Inicio Bolsa Bonos ¿No hay burbuja de deuda? El bono griego a diez años cotiza...

¿No hay burbuja de deuda? El bono griego a diez años cotiza con un rendimiento inferior al 1%

0

Una demostración del insaciable apetito por cualquier cosa que tenga un rendimiento positivo, el coste del gobierno griego de pedir dinero prestado durante más de una década cayó por debajo del 1% por primera vez en su historia, ayer miércoles.

Los inversores afirman que el dramático cambio de rumbo de la crisis griega a los ojos de los inversores en bonos demuestra cómo los rendimientos negativos en la zona euro y otros mercados desarrollados han obligado a los gestores de fondos a entrar en los rincones más arriesgados de los mercados de capital de deuda, ya sean mercados emergentes o bonos “basura” emitidos por corporaciones endeudadas.

La rentabilidad de los bonos del gobierno griego a 10 años cayó 5 puntos básicos hasta el 0,982% el miércoles, según muestran los datos de Tradeweb. Los precios de los bonos se mueven de manera inversa a los rendimientos.

Esto refleja el mundo al revés de la burbuja épica de bonos que estamos experimentando. El país ha podido pedir prestado a tasas más bajas que el gobierno de los Estados Unidos, aunque la economía griega está en un estado mucho más débil. La deuda nacional griega sigue siendo alrededor del 180% de su producción económica anual.

Hace sólo unos años, Grecia dejó de pagar parte de su deuda y se situó en el epicentro de la crisis de la deuda de la eurozona. Esto obligó al Fondo Monetario Internacional y a otros estados de la zona euro a lanzar el mayor rescate de la historia, prestando a Grecia más de 290.000 millones de euros de fondos entre 2010 y 2018.

Sin duda, la rentabilidad de los bonos del Estado a 10 años de Grecia puede no ser un reflejo fiel del costo de los préstamos, ya que su organismo de gestión de la deuda pública sólo ha comenzado a aumentar las nuevas emisiones después de la finalización de su programa de rescate en 2018. A cambio del alivio de la deuda, Atenas aceptó tener un superávit presupuestario del 3,5% de su producto interno bruto hasta 2022.

Los tipos de los bonos de Grecia y de los llamados países periféricos de la zona del euro, aquellos que comparten la moneda común del euro pero que son considerados como rezagados en el crecimiento de la deuda dentro del bloque económico, han disminuido constantemente en los últimos años. Las compras mensuales de bonos del Banco Central Europeo, junto con la demanda de los inversores de activos de renta fija de rendimiento positivo, han contribuido a elevar el valor de los bonos emitidos por países periféricos como España, Portugal e Italia.

¡Comenta!

Notificame
wpDiscuz