Euribor - Noticias - hace 2 semanas

La caída libre del euríbor aún no abarata las hipotecas… pero podría hacerlo en julio

La caída libre del euríbor aún no abarata las hipotecas... pero podría hacerlo en julio

El euríbor a 12 meses cotizó en mayo al -0,134% y sumó su tercer mes consecutivo a la baja. Sin embargo, eso no se traducirá en un abaratamiento de las hipotecas ligadas a este índice con revisión en junio, dado que su registro aún supera al de hace un año o un semestre. Aun así, desde el comparador financiero HelpMyCash.com afirman que esto podría cambiar muy pronto: en lo que llevamos de mes, esta referencia ha seguido cayendo hasta alcanzar un valor medio del -0,178%, así que es probable que los que tengan revisión en julio puedan beneficiarse, por fin, de una reducción de sus cuotas.

Las cuotas podrían abaratarse en julio

Según los expertos del comparador, el valor del euríbor en junio de 2018 fue del -0,181%, así que las hipotecas revisadas en julio con periodicidad anual no se abaratarían. En cambio, la cotización de este índice hace seis meses fue mucho más alta: -0,129% en diciembre. Así las cosas, si esta referencia mantuviera su actual valor del -0,178%, las cuotas de los préstamos con revisión semestral sí bajarían de precio.

Lo podemos ver con un ejemplo. Pongamos que tenemos una hipoteca de 150.000 euros con un plazo de 25 años y un interés de euríbor más 1%. Con una revisión semestral en julio, suponiendo que este índice se mantuviera como ahora, pasaríamos de pagar una mensualidad de 556,6 euros a abonar una de 553,5 euros. Es decir, ahorraríamos 3,15 euros al mes y 18,90 euros al semestre.

Con una revisión anual, como comentábamos, la cuota sí se encarecería, aunque la subida sería prácticamente insignificante. Para la misma hipoteca del ejemplo anterior, las cuotas mensuales aumentarían solo 34 céntimos al mes, lo que equivaldría a un incremento de poco más de cuatro euros al año.

El euríbor no subirá a corto plazo

Lógicamente, esta hipótesis solo tiene sentido si el euríbor mantiene la misma tendencia a la baja que ha seguido durante el último trimestre. Y por el momento parece que esa será la tónica a corto plazo, dado que no se espera que el Banco Central Europeo suba los tipos oficiales (actualmente al 0%) o los de la facilidad de depósito (al -0,4%). De hecho, los dirigentes de esta institución se reúnen el 6 de junio y la mayoría de los expertos considera que, lejos de subir los intereses, el BCE optará por inyectar más liquidez a las entidades financieras para estimular la economía.

Sin embargo, nadie sabe qué puede ocurrir en los próximos 20 o 30 años. Por este motivo, si tenemos pensado firmar una hipoteca variable, desde HelpMyCash.com aconsejan calcular si podríamos pagar las cuotas en el caso de que el euríbor subiera al 1%, al 2% o al 3%, por ejemplo. De este modo, sabremos si podríamos afrontar un encarecimiento brusco de las mensualidades si este índice igualara los valores registrados hace más de una década.

Los tipos fijos, también a la baja

Que el euríbor haya bajado durante los últimos meses no beneficia únicamente a los titulares de hipotecas variables, sino también a los clientes más conservadores que se plantean firmar un préstamo hipotecario a tipo fijo. Y es que muchos bancos han decidido abaratar el precio de estos productos, pues como les dan una mayor rentabilidad, les interesa incentivar su contratación hasta que los índices vuelvan a subir.

Así las cosas, ahora es posible encontrar hipotecas fijas con un interés de menos del 2% a 20 años o, en algunos casos, incluso a 30 años, algo que no había ocurrido nunca. Desde HelpMyCash.com creen que esta tendencia se mantendrá hasta que el euríbor dé muestras de recuperación, aunque habrá que ver si eso compensa el probable encarecimiento general que sufrirán los préstamos hipotecarios cuando la Ley Reguladora de Contratos de Crédito Inmobiliario entre en vigor el próximo 16 de junio.

Share

 

¡Comenta!

Notificame
avatar
wpDiscuz