta de garantía para los tenedores de bonos impagados el 15 de diciembre, cuando el país tiene previsto cancelar 3.000 millones de dólares en intereses a los bonistas que participaron en las dos reestructuraciones de deuda anteriores.

En el caso de que el Gobierno argentino no abonara la cantidad adeudada a los inversores que rechazaron la reesctructuración, a los que el Ejecutivo de Fernández de Kirchner tacha de ‘fondos buitre’, no se le permitiría desembolsar los pagos a los acreedores que sí aceptaron la reestructuración, incrementando el riesgo de incurrir en una nueva suspensión de pagos del país.

Asimismo, la decisión del juez federal implica que el Banco New York Mellon y todas las demás instituciones que colaboran con Argentina en el pago de a los tenedores de bonos reestructurados podrán ser objeto de un juicio si no pagan también a los inversores que no aceptaron la quita de la deuda argentina.

Escrito por Europa Press el 22 de noviembre de 2012 con 11 comentarios
Lee más artículos sobre Noticias.



« Artículos más antiguos

Artículos más nuevos »