Inicio Precio

    Precio

    0
    « Back to Glossary Index

    precio

    La definición de precio es muy sencilla, es la cantidad de dinero que hay que pagar para adquirir un determinado producto y en la medida en que la cantidad que la gente está dispuesta a pagar por un producto representa su valor, por tanto el precio es también una medida de valor (aunque como dice el dicho «Es de necio confundir valor con precio»)

    Los precios cumplen una función económica de vital importancia. Mientras no estén controlados artificialmente, los precios proporcionan un mecanismo económico por el que los bienes y servicios se distribuyen entre el gran número de personas que los desean. También actúan como indicadores de la fuerza de la demanda de los distintos productos y permiten a los productores responder en consecuencia. Este sistema se conoce como el mecanismo de los precios y se basa en el principio de que sólo permitiendo que los precios se muevan libremente, la oferta de cualquier mercancía se ajustará a la demanda. Si la oferta es excesiva, los precios serán bajos y se reducirá la producción; esto hará que los precios suban hasta que haya un equilibrio entre la demanda y la oferta. Del mismo modo, si la oferta es inadecuada, los precios serán altos, lo que provocará un aumento de la producción que, a su vez, llevará a una reducción de los precios hasta que la oferta y la demanda estén en equilibrio. Un buen ejemplo de esto lo vimos con las mascarillas al comienzo de la pandemia en donde multiplicaron su precio por diez hasta bajar al precio que tenemos actualmente.

    De hecho, esta función de los precios puede analizarse en tres funciones distintas. En primer lugar, los precios determinan qué bienes se van a producir y en qué cantidades; en segundo lugar, determinan cómo se van a producir los bienes; y en tercer lugar, determinan quién obtendrá los bienes. Los bienes así producidos y distribuidos pueden ser artículos de consumo, servicios, mano de obra u otras mercancías vendibles. En cada caso, un aumento de la demanda hará que el precio suba, lo que inducirá a los productores a ofrecer más; una disminución de la demanda tendrá el efecto contrario. El sistema de precios proporciona una escala sencilla con la que cada consumidor o productor puede sopesar las demandas en competencia.

    Por supuesto, en la práctica no existe un mecanismo de precios totalmente libre y sin trabas. Incluso en las economías de mercado relativamente libres del mundo occidental desarrollado existen todo tipo de distorsiones -procedentes de los monopolios, la interferencia del gobierno y otras condiciones- cuyo efecto reduce la eficacia del precio como determinante de la oferta y la demanda. En las economías de planificación centralizada, el mecanismo de los precios puede ser suplantado por el control gubernamental centralizado por razones políticas y sociales. Los intentos de hacer funcionar una economía sin un mecanismo de precios suelen dar lugar a excedentes de bienes no deseados, escasez de productos deseados, mercados negros y un crecimiento económico lento, errático o nulo.

    El sistema de precios.

    El sistema de precios es el medio de organizar la actividad económica. Lo hace principalmente coordinando las decisiones de los consumidores, los productores y los propietarios de los recursos productivos. Millones de agentes económicos que no tienen una comunicación directa entre sí son guiados por el sistema de precios para abastecer los deseos de los demás. En una economía moderna, el sistema de precios permite a un consumidor adquirir un producto que nunca ha comprado antes, producido por una empresa cuya existencia desconoce, que funciona con fondos obtenidos parcialmente de sus propios ahorros.

    Los precios son una expresión del consenso sobre los valores de las distintas cosas, y toda sociedad que permite los intercambios entre personas tiene precios. Como los precios se expresan en términos de una mercancía ampliamente aceptada, permiten comparar fácilmente los valores comparativos de diversas mercancías: si los zapatos cuestan 30€  el par y el pan 30 céntimos la barra, un par de zapatos vale 100 barras de pan. El precio de cualquier cosa es su valor a cambio de una mercancía de amplia aceptación: el precio de un coche puede ser unas 100 onzas de oro o 2 bitcoins.

    Existe un sistema de precios porque los precios individuales están relacionados entre sí. Si, por ejemplo, las varillas de acero cuestan 40 céntimos y el proceso de estirar una varilla para convertirla en alambre cuesta 20 céntimos, será rentable producir alambre a partir de una varilla de acero si su precio supera los 60 céntimos. Por el contrario, no será rentable producir alambre si su precio es inferior a 60 céntimos. Una serie de fuerzas económicas de este tipo vinculan toda la estructura de los precios.

    ¿Qué es la ley de la oferta y la demanda?

    La ley de la oferta y la demanda es una teoría que explica la interacción entre los vendedores de un recurso y los compradores de ese recurso. La teoría define la relación entre el precio de un determinado bien o producto y la disposición de la gente a comprarlo o venderlo. En general, cuando el precio aumenta, la gente está dispuesta a ofrecer más y a demandar menos, y viceversa cuando el precio baja.

    ¿Cómo crean la oferta y la demanda un precio de equilibrio?

    También llamado precio de equilibrio del mercado, el precio de equilibrio es el precio al que el productor puede vender todas las unidades que quiere producir y el comprador puede comprar todas las unidades que quiere.

    Con una curva de oferta ascendente y una curva de demanda descendente es fácil visualizar que en algún momento ambas se cruzan. En este punto, el precio de mercado es suficiente para inducir a los proveedores a sacar al mercado la misma cantidad de bienes que los consumidores estarán dispuestos a pagar a ese precio. La oferta y la demanda están equilibradas, o en equilibrio. El precio y la cantidad precisos en los que esto ocurre dependen de la forma y la posición de las respectivas curvas de oferta y demanda, en las que pueden influir varios factores.

    « Volver al glosario económico