Euribor - Blog de economía y del Euribor


La viñeta de la semana

euribor-elecciones-andalucia-jrmora

Más viñetas en la categoría de “Humor” del blog

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (7 votos, media: 3,86 sobre 5)

Escrito por jrmora el 24 de enero de 2015 con 2 comentarios

Noticias de idealista.com:

La semana en los mercados

bnsAntes de nada me gustaría hacer algunas reflexiones sobre la sorpresiva decisión del SNB (banco central suizo) de eliminar su tipo fijo de compra de euros que estableció hace años, en plena crisis de la deuda de la Eurozona, para evitar que el franco suizo se revaluara demasiado, medida que era defendida por ellos hasta hace un mes. Es difícil entender por qué toman una decisión que les hizo perder 60 mil millones de € en horas debido a la bajada del valor de su amplia cartera de divisas pero si lo hicieron, como parece, para evitar que ante las medidas de esta semana de BCE -que ampliarán los € en circulación- medio mundo cambiara sus € a francos suizos y eso obligara al SNB a aumentar sus reservas de € a un precio que no les gustaba, no sólo están especulando como haría cualquier otro gran inversor (bien con expectativas, bien con información privilegiada porque BCE se lo habría comunicado), además están ejerciendo una posición de dominio tal que se hace difícil mantener la confianza en una entidad pública que en horas ha provocado la quiebra de varios brókers de divisas ante la imposibilidad de sus clientes de asumir las garantías por las enormes pérdidas que su decisión provocó especialmente en los más apalancados (he leído casos de 800 mil € de pérdida para una cuenta de 10 mil) puesto que en un movimiento tan fuerte y tan rápido no se pudieron ejecutar stop-loss. Pero no sólo se han visto afectados los especuladores del fórex y muchas entidades financieras, miles de familias europeas tienen su hipoteca en francos suizos -150 mil hogares austriacos, 200 mil rumanos, 60 mil croatas etc.- y si todo esto beneficia al que tiene depósitos en francos al que los adeuda lo descalabra. Qué menos que si tenían pensado cambiar de opinión tras más de 3 años y medio, no lo hicieran de forma brusca y permitieran un movimiento limpio y ordenado.

Es un golpe a la credibilidad de un banco central que los pocos que han ganado con su decisión son precisamente los que se posicionaron contra el criterio oficial de dicho banco central, es decir, quien no se fió de él. Y puede que económicamente el SNB haya tomado una decisión inteligente –seguro tienen más datos que yo- pero de momento su bolsa se lo ha tomado muy mal porque revaluar una moneda implica que las empresas exportadoras –como Nestlé, Roche o Swatch- ofrecen un producto mucho más caro. Y sí, lo que importan viene más barato pero eso conducirá a que la deflación en el país sea aún más grave. Será curioso si el experimento les sale bien en un mundo en el que todos están empeñados en devaluar su propia moneda.

En cuanto a los mercados, al final la semana pasada, tras una gran volatilidad, acabó con fuertes alzas en las bolsas europeas al calor de las esperanzas depositadas en lo que anunciaría BCE este jueves y la inercia alcista –a pesar del discreto comportamiento de Wall Street y de caídas en las bolsas asiáticas- ha continuado en la actual. Quizás lo más curioso es que unas medidas que en teoría beneficiarán más a los países periféricos (o al menos a aquellos que están en deflación como España o Grecia) han motivado máximos históricos en el Dax alemán lo que parece significar que sigue pesando el riesgo político. De hecho, ya se ha publicado que algunos bancos griegos están con problemas de liquidez y las elecciones del domingo allí son, una vez pasado BCE, el principal factor de inestabilidad para los mercados a corto plazo. Eso sin olvidar que desde hoy empiezan los días de más presentaciones de resultados empresariales en los EUA.

El caso es que es uno de esos momentos en el que poco nos puede ayudar el análisis fundamental o el técnico ya que va a ser la respuesta emocional a estos hechos lo que determine la dirección de los mercados. Teóricamente, que BCE compre más activos será positivo ya que abaratará las emisiones de deuda y se supone que al haber más liquidez algo irá a la economía real y también se supone que cualquier resultado en Grecia que suponga un cierto continuismo es mejor que una ruptura. Pero los mercados ya llevan meses descontando lo que anunció ayer BCE y podría reaccionar a corto con decepción como ya ha pasado otras veces que la expectativa era muy alta si bien a medio plazo la influencia debería ser muy positiva: menos activos, más liquidez y el sector bancario ganando más dinero por sus carteras de deuda pública. Otro tema es que Wall Street no acompañe o vengan malas noticias de los mercados emergentes o de la geopolítica y acaben pesando más pero repito, teóricamente, BCE debería impulsar más euforia en los mercados y alimentar con ello sobre todo la burbuja de bajos tipos de interés de la deuda pública con más bajadas del € y del Euribor, o al menos que se estabilice en estos niveles.

Sin embargo, más allá del impacto en los mercados, BCE lleva mucho tiempo inyectando liquidez muy barata, comprando deuda pública y activos a la banca incluso en el largo plazo y lo cierto es que la economía de la Eurozona sigue mal. Es decir, que puede que ayude y puede que haya ayudado pero es ingenuo pensar que sólo por lo que haga BCE se van a arreglar los profundos problemas de algunos países europeos. No soy el único escéptico, por ejemplo el economista jefe del japonés –país en el que algo saben del fracaso de las políticas monetarias agresivas- Nomura piensa igual. Yo creo que a España, como potencia turística que es, la fuerte caída del precio del crudo (ya está más barato, antes de impuestos, un litro de petróleo que de agua mineral) seguramente nos impacte más en 2015 que el que BCE compre unos miles de millones de deuda pública española. Y en cuanto a Grecia, con la moderación del discurso que ha tenido Syriza las últimas semanas parece que ya no preocupe tanto. Veremos qué pasa porque yo sí considero que, aunque solo sea por efecto contagio, sí que sería grave una fuerte inestabilidad política allí pero en general hay menos pesimismo que hace un mes. También hay bastante tranquilidad en los mercados en contraste a los nervios que existen en las fuerzas de seguridad ante el miedo de una posible ola de atentados en Occidente. Son también un riesgo económico que sumar a otros conflictos geopolíticos que siguen vivos como los de Ucrania –que por cierto ha vuelto a solicitar más ayuda financiera al FMI- o Siria, bastante más cercanos de lo que nos gustaría.

Como imagen un dato oficial que muestra el descenso de la población en España

B7ypDlNIQAA7GGB

Links.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (25 votos, media: 4,32 sobre 5)

Escrito por Droblo el 23 de enero de 2015 con 56 comentarios

¿Que ha pasado en Suiza?

imageTAAA TA TAAA TA TA TA TA TAAAA TA TA TAAA TA TAAAAAAAAAAAAAA.

La famosa canción “Stoke on the water” de Deep Purple, fue inspirada y compuesta en Suiza. La canción habla del incendio (real) producido en el Casino de Montreux en 1971, cuando un seguidor le prendió fuego accidentalmente con una pistola de bengalas, dando lugar al humo sobre el agua del Lago Léman

La semana pasada, el lago Léman se vio sacudido por otro incendio, esta vez  monetario y provocado por una bengala del Banco Nacional Suizo y es que acostumbrado a las olas de un lago, llegó un Tsunami.

El 15 de enero, el Banco Nacional Suizo (BNS) anunció de repente que el franco suizo dejaba de tener un tipo de cambio fijo con el euro. El euro por entonces valía 1,2 francos suizos, un día después su valor había descendido a tan sólo 0,85 francos. En un mundo en el que los tipos de cambio se mueven por milésimas diarias, aquello causó estragos hundiendo la bolsa Suiza y arruinando a muchos fondos de cobertura en todo el mundo.

¿Por qué  los Suizos, que de dinero saben mucho, crearon este caos sabiendo que la iban a liar parda?

En 2011 prácticamente todos estabamos bajo un ataque de pánico. Parecía que el Euro se iba al garete, los bancos a quebrar y que los  gobiernos europeos iban a dejar de pagar su deuda. En este entorno podíamos simplificar en que solo se veían dos valores seguros. Los bonos del tesoro estadounidenses y el franco suizo. A fin de cuentas, independientemente de ideologías, históricamente han demostrado ser dos naciones  que cuidan de sus ahorradores. A medida que los inversores acudieron en masa al franco, empujaron drásticamente su valor al alza y eso aunque parezca bueno, no lo es. Un franco caro es malo para Suiza porque su economía es muy dependiente de la venta de cosas en el exterior: las exportaciones de bienes y servicios equivalen a más del 70% del PIB. Para reducir el valor del franco, el BNS  decidió fijar un tipo de cambio fijo con respecto al Euro, “imprimiendo” nuevos francos para comprar euros. Al aumentar la oferta de francos relativos a euros en los mercados de divisas, el valor del franco caía  (garantizando así un euro valía 1,2 francos). Gracias a esta política, en 2014 el Banco Nacional Suizo había acumulado alrededor de 480 mil millones de dólares en moneda extranjera, una suma cercana al 70% del PIB suizo.

Pero el BNS decidió abandonar esta estrategia, por varias razones. En primer lugar, muchos suizos están preocupados porque su Banco Central tenga tantas reservas de divisas extranjeras a cambio de devaluar su moneda, los suizos son así y se preocupan por estas cosas (sobre las que hubo su respectivo referéndum). Esto podría provocar hiperinflación, algo que los vecinos de los alemanes conocen las implicaciones que tiene. En segundo lugar, el BNS estaba arriesgando demasidado al fijar su moneda a un Euro a punto de lanzar una “QE” (básicamente la creación de dinero para comprar la deuda pública de los países de la zona euro), esto habría llevado a una carrera de ver quién tiene la impresora  más grande. Y por si esto no fuese suficiente, hay una tercera razón y es que durante 2014 el euro se depreció frente a otras monedas importantes, con lo cual, el franco (siendo vinculada al euro) se ha depreciado más de lo que los Suizos desean. A fin de cuentas lo sano es que una moneda valga lo que tiene que valer. Ni mas ni menos .

La lección es la misma que la que experimentó el Banco de Inglaterra cuando entró en guerra con George Soros y es que nadie, gana al mercado, ni un banco central.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (56 votos, media: 4,38 sobre 5)

Escrito por Carlos Lopez el 22 de enero de 2015 con 79 comentarios

¿Debe el BCE iniciar un plan de compra de deuda pública?

calurosoNuestros amigos de Gurusblog se hacían eco el pasado Domingo, de que el 2014 fue el año más caluroso de la tierra desde que se tienen registros.

Durante 2014 la temperatura medio en tierra y en las superficies de los océanos ha sido de media  0,69 Cº superior a la temperatura media del siglo XX y el registro más alto en los últimos 135 años. superando los anteriores records de 2005 y 2010 en 0,04 Cº.

No sé como será de caluroso el 2015 pero lo que sí sé es que esta semana va a ser la más caliente del año para el Euro. Casi como si se tratase de una tormenta perfecta, se nos juntan las elecciones de Grecia y la reunión del BCE en la que se espera tome medidas contundentes. Sobre esto último vamos a rescatar un artículo reciente de nuestro blog de bolsa.

Todo parece indicar que este Jueves, se anunciará la tan esperada QE por sus siglas en inglés Quatitative Easing, un programa no convencional de compra de activos financieros en la que se incluirá deuda pública y seguramente más instrumentos financieros. A día de hoy, la autoridad monetaria está barajando tres posibilidades para llevarlo a cabo.

La primera opción sería que el BCE iniciara la compra de bonos soberanos de los países proporcionalmente a las tenencias de cada Estado en la autoridad monetaria. La segunda opción sería que únicamente el BCE comprara deuda pública, calificados como triple A, la mejor nota crediticia que conceden las Agencias de Rating, favoreciendo que los rendimientos de los bonos alcancen el nivel cero o incluso lleguen a terreno negativo, de este modo los inversores buscarían activos de mayor riesgo. Por último, la autoridad monetaria barajaría que los Bancos Centrales de cada país fueran quienes adquirieran los títulos de deuda pública, de este modo se conseguiría aislar el riesgo en cada uno de estos países.

Lo más relevante en el momento de anuncio de la QE, será el importe de actuación y el tiempo de vigencia del plan de estímulos. Bajo estas variables el mercado reaccionará en mayor o menor medida. Desde luego a día de hoy existen altas expectativas en el programa de compras no convencional ya que el propio Mario Draghi, presidente del BCE, comentó en varias ocasiones la capacidad ilimitada para comprar deuda pública de corto plazo.

¿Cuál es la justificación de los defensores de la QE? y ¿Qué piensan los detractores?

B7esfaMCQAA9vzlAquellos que defienden la puesta en marcha de un programa de compras de activos financieros, argumentan los débiles datos de la inflación en la EuroZona, cuyos últimos datos de diciembre muestran una inflación interanual en el -0,2%, la tasa más baja desde septiembre de 2009. Además contemplan como gran riesgo que la EuroZona caiga en deflación y que este panorama perjudicaría el valor de la deuda pública de los Estados miembros, que no ha parado de crecer en los últimos años por los enormes déficits públicos acumulados.

Por contra, los detractores de la QE argumentan en primer lugar que el la inflación ha entrado en diciembre en terreno negativo debido a la fuerte caída de los precios de los hidrocarburos. Así lo muestra la inflación subyacente que descuenta la energía, alimentos frescos y tabaco, que subió en hasta el 0,8%, frente al 0,7% del mes de noviembre. Los detractores añaden el riesgo de burbujas financieras que acarrean los programas de liquidez debido a que el dinero si no se transmite a la economía real, se entra en un circulo vicioso y el dinero gira entre los diferentes instrumentos financieros. Por último, los contrarios a una QE argumentan que existe un incentivo perverso en comprar deuda pública desde el BCE ya que al bajar los costes de la deuda se incentiva por un lado a que los Estados sigan endeudándose y por otro lado, que los inversores tomen mayores riesgos.

Reflexión Final: Desvirtuando el concepto del dinero

Antes de afirmar o no si es correcto introducir más cantidad de dinero en el circuito financiero, hay que entender que dinero no es más que la manera que tienen los agentes económicos para conservar el valor de sus operaciones comerciales y sólo funciona si existe una aceptación generalizada, en otras palabras, el dinero no es simbolismo de riqueza.

En economía, la riqueza de una nación viene dada por la facilidad de crear bienes y servicios y la facilidad de comercializarlos, nada más. Sin embargo hoy por hoy aún existe la concepción de que el dinero es sinónimo a riqueza, una idea que dista mucho de ser una realidad. Por ejemplo en el siglo XVI, el descubrimiento de América trajo a España una infinidad de metales preciosos entre ellos oro y  plata, en aquel entonces se pensó que nos llevaría a la mayor de las riquezas, pero lo único que trajo fue una fuerte inflación en los precios de los productos. Por lo tanto, más cantidad de dinero puede tener efectos positivos en el corto plazo por el beneficio inmediato de nuevas entradas pero seguidamente es compensado en subidas de precios, por lo que el dinero como tal pierde proporcionalmente su valor, a medida que la masa monetaria aumenta.

También hay que valorar que sucede con la velocidad de circulación del dinero cuando entra más dinero en el sistema. El siguiente gráfico recoge la evolución de la circulación de la masa monetaria en los Estados Unidos.

fredgraph

La Reserva Federal anunció la primera QE en noviembre de 2008, desde entonce hasta la actualidad, la velocidad del dinero ha caído en picado pasando de una ratio de 1,9 en el inicio del programa de compras hasta una ratio del 1,53 actual, en mínimos de los últimos 50 años. Esta caída de la velocidad de circulación del dinero viene dada porque los agentes económicos, desconfían del valor de ese dinero que la autoridad monetaria está creando sin respaldo alguno.

Inyectar dinero en un sistema económico conlleva a dos tipos de reacciones, la primera es inflación en los activos financieros y la segunda es inflación en el nivel de precios de una economía.

La subida de precios en los activos financieros está estrechamente vinculada tanto a un escenario de intervención como a un escenario con expectativas de intervención, debido principalmente a que los inversores descuentan que la autoridad monetaria concederá liquidez al sistema y se lanzan a comprar de manera anticipada. Es por ello que hemos visto en los últimos años que las rentabilidades de los bonos de la Zona Euro han descendido fuertemente, situándose en mínimos.

4130.eurozona.PNG-550x0

Si observamos cómo ha evolucionado la bolsa de Estados Unidos, mientras estaban activos los programas, la conclusión es clara: “las QE favorecen la inflación bursátil”. Por ejemplo en el índice S&P500 hemos presenciado que siempre que la Reserva Federal ha tenido en activo su plan de compras, la bolsa ha subido.

Effects-Of-Fed’s-Stimulating-theh-SP-500

Por otro lado, la inflación en la economía surge si existe una transmisión del dinero de alta potencia mediante el crédito privado. Desde luego no es el escenario que se podría dar en España, al menos en el corto o medio plazo, debido a que no podemos pedir a la banca que se ponga a conceder créditos a lo loco con una tasa de morosidad del 12,75% y más cuando en España supera el 270% entre la deuda pública y la deuda privada.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (32 votos, media: 4,34 sobre 5)

Escrito por Carlos Lopez el 21 de enero de 2015 con 65 comentarios

El petroleo canario que nunca existió: Repsol con miras más grandes

petroleoCambio de rumbo con el petróleo canario. Sobre todo porque Repsol ha anunciado que tal petróleo es inexistente, o casi, ya que lo que ha comunicado es que “Los almacenes de petróleo y gas encontrados están saturados de agua y los hidrocarburos existentes se encuentran en capas muy delgadas no explotables”. Inmediatamente el Gobierno canario se ha apuntado el tanto (como si de ellos dependiera) reforzando así su política de desarrollo basada en el turismo que tan buen resultado les está dando con un 30% de paro en las islas.

El caso es que, tras unos gastos de exploración cercanos a los cien millones de euros, Repsol ha decidido proceder a sellar los pozos de exploración abiertos, no seguir realizando más prospecciones, a pesar de que aún les quedan zonas en las que podrían hacerlo y abandonar el proyecto canario poniendo ahora sus miras en otras empresas menos arriesgadas dados los tiempos que corren en lo que a petróleo se refiere.

Así, hace cosa de un mes, Repsol presentó opción de compra sobre la canadiense Talisman Energy por 6.600 millones de euros (más una deuda de 3.760 millones), lo que incrementará la producción del grupo en un 75%, hasta 680.000 barriles de petróleo, y elevará el porcentaje de la producción en países OCDE del 11% al 36%. Esta operación, a falta de ser aceptada, multiplicará la deuda de la española hasta situarse en 12.300 millones de euros y muestra la desconfianza de Repsol a la perspectiva de un escenario de precios del petróleo bajos en los próximos años. La empresa entiende que esta situación de precios bajos no debería continuar a largo plazo: que la campaña emprendida por Arabia Saudí de bajar precios para desincentivar las inversiones norteamericanas basadas en el “fracking” y el beneplácito de la comunidad internacional a tales medidas por lo que conllevan en cuanto al castigo a la economía del naciente y sangriento estado islámico, no deberían tener un futuro demasiado largo debido a las tensiones internacionales que tales precios bajos generarán, sobre todo en países como Rusia, Venezuela, Nigeria, etc.. Es así que la petrolera entiende que es el momento de tomar posiciones como productor, aprovechando que las empresas del ramo no atraviesan su mejor momento, y esperar que el precio del crudo vuelva a subir para empezar a recoger ganancias en un futuro que esperan que no esté demasiado lejano.

Desde la petrolera también se insiste en que la operación es plenamente viable, ya que aseguran que una bajada de 10 dólares el barril sólo representan una pérdida de 140 millones de euros después de impuestos a la compañía. Esto no debería sorprendernos, dada la rigidez que existe en el mercado a la hora de trasladar las bajadas del precio del crudo a bajadas en el precio de los carburantes al consumidor final, rigidez que permite que aun en este contexto, las petroleras en España estén presentando unas cuentas cada vez mejores.

Los márgenes de las petroleras vienen subiendo desde que comenzó la caída libre de precios, según informes de la CNMC, con puntas de hasta el 5% en octubre del año pasado. Según el informe del organismo regulador sobre el mes de octubre, “es significativo que los márgenes brutos promedio que obtienen los distribuidores de gasolinas aumentaron en octubre con respecto a septiembre, situándose en 17,9 céntimos de litro para la gasolina 95 (+5,1%) y en 17,3 céntimos de litro para el gasóleo A (+3,4%)”. Fue en noviembre (PDF), momento en que tuvo lugar el tirón de orejas del gobierno, cuando se moderó la subida del margen hasta el 0,3% en la gasolina y del 0,9% en gasóleo.

De hecho, los ministros Luis de Guindos y José Manuel Soria han criticado duramente a las petroleras por no bajar los precios de los combustibles a la velocidad que se reduce el precio del crudo y la cotización de los combustibles a nivel internacional y por destinar parte de este dinero que no trasladan a sus gasolineras a engrosar sus márgenes brutos. Aunque también sea cierto lo contrario por parte del Sr. Soria, que defendía en noviembre que la competencia entre las gasolineras era evidente, sobre todo en las grandes ciudades. Por su parte, la CNMC tiene abiertas varias investigaciones sobre los posibles abusos de las petroleras en la formación de los precios de los carburantes en la venta al público. La petrolera de referencia, Repsol, se defiende por su parte diciendo que el alto nivel impositivo que grava el consumo de carburante dificulta que se vea la bajada efectiva de precios.

El caso es que esos márgenes han venido subiendo desde el verano, cuando comenzó la caída libre del precio del crudo, lo que no concuerda con la versión de Repsol, y que lleva a la conclusión de que las petroleras estén aprovechando la bajada de precios del crudo para hacer caja y poder acometer operaciones de gran calado como esa compra de la empresa canadiense que aseguren sus beneficios a largo plazo. A consecuencia de ello, los consumidores tenemos uno de los precios de los carburantes más altos en toda Europa (por encima de Francia y Alemania), sobre todo si el análisis lo hacemos con precios antes de impuestos, y el dudoso orgullo patrio de que una empresa española siga medrando internacionalmente financiada en buena medida por nuestros bolsillos y la indolencia de nuestros gobernantes.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (63 votos, media: 4,21 sobre 5)

Escrito por Manuel González el 20 de enero de 2015 con 83 comentarios

A vueltas con el 135

constitucion1-300x293El Título X de la Constitución prevé dos procedimientos de reforma constitucional: “ordinario” -en el artículo 167- y “cualificado” -en el 168-. La Constitución solo se ha modificado en dos ocasiones, y en ambas se siguió la vía del 167 ya que el del 168 requiere aprobación de la reforma por mayoría de dos tercios de cada Cámara, celebración de elecciones, aprobación del texto de la reforma por las nuevas Cámaras y ratificación del mismo en referéndum, es decir, está pensado para un cambio radical.

En agosto de 2011 y de forma tan rápida que ni siquiera hubo debate en sus respectivos partidos, ZP y Rajoy pactaron hacer un cambio constitucional “ordinario” que consistía muy resumidamente en:

  • Comprometerse a no desviar la cifra anual de déficit público de la previsión que el gobierno mandara anteriormente a Bruselas
  • Afirmar que el pago de la deuda pública “gozará de prioridad absoluta”.

Lo primero se ha incumplido desde entonces y lo segundo ya se daba por hecho antes pero se quiso dejar claro para, cara a la inversión foránea e incluso quizás al propio BCE, reafirmar nuestro compromiso con el pago de las deudas en un momento de desconfianza hacia España como emisor. No quiero dejar de citar parte de la nueva enmienda para que todos comprendamos lo “cara a la galería” que resulta: “El volumen de deuda pública del conjunto de las Administraciones Públicas en relación al producto interior bruto del Estado no podrá superar el valor de referencia establecido en el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea.” Precisamente el Tratado de Maastrich establecía es el límite en el 60% de ratio deuda/PIB, España ya está en el 100% e Italia lleva muchos años rondando el 120%…

¿Todo esto qué quiere decir? Que la polémica por un artículo de la Constitución que se incumple sistemáticamente –como pasa con la mayoría del texto de 1978- no tiene demasiado sentido: se hizo no buscando la sustancia sino la imagen. Eso no quita para que fuera algo muy criticable especialmente por las formas ya que con todos los cambios que necesita nuestra Constitución y todo el debate que debería provocar en la sociedad española, resulta que basta una conversación entre dos personajes –seguramente al menos uno de ellos convencido por otro extranjero- para de forma alevosa en agosto retocar un texto que no paran de repetir que es inviolable. Pero tampoco tiene mucho sentido que ahora se magnifique aquel cambio ya que en la práctica no supone nada.

Y digo que no supone nada porque el argumento de “hay que priorizar el gasto social antes del pago de la deuda” es muy bonito pero en la práctica es el mismo. Nuestros gestores son tan malos que necesitamos la deuda para poder pagar las pensiones o la escuela y la sanidad pública. Y eso va a seguir pasando mientras gastemos más de lo que ingresamos. Quienes comparan a España –y su billón de € de deuda- con pequeños países cuya deuda pública es casi toda deuda exterior manejada por fondos especulativos que la han comprado  con muchísimo descuento, se confunden. La deuda que emite España –y en ella se incluyen las de las comunidades autónomas, ayuntamientos y empresas públicas- cada dos semanas está repartida en muchos tenedores pero la mayoría son españoles. Y cada año se necesitan entre 100 mil y 150 mil millones sólo para pagar vencimientos de deuda anterior.

Los españoles tenemos prácticamente el mismo volumen de dinero depositado en los bancos que deuda pública tiene España. Si nuestros bancos tienen nuestro dinero invertido mayormente en bonos, acciones del Ibex y créditos a empresas y ciudadanos españoles, ¿Qué creéis que puede pasar si hay una gran crisis financiera? Exacto, podemos perder nuestros ahorros. Si a eso añadimos que el Fondo de Reserva de la Seguridad Social está invertido en deuda pública española, resulta que nuestras pensiones también peligran. Así es el sistema, pero que quede claro: son nuestros políticos con su mala gestión los que nos han convertido en rehenes de la deuda, son ellos –con los votos de la mayoría que los han colocado ahí- los que mendigan dinero –a propios y a extraños- para poder mantener la maquinaria.

¿Puede provocar una grave crisis financiera la posibilidad de reestructurar nuestra deuda? Por supuesto el riesgo existe, no sería fácil conseguirlo sin daños y dado que hay mucho a perder hay que tener mucho cuidado. Mi postura es que dentro de la Eurozona no podemos unilateralmente decidir nada porque habiendo libertad de capitales es toda una invitación para que el dinero –español y extranjero- se largue de aquí. Promover una quita global me parece perfecto y ojalá lo estuvieran discutiendo ya pero sigue siendo un remiendo si antes no dejamos de gastar más de lo que ingresamos. Lo que tienen que hacer nuestros alcaldes, presidentes autonómicos y gobierno central es actuar como si no pudieran endeudarse, como si estuviera prohibido y debieran ajustar las cuentas a la perfección.

Acabo con una frase de un socialdemócrata de Suecia (modelo económico tan admirado por tantos) que resume perfectamente la gran verdad:

B42B0WNCEAAKer5

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (75 votos, media: 4,56 sobre 5)

Escrito por Droblo el 19 de enero de 2015 con 71 comentarios

La viñeta de la semana

euribor-demasiado-libertad-jrmora

Más viñetas en la categoría de “Humor” del blog

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (24 votos, media: 3,83 sobre 5)

Escrito por jrmora el 17 de enero de 2015 con 2 comentarios

La semana en los mercados

santanderHace dos jueves saltó una inesperada noticia en la bolsa española: de repente la CNMV suspendía la negociación de las acciones del Banco Santander, el valor que más pesaba en ese momento en el Ibex. A los pocos minutos se anunciaba que el banco que no hacía ni tres meses había pasado con buena nota los stress test a la banca europea, ampliaba capital por 7.500 millones para reforzar su capital y además anunciaba una reducción del dividendo que paga a sus accionistas. Lo segundo tiene mucho sentido y creo en el sector ya se descontaba algún tipo de recorte (aunque no tan grande) pero el anuncio de lo primero con la acción en 6.86 (lejos de los 7.96 que llegó a marcar en 2014) sin tener –aparentemente- ninguna urgencia para obtener ese capital implica que el propio Santander considera ese un buen precio para, restando además el descuento para incitar a los compradores (en este caso fue a 6.18€), ampliar capital. Si Santander creyera que el valor puede subir más en el corto plazo, esperaría ya que a mayor cotización, menos acciones a ampliar para conseguir los mismos fondos

Es un mensaje duro para los cientos de miles de accionistas que allí donde tienen invertidos sus ahorros crean que el precio de la acción no va a estar más alto en el corto plazo, que es una empresa no lo suficientemente bien capitalizada y que tantas recomendaciones de analistas destacando la altísima rentabilidad por dividendo del Santander fueran falsas y que por aspirar a ganar un 6% en un año se pierda en un solo día más del doble como pasó el viernes pasado. Tampoco es un mensaje fácil de asumir para todos aquellos que creyeron en las bondades de los stress test y es una sombra para todo el sector bancario europeo. Y de hecho, las bolsas no se lo tomaron bien. Tristemente, como tantas veces he denunciado, el servilismo de los medios hacia los grandes inversores en publicidad –y más en el caso de un banco que domina tanto el mercado del crédito- se demostró una vez más y se pudo comprobar en las portadas de hace 7 días de los principales diarios económicos cómo una noticia claramente negativa –como reflejaría la cotización pocas horas después con un -14% en una sola sesión- recibía un sesgo positivo.

No han sido los únicos, estos días he podido leer hasta loas a la nueva consejera delegada. Como digo en la introducción de mi libro puedo entender que estando en juego los puestos de trabajo de decenas de personas, la línea editorial de un medio tenga mucho cuidado en no ofender a aquellas empresas que por su tamaño y su inversión, pueden decidir la supervivencia o no de una web o un periódico pero como consumidor me lleva a desconfiar de la veracidad de lo que leo y a no entender cómo aún hay quien confía en ellos. Claro que es una buena noticia que nuestro mayor banco esté mejor capitalizado en el futuro gracias a esto pero no lo es que nos hayan dicho que lo estaba y que no sea cierto; así como tampoco lo es para los accionistas –tanto del Santander como de otro valores- que han perdido tanto dinero tras la noticia. Y algo más que ya tuve que recordar cuando Telefónica hace unos años suspendió su dividendo: no es seguro que una compañía repita el dividendo que dio el año anterior, darlo por hecho es un error, como es un error, a mi juicio, invertir en algo tan arriesgado como la bolsa actual confiando en un retorno anual vía posible dividendo cuando se puede perder todo ese supuesto beneficio en unas pocas horas por culpa de la alta volatilidad. Esos son los típicos consejos de una industria financiera que –con la ayuda de los principales medios generalistas a su servicio- busca que los ahorros de la gente se destinen a arriesgados productos de inversión y utilizan para ello argumentos que, aunque la realidad desmonta, siguen estando vivos a fuer de repetirlos.

En cuanto a la actualidad de la semana, el buen dato de empleo USA del viernes pasado se puede interpretar como un motivo más para adelantar la subida de tipos de interés de la FED lo que es bajista para Wall Street que lo notó el lunes. Sin embargo, las bolsas europeas tras el batacazo de la semana pasada y confiadas en las filtraciones sobre los planes de compra de deuda pública de BCE, tuvieron un mejor comportamiento pero el martes por la noche las rebajas –y no hemos acabado enero- en las previsiones de crecimiento para 2015 del Banco Mundial torcieron de nuevo a Wall Street y Europa el miércoles ya no pudo sustraerse a ese influjo. Para colmo, ese día decepcionaron tanto las ventas minoristas USA como los resultados de JP Morgan si bien el jueves se rebotó a pesar de los momentos de pánico (que han apuntalado el rebote del precio del oro) vividos por las medidas del Banco Central Suizo que revaluaron su divisa. En resumen, que, aunque destaca un mejor comportamiento relativo de Europa, la semana no parece que vaya a acabar con grandes alegrías. Y sigue la excesiva volatilidad intradiaria, fiel reflejo del poco convencimiento que existe en la actualidad. El euro y las materias primas han seguido cayendo y sí que tienen una tendencia clara. Como la tiene al alza la bolsa china (en máximos de años) y a la baja el bitcoin que lleva un desplome de más del 40% en sólo un mes.

Y quiero acabar con algo que nada tiene que ver con los mercados: Yo sé que soy raro y que en muchas ocasiones no veo las cosas de la misma manera que las ve la mayoría pero no por ello quiero callarme. Por ejemplo, no entiendo que poco más de una docena de víctimas mortales por terrorismo islámico en Francia motiven tanto a los dirigentes mundiales (lo de los medios es más explicable por corporativismo) cuando apenas ha habido reacciones, en la misma semana a las matanzas que, a causa también de radicales islámicos, han acabado en Nigeria con la vida de 2 mil personas utilizando para ello incluso algo tan truculento como una niña-bomba. Ni un “yo soy argelino” pude leer en twitter por lo que veo que realmente estoy en minoría respecto a lo que piensa la mayoría que ve como mucho más grave que los terroristas maten a algunos europeos en Francia que a miles de africanos en Nigeria. Me parece bien que la gente piense así y lo respeto y hasta puedo tratar de entenderlo, lo que no comprendo es por qué no se reconoce abiertamente la verdad (“a la mayoría de europeos los africanos nos importan un pito”) en lugar de ser políticamente correctos.

Y como imagen algo que muestra muy claramente lo desigual que está resultando la “recuperación” económica en el mundo occidental:

B7DtQ0iIcAAqpil

Links.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (38 votos, media: 4,71 sobre 5)

Escrito por Droblo el 16 de enero de 2015 con 69 comentarios



« Artículos más antiguos

Artículos más nuevos »


Contáctenos - Terminos de uso y cookies