El precio de las mentiras
Euribor
Euribor hoy: -0,129%
Media mes: -0,136%
Prima de riesgo: 115,3
IBEX35: 8.886,10 (-0,45%)


El precio de las mentiras

Según estudios, la mentira es algo subyacente a la naturaleza humana. Los niños aprenden a mentir alrededor de los tres años de vida, conforme se van dando cuenta de que pueden ocultar sus pensamientos a los demás, de modo que, a los cinco o seis años, el 90% de los niños son capaces de mentir. Tanto es así, que a un psicólogo le preocuparía tanto ese 10% que no ha aprendido a mentir a esa edad, que un niño que lo hace de manera indiscriminada.

Por tanto, está claro que todos nos alejamos de la verdad. Hemos aprendido a engañar desde que éramos niños pequeños y racionalizamos las mentiras que nos benefician. Decimos pequeñas mentiras a diario con tal de que los demás se sientan bien. El asunto se complica cuando esa persona miente en el desempeño de su vida pública como político. En ese ámbito, es más tentador mentir. Las mentiras empiezan a repetirse y pueden tener un efecto persistente, incluso si ya fueron desacreditadas. Igualmente, se cumple el hecho de que es más fácil urdir una mentira cuando tu interlocutor es una comunidad de varios miles (o millones) de votantes desconectados entre sí, que si es una sola persona, o varias con conexión directa entre ellos.

Es por eso que la irrupción de los medios de comunicación, tan masivos y tan impersonales, hayan tenido, como uno de sus efectos principales, el aumento espectacular de las mentiras que estos profesionales de la política son capaces de lanzar. Otro de sus efectos es la posibilidad de que esas mentiras se hagan más evidentes conforme se confronta la información disponible, aunque los efectos sobre el político mentiroso no se ajusten al calibre de las mentiras.

Un ejemplo de esto ha sido durante la campaña de las elecciones andaluzas, cuando los candidatos hicieron públicos sus bienes, y la principal aspirante declaró que dispone de 80,69 euros en su cuenta corriente, además de una vivienda de 14.212 euros de valor catastral y un depósito bancario de 30.000. Es evidente que con esta declaración se produce un acercamiento a las clases bajas y medias, en el sentido “pertenencia” a esas clases. Al fin y al cabo, no es sino una treta más como besar bebés, tomarse una tapa en el bar del pueblo o hacer la compra en el mercadillo. En un país donde, según los datos de Eurostat, alrededor de un 15,6% de los hogares tiene dificultades para llegar a fin de mes, no hay nada más humanizador, que acerque tanto al político de turno a la potencial masa de votantes, que ese contador casi al rojo en la cuenta corriente.

Pero también podría ser entendido como algo contraproducente: ¿qué clase de administrador puede ser una persona que, con el sueldo que tiene asignado sólo puede hacer alarde de su pobreza? Por otra parte, ¿no demuestra esto que los políticos son capaces de mentir absolutamente en todo con tal de conseguir el escaño? ¿y no es esa la prueba de que serían también capaces de mentir, no solo a los votantes, sino a los periódicos, a sus compañeros de profesión y hasta a un mismo juez, con tal de conservar lo alcanzado? Sobre todo, recordando el análisis realizado por “El Mundo”, en el que se muestra que alrededor de dos terceras partes de las declaraciones de bienes de los Diputados del Congreso estaban incompletas o mal rellenadas.

El fenómeno de la mentira está muy extendido en el ámbito de los negocios, de tal modo que se asocia a un empresario de éxito la capacidad para engañar y desconcertar a sus rivales. Sin embargo, el mercado tiene suficientes medios para controlar a los mentirosos:

Por un lado, el empresario necesita el favor del mercado para triunfar: clientes, acreedores, accionistas y proveedores. La pérdida de confianza destruye al empresario al momento. El político no necesita el favor del “mercado”, es decir, de la gente, tan sólo de su partido, mientras éste siga confiando en él, podrá seguir optando a cargos públicos.

Por otro lado está el tema de la responsabilidad. Un empresario siempre ha de ser responsable de sus acciones. Si vende artículos defectuosos o engañosos, tarde o temprano, pagará tal abuso. Incluso si hace una línea de productos que no gusta al mercado, lo tendrá que retirar. El político no sigue esta norma. De hecho, sólo el poder de la opinión pública puede provocar la dimisión de un político, siendo frecuentes los casos en los que, si un político realiza mal su trabajo, si no trasciende a la opinión pública, la medida que se toma suele ser el ascenso a una plaza menos expuesta y sin recorrido de futuro, léase Senado.

Es un hecho que todo hombre se mueve por incentivos. La vocación del buen político es “servir a la gente” según la opinión popular, pero los incentivos para dedicarse a la política son el beneficio personal. Incluso el que por vocación se dedica a la política no suele triunfar, ya que el corporativismo del sector y la búsqueda de intereses personales lo expulsan. El buen político, el que triunfa, es porque sabe negociar bien con relación a los intereses de su partido y/o Gobierno, lo cual no tiene por qué coincidir con una mejora de las condiciones de vida de la sociedad.

Por tanto, ¿cuánto es capaz de mentir un político? Todo aquello que se le permita. Si las consecuencias de sus actos no trascienden, si no existen mecanismos que exijan responsabilidades de una manera rápida y efectiva, la gratuidad de sus mentiras provocará que éstas sean cada vez más grandes.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (29 votos, media: 4,45 sobre 5)

Escrito por Manuel González el 4 de diciembre de 2018 con 64 comentarios.

64 comentarios

Lee los comentarios dejados por otros usuarios, o bien deja tu comentario

Páginas: « 1 [2] Mostrar todos

# 51, Juanito Gonzale
4 de diciembre de 2018, a las 14:26

# 39, Osopanda

Si tu te haces político y decides ser integro, honesto y trabajar por el bien de la sociedad, me temo que rápidamente te darás cuenta que para conseguir tus objetivos, te tocara mentir igual, se les puede llamar mentiras nobles, pero diciendo la verdad la peña se cabrea y te fulmina…

Ahora, lo de que los politicos mientes, eso siempre ha sido asi… es su trabajo.
Lo de que se lucren, con una trama del 3% o del 5 % no pasaria nada si los restantes 95-97% están bien empleados y gestionados….

Yo prefiero unos desonestos que roben 3% pero buenos gestores de los restantes 97% antes que unos honestos que gestionan mal los 100%…
Y lo que cojea hoy dia es que se gestiona mal lo que no se roba… eso en España y en Francia.

En Italia entre politicos corruptos, la mafia y la iglesia… j.oder!!! Alli es que no queda casi nada por gestionar ni bien ni mal… Lo que tienen ya lo deben hace tiempo ..

4+
# 52, lolo3
4 de diciembre de 2018, a las 14:47

# 43, oreidubic

Ley de oferta y demanda,,,,

0
# 53, Oscar
4 de diciembre de 2018, a las 14:55

# 29, Anónimo
Y tu preguntas que es poesía? Poesía eres tú…
Pues eso: PSOE ha perdido 14 diputados, el PP ha perdido 7 diputados( aunque no sé porqué lo venden como victoria), Podemos ha perdido 3.
Cs ha ganado 12 diputados y VOX ha ganado 12.
Justifica lo que quieras, sólo engañas al que se quiera engañar.
-Las casas de protección oficial , al menos la comunidad que conozco, no son de venta libre; hay que venderlas a la comunidad autónoma y ni de coña con plusvalías.
-Yo creo que sou clase media, oficialmente gano más que Iglesias y ni de coña puedeo gastarme ese dinero en una propiedad; mucho menos consigo ese diferencial en una caja de ahorros.( eso de que las condiciones de un trabajador son mejores es otra mentira).

3+
# 54, hptkdodeporvida
4 de diciembre de 2018, a las 15:06

# 24, Anónimo

por favor..ilustrate :

https://es.wikipedia.org/wiki/Huelga_general_en_Espa%C3%B1a_de_1988

El detonante de la huelga fue la presentación por parte del Gobierno del Plan de Empleo Juvenil en el Consejo de Ministros del 28 de octubre de 1988. Dicho plan preveía un contrato: «destinado a jóvenes de entre 16 y 25 años, por el salario mínimo interprofesional, una duración de entre seis y 18 meses y exenciones en las cuotas de la seguridad social para los empresarios

ventajas de ser viejo..juas..y no tener alzheimer…todavia..todo llegara.

2+
# 55, hptkdodeporvida
4 de diciembre de 2018, a las 15:10

# 53, hptkdodeporvida
# 24, Anónimo

Se me olvido decir que quien gobernaba en aquel entonces…era el PSOE..Felipe Gonzalez.

por eso te digo que todos los politicos son unos CHORIZOS

2+
# 56, Osopanda
4 de diciembre de 2018, a las 15:24

#50 Juanito. Estoy de acuerdo contigo en parte, si eres honesto al 100% te irá mal en la vida, decirle a la gente las verdades a la cara es muy duro. Cuando me las dicen a mí tampoco me gusta. Pero una cosa es una mentira piadosa y otra cosa es mentir como un bellaco. Por ejemplo, con el tema de las pensiones habría que ser honesto y explicar a la gente que así no podremos seguir mucho tiempo y que o bien hay que subir los impuestos, o se bajan las pensiones, o las 2 cosas, ……

Estoy de acuerdo contigo en el resto de tu comentario, me conformo con que nos roben un poco y gestionen adecuadamente el 95% del presupuesto, de hecho, eso sería mucho más de lo que tenemos ahora…

1+
# 57, Juanito Gonzale
4 de diciembre de 2018, a las 15:45

# 55, Osopanda

Lo de las pensiones… Imposible ser honesto. Además de inútil. Con que empieces a hablar y la Peña oiga que pretendes quitarle aunque sean 2 pesetas, dará igual lo que digas luego…

La Peña a esas alturas sabe que esto no se sostiene mucho más tiempo, pero mientras aguanta querrá cobrar hasta el ultimo céntimo y no querrá oír nada que suponga dejar de cobrar algo… les da igual como se lo digas, porque no lo quieren oir…

Por eso con ese tema todos haces patada y palante. Ya encontrarán el momento adecuado y el culpable adecuado para que recorten todo lo que toca y más… crisis de deuda, crisis política, crisis mundial, algún culpable aparecerá

3+
# 58, Juanito Gonzale
4 de diciembre de 2018, a las 16:40

# 55, Osopanda
me conformo con que nos roben un poco y gestionen adecuadamente el 95% del presupuesto, de hecho, eso sería mucho más de lo que tenemos ahora…

el problema viene con el tiempo, la pasta ganada fácilmente y por un tiempo prolongado hace olvidar a la gente de donde viene el pan… se vuelven poco a poco soberbios, engreídos y acaban necios…

Si al final no se esfuerzan ni de trabajarse bien sus propias tramas corruptas y acaban en la cárcel algunos y eso en España, que hay que esforzarse mucho y ser muy necio…
Y si ni siquiera saben gestionar sus propias mordidas, imagínate como gestionan lo publico…

2+
# 59, Tano
4 de diciembre de 2018, a las 16:45

¿Sabéis cuál es el problema que genera el dinero fácil (política)?

Que, una vez que te “acostumbras” a él, ya no quieres trabajar.

De ahí las mentiras: “que hay que mentir, ¡pues se miente!”

1+
# 60, Tano
4 de diciembre de 2018, a las 17:03

#50 Juanito Gonzalez

Una vez conocí (muchos años hace) un político íntegro, honesto y trabajador. No decía mentiras porque no iba con su personalidad.

¿Qué le pasó?

Hubo elecciones regionales. Como no tenía recursos, en muchas mesas electorales no tuvo representante. En ellas, a puerta cerrada en el momento del recuento, los otros partidos acordaron repartirse el 95% de sus votos… El otro 5%… “para que no se notara…”

Bueno esto es lo que llaman España.

1+
# 61, Tano
4 de diciembre de 2018, a las 17:07

Por cierto, lo de arriba es demostrable: encontró un pueblo donde toda una familia de 4 personas le había votado. ¿Cómo entonces le asignaron un solo voto en lugar de 4?

Me lo contó él mismo. He dicho 95; bueno podría ser 90 u 80 o 70…; pero el hecho está ahí: se repartieron sus votos.

Dejó la política.

1+
# 62, Michelo
4 de diciembre de 2018, a las 17:21

Pablo Iglesias ha dado muchas muestras de no ser un tipo coherente y además no le importa lo más mínimo.
La primera de todas fue en un programa de Jordi Évole. Pablo estaba despotricando contra las multinacionales en general y contra Apple en particular por pagar sus impuestos en paraísos fiscales. Jordi le pidió que le enseñara el teléfono y resulta que llevaba un Iphone, a lo que Pablo contestó un: “al final no se puede ser coherente siempre”. Y yo pensé que en mi casa me habían enseñado que uno es lo que hace y que ahora me quedaba claro quien era Pablo Iglesias.

6+
# 63, Juanito Gonzale
4 de diciembre de 2018, a las 17:30

# 61, Michelo

+ 1000 por eso de “en mi casa me habían enseñado que uno es lo que hace”

gran verdad, no las intenciones, no las aspiraciones, no la percepcion de uno mismo para si mismo, no lo que piensen los demás, UNO ES LA SUMA DE SUS ACTOS ni mas ni menos…

0
# 64, santi27
4 de diciembre de 2018, a las 20:06

Es que al final nuestra vida no es más que una mentira y una contradicción constante, todo el mundo quiere tener la razón, todo el mundo cree saber o conocer la verdad y la solución a todo aun si tener ni la más remota idea o de encontrarse a cientos de kilómetros del problema.

Que si España se rompe, que si filo; etarras, independentistas golpistas, que si gana podemos, que si viene VOX. En este país por A, por B o por Z todos somos enemigos de España de una forma u otra. Al final yo he llegado a una conclusión y es que el enemigo de España es aquellos que creen que España hay enemigos suyos.

0

Páginas: « 1 [2] Mostrar todos

Deja tu comentario...




Contáctenos - Terminos de uso y cookies