Inicio Articulos La semana en los mercados

La semana en los mercados

12

Hay mucha gente que cree (ignoro si lo hacen de forma optimista o pesimista, supongo habrá de todo) que la pandemia, los confinamientos indiscriminados y la crisis subsiguiente van a cambiar muchas cosas. Yo no lo creo, es cierto que lo del 2020 está siendo espectacular y que es lógico pensar que provocará cambios pero la experiencia me dice que la inercia suele tener más fuerza. Hay problemas que seguirán porque hay demasiadas personas interesadas en que sigan existiendo. Un ejemplo de ello lo tenemos en España con el asunto del independentismo catalán. Si bien (como ya dije en su día) un momento de crisis económica es el más adecuado para plantear cambios radicales puesto que hay menos a perder de lo que había en otoño de 2017, y además la objetiva mala gestión de la crisis del gobierno central es un buen argumento (de hecho ya utilizado por el independentismo), lo cierto es que el actual apoyo de ERC al gobierno de Sánchez e Iglesias y la división existente entre Puigdemont y muchos de su propio partido, ha roto la unidad del movimiento, algo que había sido su mejor arma desde 2012. Antes o después habrá autonómicas y todo este tema, últimamente algo apagado, se reactivará y volveremos a lo mismo, sin duda.

Hay otros que seguirán porque la pandemia no nos ha aclarado qué postura es mejor, incluso nos ha confundido más. Quizás un ejemplo de esto sea el cambio climático: por un lado hemos visto que nadie escapa de los problemas globales y por tanto es absurdo no luchar juntos contra ellos pero por otro hemos podido comprobar que una reducción de emisiones significativa sólo se consigue paralizando la actividad económica de tal modo que nos hunde en una recesión gravísima… por lo que el mundo seguirá dividido entre hacer algo que nos perjudicará hoy pero quizás tal vez nos mejore el mañana o no hacer nada y asumir que esto se nos volverá en contra en algún momento. Es decir, lo mismo que antes de la pandemia.

Y hay otros que seguirán e incluso empeorarán porque ante una crisis siempre hay quien gana votos tirando balones fuera. Y no hablo de Trump echando la culpa a China en lugar de hacerlo respecto a su mala planificación de una epidemia que ya había visto en Europa las consecuencias que podía tener, me refiero a la actual crisis económica y lo que puede provocar en nuestra área económica. A pesar del fracaso de los gobiernos más populistas del mundo (Trump, Amlo, Bolsonaro etc.) sus argumentos simplistas siguen seduciendo a muchos y aquí vamos a ver a muchos políticos caer en la tentación de culpar a Europa de nuestros fracasos. Defender que “Europa es muy mala porque nos ayuda menos de los que quisiéramos”, es un recurso más sencillo que admitir que llevamos años gestionando mal el país.

Ese es un problema político que lleva amenazando hace ya tiempo pero puede ser mayor por culpa de esta crisis: el anti-europeísmo, que además creo será una bandera que querrán tomar en España tanto la extrema derecha como la extrema izquierda, especialmente si ésta se pasa a la oposición como yo espero en cuanto el gobierno actual tenga que empezar a aplicar recortes. Por otra parte, nuevos rebrotes en Francia e Italia podrían hacer caer la intención de voto de los actuales gobiernos siendo sus posibles sustitutos Le Pen y Salvini lo que puede llevar a que el ambiente internacional de dos de nuestros vecinos sea también bastante anti€ por lo que el riesgo de una retrocesión del proyecto político europeo sería una realidad. Y las consecuencias económicas de algo así, y más en el actual contexto de dependencia absoluta de BCE, serían devastadoras.

En cuanto a los mercados, la debilidad del comienzo de esta semana fue resuelta –al menos en Wall Street- con más medidas de la FED el miércoles por la tarde. Tendría sentido que cara a agosto se redujeran posiciones de riesgo pero Julio ha resultado ser otro mes positivo para las bolsas aunque discreto en el Ibex. Su comportamiento entiendo que desespere a los inversores: es el más débil en los rebotes y el más bajista en las caídas. Más allá de Iberdrola y alguno más, la inmensa mayoría de valores españoles están haciendo perder muchísimo dinero a las millones de familias españolas que, directa o indirectamente, tienen fondos en renta variable nacional. Y lo peor es que, a pesar de que son precios que a largo plazo seguramente sean una oportunidad histórica de compra, están descontando un panorama económico en España realista ya que pocos dudan que la situación empeorará bastante más (cuando finalicen los ERTEs, se acaben los créditos ICO, empiecen las subidas de impuestos, se vea que la –más que generosa- ayuda europea no es suficiente y, finalmente, se hagan recortes) antes de mejorar. Como imagen, un clásico de Absolutexe (y que por desgracia cuando gran parte de los ERTEs pasen a ser parados, aún será más triste) que explica con claridad, entre otras cosas, el por qué de la quiebra técnica de nuestra seguridad social:

 

Mejor pensar en las vacaciones… el que pueda disfrutarlas.

Links.-

¡Comenta!

Notificame
Ordenar por:   Nuevos | Más antiguos | Más votados

Droblo, tú y este blog vivís de esto, de hablar de que la economía va mal, y eso se nota precisamente en este artículo: si va bien pues no «vendes» tanto.
Ah, pofavó, deja ya de meter en el mismo saco a la extrema derecha y a la extrema izquierda. Ah, y os recuerdo amigos que Droblo en un artículo decía que los de Vox «no eran tan malos».

No se a que te dedicarás, uno de mis sectores, la agricultura, depende de otras variables, pero la bajada del turismo, es un gravísimo problema.

Vox:
En EUA es un republicanismo moderado.
Prefieres al PSOE-Podemos???
Prefieres paguitas y una mezcla del PRI mejicano y el peronismo montonero?
Pues si tu idea de España es Un sumatorio de:
Venezuela, Cuba, Argentina y Méjico, adelante, Vox es tu enemigo.

wpDiscuz