Inicio Hipotecas ¿Llegó el fin de las hipotecas variables?

¿Llegó el fin de las hipotecas variables?

0

¿Llegó el fin de las hipotecas variables? 1

El Euribor sigue muy cerca de sus mínimos históricos y rondeando el -0.5%, además las previsiones son que siga en negativo durante muchos años, puede que hasta el 2030. Con este panorama elegir una hipoteca variable parece una buena elección ya que vas a pasar los peores años de tu hipoteca pagando lo mínimo y será dentro de muchos años cuando te tengas que preocupar por los tipos de interés, cuando probablemente ganes más que ahora. Sin embargo, las hipotecas a tipo variable están desapareciendo poco a poco del mercado y ya son bastante menos de la mitad de las concedidas con una tendencia bajista.

A los bancos les encanta conceder hipotecas ya que las venden una vez y las cobran durante más de 20 años con lo que tienen a un consumidor que en la práctica no puede huir y además le van atando con otros muchos productos vinculados que ofrecen a cambio de «bonificaciones», puede que no ganen mucho con la hipoteca pero lo hacen con el resto del pack (seguros, tarjetas, etc).

Por tanto si a los bancos no les gusta el Euribor pero sí les gustan las hipotecas la consecuencia es obvia, penalizar las hipotecas variables y premiar las fijas. El que fuese el producto estrella de la banca durante muchos años está pasando a un segundo plano que le podría dejar como algo marginal. Un primer paso lo ha dado recientemente el Banco Santander que ha empeorado las condiciones de su hipoteca referenciada al Euribor y ha mejorado el de las fijas. De momento prácticamente todas las entidades han entrado en la guerra hipotecaria, Openbank, Bankinter, ING, Evo… todas están reduciendo los intereses, pero se olvidan completamente de las variables (algunos las tienen mixtas), las tienen ahí porque todavía hay demanda y no quieren dejarla escapar.

Así que su estrategia de mejorar las condiciones de las hipotecas fijas mientras empeoran las de las variables tiene una doble intención, por un lado intentar hacer más rentables las variables y por otro que en la comparación entre variable y fija el cliente termine por ver  la fija como un chollo. Mientras tanto, si estás buscando una ya te puedes dar prisa porque aquí te damos 5 razones por las que una hipoteca variable es mejor que una fija.

¡Comenta!

¡Sé el primero en comentar!

Notificame
wpDiscuz