Inicio Hipotecas El problemón de los menores de 35 años para conseguir una hipoteca

El problemón de los menores de 35 años para conseguir una hipoteca

1

El problemón de los menores de 35 años para conseguir una hipoteca 1

La última crisis financiera provocó que los bancos no concediesen hipotecas tan alegremente y cuando lo hacen es con condiciones y para clientes con más solvencia. En este escenario, el principal obstáculo al que se enfrentan actualmente los jóvenes que quieren comprarse una vivienda está en la cantidad máxima que están dispuestos a prestar los bancos, rara es la hipoteca que te ofrece más de un 80% del precio de la vivienda, lo cual obliga al comprador a tener ahorrado un 30% del precio, correspondiente a los gastos más la cantidad no hipotecada.

Esto para ciertas familias no supone un gran problema pero para los menores de 35 años es un obstáculo insalvable que les expulsa directamente del mercado de la vivienda, especialmente en las grandes ciudades.

Existen algunas iniciativas para facilitar la compra a los más jóvenes, quizás la más destacada es la del Banco Santander que recientemente ha lanzado su «Hipoteca Joven» que contempla la financiación de hasta el 95%  y un plazo máximo de devolución de 30 años. Se trata de un proyecto piloto en el que comercializarán 1.000 hipotecas para menores de 35 años.

Tan solo un 8,17% del total de hipotecas firmadas en 2021 corresponden a menores de 35 años. A la ya mencionada limitación que encuentran los jóvenes para obtener hipotecas más allá del 80% se le unen otros factores fundamentales que han hecho que los jóvenes españoles hayan reducido su interés por solicitar una hipoteca se encuentran: La alta tasa de paro juvenil, la precariedad laboral con salarios más bajos, que favorecen un menor ahorro, la inestabilidad económica, con un precio de los inmuebles que los jóvenes no pueden asumir, y la incertidumbre para poder encontrar trabajo o mejorar laboralmente.

Muchos son los factores que se necesitan corregir para que este colectivo pueda acceder a la vivienda y quizás un primer paso sencillo y barato sería ampliar la financiación hasta el 100% del inmueble.

 

¡Comenta!

Notificame
Ordenar por:   Nuevos | Más antiguos | Más votados

Dar una hipoteca a quien no tiene ahorros suficientes y empleo estable es una temeridad. En cuanto venga una crisis que haga disminuir sus ingresos, volveremos a la situación de 2008. Primero que ahorren, y luego ya veremos si conviene que se compren un piso.

wpDiscuz