Inicio Hipotecas ¿Amortizar la hipoteca o Invertir tus ahorros? La guía definitiva para tomar...

¿Amortizar la hipoteca o Invertir tus ahorros? La guía definitiva para tomar la mejor decisión

0

¿Amortizar la hipoteca o Invertir tus ahorros? La guía definitiva para tomar la mejor decisión 1

Una de las dudas que te puedes plantear en cualquier momento de tu vida financiera se produce cuando dispones de una determinada cantidad de dinero ahorrado y a la vez estás pagando una hipoteca. Especialmente a finales de año es cuando conviene tomar una decisión con este dinerillo.

En este caso, casi todos nos planteamos una de las siguientes opciones:

  • Amortizar hipoteca para deber menos al banco.
  • Invertir ese dinero para sacarle rentabilidad.
  • Darte un capricho.

Y por otra parte, este dinero que has conseguido, puede venir de varias fuentes:

¿Quizás te han dado el finiquito y no sabes que hacer? Si amortizas la hipoteca pagarás menos al mes pero claro, si no encuentras trabajo rápido puede que llegues a necesitar esos ahorros…

¿O quizás has sido diligente y has conseguido ahorrar una buena cantidad de dinero? Algunos te dirán que lo inviertas para sacarle rentabilidad, pero puede que te sientas más tranquilo pagando tu hipoteca antes de tiempo…

Los factores a contemplar

Elegir entre amortizar o invertir varía dependiendo de tu perfil de ahorrador y de tus expectativas futuras, así como de la rentabilidad que se puede esperar de cualquiera de las alternativas que se te plantean.

En resumen, los factores necesarios que debemos contemplar para esta decisión son:

  • Desgravación Fiscal: Todas las hipotecas realizadas antes de 2013 pueden reducir sus impuestos en un máximo de 9.040€. Esto puede suponer un buen pellizco así que el momento de tu hipoteca y la cantidad que pagas (cuanto menos pagues, menos puedes desgravarte) son factores muy importantes
  • Estabilidad de Empleo: Tu situación personal cambia radicalmente si tienes trabajo o no; e incluso si lo que ganas te da para llegar a fin de mes o no.
  • Rentabilidad de los Ahorros: Si a tus ahorros les puedes sacar un 3% de rentabilidad y el tipo de interés real de tu hipoteca es del 1%, en principio sería mejor invertir tus ahorros.

Para mirar esto, lo mejor que podéis hacer es utilizar la Calculadora de Amortización del BCE, que os dirá, en números, cual es la mejor opción.

Pero si queréis ver algo más que los números… seguid leyendo.

Análisis por cada Caso

Hipotecados antes de 2013

a) Si mantienes tu empleo…

Amortizar hipoteca, en principio, sería más aconsejable cuando tienes garantizados los ingresos mensuales de forma estable y estos ingresos son suficientes para acometer los pagos que te vengan mensualmente.

Es decir, si mantienes tu empleo y el dinero que vas a dedicar a amortizar proviene de tus ahorros.

b) Si no mantienes tu empleo…

Si los ahorros que posees son fruto de una indemnización por despido, con lo cual no tienes claro si conseguirás un trabajo pronto o no, la cosa cambia radicalmente, ya que en teoría has perdido una fuente de tus ingresos mensuales, con lo cual, parte de ese finiquito será necesario seguramente para poder hacer frente a tus gastos mensuales.

Es por eso que no recomendamos nunca, salvo casos muy puntuales, el dedicar el dinero de un finiquito a amortizar la hipoteca que tengas en su totalidad.

En este caso tu mejor opción es invertir. Pero cuidado, en productos totalmente seguros y de total disponibilidad. Es decir, cuentas de ahorro o depósitos a plazo fijo.

c) ¿Y si miramos la rentabilidad?

Hasta aquí hemos elegido una opción u otra dependiendo de tus características socioeconómicas, pero también se puede optar entre amortizar hipoteca e invertir en términos exclusivo de rentabilidad.

Amortizando hipoteca puedes conseguir una rentabilidad del 15% vía deducción en la declaración del IRPF. Puedes deducirte hasta un límite de 9.040 euros lo que da un beneficio fiscal máximo de 1.356 euros. Cantidades mayores de los 9.040 euros anuales no suponen ningún tipo de beneficio fiscal, ya que no dan objeto a deducción (por lo que, en estos casos, la rentabilidad será mucho más importante. Mirad el siguiente apartado).

Difícil es encontrar productos de ahorro donde invertir sin riesgo que den esas cifras de rentabilidad. Por lo que amortizar hasta los citados 9.040 euros da mejor rentabilidad que los productos de ahorro actuales, pero a partir de esa cantidad, son estos últimos la mejor opción.

También hay que tener en cuenta que estamos en épocas muy turbias del mercado laboral, con lo cual el tener una cierta cantidad de ahorros en el fondo de emergencias y que ofrezcan completa liquidez, se nos antoja como lo más recomendable, con independencia del tipo de interés que ofrezcan estos productos de ahorro.

Hipotecados a partir de 2013

A partir del 1 de enero de 2013 ya no existe la posibilidad de desgravarte las amortizaciones que hagas en tu hipoteca, si compraste tu vivienda en 2013.

En este punto, debes hacer el siguiente planteamiento. Si eres capaz de conseguir una rentabilidad por tus inversiones superior al tipo de interés que pagas por tu hipoteca, entonces es mejor invertir. Si fuera al contrario, sería mejor amortizar hipoteca, aunque no vayas a obtener desgravación fiscal.

Y aquí llegamos a una máxima. Con tipos de interés negativos nunca se debería amortizar ya que aunque no encuentres donde invertir tu dinero siempre podrías dejarlo debajo del colchón a un tipo de interés del 0%. Aquí solo entraría en juego el factor psicológico, el dormir mejor porque debes menos dinero al banco y no porque lo tienes literalmente debajo de la cama.

He decidido que quiero amortizar mi hipoteca… ¿Ahora qué?

Mirando nuestra situación personal, ya hemos decidido que vamos a utilizar nuestros ahorros para amortizar nuestra hipoteca.

Pero aun nos queda otra gran decisión, ya que, al amortizar hipoteca puedes:

  • Reducir el plazo de años de duración de la hipoteca.
  • Reducir la cuota mensual a pagar.

Al reducir plazo, sigues pagando la misma cuota mensual pero reduciendo el número de meses pendientes. Reduciendo cuota, pagarás el mismo número de meses que tenías hasta ahora pendientes, pero una cantidad mensual menor.

En general, es mejor reducir plazo, ya que a la larga acabas pagando menos intereses.

Sin embargo, en los tiempos que corren con la elevada incertidumbre laboral así como las precarias posibilidades de conseguir trabajo, es posible que sea mejor reducir cuota a reducir plazo.

Además debes de tener en cuenta que hay una cantidad máxima a deducir en la declaración de la renta, llegando a un máximo de 9.040 euros al año, con lo cual aquello que se cancele superior a esa cifra supondrá menor pago de cuotas mensuales o un menor plazo de tiempo pero no dará rentabilidad fiscal de ningún tipo.

Conclusión

¿Amortizar hipoteca o invertir? Amortizar es interesante desde un punto de vista de la rentabilidad, siempre hasta una cantidad máxima de 9.040 euros al año, y claro, si puedes desgravarte por tu vivienda,

A partir de esa cantidad dependerá de tu perfil económico y tu futuro inmediato. Podrás invertir en productos que te den liquidez por si acaso ocurre algo y debas recurrir a estos sin penalizaciones, pero también se puede invertir en productos de ahorro a largo plazo que también dan ventajas fiscales, como son los planes de pensiones.

La elección no es fácil, pero siempre pensando las cosas en frio se puede encontrar la combinación perfecta de estas alternativas.

Hagas lo que hagas vas por el buen camino ya que has conseguido ahorrar.

¡Comenta!

¡Sé el primero en comentar!

Notificame
wpDiscuz