Enseñar finanzas a los niños, Podemos y el efecto Streisand
Euribor
Euribor hoy: -0,156%
Media mes: -0,157%
Prima de riesgo: 131,9
IBEX35: 8.889,60 (-1,20%)


Enseñar finanzas a los niños, Podemos y el efecto Streisand

Los vehículos de ahorro, seguros y financiación son herramientas clave para que las familias planifiquen sus principales decisiones económicas a lo largo de su vida y los hogares que desconocen las nociones financieras básicas tienden a estar más endeudados y a ahorrar menos.

Con estas palabras presentaba recientemente el gobernador del Banco de España el estudio que realizó sobre la educación financiera de los españoles, en la cual sacamos bastante mala nota.

El mayor peligro de tus ahorros es la ignorancia de ahí que la mayoría de los abusos bancarios se han producido por la falta de conocimientos de los clientes a la hora de adquirir productos financieros, que en algunos  casos no se correspondían con sus perfiles de riesgo y en otros directamente engañaban al cliente.

Un cliente informado es muy difícil de engañar y si bien es cierto que la justicia ha tendido a ponerse del lado de los ciudadanos, el daño muchas veces es irreparable.

La educación financiera, como la de cualquier  habilidad necesaria para que una persona prospere en la vida, debería comenzar desde pequeño para que entienda cuanto antes, por ejemplo, la importancia de ahorrar o de que nadie da duros a cuatro pesetas (claro, habría que explicarles antes que era un duro y una peseta).

Son conocimientos básicos, que más allá de la ideología sobre la que se basan son sobre los que se maneja la sociedad, nos guste o no. Una persona con ahorros será siempre más libre que una endeudada y se puede ahorrar ganando más o gastando menos. Se explique con euros o con gominolas.

Que alguien escriba un libro para explicar a los niños estos conceptos básicos me parece muy positivo, como es el caso del último titulado Mi primer libro de economía, ahorro e inversión, esta es su sinopsis.

¡Aprende a ser un inversor responsable, descifrando los enigmas de las finanzas! En “Mi primer libro de economía, ahorro e inversión”, Nico y Carol se preguntan qué hacer con sus ahorros. Con ellos aprenderás cómo nacieron los primeros billetes y monedas, pues el dinero no cae del cielo y ganarlo o perderlo tiene sus riesgos y no siempre la misma rentabilidad. Te enseñarán qué es ahorrar e invertir, cómo se elabora un presupuesto y qué profesionales nos ayudan a invertir bien y evitar que el monstruo de la inflación se coma nuestros ahorros. Mediante explicaciones sencillas, ejemplos, curiosidades, tiras cómicas y unas magníficas ilustraciones, comprenderás palabras que escuchas a tus padres o en la radio, que lees en prensa, libros e internet, y que ahora no sabes qué significan.

Evidentemente el libro ha sido criticado por aquellos que piensan que el dinero cae del cielo, en este caso una diputada de Podemos.

Les formulan a los niños y niñas de Primaria preguntas como qué es invertir; por qué si invierto conseguiré más dinero y cómo puede ayudarme un asesor financiero independiente, es decir privado”, critica en un vídeo titulado Escalofriante Lorena González Guerrero, diputada de la formación morada en Castilla y León.

Como no podía ser de otra manera estas críticas han generado un efecto “Streisand” en el libro colocándolo en el número de ventas dentro de su categoría en Amazon.

Puedes estar a favor o en contra del sistema capitalista pero por el bien de tus hijos enséñale desde pronto (no es necesario ningún libro para eso) a desenvolverse en él o posiblemente alguien se acabará llevando sus ahorros.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (48 votos, media: 4,50 sobre 5)

Escrito por Carlos Lopez el 30 de agosto de 2018 con 24 comentarios.

24 comentarios

Lee los comentarios dejados por otros usuarios, o bien deja tu comentario

# 1, Anónimo
30 de agosto de 2018, a las 8:19

Acabo de mirar en Amazon y están temporalmente sin stock:

http://amzn.eu/d/hzdJacS

Creo que este libro ya lo he visto en alguna ocasión y parece que es del ¡¡¡2012!!!

Me lo voy a apuntar y ya veré si soy yo mismo el que les da lecciones de economía a mis hijos…

Aunque, la verdad, ya he empezado, por que les estoy dando 1€ a la semana (son peques) y hasta la fecha conforme cogían el dinero, ya se lo gastaban…

Pero ahora uno ha decidido guardarlo para acumular un “capital” y poder comprarse algo “bueno de verdad”…

:P

En fin, con respecto a Podemos, y haciend un poco de “abogado del diablo”, decir que hay palabras que a la izquierda en general le produce urticaria, como poco: Inversión, Especulación, Privado…

Al fin y al cabo dentro de la economía también hay “corrientes”…

Pero está claro que Necesitamos una Asignatura, o como muy mínimo, unos temas en alguna asignatura ya existente ¿Cono/Sociales? dedicada a la economía.

Es más, yo abogaría por recuperar la asignatura de Economía Domestica; pero no como se daba en España hace años (para mujeres solo, y dedicada en exclusiva a las tareas domésticas) si no ampliándola a todos los aspectos necesarios para vivir de forma +/- “independiente”.

0
# 2, Michelo
30 de agosto de 2018, a las 8:46

Hace muchos años que pienso que en mi educación general básica hubo dos materias fundamentales que no nos explicaron: economía y dietética.

0
# 3, Mmonchi
30 de agosto de 2018, a las 9:09

Una persona de 18 años debería ser capaz de entender una nómina, la declaración de la renta, una hipoteca, un extracto bancario, la factura de la luz, y seguro que se os ocurren algunas cosas más. Nuestros planes de estudios están llenos de contenidos que no van a servir para nada y en cambio falta todo lo que nos debe preparar para la vida. Discutimos las reformas educativas por la carga ideológica que puedan tener según si las hacen unos u otros y no discutimos si sirven para ayudar a nuestros hijos a desenvolverse mejor en el mundo que les va a tocar vivir.

0
# 4, Rodikito
30 de agosto de 2018, a las 10:49

Lo leí ayer en twiter, y han conseguido justo lo contrario a lo que querían.

La educación financiera es algo esencial, hay muchísima gente en España que no sabe ni la diferencia entre una tarjeta de crédito y de débito.

no hace falta hacer un máster o saber lo que son productos complejos, simplemente conceptos básicos como puede ser la inflacción, IPC, activo y pasivo.. (esto no lo saben ni muchos empleados de banca, ni vendedores de casas, ya que dicen que es una inversión, cuando no lo es si vas a vivir ahí, es un pedazo de pasivo)

Otro gran libro sobre educación financiera para todos los públicos, del gran Gregorio Hernández Jiménez:

https://amzn.to/2NzEM9F

un saludo

0
# 5, Anónimo
30 de agosto de 2018, a las 10:58

Esto es lo que frenará los récords del S&P 500 y el Nasdaq en Wall Street http://dlvr.it/QhXHbz

0
# 6, Anónimo
30 de agosto de 2018, a las 10:59

# 4, Rodikito

La compra de una vivienda para vivir en ella tampoco es exactamente un pasivo, ya que los que no compran y en vez de ello alquilan, tambien tienen que gastar en la vivienda que vayan a vivir a lo largo de toda su vida pero sin tener la propiedad sobre ella.
La unica diferencia es que cada uno tiene que hacer los estudios sobre costes de la operacion de las dos formas para ver cual le resulta mas rentable.

Vivir en una casa cuesta dinero, bien comprarla o bien el alquiler durante toda tu vida. Lo unico es analizar cual de las dos vias le resulta mas rentable a cada persona.

0
# 7, Anónimo
30 de agosto de 2018, a las 10:59

# 2, Michelo

La lista de “lagunas” en nuestra educación puede ser bastante más larga que esa, aunque algunos temas se supone que se enseñan en casa, como la educación y el civismo y otras.

Al fin y al cabo los maestros enseñan; pero los padres (la familia) son los que tienen que educar…

Dicho lo dicho, me parece que hacen falta unas pocas de temas/asignaturas que se deberían de crear y/o mejorar:

– Economía.
– Nutrición
– Cocina.
– Educación Sexual.
– Educación Vial.
– Bricolage Básico
– Jardinería/Cultivo.

Y, en fin, cualquier otra que se nos ocurra, aunque algunas cosas tal vez se podrían agrupar en un algo así tipo “Economía del Hogar” o cualquier otro nombre que se os ocurra y que no recuerde aquella asignatura del siglo pasado exclusiva para las chicas…

0
# 8, Anónimo
30 de agosto de 2018, a las 11:02

# 7, Anónimo

– Primeros Auxilios

0
# 9, Paganini
30 de agosto de 2018, a las 11:13

Se puede y se debe hacer una educación económica no capitalista… no todos tenemos que tener fondos de inversión o ser accionistas.
Nuestros padres invertían (ya sé que para algunos eso no es invertir) en “libretas a plazo fijo” sí, aquellas que ofrecían las Cajas de Ahorro cuando no estaban tan politizadas ni funcionaban como banca privada sólo al servicio de los más ricos.
Una buena banca pública podría y debería canalizar los ahorros de aquellos que deploramos el sistema capitalista, que somos unos “cagones” a la hora de invertir o que simplemente no queremos dar directamente nuestros dineros a empresas que pagarán una bestialidad a sus consejeros o tendrán sus fiscalidad en países que se dedican a la piratería fiscal.
¡Cuanto echo de menos aquellos “plazos fijos”! No darían muchos intereses, pero no me creaban problemas, ni preocupaciones de conciencia política o fiscal…

0
# 10, Pataksi
30 de agosto de 2018, a las 11:19

Pues seré de los pocos contentos con mi BUP y mi EGB, pero yo tuve educación vial en el instituto con 14-15 años, hasta hicimos una salida a una zona de pruebas y todos llevamos un ciclomotor en un circuito cerrado.
Educación Sexual, se estudió en 5° de EGB, las prácticas de eso no había. Formaba parte de Naturales
Nutrición, tb lo estudié en EGB dentro de Naturales. Cocina, en mi cole en Bizkaia todos los años había 2-4 días de talleres (según el presupuesto que hubiera) y había taller de cocina, de marquetería, de grabación y edición de vídeo, macramé y varios más de manualidades que no recuerdo.
Porcentajes, tipos de interes, como sacar el IVA… Eso lo estudié si no recuerdo mal en 5° de EGB y en 1° de BUP. Otra cosa es que en aquel momento pareciera interesante o práctico.

También hay que tener en cuenta que todos esos conocimientos han evolucionado desde entonces, por ejemplo, ahora hay cinco sabores (umami es el 5°) y su antes el pescado “bueno” era el blanco, ahora lo es el azul

0
# 11, Tano
30 de agosto de 2018, a las 11:19

Os cuento el caso de un amigo cercano, casado, los dos funcionarios, listos, jóvenes y nada tontos.

Viven en un adosado que se construyeron hace mucho tiempo. Con la crisis quieren comprar otro adosado muy cerca del suyo por un precio muy bajo. No tiene dinero, lo piden al BBVA y se lo concede.

Con casi todo hecho el BBVA “se saca de la manga” que “tiene” que firmar un seguro de vida (los dos) con las tres cuotas anuales primeras a pagar en el momento de constitución de la hipoteca. Fueron 3000 euros que les “robaron”.

0
# 12, Pataksi
30 de agosto de 2018, a las 11:23

Primeros auxilios, taller en el instituto. En el Jaume I en Castellón.
Ah! Instituto y coles, todos públicos. Salvo un curso en uno concertado

0
# 13, Oscar Pita
30 de agosto de 2018, a las 11:59

Es muy claro el sesgo aplicado en el comentario contra Podemos, cualquiera sabe que el dinero no cae del cielo, los de Podemos también lo saben.
El dinero si cae del cielo para los que se dedican a privatizar beneficios y a socializar perdidas, solo que el cielo somos los contribuyentes, los de Podemos también son contribuyentes.
El sistema capitalista de repente ha decidido que el dinero puede tener valor negativo en contra de el principio de economía básica.
Los grandes conocedores de la economía son los que calificaron AAA montones de basura que les vendieron a otros grandes expertos.
Los expertos nos han metido en unos embolados que demuestran que no tienen ni idea de lo que hablan.
Los países y los bancos están en quiebra técnica, pero en estos casos si que pueden hacer que caiga otra vez dinero del cielo, y sin ser de Podemos.
Recordad que unos cuantos premios Nobel de economía crearon un fondo que hundió a pesar de tanta acumulación de conocimiento.
Esto se reduce todo a una relación entre lobos y corderos.

0
# 14, Anónimo
30 de agosto de 2018, a las 12:16

# 10-12, Pataksi

No sé si es que la educación en Euskadi era superior a la que teníamos por aquí; o si es que yo pillé la EGB en sus inicios y tú ya algo más “evolucionada”…

Aunque sí dimos algo de Educación Vial teórica, básicamente el significado de las principales señales de tráfico y poco más. Ni ciclomotores, ni bicis ni, por edad, claro, coches…

Mi Educación Sexual fue igualmente insuficiente y, básicamente, se limitaba a la anatomía y algo de “fisiología”. Los profesores muy incómodos y nosotros casi que también…

Pero quedaron lagunas con respecto al ciclo menstrual, medidas contraceptivas, enfermedades de transmisión sexual y un largo etcétera; pero claro, en aquellos tiempos, prácticamente recién salidos del franquismo, es que de eso no se hablaba…

Talleres de cocina y demás nunca he tenido, aunque en manualidades y pretecnológicas sí que tuve algo de marquetería. Pero nunca nada realmente “práctico”.

Si recuerdo actividades extraescolares de guitarra, ajedrez e inglés…

Y un Cine-fórum; aunque los debates tras las películas no fuesen ni largos ni especialmente estimulantes; pero veíamos películas gratis…

Los porcentajes los hemos dado todos; pero la mecánica del IVA dudo que lo dieras en ninguna parte, salvo que tirases por FP o Empresariales/Económicas…

Y, en general, conocimientos económicos, de ahorro y tal; pues como que no, salvo enseñanzas, digamos “especializadas” (FP/Universidad)

Primeros Auxilios creo que no he dado nunca hasta que me saqué el carnet de conducir…

Y sí, los conocimientos han “cambiado”; aunque algunos no tanto…

Plutón sigue estando ahí a pesar de haber pasado de Planeta a Planeta Enano.

El pescado azul tiene sus ventajas (Omega3) y el blanco las suyas (asimilación, digestiones, calorías…)

Me decía mi padre que hubo un tiempo en que el aceite de oliva se consideraba “inferior”, y fíjate ahora…

Y etc., etc.

Pero lo que está claro es que algunas cosas, si no las aprendías por tu cuenta, en casa o donde fuera, pues no se aprendían en absoluto…

Y de aquellos barros estos lodos…

0
# 15, Anónimo
30 de agosto de 2018, a las 13:13

es mejor enseñar cultivos, luego vender los cogollos, y la economia va como un tiro. :))

0
# 16, atomant
30 de agosto de 2018, a las 13:33

Normal que lo critiquen. El nivel de los podemitas es tan bajo que, lo que se explica en el libro, lo ven de un nivel y dificultad extrema y, por ello, les parece exagerado en un libro para niños.

0
# 17, Rodikito
30 de agosto de 2018, a las 13:43

#6 totalmente de acuerdo con lo que dices.

Pero cuando compras uan casa para vivir, eso supone un gasto recurrente sí o sí , es un pasivo (pasivo= lo que te quita dinero del bolsillo)

si la compras para alquilar, pues depende de por cuando alquilas, , si te cubre la hipoteca , etc, si lo tienes siempre lleno… si todo va bien, será un activo (activo=lo que te pone dinero en el bolsillo). en caso contrario, estás en lo cierto, puede ser un pasivo también

0
# 18, Anónimo
30 de agosto de 2018, a las 14:15

# 17, Rodikito

Yo lo que te queria decir que que denominar un pasivo la compra de una vivienda para vivir en ella, no puede considerarse un pasivo.
De hecho, en mi opinion, el pasivo al que tu haces referencia es el hecho de vivir en una vivienda y no su compra, ya que siempre te cuesta dinero, bien comprandola o bien alquilandola.

0
# 19, Javier E.
30 de agosto de 2018, a las 14:46

Pues yo creo que un porcentaje de la casa es un activo y otro un pasivo:
Imaginemos que vives en un piso en la castellana; podrías vivir en una casa mucho más barata, que te ahorraría igual el gasto de alquiler de una vivienda digna. En mi opinión, habría que restar el importe de una hipotética casa digna al coste de su casa, y eso sería la parte de activo; el resto del coste de la casa sería pasivo.

0
# 20, Krlitros
30 de agosto de 2018, a las 15:13

La compra de la casa es una inversión que pasará a tu activo. La vivienda habitual en sí si que es un gasto. Tu gastas en vivir en un sitio, y luego decides si ese gasto se lo das a otro propietario o te lo pagas a ti mismo por vivir en un inmueble de tu propiedad, lo cual te generaría un rendimiento a tu inversión, y en términos fiscales denominaríamos “operaciones vinculadas” si fuera el caso, que no lo es. Pero la compra de una casa siempre es una inversión que pasa a tu activo y puede aumentar tu pasivo si para adquirla te endeudas.

Que no es por ponerme tiquismiquis.

0
# 21, Juanito Gonale
30 de agosto de 2018, a las 15:45

Jeje…. si que hace falta educacion de ese tipo….

por lo menos para que los estimados foreros aprendan a hacer diferencia entre activo/pasivo e ingresos/gastos , jeje…. ya si tambien distinguimos lo que es inversion y lo que es puro gasto, ya habremos hecho el primer pasito hacia eso de gestionar bien la pasta…

Luego a siguiente nivel , si tambien incluimos “el coste de la oportunidad” ya casi casi nos podremos deselvolver en eso de la economia particular…

Es que no es tan sencillo…
el alquiler es puro gasto.
la hipoteca tiene parte de gasto y parte de inversion… pagas una casa…. que cuando acabes de pagarla costara X de los cuales hay que restar lo pagado al banco durante 20-40 años jeje….

Y tambien habra que restar el coste de la oportunidad que ha supuesto eso de haber pagado X dinero mas que si hubieras vivido en alquiler y tambien la movilidad que el hecho de tener una casa te ha restado…

todo parametros muy diferentes segun el caso de cada cual… y eso solo con el tema casa…. y hay mucho mas ….

0
# 22, Josefa
30 de agosto de 2018, a las 16:33

Me parece una iniciativa fantástica que debería extenderse al resto de las Comunidades. A mi me ha costado 46 años aprender a ahorrar, si alguien me hubiera explicado lo que he aprendido ahora…Mi enhorabuena a mejores políticas educativas y sociales. Saludos

0
# 23, Tano
30 de agosto de 2018, a las 16:56

Se me olvidaba: con la formación que me dio el cole, el insti y la uni todo en la vida me fue muy bien:

Con los sintagmas nominales aprendí a firmar una hipoteca.

Sabiendo hacer la raíz cuadrada pude entender las condiciones de los seguros que firmé.

Gracias a que aprendí que los pliegues de las montañas se llaman sinclinales y anticlinales pude encontrar el piso al mejor precio.

Dividir polinomios me ayudó a saber cocina para mí mismo y mi familia.

Y sobre todo: gracias a que me obligaron a memorizar toda la tabla química, sus valencias y nomenclatura, pude sortear a todos aquellos que en mi vida familiar y sentimental me han querido utilizar para su propio beneficio.

GRACIAS SISTEMA EDUCATIVO ESPAÑOL

0
# 24, Eduardo
30 de agosto de 2018, a las 22:00

Obviamente no es necesario que todos tengamos una formación económica capitalista, pero si al menos que la tengan suficientes para mantener a los que no la tienen…

0

Deja tu comentario...




Contáctenos - Terminos de uso y cookies