El paro entre las personas con estudios es casi 7 puntos inferior a la media
Euribor
Euribor hoy: -0,166%
Media mes: -0,172%
Prima de riesgo: 114
IBEX35: 9.401,90 (-0,27%)


El paro entre las personas con estudios es casi 7 puntos inferior a la media

paro.jpg

La tasa de paro entre las personas con estudios superiores (universidad y FP de grado superior) descendió en el último trimestre hasta el 8,7%, casi siete puntos por debajo de la tasa general de desempleo, que, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este jueves, es del 15,3%.

Según el centro de estudios y análisis del grupo Randstad, contar con un alto nivel de estudios “se ha convertido durante la crisis, y en este periodo de recuperación iniciado en 2014, en la mejor opción, aunque no en una garantía, para mantenerse ocupado y alejado de una situación de desempleo”.

Entre los trabajadores con un nivel de estudios de FP de grado medio, la tasa de paro se situó en el 15,4%, no muy alejada de la de los parados con el bachillerato alcanzado, que fue del 16%, pero sí muy por debajo de los que cuentan con la ESO, cuya tasa de paro alcanzó el 20,5%.

En términos de ocupación, Randstad también destaca que la tasa de empleo, que mide la proporción de la población en edad de trabajar que está ocupada, entre las personas con estudios superiores quedó situada en el 73,4%, lo que indica que casi tres de cada cuatro personas están actualmente empleadas.

Sin embargo, en el conjunto de la población, esta misma tasa se quedó en el 49,8%, casi 24 puntos por debajo. En el caso de la FP de grado medio, la tasa de empleo se situó en el 64,6%, mientras que la los trabajadores con Bachillerato y ESO fue del 50,3% y del 47,4%, respectivamente.

Por tanto, para la agencia de empleo, la situación, tanto en términos de tasa de empleo como de paro, es “inequívoca”, ya que, según apunta, los trabajadores con mayor nivel de estudios se encuentran “significativamente mejor que la media en ambas dimensiones y ya se sitúan cerca de los valores previos a la crisis”.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valoracion)

Escrito por Carlos Lopez el 26 de julio de 2018 con 10 comentarios.

10 comentarios

Lee los comentarios dejados por otros usuarios, o bien deja tu comentario

# 1, Hablador
26 de julio de 2018, a las 14:28

Claro, para trabajar de camareros de chiringuito contratan a gente titulada ultimamente
Por eso su tasa de paro es mas baja

# 2, Eduardo
26 de julio de 2018, a las 18:37

Esto entre los 50 y los 65 es bastante distinto. Un titulado asalariado que deja pierde el empleo después de los 50 es muy posible que no vuelva a trabajar de acuerdo a su titulación.

# 3, Pichín
26 de julio de 2018, a las 21:31

Buen, bueno … Valdevarnés y Ying-yang yo soy catalán y aquí también hay mucho vago. Aunque la verdad estos vagos catalanes acostumbran a ser los inmigrantes del resto de españa, porque lo que son los catalanes de verdad esos si que se matan a trabajar.
JAJAJA

# 4, Anónimo
27 de julio de 2018, a las 9:34

Racista

# 5, Anónimo
27 de julio de 2018, a las 10:20

#3 #4 #5
Catalanes trabajadores como vosotros imaigno…. que os dedicais a llenar esta pagina de comentario que no vienen a cuento en tiempo de jornada laboral.

# 6, Anónimo
27 de julio de 2018, a las 11:32

Por lo que pueda valer mi opinión:
Trabajo en Francia, en un albergue, donde acogemos cada semana grupos de estudiantes y les damos alojamiento y comidas.
Al estar situados en una ciudad turística relativamente cercana a la frontera con España/Cataluña, un alto porcentaje de grupos que vienen son españoles y catalanes, los demás, en orden de mayor a menor afluencia: franceses, canadienses, belgas, americanos, chinos etc
Pues todos los trabajadores del albergue, yo incluida, lo que más detestamos, es que lleguen los grupos de estudiantes/niños/crios catalanes Y/O españoles. De entre 10 y 17 años, con una gran diferencia, los grupos españoles y catalanes son los más problemáticos, ruidosos, maleducados, irrespetuosos, sucios, destructivos de toda la gente a la que acogemos.
Antes de seguir explayándome en esta misteriosa similitud entre los españoles y catalanes, tengo que decir, que cuando son familias, ya sean catalanas o españolas, ahí no tenemos ninguna queja, suele ser muy agradable e interesante charlar con ellos, genial para hacer bromas etc. Hay una cocina donde la gente alojada puede prepararse las comidas, terraza y jardin donde hacer vida durante la estancia, y lo dicho, las familias tanto catalanas como españolas son agradables y cercanas y es una buena experiencia tenerlas, PERO, volviendo a los grupos de alumnos/estudiantes, SON LA PESADILLA DE CADA TRABAJADOR DEL ALBERGUE.
Se les oye llegando ya a 300metros de distancia porque todos a la vez van no hablando, sino chillando, ya que la ley en la península ibérica (así me dejo de tener que distinguir entre españoles y catalanes) es que solo se escucha al que grita más alto. Durante los servicios de comidas el jaleo en el comedor es enloquecedor y estresante. Cuando les servimos la comida se oyen gritos tipo “vaya mierda”, “que asco”, “esto que es” etc. Cuando vamos a recoger las mesas y les pedimos colaboración, están las miradas irónicas y malignas de “yo por venir aquí he pagado así que no voy a ayudar en nada”, así que la simple petición de apilar los platos al borde de las mesas para que pasemos a recogerlos, y meter todos los cubiertos en un bote, es desoída. Cuando volvemos al de unos minutos todo sigue igual que antes de la petición, aparte de haber trozos de lasaña dentro de los vasos de agua, comida tirada por encima del mantel de la mesa y por el suelo y debajo de las mesas. En Francia es costumbre servir porciones de queso con el postre, en “la península” no, pero aún así todos los quesos desaparecen. Luego nos los encontramos, tirados por el comedor, desperdigados por la terraza, a las noches a veces se los están lanzando de ventana a ventana entre las habitaciones. Cuando recojo la vajilla de las mesas esta suele gotear de todo el descalabro que han montado en las mesas de comer así que alguna vez le gotea la suciedad a algún alumno y entonces exclama escandalizado “qué asco”, y yo solo les digo “es vuestra propia mierda, cuando habéis entrado a cenar estaba todo limpio”. Esto es solo relativo a las comidas, algunos grupos no son tan salvajes pero la gran mayoría continua el jolgorio, y la jauría sigue incontrolable por la noche, con lo cual, si la misma noche tenemos más grupos que este (de franceses o belgas etc) y clientes individuales, lo sufrimos intentando pedirles que respeten a los demás huéspedes y dejen de hacer ruido y causar caos a partir de las 22hrs. Cuando les pedimos esto a los profesores “por favor decid a vuestros alumnos que a partir de las 22h tiene que haber silencio en las habitaciones porque la otra gente está ya descansando, si quieren jugar/hablar etc que se queden la sala de ocio de la primera planta y cuando vayan a las habitaciones que sea sin gritar, correr etc”, lo único que contestan es “lo intentaremos”, como si fuese misión imposible.

Todas las demás nacionalidades, cuando están cenando, cada vez que les sirves algo, te dan las gracias, cuando les pides que apilen los platos, empiezan a avisarse unos a otros, y si se quedan 2 ó 3 días, ya no hay que decírselo más que una vez, porque lo hacen en las sucesivas comidas. Si alguna vez el volumen es un poco alto los profesores (franceses) montan un número como si aquello fuera insoportable y enseguida regulan. A las noches no se les oye, cuando dejan el comedor el trabajo que queda por hacer se reduce al 50 ó 40% del que hay cuando se han marchado los ibéricos y por poner un ejemplo más del carácter destructivo de los ibéricos, cuando servimos postres, si los franceses, canadienses etc ya están bastante llenos y no les apetecen, los dejan en las bandejas, sin tocar, y estos los aprovecha el servicio. Si los ibéricos por la razón que sea no se comen todos los postres, aprovechan lo que no comen para meterle los dedazos, destriparlo, esparcir los contenidos por las mesas, pisotearlos en el suelo etc etc… Les gusta, sacarle el máximo partido de destrucción y abuso, al servicio que se les ha prestado, y cuando se les explica que hay más gente y tienen que por favor respetar, se la suda completamente y esta petición es solo motivo de risas y mofas. Con lo cual, lo siento, pero yo no distingo entre catalanes y españoles. Los catalanes presumen de ser de una cierta superioridad moral o educativa o cultural o lo que sea, pero en lo que respecta a mi experiencia y como se comportan, no dialogan como los franceses, ni respetan a la gente que está trabajando para ellos, ni obedecen a la autoridad que les está llevando de viaje, así que yo les veo calcados al resto de los españoles.

El colmo ya es que cuando se insiste mucho a los profesores con las molestías y problemas que está causando el comportamiento de su grupo, su respuesta chulesca a menudo es ” nosotros os estamos dando mucho negocio, así que no debéis ser tan estrictos”, con lo cual 1) ellos tampoco entienden o ni se dan cuenta de lo que molestan a los demás (muchas veces los responsables de grupos de otra nacionalidad vienen a la recepción y me preguntan si sé a que hora tienen previsto desayunar los españoles, para ellos organizarse, bajar a otra hora distinta y poder estar tranquilos) 2) se creen también que como pagan, pueden comportarse como les da la gana.
Entonces nos toca explicarles que no son el ombligo del mundo, y que por cogerles a ellos, hemos rechazado a unos cuantos otros grupos que podían haber venido y que seguramente se hubieran comportado mejor. Porque es así, hay bastantes meses al año en los que estamos completos, porque muchos grupos de escolares vienen, y hay que rechazar a muchos grupos que piden fechas, cuando estas ya han sido bloqueadas por el primer grupo que pidió reservar. Por eso, la respuesta a veces de los profesores de “nosotros os estamos haciendo ganar dinero, dejadnos en paz”, es bastante absurda y solo hace que equipararles con la forma de pensar y actuar de su alumnado y explicar/esclarecer porque se comportan así.

# 7, Anónimo
27 de julio de 2018, a las 15:24

Pies te jo des, xenófobo de mier da… que te crees que los niñatos ingleses, franceses y alemanes que vienen a tarragona, valencia y alicante se comportan mejor?????

# 8, Anónimo
28 de julio de 2018, a las 11:58

# 9 Amén

# 9, ying-yang
29 de julio de 2018, a las 19:23

#8
vivo en zona turistica y los que mas alto hablan son los turistas!!!
Si no date una vuelta por Magaluf ja ja ja ja alli encontraras niños muy bien educados con una cervecita en la mano y enseñandote el culo…..
cuenta otras historias para no dormir, esa no cuela ya!

# 10, Anónimo
29 de julio de 2018, a las 23:34

ya siento que os sintáis tan ofendidos pero no me estoy inventando nada y hablo desde mi experiencia de 3 años en el mismo curro..por cierto, el año que viene ya no vuelvo, no me apetece. También he dicho que familias de padres e hijos españoles que vienen, ningún problema..y como tenemos dormitorios compartidos para individuales, cuando llegan españoles/catalanes viajando solos o en parejas etc también ningún problema……pero los grupos es otra historia, salen completamente del mapa cívico comparados con todos los demás. El 90% de los grupos de estudiantes/niños españoles se diferencian muchísimo de los demás por el bullicio, sordera o desacato respecto a sus profesores, mala educación, pasotismo etc……estoy hablando de niños-adolescentes, 10 a 18 años, y como se comportan con la autoridad…….lo absurdo es que luego llegarán al mundo laboral made in spain y se dejan pagar dos duros y explotar con horas extras y demás..cuando los veo en el albergue pienso en el shock que les espera a la mayoría cuando salgan al mundo real……respecto a turismo de baja calidad y nivel cultural, ya se sabe que luego España es el destino turístico para desfasar de toda Europa. Balconing, venta de drogas por las calles de San Antonio-Ibiza, after-hours, fiestas de la espuma etc etc……yo hablaba de niños

Deja tu comentario...




Contáctenos - Terminos de uso y cookies