A punto de entrar en vigor la nueva subida arancelaria de Trump

A punto de entrar en vigor la nueva subida arancelaria de Trump

Los principales negociadores comerciales de Estados Unidos y China concluyeron el primero de dos días de conversaciones el jueves para rescatar un acuerdo comercial que está a punto de colapsar mientras Washington se prepara para seguir adelante con los planes de aumentar los aranceles sobre cientos de miles de millones de dólares de bienes importados de China.

La tensión entre Washington y Pekín ha aumentado tras un importante revés en las negociaciones de la semana pasada, cuando China revisó un borrador de acuerdo y debilitó los compromisos para cumplir con las demandas estadounidenses de reforma comercial.

El presidente Donald Trump respondió ordenando una subida de tasas arancelarias, y China ha dicho que tomaría represalias. La guerra comercial de 10 meses ya ha costado miles de millones de dólares a las empresas de ambos países.

El viceprimer ministro chino Liu He, el representante comercial de Estados Unidos Robert Lighthizer y el secretario del Tesoro de Estados Unidos Steven Mnuchin hablaron durante 90 minutos el jueves y se espera que reanuden las conversaciones hoy viernes.

Antes de que vuelvan a la mesa el viernes, Estados Unidos habrá aumentado los aranceles sobre 200.000 millones de dólares de productos chinos, del 10% al 25%. Los productos de consumo, incluyendo teléfonos celulares, computadoras, ropa y juguetes, se verán especialmente afectados.

El jueves, Trump apuntó a los 325.000 millones de dólares en productos chinos que hasta ahora no han sido tocados por la guerra comercial, diciendo que «estaba comenzando hoy el papeleo» para gravar a los que tienen un arancel punitivo del 25%.

Trump, quien ha adoptado políticas proteccionistas como parte de su agenda de «America First», dirigida a reequilibrar el comercio mundial y a impulsar la industria manufacturera estadounidense, acusó a Pekín de renegar de los compromisos contraídos durante meses de negociaciones.

Trump dijo que si las dos partes no pueden llegar a un acuerdo, Estados Unidos volvería a fabricar los productos que ahora fabrica China. «Será a la antigua usanza, como solíamos hacerlo: Hicimos nuestro propio producto».

Los índices bursátiles de Estados Unidos cerraron a la baja el jueves antes de las conversaciones comerciales, aunque redujeron las pérdidas después de que Trump dijera que había recibido una «hermosa» carta del presidente chino Xi Jinping. Los precios del petróleo cayeron y las rentabilidades del Tesoro de los Estados Unidos cayeron, ya que los inversores buscaron activos seguros. En total hasta el jueves, el S&P500 ha experimentado un retroceso del 2,58%.

A punto de entrar en vigor la nueva subida arancelaria de Trump

Los datos publicados el jueves mostraron que el déficit comercial de bienes de Estados Unidos con China se redujo a su nivel más bajo en cinco años en marzo, lo que podría envalentonar aún más a Trump a medida que intensifica la guerra comercial con Pekín.

Los planes de Washington para aumentar los aranceles podrían recortar el crecimiento de China en 0,3 puntos porcentuales, pero el fortalecimiento de la economía se ha vuelto más resistente a los choques externos.

Share

  

¡Comenta!

Notificame
avatar
Ordenar por:   Nuevos | Más antiguos | Más votados
Hablador
Guest

No problema, se mueven fabricas de China a Vietnam o Tailandia. Pero la idea que se vuelva a fabricar en EUA es una flipada de las de alto grado

wpDiscuz