La semana en los mercados

petStanislav Yevgráfovich Petrov es un desconocido para la mayoría pero es –nació en 1939 y que yo sepa no ha muerto- un gran héroe ya que salvó a la Humanidad o al menos a más millones de personas en menos tiempo que probablemente nadie en el mundo. Y lo hizo gracias a fiarse de su intuición antes que de sus órdenes, es decir, por ser un mal militar. Su misión en 1983, desde un búnker donde se coordinaba la defensa aeroespacial, era alertar de cualquier aviso de ataque para que se iniciara la respuesta nuclear soviética. La guerra fría estaba en uno de sus momentos más álgidos ya que 25 días antes un avión surcoreano con decenas de estadounidenses –venía de Nueva York tras haber hecho una escala en Alaska- se desvió de su ruta entrando –se supone que por error- en espacio aéreo soviético y fue derribado falleciendo los 240 pasajeros y los 29 tripulantes. Esto provocó una subida de la tensión entre las dos grandes potencias.

Esto pasó el 1 de septiembre y a las 00.14 horas del 26 de septiembre de 1983 un satélite espía soviético avisó que un misil norteamericano impactaría en la URSS en 20 minutos. El teniente coronel Petrov vio la alerta y sencillamente no se la creyó, dedujo que sería un error pues no le encontraba sentido a que los EUA iniciaran la guerra con un solo misil. Al poco rato, la señal decía que 4 misiles más habían sido lanzados. Le siguieron pareciendo pocos y no alertó achacándolo a un error. Su respuesta textual cuando le preguntaron –años después ya que en ese momento se silenció el incidente- fue esa: “La gente no empieza una guerra nuclear con solo cinco misiles”. Su acción fue castigada por sus superiores en la URSS con un cargo inferior. Y si bien en 2006 fue homenajeado en las Naciones Unidas en Nueva York, él nunca le dio importancia a lo que hizo. Posiblemente otro soldado más disciplinado hubiera avisado a su centro de mando y lo más probable es que éstos hubieran respondido con un contra-ataque habiéndose iniciado entonces una guerra nuclear de imprevisibles consecuencias.

Décadas después de aquel suceso y cuando creíamos que el enemigo era el terrorismo islámico o algún país pequeño como Corea del Norte, vuelve a haber tensión entre Occidente y Rusia. Ya no hay motivos ideológicos, el conflicto es puro nacionalismo: Rusia nunca ha renunciado a recuperar territorios que durante décadas formaron parte de la URSS y utiliza su fuerte poderío militar y sus recursos naturales para conseguir sus objetivos aprovechando la excusa de la torpeza con la que el otro bando ha tratado el conflicto interno ucraniano. Ahora Europa teme por el suministro de gas durante el frío invierno a la vez que intenta mostrarse fuerte para apoyar la integridad de las actuales fronteras perjudicando con esa actitud tanto a la economía rusa como a la frágil economía de la €zona. Es la misma paradoja del conflicto nuclear: todos pierden –y especialmente los ucranianos-, el riesgo de tanta tensión es altísimo pero nadie quiere echar su brazo a torcer. Mientras, la opinión pública se polariza y el impacto de esta “guerra fría” ya se está notando en los datos macro.

Alguno dirá que a qué viene comentar de Ucrania hoy cuando, como tantos otros conflictos, ha pasado un poco de moda pero primero, el tema sigue ahí aunque los medios ya no lo nombren tanto y segundo, del tema de más actualidad -el resultado del referéndum escocés de ayer- mientras escribo esto desconozco el desenlace por lo que poco puedo comentar. Tan sólo decir que aunque haya ganado el sí a la independencia, aún queda mucho por negociar y el proceso será largo al igual que si ha ganado el no, no tardará en repetirse la votación dentro de unos años por lo que nada estará definitivamente resuelto. Por otra parte, si Escocia elige separarse Reino Unido en teoría aumentarían las posibilidades de que este país abandone la UE ya que ingleses y galeses son menos proclives a la UE que los escoceses aunque hay quien cree que es al revés, Reino unido no abandonará la UE para así poder vetar la entrada de Escocia… quién sabe.

En cualquier caso, mi apuesta es que Escocia seguirá dentro de Reino Unido (si no fuera así el Ibex sería el más afectado), hoy continuarán las subidas de la bolsa a costa de ese resultado pero que la próxima semana habrá caídas. De lo que yo –o quien sea- especule acerca del futuro a lo que luego pase realmente ya se sabe que suele haber diferencia, es más fácil contar lo ya pasado: el viernes se perdieron soportes de corto plazo que presagiaban una semana de cesiones bursátiles pero la fortaleza de Wall Street el martes calmó los nervios y  la influencia alcista de los vencimientos trimestrales de futuros de hoy también se ha notado así como el discurso de Yellen del miércoles que llevó a nuevos máximos históricos al Dow Jones y al S&P500. Algo en lo que sí acerté es cuando el viernes pasado dudé que la medida estrella del BCE anunciada en junio –las TLRO, nuevas y muy baratas subastas de liquidez del BCE- fuera a tener mucho éxito ante los tipos negativos en el corto plazo. De hecho, el BCE ha puesto hasta 400.000 millones de euros a disposición de los bancos europeos y han solicitado sólo 82.602 (repartidos entre 255 entidades).
Como imagen os traigo este gráfico elaborado por Perpe sobre la evolución de la economía sumergida en España (según Gestha)

Spain-Shadow-Economy-Sep-2014 

Links.-

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (34 votos, media: 4,29 sobre 5)

Escrito por Droblo el 19 de septiembre de 2014 con 103 comentarios

Noticias de idealista.com:

El PIB invisible

US-APOLLO 11-35TH ANNIVERSARY-ALDRINCuando estamos de pie, el empuje de la gravedad comprime el tejido blando entre las vértebras de la columna vertebral, mientras que, cuando nos tumbamos, la columna se extiende. Una vez que lo sabes puede parecer obvio, pero ¿lo habrías predicho? De hecho, ni siquiera los científicos de la NASA previeron este efecto al planificar las primeras misiones espaciales. Los astronautas se quejaron de que sus trajes les apretaban más cuando estaban en el espacio. Estudios posteriores, durante la misión Skylab, demostraron que los seis astronautas de los que tomaron medidas habían crecido alrededor del 3 por ciento (algo más de cinco centímetros si mides un metro ochenta). Ahora los trajes de los astronautas se fabrican con un margen adicional para tener en cuenta este crecimiento. 

Esto nos cuenta el libro “Por amor a la física”. Así que resulta que eres más alto de lo que pensabas.

Con el PIB nos ocurre algo similar. Se puede medir de pie, tumbado, en oblicuo, con tacones, con gravedad cero… pero a diferencia de lo que te ocurre a ti, los resultados de estas mediciones afectan mucho más. Por ejemplo, este verano conocimos que el PIB aumentará hasta 45.000 millones con un nuevo cálculo que incluye prostitución y drogas. Así, de un día para otro el PIB puede crecer un 5%.

El problema es que nuestras técnicas para medir los resultados económicos están obsoletas y esto nos lleva a conclusiones incorrectas. Estamos utilizando metodologías del siglo XX para analizar la economía del siglo XXI en donde la economía virtual tiene un papel destacado.

El uso de la economía virtual en lugar de la economía física permite a los consumidores a ahorrar un montón de dinero (por ejemplo en prensa, correo, música, teléfono…)

Durante mucho tiempo, los economistas se han dado cuenta, comprendido y debatido este problema de medición. El Nobel Joseph Stiglitz ha abogado por una reforma de nuestras estadísticas económicas. Otros han defendido el uso de un índice de desarrollo humano para compensar algunos de los problemas asociados con el uso del PIB.

De todas maneras, teniendo en cuenta que los gobiernos suelen ir con décadas de retraso respecto a la realidad es normal que este cambio tarde tanto en reflejarse en sus cuentas. El problema es que aunque lo ignoren, está ahí y tiene un gran impacto y esto lleva a conclusiones equivocadas y cometer errores de política.

Por ejemplo, los sistemas de medición actuales ignoran nuestros salarios virtuales. Nos ganamos estos salarios con la subida de nuestras fotos (que pueden ser usadas comercialmente), nuestros estados en facebook, nuestros Tuits, nuestros mensajes “privados” e incluso los comentarios en este blog. Vendemos nuestra privacidad. Gracias a estos salarios virtuales, podemos buscar en Gooogle, tener nuestra presencia en las redes sociales, guardar y editar fotos, llamar por teléfono, almacenar sin coste nuestros documentos, enviar mensajes, leer noticias, acceder a mapas, etc. Cosas que antes costaban mucho (el mejor ejemplo, nuestro ahorro en SMS). Todo esto no está medido y es mucha pasta, son transacciones comerciales en las que no hay intercambio dinero.

Imaginemos que Google nos pagase cada mes 50€ por los datos privados que le ofrecemos pero a cambio, nos cobrase cada mes otros 50€ por acceder a sus servicios, creo que el trato es bueno. Eso en España equivaldría a unos 900 millones de Euros cada mes y hecho de esta manera se contabilizaría esta economía nacional. Con esto no quiero llegar a la conclusión que le gustaría a Montoro (que tributasen por esto) si no que la suma de toda la economía virtual (Internet, móvil, colaborativa…) es enorme y debe tenerse en cuenta. Es un ejemplo de una pequeña fracción de la economía virtual que muestra que el PIB tal y como lo  medimos ahora está desfasado. Seguramente en esta crisis hayamos crecido más de lo que nos dicen las estadísticas.

Hay que encontrar la manera de incorporar el impacto de la economía virtual en nuestros modelos económicos. Tenemos que empezar a tomar decisiones de política basadas en las nuevas métricas. De no hacerlo, dará lugar a muchos errores graves.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (55 votos, media: 4,04 sobre 5)

Escrito por Carlos Lopez el 18 de septiembre de 2014 con 87 comentarios

Por qué es importante no quedarse parado cuando está en el paro

desempleoEl otro día en The Economist publicaban un artículo sobre los 3 tipos de desempleo que existen y la clave la dió uno de sus lectores en la zona de comentarios:

Los 3 tipos de desempleo son:

Los inmigrantes están en paro
Tu vecino está en paro
Tú estás en paro

Y es que al final la importancia de un problema es proporcional a su distancia y la posibilidad de que te afecte.

Si nos ponemos más teóricos los tipos de desempleo son otros y nos vamos a centrar un poquito en los 3 que comentaba el artículo (aunque hay alguno más).

Desempleo friccional.

Éste es el menos importante y es el producido durante el período de tiempo entre que un trabajador deja su trabajo anterior y encuentra el siguiente (o también la búsqueda de empleo desde que se acaba la universidad). El sistema no es perfecto y estos tiempos muertos existen en todas las economías del mundo. Este tipo de desempleo  es una de las razones por las que el paro nunca pude bajar al 0%.

Desempleo cíclico.

Se debe a la fase del ciclo económico y por lo tanto aumenta en las recesiones y se reduce en fases expansivas. Al afectar de una manera bastante rápida, es un tipo de paro con mucha importancia política ya que puede generar grande cambios y revoluciones sociales como lo estamos viendo en esta crisis. Los ciclos económicos existen, esta es la realidad y con ellos los empleos van y vienen, así de triste (aunque luego haya medidas para suavizarlo).

Desempleo estructural

Se refiere a la falta de correspondencia entre el número de personas en busca de puestos de trabajo y el número de puestos de trabajo disponibles. Hablando casi cruelmente son las personas que no tienen hueco en el sistema económico y se debe a un desajuste en las habilidades entre lo que piden las empresas y lo que ofrecen los trabajadores.

Su efecto devastador podemos verlo, por ejemplo, en las zonas mineras o en ciudades industriales como Detroit. En el primer caso, hay más mineros que minas y en el segundo la robotización ha cambiado (y reducido) drásticamente el perfil de los trabajadores en la industria del motor. En España lo hemos padecido especialmente con la construcción. No hay obras para tanto peón.

Este tipo de desempleo es también muy polémico en lo político ya que las visiones y soluciones según que ideología pueden ser totalmente opuestas.

Puede ocurrir que un desempleado de larga duración se convierta en un desempleado estructural por su “desactualización” en el mercado laboral.

El problema del desempleo estructural es que no lo cura la recuperación económica, por mucho que crezca la economía los buenos pregoneros en paro no van a encontrar trabajo. Se necesitan buenas políticas activas de empleo que conviertan a este pregonero en, por ejemplo, un community manager.

Y tenemos más tipos de desempleo, que casi se autodefinen, como el desempleo estacional (muy importante en España debido a la industria del turismo), el monetario…

¿Y que debe hacer alguien que se encuentre en el paro? No tengo ni idea, cada caso es distinto, pero creo que todo este artículo se reduce en una frase “Un desempleado de larga duración se puede convertir en un desempleado estructural” e independientemente de que el gobierno de turno sea incapaz de darte trabajo hay que evitar que la enfermedad del paro se convierta en un mal terminal  y eso si está en tus manos. No te quedes parado.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (58 votos, media: 4,34 sobre 5)

Escrito por Carlos Lopez el 17 de septiembre de 2014 con 80 comentarios

Los siguientes en ser rescatados: las concesionarias de las autopistas de peaje

autopistaLlegó la hora del rescate a las autopistas de peaje en quiebra. Las grandes obras de ingeniería de los tiempos de antes de la crisis, con un total de 682 kilómetros de trazado han resultado ser un fiasco en lo que a números se refieren y las empresas concesionarias se han visto obligadas a pedir el rescate. Nuestro Gobierno, solícito como siempre y dispuesto a ayudar como pocos, ha recogido el guante y la ayuda está ya casi cocinada.

El rescate tendrá lugar sobre las empresas que gestionan las radiales 2, 3, 4 y 5 de Madrid, la M-12 Eje Aeropuerto de Barajas, la AP-41 (Madrid-Toledo), la autopista AP-36 (Ocaña-La Roda), la circunvalación de Alicante (Ciralsa), y la Cartagena-Vera (Aucosta). Sus deudas con la banca suman 4.000 millones, a los que se suman otros 600 millones impagados a las empresas que las construyeron. Los accionistas, entre ellos los principales grupos de infraestructuras del país, se desprenden de los créditos adeudados en favor del Estado (en forma de una sociedad de titularidad pública que aglutinará los activos de las concesionarias con problemas) y la banca y las constructoras, por su parte, aceptan una quita del 50% y cobrar a 30 años.

Entre estas empresas afectadas se encuentra la flor y nata de nuestras constructoras: Sacyr, Ferrovial, FCC, ACS, etc. y algún que otro banco de insigne trayectoria, como Bankia o la desaparecida Caja de Castilla La Mancha y esta no es la primera ayuda que se les concede: en el momento de su construcción ya fueron ayudadas por compensar los sobrecostes de las expropiaciones con 190 millones de euros, además las concesionarias que ya estaban en concurso de acreedores ya recibieronmás de 560 millones de euros en concepto de préstamos participativos y cuentas de compensación por los que el Estado entró a formar parte del capital de alguna de estas empresas. Además, hasta 2008, y según datos aportados por el propio Ministerio de Fomento, hasta casi 5.000 millones de euros se han destinado a estas empresas en concepto de seguro de cambio, por el que el Estado garantiza a las concesionarias que la devolución de sus deudas a acreedores extranjeros no se verá afectada por las fluctuaciones del tipo de cambio.

Los recelos que esta medida han creado en Europa, encabezados por Joaquín Almunia, no son pocos, ya que hay sospechas de que todo se trate de propiciar una ayuda ilegal a estas empresas en problemas, todo ello corroborado por la falta de transparencia que está mostrando nuestro Ejecutivo en la operación.

El caso es que el Ministerio de Fomento, tras lograr que la banca española acepte el acuerdo, ultima el proceso para la banca extranjera, la cual es reacia a aceptar la quita y espera que el Gobierno pretende imponer, llegando algunas incluso a pedir la intervención de un arbitraje internacional. Sin embargo, todo indica que se alcanzará el acuerdo sin problemas, primero porque la mayoría de la deuda está en manos de bancos españoles y segundo porque, tras el espaldarazo europeo a la propuesta del Gobierno, poco puede hacerse ante los escasos números que ofrecen los resultados de las concesionarias; en el 2014, la circulación media de vehículos por las vías afectadas ha sido de 5.500 vehículos al día, frente a los 30.000 que se estimaba en su día. Es más, las estimaciones de tráfico con las que en su día se justificó la construcción de estas autopistas no se han cubierto ni de lejos, quedándose en un escueto 16% del tráfico previsto. A esto se une el hecho de que ya estas autopistas nacieron con unos sobrecostes inasumibles, ya que, gracias a la Ley del Suelo del Gobierno de Aznar, los costes de expropiación de los terrenos aumentaron hasta los 2.217 millones de euros (frente a los 387 previstos).

El caso es que, desde su puesta en marcha, las nuevas autopistas de peaje han sido inviables. Los diferentes Gobiernos han intentado salvarlas de distintas maneras: con créditos participativos, aumentando los periodos de concesión, con cuentas de compensación, etc. pero ninguna de esas medidas han servido para algo más que retrasar la inevitable quiebra. Por tanto, el actual acuerdo era inevitable y aún podemos darnos por contentos, porque la alternativa era ejecutar la Responsabilidad Patrimonial de la Administración, que hubiera supuesto un coste directo de 5.000 millones de euros.

Así las cosas, el Estado tiene prevista la creación de una sociedad pública llamada SEITTSA que gestionará la explotación de estas autopistas gracias a la inyección de 2.400 millones de euros en forma de bonos a 30 años con una rentabilidad mínima del 1% en función del tráfico que haya en estas vías. De esta forma se evitaría que estos millones pasasen a engrosar el déficit del Estado.

El caso es que a toro pasado todos somos Manolete y ahora todo son voces alzándose en contra de lo descabellada que fue la construcción de estas autopistas: que si el método de estimación de tráfico fue muy simple y básico (PDF) o que el sistema concesional está viciado y peca de optimismo (PDF), lo que está claro es que la burbuja inmobiliaria afectó a las previsiones de actividad prevista y su estallido sólo ha dejado deudas que ahora los de siempre hemos de asumir para que las cuentas de nuestras grandes empresas sigan cuadrando y dando beneficios a pesar de sus errores.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (51 votos, media: 4,76 sobre 5)

Escrito por Manuel González el 16 de septiembre de 2014 con 93 comentarios

La fragilidad del sistema financiero (y 2)

inetSoy un lector casi compulsivo y por eso doy las gracias a todos los científicos que inventaron internet y a todos los emprendedores que lo popularizaron así como a todas las personas que suben contenidos de interés. Por desgracia, hay tanto y el tiempo es tan limitado, que se hace imprescindible hacer cribas continuas: por temas, por fuentes, por autores, por recomendaciones… Y al cabo de un tiempo, todos tenemos nuestros “fijos”. En concreto en el ámbito de la economía yo tengo una lista que ha variado mucho a lo largo de estos años pero en los que hay algunos que no cambio. Uno de los grupos de articulistas que me gustan son aquellos que saben de lo que hablan, que no dicen lo mismo que la mayoría y que además van más allá de lo inmediato. Si además, opinan como yo o me convencen de opinar como ellos, miel sobre hojuelas.

Este es el caso de Thomas M. Hoenig, vicepresidente de la Corporación Federal de Seguros de Depósitos (FDIC) norteamericana del que ya comenté un discurso suyo o Simon Johnson, ex economista jefe del FMI. Ambos son personas muy bien informadas y que creen, como yo, que el sistema financiero mundial es demasiado frágil y que debería reformarse con urgencia. Tras la última crisis, de hecho, pienso que lo raro es no pensarlo y sin embargo, y a pesar del prestigio de ambos, sus opiniones no son las mayoritarias. El último artículo de S. Johnson que he leído más claro no puede ser (traducción libre, la fuente original aquí):

Aunque la Fed fue en parte responsable de las fallas regulatorias que llevaron al casi colapso de la economía mundial en el período 2008-2009, la reforma posterior a la crisis le ha dado aún mayor autoridad y más responsabilidad de la supervisión del sistema financiero

¿Cómo no estar de acuerdo con ello? Han premiado a una organización que se equivocó en valorar la situación económica. Si Greenspan y su mano derecha, Bernanke, no supieron ver la última crisis, ¿qué ha cambiado en la FED para que el nuevo consejo presidido por Yellen nos vacune contra la próxima?

La Fed no se ha movido con celeridad para aplicar íntegramente las disposiciones clave de la reforma financiera Dodd-Frank , que se aprobaron en 2010. Por ejemplo, la legislación Dodd-Frank especifica que todas las grandes instituciones financieras deben elaborar detallados “testamentos en vida“, básicamente un plan para que si un banco llega a la insolvencia, pueda asumir una quiebra rápida y ordenada sin la necesidad de pedir rescates al gobierno. La creación de tales “testamentos en vida” no es una opción; es un requisito legal.

Según él, esta cuestión no se ha tomado con la suficiente seriedad y da por hecho que ante una nueva crisis volverá a ocurrir lo mismo ya que

No hay suficiente capital para absorber pérdidas en las grandes instituciones financieras complejas, y la estructura de financiación de grandes holdings bancarios sigue siendo precaria

Critica el optimismo infundado de la FED citando un dato demoledor:

El Índice de Capital Mundial construido por Thomas Hoenig, vicepresidente de la FDIC, indica que los mayores bancos de Estados Unidos siguen estando al 95% financiados con deuda.

Por si todo esto no fuera suficiente, hace unos semanas leí sobre la economista Anat Admati que dice lo mismo:

¿Por qué los bancos, incluso bajo las nuevas reglas posteriores a la crisis, hacen negocios con el 95% del dinero prestado cuando a ninguna otra empresa se ​​le permitiría eso?

Con razón el New York Times le dedicó un artículo titulado: “Cuando ella habla, los bancos tiemblan” y es que propone que se reforme la forma de financiarse que tienen los bancos. Cree que habría que limitar la dependencia de fondos ajenos y para ello obligaría a la banca a capitalizarse mucho mejor. Por ejemplo, propone que el capital de la gran banca USA provenga en mayor medida de sus accionistas multiplicando por 6 (del 5% actual al 30%) la aportación de éstos.

Y ya tenía preparado el artículo cuando la semana pasada pude leer a este cargo del Banco de Abu Dhabi (dejando claro que las opiniones son suyas y no las del banco) que no conocía de nada y que dice –entre otras cosas- lo siguiente en este texto: La correcta ponderación del riesgo hipotecario by Amit Tyagi:

Supongamos, por ejemplo, que un banco otorga un préstamo de 200.000 dólares para comprar una casa que vale 235.000 dólares. Si el banco le asigna una ponderación de riesgo de 10%, el equivalente ponderado es 20.000 dólares. Si para proteger ese equivalente el banco necesita un 10% de capital propio, entonces puede financiar la hipoteca con dos mil dólares propios y pedir prestados los otros 198.000.

Por lo que añade:

El problema es que en tanto los bancos no tengan mucho capital propio en juego, seguirán prestando a lo grande

Y mientras, nuestros políticos le piden a la banca que preste más aumentando el riesgo…

En resumen, gente preparada que, sin ser apocalípticos y sin alarmismos, simplemente con argumentos y datos, advierten de lo frágil que resulta un sistema financiero que está basado en exceso en deuda, en fondos ajenos que, como ya se demostró en 2008, como vienen se van. En la próxima crisis, cuando  el gobierno de turno se vea “obligado” a salir al rescate de la banca insolvente con dinero público con la excusa de la estabilidad, puede que alguien se acuerde de ellos.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (46 votos, media: 4,59 sobre 5)

Escrito por Droblo el 15 de septiembre de 2014 con 66 comentarios

La viñeta de la semana

euribor-deuda-jrmora-2

Más viñetas en la categoría de “Humor” del blog

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (36 votos, media: 4,19 sobre 5)

Escrito por jrmora el 14 de septiembre de 2014 con 2 comentarios

La semana en los mercados

bbEn los mercados financieros no hay nada peor que el exceso de confianza aunque reconozco que durante los últimos años ignorar las malas noticias ha sido la mejor forma de invertir ya que las bolsas han seguido progresando contra todo con la ayuda de la liquidez generosa y barata que los bancos centrales han inyectado en el sector financiero. Sin embargo, llegará el día en el que eso no será suficiente y estallará la actual burbuja. El problema es saber cuándo,  recuerdo que en el inicio del año 2000, cuando las “.com” estaban a 5 meses de empezar a desplomarse, la mayoría de analistas y “expertos” ignoraban lo absurdo de las altas cotizaciones bursátiles, también recuerdo cuando en 2007 Wall Street marcó máximos históricos y eso que ya hacía más de un año que había estallado en los EUA la burbuja inmobiliaria. Y cuando los precios de las acciones empezaron a caer el consenso general es que era una corrección y no un cambio de tendencia y por lo tanto oportunidades de compra. Así lleva pasando en la bolsa norteamericana desde marzo de 2009 y en la española desde verano de 2012 pero ignorar los problemas, la extrema complacencia, es muy peligroso.

El viernes pasado comentaba que no entendía que la bolsa española no descontara en sus cotizaciones el peligro de un fuerte conflicto institucional en España a propósito de la intención del gobierno catalán de hacer una consulta independentista e incluso de declarar la independencia unilateralmente dadas las llamadas a la desobediencia civil realizadas por el que seguramente será el próximo presidente de la Generalitat. Peor es el caso de Reino Unido ya que con un referéndum que sí que seguro se celebrará y que puede desmembrar el país, su bolsa está coqueteando con los máximos históricos alcanzados en el año 2000. Y efectivamente, dos días después se publicó una encuesta en Inglaterra que por vez primera daba como vencedor a los independentistas escoceses. Y eso ha marcado toda la semana ayudando a enfriar la euforia de la anterior. Más allá de las consecuencias internas -la bajada en el valor de la libra por ejemplo- la inestabilidad que supone que dentro de la UE se creen nuevas fronteras puede tambalear la política de todo el continente.

Vivimos un rebrote del nacionalismo y todo nacionalismo es separatista porque se nutre del conflicto con otros nacionalismos y puede afectar a la estabilidad política porque en Bélgica hay conflicto entre valones y flamencos y en Italia la zona norte autodenominada Padania también busca una mayor independencia así como Córcega de Francia. Y hablando de Francia, ya no es sólo que haya secesiones dentro de un país, es que en la segunda economía de la €zona gran parte de la población apoya a una candidata que quiere sacar a su nación de la €zona. Si se resquebrajan uniones que llevan vigentes durante siglos, ¿cómo no se va a tambalear la reciente y mal diseñada Zona Euro? Se esté a favor o en contra es evidente que todo lo que conlleve cambiar el modelo actual político y económico afectará negativamente a los mercados, al menos en el corto plazo. Esta semana el Ibex es el índice europeo que peor comportamiento ha tenido, puede que porque subió mucho la anterior, puede que porque Repsol, Iberdrola y Santander tienen fuertes inversiones en Escocia pero también es posible que el dinero esté empezando a desconfiar de los efectos de un conflicto institucional interno en España (de hecho la rentabilidad de la deuda ha repuntado con fuerza). Ojalá no pase nada pero despachar el asunto como hacen muchos como si el problema no existiera no parece la mejor forma de afrontarlo, ni en política ni en economía ni en inversiones.

Mi labor de “Pepito Grillo” no es obstáculo para que reconozca, a pesar de las correcciones de estos días, la clara tendencia alcista de la bolsa y bajista en las rentabilidades de la deuda y en el €, 3 movimientos en principio muy positivos para la economía a los que sumar la caída del precio del crudo. Sin embargo, todo tiene sus peros: cuanto más suba la bolsa, más afectará a la economía su desplome (ocurra cuando ocurra), cuanto más barato salga financiarse más riesgo hay que nuestros irresponsables y cortoplacistas gestores políticos aumenten la deuda y sí, la caída del € es una buena noticia pero para que tenga efecto real debe ser mucho más acusada. Por otra parte, que baje el precio del crudo no nos afectará demasiado ya que lo pagamos en $ y por cada $ necesitamos más € y además si el motivo de esa bajada es una menor demanda porque la economía global crece menos de lo esperado… tampoco es para lanzar cohetes. Otros sucesos de esta semana son que el oro rompe –de momento- su estadística alcista de septiembre ayudado por el alto el fuego en el este de Ucrania, el Euribor sigue batiendo récords de rentabilidad mínima y la cantidad de países que emiten deuda en tipos negativos en el corto plazo no para de crecer. Cabe preguntarse si la medida estrella anunciada por BCE en junio (las subastas de fondos a largo plazo a partir de octubre) encontrará demanda ya que no creo que la banca esté muy interesada en obtener más liquidez de BCE que luego invierte a pérdidas.

A pesar de esto, BCE está generando un gran beneficio a todo aquel que esté invertido en bolsa y deuda, curiosamente donde mayoritariamente está el dinero de las entidades financieras. Además, el anuncio de compras de deuda avalada por propiedades inmobiliarias (justo lo que inició la crisis en los EUA que luego se desplazó al globo) parece una ayuda directa tanto a la banca española como a la Sareb que pueden conseguir liquidez mientras esperan que los precios inmobiliarios vuelvan a subir, algo que ha pasado por vez primera tras 6 años. ¿Es posible que sea algo más que un dato puntual? Sobre el papel, con tan pocas posibilidades de inversiones rentables y el alto nivel de ahorro español, podría ser pero el alto desempleo, la falta de hipotecas razonables, el aún alto stock y el descenso demográfico no apoyan las subidas, si acaso una estabilización. Hoy como imagen os traigo precisamente una foto que ilustra un artículo sobre España en la revista de Bloomberg de Octubre:

BLOOMOCTUlo

Es una foto -con un mensaje subliminal muy claro- de un edificio comprado por Goldman Sachs y en el reportaje comentan, poco más o menos, que en España todo va muy bien si exceptuamos el alto paro…

Links.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (33 votos, media: 4,15 sobre 5)

Escrito por Droblo el 12 de septiembre de 2014 con 122 comentarios

Las trampas escondidas en la era de la liquidez

Artículo originalmente publicado en nuestro blog de bolsa

Vivimos en la era de la liquidez un gran experimento jamás llevado a cabo de tal manera, los Bancos Centrales están interviniendo las economías creando papel de la nada para comprar determinados activos como puedan ser deuda pública o mortgage-back securities (MBS), que consecuentemente repercute en un aumento exponencial de sus respectivos balances. Sin ir más lejos, la Reserva Federal, el Banco Central de Estados Unidos, tiene en la actualidad un balance valorado cerca a los 4,5 billones de dólares, exactamente es de 4.463.000.000.000 dólares, no está nada mal la cifra, sólo hay un pequeño problema… y es que sólo posee 56.000 millones de dólares en capital, lo que supone una capitalización del 1,2%, esto sólo tiene un nombre “salvajada económica”.

BwrA1Q_CAAApshx

Sobre los programas de flexibilización cuantitativa…

Los programas de flexibilización cuantitativa conocidos comúnmente por sus siglas en inglés QE (Quantitative easing), consisten en la compra periódica de activos por parte del Banco Central inyectando liquidez en el sistema económico y agrandando los balances de la autoridad monetaria. Estos programas de estímulos los llamaron en su día extraordinarios pero ahora forman parte del día a día de la prensa de color salmón. Muy pocos son los que comentan la inflación financiera que esto genera, porque la bolsa sube con dinero artificial pero si sube hay que estar contentos ¿no?

También hay que valorar el efecto en las materias primas, si una materia prima cotiza con tu divisa e imprimes dinero ¿Qué sucederá en el precio del activo? Obviamente si la cantidad de dinero es mayor el precio de la commodity en cuestión subirá, a esto se le llama exportar inflación, generalmente tienen una sensibilidad el crudo y el oro que funcionan como activos refugio, pero las materias primas alimentarias sufren aún una mayor sensibilidad.

En los mercados de renta fija, la rentabilidad de los bonos  cae por los suelos, con rentabilidades reales negativas. Ante esta expectativa, lo que en realidad se está promoviendo es que los inversores vayan en busca del riesgo o dicho de otro modo, como la deuda soberana actual no genera un retorno sólido, la política monetaria expansiva incentiva el riesgo, aunque los fundamentales del activo sean menos sólidos.

Suelen justificar las QE como instrumento para mantener los precios elevados y contribuir al “efecto riqueza”, que propicia el aumento del consumo pero excluyendo, cómo no, el fanatismo de la deuda. La deuda funciona muy bien en el corto plazo, los ciudadanos apenas se enteran de las emisiones, obtienes financiación, puedes mejorar el PIB de tu país, si no hubiera que pagarla sería el paraíso.

Dicen ser políticas Keynesianas… pero no es así Jonh Maynard Keynes recomendaba que en épocas de bonanza económica se aplicara la austeridad cómo elemento contraciclico de las etapas expansivas de la economía, por contra en etapas recesivas de la economía invitaba a la bajada de impuestos para aumentar la renta disponible y que florezca la demanda interna que repercuta directamente en el aumento del PIB. Pero claro, la tentación de tener la “máquinita de imprimir” al lado, para crear dinero de mentira y con ello comprar la deuda que financiará el gasto público es muy grande. De hecho, los Estados Unidos viven permanentemente en un bucle continuo de subir los techos de deuda. Y no me cansaré de recordar que las deudas de hoy serán los impuestos del mañana.

El discurso que hay encima de la mesa de los Bancos Centrales es el siguiente: La deuda pública no supone un quebradero de cabeza porque podemos bajar aún más  los tipos de interés (precio del dinero), y somos la autoridad monetaria, podemos imprimir moneda. Además con la emisión de deuda pública se financia el gasto público que contribuye a la actividad económica y genera empleo. Es interesante como lo justifican todo cómo políticas sociales aunque de sociales no tienen un pelo… porque al imprimir devalúan la moneda lo que se termina generando es inflación, una manera de subir impuestos sin subir los tipos de gravamen del conjunto de la sociedad por la pérdida del valor del medio de pago. Muy social todo…

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (40 votos, media: 4,58 sobre 5)

Escrito por Carlos Lopez el 11 de septiembre de 2014 con 50 comentarios



« Artículos más antiguos

Artículos más nuevos »


Contáctenos - Terminos de uso y cookies