Articulos

Sé más ordenado

Con orden y tiempo se encuentra el secreto de hacerlo todo, y de hacerlo bien (Pitágoras).

Muchas personas, en este caso las desordenadas, dirán que cada uno tiene orden a su manera, pero esto es una manera de engañarse, a la larga habrá cosas que no encuentren y será una pérdida de tiempo. Una buena definición de orden creo que puede ser esta: Forma de estar colocadas adecuadamente las cosas, personas o hechos en un lugar o de sucederse en el tiempo según un determinado criterio.

En muchos casos, el desorden en el entorno laboral puede ser deliberado, para dar la impresión de que se está muy ocupado y que se tiene mucho trabajo. No te lo creas. Ser organizado no sólo es útil para la búsqueda de empleo, si no para los negocios en general. Ser organizado te ayuda a cumplir plazos, hacer seguimientos y establecer prioridades.

Según una encuesta de CareerBuilder.com el 16% de los trabajadores dicen que sus escritorios están ocupados en al menos un 75% con cosas de trabajo y otros materiales. El 38% dicen que más de la mitad de su escritorio está ocupado. Según esta empresa, este desorden es una mala noticia para nosotros, ya que casi 2 de cada 5 empresas afirman que un escritorio desordenado les da una percepción negativa de una persona, y el 28% dicen que tienen menos probabilidades de promover a alguien con un espacio de trabajo sucio. 

Las nuevas tecnologías facilitan aún más el orden: carpetas en el ordenador, calendarios electrónicos, avisos…, no hay excusa para ser una persona organizada, en lo personal y en lo profesional.

Nunca es tarde para cambiar, por eso te quiero dar alguno consejos que te ayudarán a ser más ordenado:

  • Ordena en el momento. Aunque parezca difícil, ¿no te cuesta lo mismo poner las cosas en su sitio que dejarlas en cualquier lado?  No lo dejes para después, porque nunca terminarás de hacerlo.
  • Ser ordenado te ahorra tiempo, dinero y esfuerzo. Comprobado.
  • Algunas veces para ordenar tienes que concentrarte, así que no te distraigas.
  • Mantén los cajones y las puertas cerradas.
  • Separa aquellos objetos que no son útiles en tu puesto de trabajo, deséchalos o entrégalos a la sección o área que los pueda necesitar.
  • Designa espacios. Cada objeto debe tener su lugar especial. Si ordenas bien, la falta de espacio no será una excusa ni un problema.
  • Ordenar sólo es una rutina, es como cepillarte los dientes o vestirte, sólo es eso, una rutina. Terminará siendo un hábito.
  • Cuantos menos objetos tengas dispersos por todo tu despacho, mejor, ya que el esfuerzo para ordenar las cosas será mínimo y podrás aprovechar tu tiempo al máximo.
  • La única manera de ser realmente ordenado, es ser ordenado. No hay otra.
  • Tira las revistas y los catálogos que nunca lees. Date de baja o cancela las suscripciones que no atiendes con frecuencia y que no estén alineadas con tus objetivos. Si no quieres deshacerte de información aparentemente valiosa, guárdala temporalmente, pero si pasa mucho tiempo ahí, simplemente tírala.
  • Si ya tienes el caos, no te desesperes, comienza a segmentar. Haz sólo una cosa a la vez. Recoge todos los papeles que tengas en la oficina, desde folletos, facturas…, recógelos todos para empezar a clasificarlos. Después colócalos por grupos, por ejemplo, correo, facturas, contratos…lo que utilices en tu trabajo. Por último, etiqueta cada grupo que has hecho, ponle un nombre, por ejemplo: financiero, compras al por menor, medicina, hogar, depende cual sea tu trabajo, pon las etiquetas que consideres convenientes.

 ¿Te consideras una persona ordenada?¿Nos puedes dar algún consejo más para conseguir ser más ordenado?

Related Articles

5 thoughts on “Sé más ordenado”

  1. El pasado mes de agosto, aprovechando que estuve trabajando tres semanas pero con bastante desahogo, me puse por fin a poner orden en la mesa, cajones y armario, no lo hacía desde hace ¡10 años! que nos trasladamos a este edificio. Me llevó casi dos días, he tirado montañas de papeles, informes, revistas, cuadernos, etc. pero la satisfacción es máxima.

    Ahora se trata de mantenerse. Es curioso, es una sensación parecida a dejar de fumar. Te sientes muy satisfecho de haber podido hacerlo y mantenerte, pero sabes que no puedes aflojar, que si por ejemplo un día no dedicas el último minuto de trabajo a ordenar la mesa, vas a caer otra vez en el desorden.

    A diferencia de lo que dice el artículo, yo he quitado las puertas de los armarios que más uso, me resulta más fácil mantener el orden si tengo a la vista esas baldas que si cometo un “pecado” y lo escondo tras la puerta. Y además facilito el acceso a esas baldas que uso con frecuencia.

  2. Para mi desgracia, tengo que trabajar los viernes por la tarde, y como no hay absolutamente nada que hacer, me dedico a recoger y ordenar. Pero vamos, que si no trabajara los viernes por la tarde, ya buscaría otro momento para hacerlo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Close
Close