Euribor hoy: -0,081%
 Media mes: -0,079%

Prima de riesgo: 115,2
IBEX35: 9.169,60 (0,26%)


La semana en los mercados

Tuve un compañero de trabajo hace muchos años que era el típico manirroto que a la vez era tan generoso, sobre todo a comienzos de mes, que caía muy bien a todos. Por desgracia tuvo un grave accidente de coche que lo tuvo en el hospital durante meses y con secuelas de por vida. El caso es que mientras estaba en la UVI su esposa –que a los pocos meses le abandonó- descubrió que él tenía deudas con amigos, familiares, vecinos…varias tarjetas pasadas de límite e incluso un crédito personal que jamás le debió conceder el banco sin la firma de ella. Aunque el accidente ocurrió tras salir del bingo camino del casino (y os aseguro que la historia es real) como fue una tarde de día laborable y con la ayuda de la empresa, consiguió que se considerara su accidente como laboral y obtuvo una buena pensión de por vida. Lo último que supe de él es que fue a quejarse amargamente a su banco ya que según le llegaba la nómina éste automáticamente tapaba todos los agujeros dejándole sin efectivo para todo el mes y claro, él así “no podía vivir”.

Estos días me he acordado de él porque su situación me recuerda a la de Grecia, un país que vivía en un estado del bienestar que no se podía costear (algunos ejemplos en este link) y debido al “accidente” de la crisis global fue descubierto por la UE y por la mayoría de los propios griegos. Su deuda era mayor de la declarada al igual que su déficit y tenía unos instrumentos financieros–con la colaboración de un banco, Goldman Sachs- que le ayudaban a taparlo todo. Se le ayudó pero la situación es tan grave que si paga todas las deudas no le queda nada para sobrevivir y sucede algo claramente contradictorio: cuanto más dinero damos los contribuyentes europeos “a Grecia” peor viven los griegos. Está más que claro que con la actual situación económica y con el corsé del € Grecia no puede crecer lo bastante como para pagar sus deudas y para refinanciarlas y ganar tiempo necesitaría más fondos de la UE y el FMI pero es más factible impagar que el que eso ocurra.

La negociación con Grecia es un paripé. El país heleno hasta ahora ha recibido ayudas directas de 73 mil millones (52.900 de la UE y 20.100 del FMI) de los 110 mil millones originales que componían el primer paquete y dudo mucho que se vayan a hacer efectivos nunca los 130 mil millones del segundo paquete, simplemente hay urgencia por desbloquear el siguiente tramo de ayuda –aún parte del primer rescate- porque el 20 de marzo Grecia tiene vencimientos por valor de 14.500 millones. Pensar en que fuera de esto unos países endeudadísimos como los europeos y con unos problemas internos de déficit y crecimiento graves van a arriesgar tal cantidad de dinero público (que sumar al primer rescate y al enorme riesgo que ha tomado -y que parece aún aumentará más- BCE) en un país que no paga sus deudas creo es inconcebible. Es decir, el futuro de Grecia creo que ya está decidido: el “acuerdo” del pasado fin de semana nunca -en mi opinión- se aplicará (como ninguno de los que ha habido hasta ahora por otra parte) y el nuevo gobierno que surja en las elecciones de Abril lo certificará oficialmente.

Respecto a las bolsas, estos días había muchos motivos para bajar –se confirmó el crecimiento negativo en la €zona y Japón el último trimestre, lo de Grecia sigue sin resolverse, las agencias han rebajado ratings de muchos países y bancos…- pero la lluvia de liquidez de los bancos centrales (esta semana con novedades desde Japón) ha frenado los impulsos bajistas en bolsas y crudo y las realizaciones han venido sólo tras tocar resistencias técnicas de importancia como los máximos de más de 11 años del Nasdaq. Con el dinero fácil todo se enmascara, aunque empieza a ser preocupante cómo la deuda española ya no mejora y el Ibex sube menos/baja más que los demás con datos tan inquietantes como el que en enero el 37.4% de todos los créditos del BCE fueron a parar a bancos españoles; además, llegó a estar en la lista CMA 6 puntos porcentuales por debajo de Italia en posibilidades de quiebra y ahora esa diferencia se ha reducido a menos de 1, acercándose peligrosamente de nuevo al “top ten” mundial. Por otra parte, el € -aparte de por el culebrón griego- se mantiene débil por el mismo motivo que las bolsas europeas mantienen tan buen tono en 2012: la posibilidad de una inyección de liquidez enorme por parte de BCE en la macrosubasta de 3 años del 29 de febrero.

Por último, un apunte sobre las agencias de calificación. Es cierto que sus avisos cada vez tienen menos repercusión en los mercados y puede que tengan razón los que lo achacan a su pérdida de credibilidad pero quiero añadir un motivo más: van a remolque. Últimamente cuando se deciden a rebajar el ráting de algún país o algún banco hace ya meses que la prima de riesgo y los CDS ya han descontado esa bajada e incluso alguna más luego es normal que haya poca reacción a sus anuncios. Un ejemplo muy claro lo vemos en Alemania y Francia, ambos comparten misma moneda y banco central pero el país galo emite su deuda a 10 años un 35% por encima de como lo hace el germano desde hace muchos meses –e incluso con más diferencia- a pesar de tener ambos el mismo ráting. Así pues, cuando al fin rebajan a Francia, ¿qué reacción queda por hacer? Ninguna.

Unos links.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (41 votos, media: 4,73 sobre 5)

Escrito por Droblo el 17 de febrero de 2012 con 98 comentarios.

No hay comentarios

Aún no hay comentarios en este artículo.

Deja tu comentario...

Recuerda: Nunca escribas en caliente, piensa, respira... y No alimentes a los "Trolls"




Puedes usar estas etiquetas XHTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> .

Contáctenos - Terminos de uso y cookies