Capitalismo
Euribor
Euribor hoy: -0,188%
 Media mes: -0,188%

Prima de riesgo: 106
IBEX35: 10.208,60 (1,23%)


Capitalismo

capitalismoLas personas somos ante todo individuos, ciudadanos, pertenecemos a una sociedad en la que aceptamos para convivir las normas que se nos imponen si no queremos ser unos inadaptados. A esto ha ayudado mucho un aspecto biológico del hombre: cuando nace, su cerebro está poco desarrollado (si lo estuviera más su tamaño mataría a la madre en el parto) por lo que, contrariamente a la mayoría de especies animales, necesitamos ayuda para alimentarnos y desplazarnos durante años. Esta dependencia durante los primeros años de vida ha generado en que la inicial familia/tribu se extrapole a ciudad, país, incluso raza. Gracias a los medios de comunicación somos conscientes que hay seres humanos en todo el planeta que sienten de un modo similar al nuestro y por los que sentimos una afinidad.

La forma de organizarnos para vivir en este planeta no ha sido tan diferente a pesar de las distancias y, sin ser similares en el tiempo, hay que decir que los emperadores chinos, los zares rusos y los reyes absolutistas europeos han gobernado a sus pueblos de un modo parecido: invocando la ascendencia divina, arrogándose el derecho a la propiedad sobre ciudadanos, bienes y tierras y basando su autoridad en la genética sobre las cualidades individuales. Hoy pasa lo mismo con la globalización.

Sin hacer un análisis detallado de la historia de la humanidad lo cierto es que a partir de la Revolución Francesa y la Independencia Americana (años antes también pero de un modo generalizado después) quedó claro, al menos en Occidente, que la influencia genética es limitada: uno puede ser hijo de un analfabeto y ser el hombre más listo, ser el hijo del mejor inversor y ser el peor gestor y, por lo tanto, la sociedad debe ofrecer posibilidades de mejora en función de los méritos individuales. A partir de ese momento, la evolución de la sociedad humana ganó en velocidad. Cuando la cultura se universalizó, el origen social humilde -siendo un escollo- no lo era insalvable y las personas pudieron brillar por sí mismas, y así todo mejoró.

Es más que probable que la revolución técnica no hubiera sido universal en Occidente si hubiéramos seguido con unas clases sociales impermeables y una cultura sólo al alcance de unos pocos. Hoy por hoy, el más humilde obrero de la construcción tiene más comodidades en su humilde vivienda que Felipe II a pesar de su gran Imperio. ¿Cuál ha sido pues la chispa que nos ha llevado a la sociedad moderna? Primero de todo, la libertad, la libertad de tener la opción de ser mejor. Por supuesto que sigue existiendo la herencia familiar como un lastre para los más pobres pero la sociedad ha demostrado que aún contra eso, personas de origen humilde se han situado muy por encima de personas que han nacido en familias de fuerte poder político y económico.

¿Y qué es lo que nos lleva a ser mejores cada día? La inmensa mayoría si es sincera contestará: para vivir mejor. Vivir mejor para unos es tener fama, para otros tener dinero, para otros que sus hijos progresen…los sueños afortunadamente son innumerables. Lo cierto es que la sociedad debe preocuparse en que todos tengamos la opción de poder ser mejores y alcanzar nuestros sueños. Siendo el primero de todos, como especie animal que somos, la manutención, nuestro objetivo básico dentro de la sociedad es conseguir dinero para conseguir comida, bebida, alojamiento… Cuanto más dinero tengamos, mejor comida, bebida y alojamiento tendremos. Y si tras eso, aún nos sobra dinero, tendremos posibilidades de ocio: que nos cocinen en un restaurante, que un avión nos lleve a un paraíso tropical, que nos den un masaje, que alguien nos limpie la casa…

Suena muy materialista pero lo cierto es que la sociedad que vivimos, y a la que hemos llegado tras una larga evolución, funciona así. Y como el dinero que conseguimos lo gastamos en otras personas que nos dan un servicio a nosotros, no explotamos a nadie; simplemente con nuestro trabajo compramos el suyo y ellos con el suyo compran el de otro y así sucesivamente, de modo que todos somos empresarios puesto que siempre tenemos a gente trabajando para nosotros. ¿Por qué unos tienen mejores trabajos que otros o simplemente más dinero que otros? No todos tenemos las mismas oportunidades: un hijo único heredero de una gran fortuna lo tiene más fácil que el hijo de un obrero de una familia numerosa pero hablando en términos medios en un país europeo las posibilidades de la mayoría son muy parecidas por lo que es el esfuerzo y talento individual lo que marca la diferencia.

Básicamente, ese es el sistema capitalista y el que más éxito ha tenido en nuestra sociedad de seres humanos creo yo porque es el que más se parece a nuestra propia estructura de pensamiento. El sistema agrario chino comunista fue un desastre en términos de producción hasta que permitieron a los campesinos tener parcelas de propiedad privada en lugar de comunal. Entonces la productividad aumentó muchísimo porque está en nosotros el querer vivir mejor y luchamos más por lo nuestro que por lo de todos. Puede que sea una conclusión triste pero la Historia nos lo ha demostrado. Ninguno trata igual a las plantas del parque que a las que tiene en su balcón ni al autobús público que al propio coche. Por eso el comunismo, entendido como igualdad en cuanto a lo que recibimos de la sociedad, ha resultado ser un fracaso. Porque todos debemos ser iguales en oportunidades cuando nacemos (y es una causa por la que merece la pena luchar) pero queremos recibir de la sociedad en función de nuestros méritos individuales.

La inmensa mayoría de las personas, si reciben un premio en metálico, por ejemplo en la LOTO, usan ese dinero para mejorar su calidad de vida y quizás la de las personas que les rodean y tras eso, puede que una mínima parte vaya a desconocidos. Si actuamos así con un dinero que procede del azar, ¿cómo vamos a actuar con un dinero que procede de nuestro esfuerzo? No pidamos pues a las multinacionales que actúen de forma diferente a como actuaríamos nosotros ya que las empresas son inventos humanos dirigidas por humanos y quieren el máximo beneficio con el mínimo coste. Igual que nosotros, que queremos el mejor salario con la menor cantidad de horas de trabajo posibles. Así pues, considerar la estructura económica del mundo como algo ajeno a nosotros quizás no sea justo cuando la única gran diferencia es simplemente la escala.

Otra cosa es que nos guste o no…

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (188 votos, media: 4,29 sobre 5)

Escrito por Droblo el 29 de junio de 2009 con 208 comentarios.

208 comentarios

Lee los comentarios dejados por otros usuarios, o bien deja tu comentario

Páginas: « 1 [2] Mostrar todos

# 201, Carlito
29 de junio de 2009, a las 23:59

Buenas noches.

Amigos/as, como todos vosotros sabéis, la mayoria de sudamérica esta siendo “gestionada” por una política que durante el último siglo ha demostrado caminar totalmente opuesta al desarrollo y el binestar social de un pais. Es el comunismo mas radical jamás visto. Como ha dicho un anterior compañero este sistema político y muchos otros no deberían tener cabía en una sociedad moderna y avanzada, pero son los propios ciudadanos de esos paises que debido a su amplia incultura e ignorancia eligen a esos lideres manipuladores de masas.

Si bien es cierto que es muy dificil que un pais salga airoso y sin problemas de un sistema politico similar, lo que mas miedo me da es la cercanía que tiene zp a esos lideres políticos que son tan contrarios al desarrollo, al libre mercado y en definitiva al capitalismo. No es una comparación directa sudamerica-españa ya que considero que aquí somos algo mas inteligentes que en venezuela o cuba… Pero tenemos tantos aspectos parecidos… hay tantas similitudes que da auténtico miedo!!!.

Las pobres medidas que está llevando a cabo el ejecutivo de este país distan mucho de que puedan sacarnos de este pozo sin fondo. No solo es que no hay brotes verdes… es que todo el campo español está seco!!!! y con el verano se va a secar mas todavía.

Seguro que muchos de vosotros tenéis cerca sitios de veraneo constante durante los ultimos años, mirad!!! mirad y contadme que véis!. Creo que poca gente que este sometida al yugo de una hipoteca (y tenga una familia que mantener) se atreva a gastar un aurelio en alquilar una casita en la playa. Decidme si no somos cada día que pasa un poco mas pobres. Acaso no nos están encima acribillando a impuestos???.

La gente que trabaja actualmente va a tener que mantener al colectivo mas grande que hay en este país y que no dejará de crecer me temo que en mucho tiempo, los parados. Como los vamos a mantener??? reduciendo todavía mas nuestra capacidad de gasto por culpa de gravación estatal. Como coño nos vamos a ir encima de vacaciones??? más pobres y más parecidos cada día a cualquier país de sudamérica!.

Pero nadie va a tener pelotas suficientes para decir al señor zp que ya está bien!!!! Joder que yo cada día que pasa me cruzo con mas gente que ya no tiene trabajo. No mas ayudas a bancos, no mas impuestos. SI más persecución de jetas y estafadores que se aprovechan de todos nosotros. Inspectores de trabajo coño!!! donde estáis!!! Cuantos brazos van a tener que perder los “inmis” sin papeles para que salgáis a patrullar y a sacar fuera del mercado a los trabajadores en b!!!. Claro, seguro que la mayoría de jetas de este país son votantes de zp y no conviene tenerlos a disgusto…

No te queremos en España zp, vete a honduras!!!!.

# 202, Pepelune
30 de junio de 2009, a las 0:41

Curioso articulo en defensa del Capitalismo pero, en mi opinión, con una gravisima omisión.
Si bien es cierto que el Capitalismo parece ser el vencedor incuestionable, cada vez que leo este tipo de articulos, echo en falta un analisis el peso de lo público en las democracias occidentales. Si no tengo mal el dato, lo publico representa en Europa algo mas del 30% del PIB. Una cantidad nada despreciable para hablar de un Capitalismo en sentido estricto.
Desconozco la cifra en EE.UU., probablemente será inferior. Pero cuando comparo los dos modelos economicos, lo primero que me viene a la cabeza es el desastre de Nueva Orleans algo que, creo, sería impensable que ocurriera en Europa. Personalmente prefiero un sistema, que aunque permita y aliente la empresa, tenga como mayor empresa de todas al Estado, del cual todos somos socios, se rige por normas distintas a las del mercado, y al Jefe lo elijo yo (es un decir)

# 203, rigurosidad
30 de junio de 2009, a las 9:57

Pero alguien cree realmente que la sociedad en la que vivimos es capitalista?????????????????
En el capitalismo, cuando haces una mala gestion de tu empresa y quiebra,  sencillamente te has quedado sin empresa , y tu vida va a cambiar radicalmente….
Aquí, si tu empresa es muy grande, o si tienes amigos en la política,  el estado te paga las perdidas ( y te da de sobra para que te montes una fiesta de más de 100 millones de dolares en un fin de semana…).
Creeis de verdad que alguno de vosotros prodría ser presidente del gobierno???? No os dais cuenta de que practicamente los políticos actuales, pertenencen a familia adineradas o con historia?
 
 

# 204, Javier
30 de junio de 2009, a las 22:40

Hay varios aspectos referentes al artículo con los que no puedo estar de acuerdo.
En primer lugar, la comparación entre el obrero humilde y Felipe II no parece muy acertada. Salvando las diferencias debidas únicamente a la evolución de la tecnología, obviamente Felipe II tenía muchas más comodidades que cualquier trabajador de hoy en día.
Entre otras cosas, Felipe II no tenía que hacer ninguna tarea doméstica, ni siquiera tenía que vestirse ni lavarse él mismo, pues eran sus criados los que hacían todas esas cosas por él. Él no tenía necesidad de conducir ningún vehículo, pues tenía cocheros, ni le precupaba llegar tarde a su trabajo, ni que lo despidiera su jefe, ni pagar la hipoteca, ni los recibos de la luz o el agua, ni las letras del coche, ni ninguna preocupación que podría tener cualquier trabajador moderno.
Felipe II no tenía que hacer interminables colas en la Seguridad Social para ser atendido 5 minutos, si llega, por un médico. Para eso ya estaba su equipo de médicos personales, seguramente los mejores de su época.
Quizás Felipe II no tuviera MP3, ni TV ni ordenador, pero no le hacía falta, pues podía hacer que los mejores músicos, pintores, escultores, actores, cuentacuentos, bufones, etc del mundo estuvieran a su servicio con chasquear los dedos. ¿Qué trabajador podría tener todo eso jamás?
Por otra parte, se dice que a partir de la Revolución Francesa o la Independencia de EEUU la influencia de la genética en el éxito de la persona está limitada. Esto no es del todo cierto. Desde luego, la influencia de la genética se ha reducido, pero muy poco. Es verdad que hay gente que se ha hecho a sí misma y, con un origen humilde, han llegado a ser gente muy poderosa. Pero esto no es más que la excepción que confirma la regla, ya que la regla sigue siendo la siguiente:
– Si vienes de una familia rica (poderosa) vas a ser educado en las mejores escuelas y universidades privadas, que te van a inculcar los fundamentos financieros y empresariales para que el día de mañana heredes el negocio familiar o bien te montes tus propios negocios. De esta manera los ricos se aseguran que sus hijos, con casi total probabilidad, seguirán perteneciendo a la clase de los ricos.
– Si vienes de una familia normal (trabajadora) vas a ir a colegios y universidades públicos (o como mucho, concertados). Esto es si consigues llegar a la universidad, pues lo normal es que no. En el mejor de los casos, conseguirás ser un gran profesional y ganarás el suficiente dinero como para pagar tu hipoteca a 30 años mínimo. Además vas a tener un montón de gastos debidos a necesidades que te crea la sociedad para que nunca puedas ahorrar nada. De esta manera tus hijos continuarán siendo hijos de una familia trabajadora, siendo casi imposible que salgan del círculo vicioso.
Por último, hay otro aspecto del artículo con el que tampoco estoy de acuerdo. Y es que se dice que en el capitalismo, tanto ricos o pobres,  todos somos empresarios. ¡Cuidado! esto no es así, de ninguna de las maneras.
En primer lugar, las empresas pagan sus impuestos directos dependiendo de sus beneficios (ingresos menos gastos), mientras que los trabajadores pagamos el IRPF en función de nuestros ingresos. Mientras las empresas, en general, tratan de no tener excesivos beneficios (muchas tienden a no tener beneficios) para minimizar sus impuestos, reinvirtiendo lo que ganan, subiendo el sueldo a los directivos, comprando coches de empresa para los gerentes, pagándoles con acciones, etc; los trabajadores, antes de cobrar nada en neto, ya nos han retenido el IRPF.
Además, las empresas no pagan IVA cuando adquieren bienes o servicios. Y estos gastos les hacen bajar sus beneficios y pagar menos impuestos a final de año. Mientras los trabajadores hemos de pagar impuestos indirectos por TODO, usando un dinero del que ya hemos pagado impuestos antes.
Incluso, en caso de dificultades, una empresa puede optar por EREs y medidas similares, puede estar sin pagar los sueldos a sus trabajadores durante bastante tiempo, puede acumular un montón de deudas… antes de que finalmente sea liquidada por un concurso de acreedores. Y para más inri, disuelven la sociedad y los empresarios no tienen ninguna deuda, pues la deuda es sólo de la sociedad, por lo que pueden volver a fundar otra empresa con un nuevo nombre.
Por el contrario, si un trabajador no paga sus deudas, le embargan la casa, todos sus vienes, aparece en listas de morosos y las deudas no desaparecen. Por supuesto, ya se puede olvidar de pedir hipotecas, préstamos. Toda su vida tendrá que trabajar para pagar lo que debe, si no quiere malvivir de la caridad.
En conclusión, mientras los ricos empresarios no prácticamente pagan impuestos (pues están privilegiados por el sistema), los trabajadores (sobre todo por cuenta ajena) vivimos únicamente para trabajar y hacer ricos a quienes nos contratan, mientras el poco dinero que recibimos lo gastamos para pagar los impuestos y deudas que siempre tendremos. ESTO es el capitalismo corrupto que tenemos hoy en día, pues sólo los ricos son capitalistas (los que tienen dinero), mientras que el resto somos los “paganos” de ese sistema.
Puestos a aceptar un capitalismo puro y duro, si se prima tanto la libre empresa, si hoy en día se presupone que cualquier persona, incluso los trabajadores, ha de tener mentalidad empresarial, ¿por qué motivo cada persona no puede tener los mismos derechos que cualquier otra empresa? Entonces sí que sería un verdadero capitalismo y una verdadera libre empresa.
Pero una cosa es clara, un sistema así no aguantaría una crisis como la que tenemos, en la que todas las empresas están minizando gastos a lo indispensable. Si todas las personas de a pie redujeran sus gastos a lo mínimo necesario para cubrir únicamente las necesidades más básicas (eliminando todos los gastos superfluos, lujos, caprichos, necesidades sociales…), toda la economía de consumo basada en el capitalismo de masas se hundiría y este sistema desaparecería, pues se trata de un sistema basado en la desigualdad entre ricos y pobres, entre los que tienen, y los que sólo tenemos nuestro trabajo y nuestra capacidad de consumo.
Para los lectores de este foro, me gustaría recomendar un libro llamado “Padre rico, padre pobre”, que trata del mundo empresarial, el capitalismo y la educación financiera. Entre otras cosas, explica por qué los hijos de los ricos con casi seguridad serán ricos, mientras que los hijos de los trabajadores con casi seguridad serán trabajadores. Además demuestra por qué los ricos son cada vez más ricos, mientras que los trabajadores nunca podemos ahorrar, pues gastamos prácticamente todo lo que ganamos.

# 205, Fernando
30 de junio de 2009, a las 23:34

Pienso que no hay alternativa para el capitalismo, pero debe ser mas y mejor regulado, para que haya mas igualdad de oportunidades, me inclino por los modelos socialistas de el norte de Europa de los cuales aun tenemos muchisimo que aprender. Pienso que podriamos empezar por minimizar las universidades y colegios privados, no es utopico, en Alemania, por ejemplo, es muy extrano que alguien envie a su hijo aun colegio o intituto privado. Mas impuestos a los que mas ganan, sobretodo, como al Kaka, Ronaldito y toda esa gente de las altas finanzas, para subencionar mejores escuelas.

Por cierto, alli aprenden a respetar el bien comun como propio y creo que aqui tambien somos muchos los que sabemos hacerlo, aunque desgraciadamente aun hay mucho mal educado por la calle suelto, como los de los de los perritos que dejan las caquitas por la calle o los del escupitajo estilo machote. Los que menos respetan el bien comun suelen ser son los mas partidarios de acabar con ello, no nos podemos dejar vencer por el egoismo y la insolidaridad…. Habeis dejado de sonar con una sociedad mejor? Seria muy triste que no la hubiera.

un saludo

# 206, Arriaz
1 de julio de 2009, a las 17:41

********************************************************************************
No pidamos pues a las multinacionales que actúen de forma diferente a como actuaríamos nosotros ya que las empresas son inventos humanos dirigidas por humanos y quieren el máximo beneficio con el mínimo coste. Igual que nosotros, que queremos el mejor salario con la menor cantidad de horas de trabajo posibles. Así pues, considerar la estructura económica del mundo como algo ajeno a nosotros quizás no sea justo cuando la única gran diferencia es simplemente la escala.
*********************************************************************************

Aquí la clave del texto. +beneficio – coste vs + salario – horas.

La oposición entre empresa y trabajador. Cada cual que eliga su lado porque son irreconciliables. Siempre se quiere más.

Salud.

# 207, joto
3 de julio de 2009, a las 9:58

“El capitalismo el sistema que mejor ha funcionado”. Es cierto. “Los demás sistemas han fracasado o han hecho que fracasen…” También cierto. Hay un sistema social y de organización que se intentó hace 2000 años y lo sabotearon, y hasta la fecha nadie lo ha destapado. Les recomiendo a todos los usuarios de esta página el libro “Un paso, un mundo”, de Salvador Santos, Ed. eL almendro, LES SORPRENDERÁ, no es un ensayo económico, es una novela que explica claramente un modelo de sociedad absolutamente tergiversado en la actualidad. NO LES DEJARÁ INDIFERENTES, HÁGANME CASO.

# 208, jirmernez
4 de julio de 2009, a las 12:44

Unos matices al artículo:
Efectivamente, el capitalismo es el sistema adecuado a los humanos porque uno y otros son a cual más egoístas. El sistema perfecto sería capitalista, pero que cada uno obtuviera lo que pudiera en la vida, no en la muerte. Esto implica la eliminación de herencias y dejar el dinero de los muertos para la sociedad, no para los aprovechados.
Y por supuesto, habría que eliminar todos los artificios que han ido construyendo los richachones para apropiarse indebidamente del dinero de los pobres: sociedades ficticias, apalancamientos bursátiles, paraísos fiscales, las herencias citadas y un largo etcétera. Esas maquinaciones son las que convierten el mejor sistema en una p. m., con perdón.

Páginas: « 1 [2] Mostrar todos

Deja tu comentario...




Contáctenos - Terminos de uso y cookies