La IA podría destruir 2 millones de empleos de empleos en España

por Carlos Lopez

La IA podría destruir 2 millones de empleos de empleos en España 4

La revolución de la inteligencia artificial va a suponer una auténtica sacudida al empleo de nuestro papis, con muchos ganadores y más perdedores, en concreto podría destruir 2 millones de empleos y crear otros 1,61 millones en España en los próximos diez años, lo que supondría la potencial eliminación de 400.000 empleos, según la gestora de talento Randstad.

Así, el 9,8% (2 millones) de los empleos en España están en riesgo de ser automatizados, y un 15,9% registrarán un aumento en la productividad, pero el restante 74,3% de los empleos (15,19 millones) no experimentarán cambios significativos.

Los sectores más perjudicados serán el comercio, con la eliminación de 158.415 empleos; las actividades administrativas, con 147.915 menos; y la hostelería, con 112.770 empleos menos.

En cambio, los sectores que experimentarán la mayor creación de empleo neta son la programación y consultoría (76.364 empleos más), las telecomunicaciones (8.995 empleos), los medios y publicaciones (3.576 empleos), y las actividades profesionales, científicas y técnicas (48.816 empleos).

Otros sectores como son la agricultura, ganadería y pesca, las actividades asociativas, las industrias extractivas o la construcción experimentarán un impacto “limitado” con la llegada de la IA.

La implantación de la IA podría aumentar la productividad del 40% de los empleos de programación y consultoría, como también los empleos de las actividades de seguros (37%), servicios financieros (36%) y medios y publicaciones (33%).

La automatización podría afectar hasta el 18% de los empleos a nivel global, y el PIB mundial podría aumentar en un 7% como consecuencia de la implantación de la IA, según explica el director de Randstad Research, mnValentín Bote, que anticipa una “revolución económica” como consecuencia de la aplicación de esta tecnología.

Pese a las proyecciones, según el informe, el 54,5% de las empresas aseguran que no utilizan IA, mientras que el restante 45,5% de empresas que sí reconocen utilizarla lo hacen de forma principal para el análisis de los datos (49,2%), optimización de tareas administrativas o automatización de procesos (36,1%), principalmente.

Además, el uso de la IA varía en función del tamaño de la empresa, pues es muy incipiente en pequeñas empresas, mientras que su grado de utilización está mucho más extendido en las empresas grandes debido a su mayor capacidad de inversión.

Randstad ha elaborado sus estimaciones para el periodo de 2023 a 2033 asumiendo únicamente el impacto de la IA, sin valorar posibles cambios en las demás variables económicas, geopolíticas y regulatorias.

Deja un comentario