Sin categoría - 10 diciembre 2018

El duro golpe a emergentes durante este año

La combinación de las tensiones comerciales, las subidas de los tipos de interés en Estados Unidos y el menor crecimiento del comercio mundial han pesado en los mercados emergentes este año.

Si bien las monedas, las acciones y los bonos en moneda local de las economías emergentes están en su peor año desde 2015, se han recuperado de los mínimos en los últimos meses. Las acciones de los mercados emergentes se cayeron a un mercado bajista en octubre cuando los tipos de interés de la Fed aumentaron el valor del dólar y la guerra comercial se intensificó, golpeando a países como Indonesia y Sudáfrica que tenían fundamentales más débiles. Argentina y Turquía agregaron problemas locales a la mezcla, alimentando los riesgos de contagio, mientras que México y Brasil navegaron a través de las elecciones presidenciales.

El duro golpe a emergentes durante este año

Los países con economías emergentes siguen siendo condicionantes y a menudo son susceptibles a factores externos, como los movimientos del dólar estadounidense. Países atípicos como Argentina y Turquía, que son más vulnerables a factores externos debido a su fuerte dependencia del financiamiento a corto plazo denominado en dólares, han reaccionado con más fuerza a la fortaleza del dólar.

Sobre la base de una evaluación de las necesidades de financiación, países como Argentina y Turquía, que tienen mayores necesidades, están más expuestos al riesgo que países como Rusia o Chile, que requieren menos financiación externa. Nótese que las necesidades brutas de financiación de Brasil pueden estar sobreestimadas en relación con otros países porque se componen de una mayor necesidad local que de una necesidad externa. Aparte de las necesidades de financiación, los fundamentos de los países de mercados emergentes, medidos por las cuentas corrientes, los niveles de deuda y la dinámica de la inflación, son generalmente buenos.

El duro golpe a emergentes durante este año

En ciclos anteriores, cuando la Fed estaba subiendo los tipos, se debía a que el crecimiento económico era fuerte, lo que también se traducía en un fuerte crecimiento global, liderado por los Estados Unidos. En esta ocasión, gracias a las políticas comerciales estadounidenses no se está traduciendo ni liderando el crecimiento en el resto del mundo. No solo los mercados emergentes, sino que China, Japón y Europa tampoco están creciendo tan rápido como se podría esperar, por lo que tiende a crear un entorno negativo caracterizado por altos tipos de interés sin el telón de fondo positivo de un crecimiento mundial más fuerte. 

Marc Fortuño

¡Comenta!

Notificame
avatar
wpDiscuz