La economía en vinilo.
Euribor
Euribor hoy: -0,191%
 Media mes: -0,191%

Prima de riesgo: 113,3
IBEX35: 10.171,90 (-0,05%


La economía en vinilo.

viniloAyer tuvimos por España al grupo de rock escoces “Franz Ferdinand” y en una entrevista, su líder afiirmó que el CD desaparecerá porque no hay nada romántico en él, curiosamente en plena crisis del negocio discográfico, éste es el formato físico que más crece (nada menos que un 200%)  gracias a la cantidad de nostálgicos que aún los coleciona. Parece mentira, pero algo técnicamente superior, más cómodo y duradero como es el CD pueda ser enterrado por su antíguo y analógico predecesor, además de por algo intangible y nada  romántico como son las descargas por Internet (tanto en redes P2P como legales de pago). Al final estar en el término medio, lejos de ser una virtud, puede ser una condena.

En momentos tan complicados como los actuales es cuando nos vuelven ciertos ataques de nostalgia, pensando que cualquier tiempo pasado fue mejor y vemos como el cine, la televisión e incluso los videojuegos se inundan de remakes de nuestra infancia.

Los economistas no son ajenos a este sentimiento y vuelven a eschar una mirada nostálgica al “Vinilo” de la economía o lo que es lo mismo, la política keynesiana. Muy resumidamente la definiríamos como aquella que defiende que el gobierno debe impulsar la economía a través del gasto estatal deficitario, aumentando así la demanda y estimulando la economía. Una teoría que lo seguro que nos garantiza son acaloradas discusiones.

Así que con la amenaza de la delfación llamando a nuestras puertas, vemos renacer las políticas keynesianas que os resumo a continuación en un ladrillo bastante importante a la par que interesante (espero).

ladrilloDebido a la crisis financiera que actualmente padecemos el consenso acerca del libre mercado empezó a recibir a ciertos comentarios negativos de sus firmes defensores. El 14 de marzo de 2008 Martin Wolf, jefe de opinión económica del Financial Times, anunció la muerte del sueño del capitalismo de libre mercado global, y citó a Josef Ackermann, presidente del Deutsche Bank, al decir “ya no creo en el poder autocurativo del mercado.”  Poco después, el economista Robert Shiller empezó a recomendar una sólida intervención gubernamental para afrontar la crisis financiera, citando explícitamente a Keynes. Posteriormente, se llevaron a cabo varios intentos de rescate económico, empezando con el anuncio del gobierno estadounidense, el 7 de septiembre, de la nacionalización de las dos compañías que supervisaban la mayor parte del mercado estadounidense de hipotecas subprime, Fannie Mae y Freddie Mac. En octubre, el Ministro de Economía británico hizo mención a Keynes al anunciar planes para generar importantes estímulos fiscales con el fin de atajar los peores efectos de la recesión siguiendo los dictados del pensamiento keynesiano. Se han anunciado medidas políticas similares en otros países de Europa, en EE.UU. y en China, lo cual representa un duro contraste frente a la situación de Indonesia durante su crisis financiera de 1997, cuando el FMI la obligó a cerrar 16 bancos a la vez, dando lugar a una huída de los bancos.

Entre los economistas keynesianos más prominentes se encuentran Paul Krugman (premio Nobel del 2008), Robert Reich y Joseph Stiglitz. Greg Mankiw sostenía que Keynes era el economista que proporcionó la mejor perspectiva individual sobre la crisis, pero más tarde alentó el escepticismo frente al estímulo fiscal.

Se han citado mucho los trabajos sobre Keynes y su defensa de la coordinación internacional para el estímulo fiscal o monetario, y de las instituciones económicas internacionales, como el Fondo Monetario Internacional o el Banco Mundial, que él contribuyó a crear en Bretton Woods en 1944, y que muchos consideraron que debería reformarse en un “nuevo Bretton Woods”, han generado mucho debate, que resultó evidente en el G20 y en las reducciones coordinadas de los tipos de interés llevadas a cabo por muchos países en noviembre y diciembre de 2008. Los economistas del FMI y las Naciones Unidas y líderes políticos como el Primer Ministro británico, Gordon Brown, defendían un enfoque internacional coordinado respecto del estímulo fiscal. El presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, abogaba por un compromiso de todos los países desarrollados, por el que destinasen un 0,7% de su paquete de estímulo a un fondo de vulnerabilidad para ayudar a los países en vías de desarrollo.

El pensamiento keynesiano también ha estado presente en los nombramientos de Lawrence Summers, Timothy F. Geithner y Christina Romer por parte del presidente de los EE.UU., Barak Obama, para desempeñar las posiciones económicas más relevantes de su administración. En un discurso del 8 de enero de 2009 el presidente Obama reveló un plan para el gasto doméstico de gran alcance con el fin de combatir la recesión, y que también es un ejemplo práctico del pensamiento keynesiano. El presidente firmó el plan el 17 de febrero de 2009. Se ha producido un amplio debate en el Congreso respecto a la necesidad, conveniencia y efectos probables de este paquete de medidas, que se vio recortado de 819 a 787 miles de millones de dólares al ser debatido en el Senado.

Efectividad

China fue una de las primeras naciones que lanzó un paquete de importantes medidas de estímulo fiscal que parece están viendo indicios de recuperación, tales como subidas en los precios de las materias primas, un comportamiento relativamente tranquilo de la bolsa china  y un importante incremento en los préstamos, lo cual refleja el éxito logrado por el gobierno al hacer uso de bancos estatales para inyectar liquidez a la economía real. No obstante es demasiado pronto para estar seguros de que la recuperación china sea duradera.

Analistas con más experiencia aún no han encontrado fundamentos similares para el optimismo acerca de una recuperación próxima de las economías occidentales. El anteriormente mencionado Martin Wolf, ha comentado que el paquete de medidas para el estímulo estadounidense puede no resultar lo suficientemente amplio, y ha defendido tácticas “de sorpresa y conmoción”, que implicarían una intervención mucho más dura. Wolf considera también necesario un “control público temporal” de los bancos con problemas y ha criticado la política inefectiva de utilizar dinero público para asegurar bancos frente a las pérdidas o la compra de activos tóxicos.

Crítica

Para los políticos y sus partidarios en todo el mundo, las soluciones aportadas por las teorías de Keynes se ven en la actualidad como la mejor opción para proteger a sus poblaciones de las fuerzas arbitrarias del mercado, y posiblemente como motores para combatir la desigualdad, alcanzar el progreso social y acelerar la transición a una economía verde.

No obstante, la reactivación keynesiana también ha recibido muchas críticas.

  • Por un lado se cuestiona si el resurgir keynesiano ha sido lo suficientemente fuerte. Desde su punto de vista, el equipo económico de Obama es decepcionantemente centrista por la inclusión de economistas de tendencia liberal como Jason Furman. Además está Alemania, cuya administración, según algunos, destaca por su renuencia a adoptar sin reservas la política keynesiana.
  • Por otro lado afirman que la última crisis de los años 2000 fue originada no por los mercados excesivamente libres, sino por los vestigios de la política keynesiana, por ejemplo el intervencionismo de la Reserva Federal de principios de los años 2000, que incentivó el boom de los préstamos subprime. Muchos críticos se centran en discutir que la política keynesiana será tan contraproducente como inflacionista, provocará que los consumidores frenen su consumo más aún para anticiparse a futuras subidas de impuestos y a otras razones técnicas.

Por tanto, nos queda esta pregunta Keynes ¿Héroe o Villano?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (136 votos, media: 3,68 sobre 5)

Escrito por Carlos Lopez el 25 de febrero de 2009 con comentarios no permitidos.

502 comentarios

Ya no se permiten más comentarios en este articulo, gracias por participar. Lee los comentarios dejados por otros usuarios, o bien deja tu comentario

Páginas: « 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 [11] Mostrar todos

# 501, Rubén Sanz
1 de marzo de 2009, a las 17:13

Yo soy uno de esos nostálgicos que aun sigue comprando vinilos. Me encanta ese sonido analógico :D

# 502, don 500 €
3 de marzo de 2009, a las 13:22

Acertado o no, nuestro amigo Keynes no llegó jamás a saber del billetazo de 500 €. Invito a todos a una reflexión sobre las bondades de rediseñar el billete de 500 € y dar un plazo de un mes para cambiarlos por los nuevos: liquidez del sistema, optimo control fiscal, ajusticiamiento de los malosos (tanto mal para nada) etc, etc,. y pasado ese tiempo, todo el dinero que no ha aparecido se reimprime (en su diseño nuevo) y los estados lo utilizan para políticas sociales. recordemos que según parece, el sistema de pensiones no está garantizado hoy por hoy pasado el año 2013.
Los gobiernos de UE y EEUU deben trabajar conjuntamente sobre sus billetes grandes en este sentido y al mismo tiempo. Pero no lo harán porque son una mancha de mafiosos y ladrones y son los gobernantes los que más billetazos apalancan bajo sus colchones.
Sin paños calientes: la crisis tiene su origen en la sobre valoración de los bienes y el exceso de credito, que ha hecho que unos poquitos apalanquen mucho dinero (casi siempre sin declarar). Es imprescindible que ese dinero regrese a escena y la política del “BILLETAZO” que yo propongo podría ser la solución. ¡¡¡PÁSALO¡¡¡¡

Contáctenos - Terminos de uso y cookies