La impresora de dinero.
Euribor
Euribor hoy: -0,154%
Media mes: -0,157%
Prima de riesgo: 128
IBEX35: 8.892,10 (0,03%)


La impresora de dinero.

images8El otro día pude leer en la peculiar web “Bomboncito Magazine” (de verdad, no sé como llegué ahí) un interesante artículo acerca de los 10 inventos relacionados con el dinero más importantes, que os pego resumidamente a continuación (tenéis información más detallada en su web).

  • La caja registradora eléctrica (1906)
    Inventada por Charles Franklin Kettering, el inventor del encendido eléctrico y el arranque automático, así como el primer generador práctico impulsado por un motor de automóvil.
  • Dinero electrónico (1918)
    Su comienzo fue el movimiento telegráfico de fondos. Sin embargo, hasta la implementación del clearing automatizado por la Reserva Federal de EEUU en 1972 no existía una alternativa electrónica al procesamiento de cheques. En forma casi simultánea aparecieron sistemas similares en Europa, por lo que el dinero electrónico es mundialmente usado hace ya casi tres décadas.
  • El camión blindado (1920)
    Ideado por Leonardo da Vinci hace siglos, el primero se construyó en Minesota, en la ciudad de St. Paul.
  • Oficinas de Información Crediticia (1937)
    En la década de 1830 Lewis Tappan desarrolló un sistema de registros de información crediticia para cuidar los intereses de la empresa de su hermano, un mayorista en seda natural. Posteriormente reconoció el valor estratégico de esta información para otras empresas, y al establecer un eje de información que podía agregar información a gran velocidad y satisfacer las necesidades de sus clientes, sentó las bases de las oficinas de información crediticia. Posteriormente la oficina cambió de nombre a R. G. Dun & Co., y se fusionó en 1933 con The Bradtreet Company para dar lugar a Dun & Bradstreet, la principal oficina de información crediticia de la actualidad.
  • El cajero automático (1939)
    En 1939 fue inventado por Luther George Simjian, bajo la marca Bankmatic. Simjian registró 20 patentes y persuadió a lo que hoy es Citicorp a probarlo. Después de seis meses el banco informó que existía poca demanda para su uso.
  • La tarjeta de crédito (1950)
    Inventada por Frank McNamara, quien emitió su tarjeta para 200 clientes para que la pudieran utilizar en 27 restaurantes de Nueva York, de donde vino la designación de Diners’ Club. En 1958 American Express presentó su versión de una tarjeta de crédito universal.
  • Código de barras (1952)
    Desarrollado inicialmente para los ferrocariles, para identificar que coches se podían colgar de que locomotora, pronto migraron al sistema UPC que todos conocemos, satisfaciendo la demanda de los supermercados para encontrar una solución para automatizar las cajas.
  • La tarjeta inteligente (1974)
    Patentada en 1974, cuatro años después la miniaturización de componentes electrónicos permitió su producción masiva. Desde entonces, la demanda creció contantemente.
  • La hoja de cálculo (1978)
    Las hojas de cálculo en papel hace siglos que son conocidas por los contables. La hoja electrónica (inventada por Dan Bricklin) no sólo revolucionó la contabilidad, sino que se convirtió en un bestseller.
  • Encriptación RSA (1983)
    El punto clave consiste en que no se necesita participación activa entre la persona que encripta los datos y las personas que la decriptan en el otro extremo. El algoritmo fue creado por Ronald Rivest, Adi Shamir, y Len Adelman en el Laboratorio de Informática del MIT en 1976-77. El nombre del algoritmo deriva de las iniciales de los apellidos de sus inventores.

Pero ante todos estos inventos, pondría uno que es sin duda nos gustaría a todos tener en casa: La impresora de dinero. Aunque, claro, de momento ese preciado bien sólo lo tienen los bancos centrales y como si se tratase de un comodín que tienen escondidos para hacer trampas, sólo lo utilizan en caso de que vean la partida perdida. Hace poco los ingleses confesaron que lo iban a dar al botón de “imprimir” y ayer mismo los americanos también lo dijeron, por boca de Bernanke.

¿Por qué no se puede fabricar más dinero? o mejor dicho ¿Por qué no se debe fabricar más dinero?

La respuesta sencilla es la siguiente:

Si imprimimos más dinero, los precios subirán tanto que no estaremos mejor de lo que estábamos antes (posiblemente estatemos peor).

Para ver por qué, supongamos que no es cierto y que los precios no aumentarán mucho cuando incrementemos drásticamente el suministro monetario. Pensemos en el caso de Estados Unidos (ya que no podemos coger un país de la unión Europea). Supongamos que EEUU decide incrementar el suministro monetario enviando a cada hombre, mujer y niño un sobre lleno de dinero. ¿Qué haría la gente con ese dinero? Una parte de ese dinero se ahorraría y otra parte iría directo a pagar las deudas como hipotecas o tarjetas de crédito, pero la mayoría se gastaría. Como es dinero “regalado” uno se lo gasta más fácilmente y muchos irían, por ejemplo, al WallMart de turno a comprarse una Play 3. Esto presenta un dilema para WalMart. Dada la enorme demanda ¿Mantendrán los precios a pesar de quedarse sin stock, o subirán los precios? La decisión obvia sería subir los precios. Si Walmart (y el resto de comerciantes) decide subir los precios inmediatamente, tendríamos una hiperinflación, y nuestro dinero se devaluaría. Ya que estamos intentando argumentar que esto no pasara, supongamos que Walmart y los demás comerciantes no suben los precios de las Play3. Para que el precio de la Play 3 se mantuviera, el suministro tendría que satisfacer la demanda adicional. Si se agotan las existencias, el precio subirá, ya que los consumidores que no pueden comprar la Play3 querrán pagar más de lo que Walmart cobraba antes.

Para que el precio de venta al público de la Play 3 no subiera, Sony  tendría que incrementar la producción para satisfacer la nueva demanda. Esto es técnicamente imposible en algunas industrias, ya que hay restricciones de capacidad (la maquinaria, el tamaño de la fábrica…) que limitan cuánto se puede incrementar la producción en un breve espacio de tiempo. Asimismo, Sony no debería cobrar más a los distribuidores por cada consola, ya que esto provocaría que Walmart aumentara el precio que pagan los consumidores, y estamos intentando crear una situación en la que el precio de la Play 3 no aumente. Por lógica, los costes por unidad de la producción de Play 3 tampoco deben aumentar. Esto último se antoja difícil, ya que las empresas a las que Sony compra las piezas van a tener las mismas presiones e incentivos de aumentar los precios que Walmart y Sony. Si Sony va a producir más Play 3, va a necesitar más mano de obra, y su obtención no debe aumentar apenas los costes por unidad, o se verán obligados a subir el precio que cobran a los distribuidores.

Los sueldos son, en esencia, precios; el sueldo de una hora es el precio que una persona cobra por una hora de trabajo. Sería imposible mantener los sueldos por hora en los niveles actuales. Una parte del trabajo añadido sería suplido con empleados trabajando horas extra. Esto claramente tiene costes añadidos, y los trabajadores no serían tan productivos (por hora) si trabajan 12 horas al día que si trabajaran 8. Muchas empresas necesitarían contratar más empleados. Esta demanda de trabajo extra aumentaría los sueldos, ya que las empresas suben los sueldos para incentivar a los trabajadores para que trabajen en su empresa. También tendrían que incentivar a los trabajadores para que no se jubilaran. Si recibieras un sobre lleno de dinero, ¿crees que lo emplearías en pasar más horas en el trabajo, o en pasar menos? Las presiones del mercado laboral obligan a subir los sueldos, por lo que los costes de producción también aumentan.

En resumen, los precios subirán tras un incremento drástico en el suministro de dinero porque:

  • Si la gente tiene más dinero, destinarán parte de ese dinero en gastar. Los distribuidores se verían obligados a subir los precios, o a agotar sus existencias.
  • Los distribuidores que se quedaran sin existencias tratarían de reponerlas. Los fabricantes se enfrentan al mismo dilema que los distribuidores, ya que o aumentan sus precios o se enfrentan a la escasez, porque no tienen la capacidad para crear más productos y no puedo encontrar mano de obra a niveles lo bastante bajos para justificar la producción extra.

Por otro lado, nos encontraríamos con otros efectos secundarios en los mercados internacionales, como es la devaluación de la moneda.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (135 votos, media: 4,10 sobre 5)

Escrito por Carlos Lopez el 18 de marzo de 2009 con 255 comentarios.

255 comentarios

Lee los comentarios dejados por otros usuarios, o bien deja tu comentario

Páginas: « 1 2 3 4 5 [6] Mostrar todos

# 251, Carlos
20 de marzo de 2009, a las 11:43

A Nihilista:
Tus consejos me parecen tan bien intencionados como irreales.
Evidentemente nadie venderá un inmueble bajando el precio si no lo necesita.
Evidentemente ningún trabajador tenderá a cobrar más salario en esta situación salvo que haya una subida de la productividad.
Los bancos (y usted y yo) compraremos todo lo barato que podamos, lo contrario sería absurdo.
Si la hipoteca te agobia podrás aguantar … mientras aguantes, pero si alguien no puede afrontar su hipoteca más le vale a él venderla “barata” que que sea el banco el que se la subaste, pues es muy posible que en hipotecas recientes sea mayor la deuda que el valor de venta.
Es que una crisis es eso…una situación en que loa gente, las empresas y los gobiernos tienen que tomar decisiones que no querrían tomar, obligados por las circunstancias.
Esta reflexión me lleva precisamente a la actitud del Gobierno español, y muy especialmente la de su primer ministro Sr. Rodríguez Zapatero en cuanto a su negativa a tomar medidas sociales. Las medidas sociales no se toman porque uno quiera, se toman obligado para no empeorar una mala situación.
La respuesta del ser Rodríguez Zapatero cuando se le pregunta por la situación económica, y dice que ningún parado quedará sin cobertura, además de ser incierta (ya hay parados sin cobertura, y habra más en el futuro) es similar a la de un responsable de emergencias de una ciudad que ante un incendio pavoroso en el que se están quemando viviendas y personas, preguntado por que medidas tomará para apagar el incendio, respondiese: “Todas las personas que pierdan sus casas serán realojadas y los heridos tratados en hospitales”. “si, si, pero ¿para apagar el incendio que medidas tomarán?”. “Como le he dicho, ninguna víctima quedará sin realojo y todos los heridos serán adecuadamente atendidos”.
Las medidas sociales, subsidio de desempleo, prejubilaciones, etc, son parches que se ponen y se deben poner ante la pérdida masiva de empleo, pero sabiendo que no solo no arregla la situación de fondo, sino que la empeora.
Creo que en España además de la crisis internacional que nos afecta, tenemos problemas interiores que requieren solución interna, y enumero algunos aunque habrá más:
– Sector público hipertrofiado e improductivo.
– Falta de ahorro de las familias (ahorraron en viviendas).
– Endeudamiento excesivo.
– Modelo productivo basado en baja productividad y bajos salarios.
– Sector turístico altamente sensible a situaciones de crisis en nuestro entorno.
– Sector de la construcción agotado.
– Falta de rigor en temas tan importantes en la productividad como el control en la IT, por ejemplo.
Creo que los españoles tendremos que realizar un ajuste en los próximos años y alguien nos debe decir que hay que trabajar duro y apretar los dientes para salir de esta crisis (de la que saldremos fortalecidos … pero no se cuando.

0
# 252, puppy
20 de marzo de 2009, a las 12:48

Pero ante un proceso inflacionista, si se acompaña de una subida de salarios (que compense al menos en parte el aumento de precios), lo que se conseguiría es un trasvase de rentas desde los bancos a las familias endeudadas. Es decir, la deuda de las familias (hipoteca principalmente) perdería valor real con la inflación, como contrapartida, los bancos verían perder valor a su activo prestamos hipotecarios. ¿No será este el motivo principal para mantener la inflación en valores bajos?

0
# 253, Gurús Mundi
20 de marzo de 2009, a las 12:57

Sólo se fabricará el estríctamente necesario (que será mucho), pero no olvidemos las devaluaciones de facto que ya se han producido, y las que vendrán…:

“Otro listo a la lista”

Salud y €.

0
# 254, Anónimo
29 de abril de 2009, a las 22:48

que chebre

0
# 255, jaja
30 de septiembre de 2010, a las 0:32

aguante el dinero falso

0

Páginas: « 1 2 3 4 5 [6] Mostrar todos

Deja tu comentario...




Contáctenos - Terminos de uso y cookies