Inicio Articulos Corrientes económicas

Corrientes económicas

8

Corrientes económicas 1

Parece claro que en la economía actual la corriente económica que más está influyendo –tanto a gobiernos de derechas como de izquierdas- es la keynesiana o más bien la interpretación mayoritaria de ciertas ideas de Keynes. Casi la única alternativa ideológica a ello viene de la denominada corriente austriaca (más conocidos por sus contrincantes como “neoliberales”), que a su vez están bastante divididos en muchas cosas y que por tanto no es muy correcto englobarlos en una misma etiqueta. Como figuras más visibles del “keynesianismo” en el mundo destaca Paul Krugman, no sólo por su premio Nobel (recibido por sus estudios sobre comercio internacional) sino porque escribe casi a diario en el New York Times y quizás en España el más conocido sea José Carlos Díez. Sin embargo, el público en general no conoce a las principales figuras del pensamiento liberal y está tan confundido que hasta cree que el gobierno del PP lo era.

No hay espacio para tratar de todas las apasionantes polémicas teóricas entre los partidarios de una corriente económica u otra pero me voy a centrar en la que concierne a algo tan básico como la respuesta teórica ante una crisis como la última. Los keynesianos defienden que si el consumo privado cae, el estado debe sustituirlo con planes de estímulo para que la actividad económica no decaiga. El punto más extremo de este punto de vista se lo leí a Krugman cuando afirmó que la solución a la crisis vendría de actuar como si nos defendiéramos de una invasión alienígena: todo esa inversión para la defensa provocaría un aumento del PIB inmediato. Keynes ya expuso que enterrar botellas con dinero en minas en desuso y vender la explotación de ellas a quien quisiera desenterrarlas provocaría beneficio económico y empleo. De hecho, alguno de sus seguidores ha utilizado esa analogía para ironizar sobre el patrón oro ya que defienden que la mejor función de éste ha sido la actividad económica que ha generado al extraerlo del subsuelo para volverlo a enterrar en los sótanos de los bancos centrales.

Siguiendo con este razonamiento, cualquier inversión de dinero público, aunque no sirviera para nada útil, sería positiva. Es la filosofía del famoso plan E de ZP de 2009 y, aunque a los del PP les moleste, la misma que el intento de JJ.OO. de 2020 para Madrid. La idea no tiene por qué ser negativa per sé pero como ya dije en 2009 cuando critiqué el plan E: “¿qué sentido tiene gastar un dinero que no tenemos en algo no necesario cuando hay tanto por hacer en este país?” Construir autopistas sin tráfico, aeropuertos sin aviones o estadios para una celebración puntual que además no tienes claro que te concedan con un nivel de deuda pública que ronda el 100% del PIB aparte de no cuadrar con un país que tiene déficit, es absurdo cuando a la vez se recorta en aspectos básicos como sanidad, educación o investigación. En cualquier caso, como ya pasó tras la crisis de 1929, la solución keynesiana de estímulos públicos tirando de deuda gracias a la capacidad mayor de financiación de los estados y la ayuda de políticas monetarias poco ortodoxas de los bancos centrales han esquivado la recesión pero ¿hubiera sido la alternativa liberal mejor?

Imposible saberlo pero veamos qué se hubiera hecho teóricamente si fuera la corriente predominante en el mundo: los liberales creen que si el consumo privado cae, los empresarios deben transformar sus productos, abaratándolos o mejorándolos hasta conseguir el beneplácito del comprador y si no lo consigue, deben quebrar. Nadie debe sostener un negocio que no funciona y al que el consumidor ha dado la espalda, por ejemplo las cajas de ahorros españolas hubieran tenido que reconvertirse o morir ya en 2008 y con ello nos hubiéramos ahorrado mucho dinero público ya que todas las empresas deberían haber hecho como Apple o los inventores de las cafeteras en cápsulas que, incluso ofreciendo productos más caros que la media, han conseguido vender más que nunca justo en la peor crisis en 80 años. Evidentemente sin el apoyo del estado y los bancos centrales 2008, 2009 y siguientes hubieran sido años más duros pero, ¿estaríamos mejor ahora si hubiéramos dejado que se estabilizara por sí sola la relación entre el productor y el consumidor?

De nuevo imposible saberlo pero mi opinión es que en un mundo sin deuda seguramente sí pero en el actual lo veo muy difícil porque la imposibilidad de devolver tanto dinero inexistente hubiera sido posiblemente un golpe mortal para el sistema económico global. Es decir, creo que esta crisis viene provocada por un abuso de las políticas keynesianas durante la época de expansión que provocó un exceso de crédito barato que disparó la deuda de muchos estados, familias, empresas y bancos hasta niveles insostenibles. Ante ese panorama la auto-regulación entre los actores económicos se me antoja utópica y es probable que sólo medidas mixtas fueran posibles. El caso es que se aplicaron sólo medidas keynesianas que, con mucha lentitud y mucho coste social como estamos viendo, han evitado el cataclismo que esas mismas políticas crearon. Pero una vez más, como ya ocurrió tras la crisis de 2001, el mantenerlas y no enmendarlas será el germen, a mi juicio, de la próxima gran recesión. Yo creo que debemos cambiar el modelo económico, dejar de intentar crecer a toda costa y reducir la deuda fomentando el ahorro. Hay que luchar contra esa aceptación de que las crisis son cíclicas e inevitables. Pueden acabarse si hacemos las cosas de forma diferente pero si las hacemos igual está claro que pasará lo mismo. O peor.

Como decía Mafalda, nadie es un buen Sherlock Holmes de sí mismo pero yo prefiero pensar que me guía el sentido común y la coherencia por encima de las ideologías y por eso critico igual las subidas de impuestos del PSOE y las del PP ¡faltaría más!. Y en cuanto a las corrientes económicas, pues depende, por poner 2 sencillos ejemplos: no entiendo por qué es buena la inflación, no entiendo por qué el simple paso del tiempo hace perder dinero al ahorrador y en eso estoy en contra de la corriente keynesiana, creo que los precios se deben mover en función del coste y de la oferta y la demanda, sin intromisión del banco central. Pero tampoco estoy a favor de los liberales cuando confunden la defensa  del individualismo -algo que comparto- con la indefensión del ciudadano: hace falta supervisión y más en temas financieros que son tan desconocidos por el gran público. Personalmente odio las etiquetas, estoy de acuerdo y en desacuerdo con pensamientos y reflexiones de gente de lo más variada y creo sinceramente que hasta criminales como Hitler o Stalin tomaron algunas decisiones acertadas. Detesto el blanco o negro y la descalificación del que no piensa como nosotros, creo en la versatilidad y en coger sin rubor lo que consideremos mejor de cada ideología para crear una opinión propia lo más coherente y razonada posible.. Qué raro soy.

8 COMENTARIOS

  1. La mitad de los españoles enterando botellas con dinero y la otra mitad desenterrándolas… Todos trabajando , pleno empleo, dinero a saco …. Y todos en la miseria mas absoluta…

    Y solo el trastornado de Juanito viendo que algo descuadra… el resto no le ven el problema y algunos reciben Nobel de economía y todo…

    Creo que viviré para ver como esa nuestra sociedad de repente con sorpresa descubra que el dinero no se come..

  2. #Droblo
    Empezaré diciendo que compartimos opinión y que comparto el último párrafo casi al 100%…

    Supongo que la gente piensa que el PP es liberal por las privatizaciones, aunque, de cabeza, diría que no solo el PSOE también las hizo, si no que fue el primero en hacerlas… (¡Ese Socialismo!)
    Aunque, en verdad, el PP ha tenido «corrientes» diversas en su seno y ahí teníamos a Esperanza Aguirre, quién nunca escondió su origen y su pensamiento liberal… (Y no se si Ayuso sigue a su predecesora…)
    Tal vez con la aparición de C’s y de Vox el PP sea menos «liberal» que antaño; pero con la paulatina «absorción» de C’s tal vez esté recuperando parte de esas «corrientes»…

    Respecto a los defensores del liberalismo, no se cuan de famoso será, y menos fuera de España/Argentina; pero tenemos por aquí a Carlos Rodríguez Braun, profesor, comunicador, escritor, y todo eso…
    https://www.carlosrodriguezbraun.com/

  3. Se me olvidó mencionar las leyes de suelo y vivienda que permitieron el «boom» de la vivienda en España y que fueron parte de la causa de la crisis del 2008 en adelante como otra política +/- «liberal» del PP… (Y de muchísimos casos de despilfarro, corrupción, etc., etc.)

  4. Las corrientes económicas son como la mayoría de las mantas… o te tapas la cabeza o te tapas los pies…. no hay casi ninguna que te lo tape todo… a no ser que seas pequeño.

    La deuda Española curiosamente está tremenda correlacionada con el ahorro neto de los españoles… discutiremos si está en pocas manos o muchas, pero es así.

    Es decir, despilfrarrando bastante al final el dinero no desaparece si no que va a parar a las manos de alguien…. que igual no le gustará tener que devolverlo vía impuestos para devolver la deuda que lo ha generado….. veremos.

    Por otra parte comentar que a mis 54 años, autónomo y con un currículum académicamente del montón, he recibido una llamada a una oferta que me inscribí por curiosidad….. por descontado que no es una ETT ni un headhunter si no directamente de la empresa que están buscando gente para seguir con su proyecto… sin prejuicios de edad, por lo que he visto.

    Obviamente he puesto mis condiciones porque si amis clientes financieros los dejo en estos momentos parecerá que abandono el barco cuando se hunde… cuando realmente no se hunde (estamos en periodo de ceñida, que es donde los patrones buenos destacan) ni los voy a dejar… y son mi activo…. a estas alturas no voy a quemar mi activo para pertenecer a el activo de otros….

    Pero esto es retomar un antiguo concepto de clasificar el trabajo por actividades y no por tareas… y tasar el trabajo… cuadrar balances, clasificar, grapar, archivar y echar asientos tiene un coste/precio…. controlar otro…. y ayudar en la toma de decisiones otro…. al final el tiempo de tomar decisiones es mucho menor que administrarlas…. y para administrarlas ya es un tema de menor valor añadido….. que sé hacer asientos, pero solo me ocupo de los complicados…..

    Yo como autónomo no se pagan bajas, vacaciones ni finiquitos…. es la libertad absoluta… apra las dos partes…. pero ser libre como trabajador/profesional tiene unos riesgos que no todo el mundo quiere asumir…. riesgos cobrados, claro.

    Empresa clásica… se compra, se paga, se transforma, se vende y se cobra…… tantas veces como sea posible…… y comida…. que habrán muchas novedades y muchas bajas… pero el comer ni el metaverso se lo va a cargar…… y si cada vez hay más gente y se sigue comiendo, no se tiene que ser un Noble de economía para entender que las ventas van a aumentar…… el intríngulis es que fabriques lo que la gente quiere comer, no lo que tú quieras que coman….. que aquí es dónde a veces el gurú típico se lía……

    7.500 millones de personas a 3 comidas diarias (habrá que serán menos, ya lo sé, pero algunos serán más) son 14.500 millones de comidas diarias…. 5 billones de comidas al año….. en casa, en restaurantes, en colegios, en fábricas….. en aviones, en barcos….. durante las 24 horas al día, 365 días al año…… mercado fantástico y siempre en crecimiento……

  5. #oreidubic , jeje el metaverso no podrá eliminar las ganas de comer, pero si la peña se sigue metiendo por allí, empezara a escasear la comida, eso por descontado…

    Y lo que no me cuadra es que con el gruñón que llevo siendo ya lustros, con un enfoque escéptico sobre la mayoría de cosas novedosas en lo social y en lo económico y sobre todo en lo de gestionar una empresa, lo que no me cuadra es que ganamos cada vez mas y mas peso… Haciendo a veces lo contrario de «lo que se lleva»…
    Algunas empresas alrededor veo que no están, otras con mas suerte ya las rescatan por tercera vez y otras existen porque seamos sinceros, si tienes 3-4 meses al año que le cobras a la peña 300€ por dormir una noche y llenas gracias a estar al lado del mar, pues el margen que se tiene es enorme…

    Y es un poco lo que le pasa a los gobiernos y las teorías económicas que aplican o dejan de aplicar,
    los paises donde se trabaja y se produce activamente, le apliques lo que les apliques, como tienen margen, la cosa sale adelante bien, mas o menos bien , pero bien al fin y al cabo y a veces a pesar de que la teoria economica aplicada no es la idonea..

    Ahora si no hay actividad, pues no hay margen de error y la cosa se fastidia y no funcionan ni nos economistas ni sus teorias…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí