Articulos

Trabaja en verano

verano¿Por qué no? Hasta hace unos años, España se paralizaba en el mes de agosto. Cerraban fábricas, empresas, tiendas… Parecía que ya no íbamos a consumir en todo el mes. Era obligatorio coger vacaciones.

Las cosas han cambiado. Hasta hace unos años, el barrio en el que yo vivo todas las tiendas cerraban en el mes de agosto. Eso ya ha cambiado. Ayer mismo me fui a dar una vuelta a ver qué es lo que había abierto: todo. Supongo que ahora se turnarán para cogerse vacaciones o las cosas no están tan bien como para cogérselas.

Sea como fuere, el país ya no se paraliza cuando llega el mes de agosto. Nos cogemos las vacaciones más escalonadamente (verbo típico de la DGT). Pero está claro, si te quedas, hay que trabajar.

Es un buen mes para ponerlo todo a punto porque sí es cierto que aunque tú estés trabajando, muchos de tus compañeros estarán de vacaciones, por lo que tendrás menos distracciones, habrá menos reuniones y no se suelen tomar decisiones importantes.

Hace calor, sí y posiblemente estés pensando en la piscina, la playa, las cañas… Pero hay que trabajar! Tienes que aprender a concentrarte, incluso con el calor del verano:

Date un paseo. ¿Te parece que hasta el cubo de la basura es más entretenido que lo que estás haciendo? Sal de tu oficina, date un paseo y verás como vuelves con la mente más despejada.

Cambia de lugar de trabajo. Si te parece que hay mucho ruido a tu alrededor y eso te impide concentrarte, pregunta si puedes trabajar durante unas horas en la sala de reuniones.

Lleva papel y boli. Si cuando vas por el pasillo la gente te va dando instrucciones sobre el trabajo que tienes que hacer, o te va recordando cosas, cuando llegues a tu puesto de trabajo, tendrás que acordarte de todo. Muchas veces, eso es imposible y el pensar qué tenías que hacer, te impedirá concentrarte. Lleva papel y boli siempre contigo para apuntar las cosas. Si esto ya te parece “muy primitivo” apúntalo en tu teléfono o pide que te envíen un email.

No subestimes el tiempo. Tal vez creas que vas a tardar muy poco en hacer ciertas tareas y después no sea así. Esto provocará que intentes hacerlo todo más deprisa y a la vez. No saldrá bien.Querrás estar a todas y no estarás a ninguna. recuerda dejarte tiempo suficiente para cada de tus tareas. Planifícate.

Controla la mensajería instantánea. Con la aparición de las nuevas tecnologías, se hace muy común el uso de chats como messenger, whatsapp, facebook…No los tengas continuamente activos, te distraerán de tus tareas.

Ordena y limpia tu lugar de trabajoSi no tienes las cosas en su sitio, perderás un tiempo muy valioso en encontrarlas. Es mejor dedicar unos minutos a ordenar que perder mucho tiempo buscando

Consigue una buena sillaSi tienes que pasar muchas horas sentado, es difícil concentrarse si te duele el cuello o la espalda. Una buena silla puede eliminar esto y te permitirá trabajar durante largos períodos sin interrupciones y distracciones físicas.

No busques distracciones. Es fácil que te pongas a buscar algo en internet y los enlaces te lleven de un sitio a otro de forma que al final ya no sepas ni lo que buscabas inicialmente. Céntrate y ve al grano. Lo mismo ocurre con los temas personales. Intenta dejarlos para tu tiempo de ocio. No  los dediques mucho tiempo durante tu jornada laboral.

Trabaja en equipoSi trabajas en una oficina, muchas veces no consigues avanzar con tu trabajo. Si lo haces con más gente, estarás más motivado para hacerlo. Si trabajas en tu casa y te distrae cualquier cosa, tal vez sea una buena idea que busques espacios de coworking.

No intentes contestar a los emails de manera inmediata. Si te están llegando correos electrónicos continuamente, no estés pendiente del email todo el rato, no te permitirá concentrarte en lo que estás haciendo. Didícate a lo que estés haciendo y para cada cierto tiempo para contestar a los emails.

¿Eres de los que no te importa trabajar en verano?

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close