Articulos

Ser el perfecto líder

Tener el título de “jefe” no es complicado. Lo difícil es ser un buen jefe, que las personas que están por debajo de ti estén contentas contigo y te admiren, y que los que están a tu nivel y superiores también. Hace poco publicábamos los valores que debe cumplir un directivo para ser un buen jefe.

Parece una tarea fácil, pero no lo es: según un estudio realizado por Monster,  el 58% de los trabajadores españoles creen que podrían realizar el trabajo de su jefe de forma más eficiente. Entre ellos el 30% dice que su jefe es bueno, pero que podría hacerlo mejor y el 28% que es completamente incompetente. Tan sólo un 18% de los encuestados piensa que su jefe es excelente y que no sería capaz de alcanzar su nivel.

Para Javier Caparrós, Director General de Trabajando.es ,

Ser líder implica ser una persona capaz de influir y motivar a las demás personas

Desde la empresa, presentan tres tipos de liderazgo:

  • Autoritario: este líder se hace cargo de toda la responsabilidad; como tomar la iniciativa en las acciones, dirigir, motivar y controlar, por lo que este líder considera que él es el único capacitado para la toma de decisiones, exigiendo obediencia de parte de sus subordinados.
  • Participativo: este líder se preocupa de consultar la opinión, aceptando la contribución y participación de los subalternos, buscando la eficacia para lograr los distintos objetivos, eso sí, sin delegar las decisiones finales, ya que este mismo tiene claro hasta donde llegan las participaciones de los involucrados. Éste estimula las capacidades de cada individuo, guiándolos sin autoritarismo hacia la responsabilidad, control e integración.
  • Liberal: este tipo de liderazgo delega autoridad para que otros tomen decisiones, lo que conlleva a un mayor compromiso de parte de los subalternos. El líder espera resultados dejando que los otros lo logren sin él dar mucho apoyo. Este tipo de liderazgo sólo será efectivo si existe un real compromiso de parte de los demás integrantes.

¿Qué es lo que distingue a un perfecto líder de otro que no lo es?

Un buen líder, asume responsabilidades, coordina esfuerzos, responde ante otras personas del trabajo ajeno y se echa sobre los hombros una mayor carga de trabajo. Tiene que ser una persona disciplinada y humilde. Tiene que pensar que no todas las personas van a ser como él (si no, no haría falta nadie más), además, es más beneficioso tener otros puntos de vista.  Liderar no es ordenar, liderar tiene mucho que ver con enseñar, con educar con facilitar el desarrollo de los colaboradores y con conseguir una cohesión con las personas con las que trabajas.

¿Qué opinas de tu jefe, crees que es un buen líder?

Related Articles

2 thoughts on “Ser el perfecto líder”

  1. He de decir que POR FIN he encontrado un jefe que para mi es un líder: sabe delegar, motiva y ayuda. Mi trabajo no es maravilloso ni cobro una millonada, pero sólo por lo que aprendo y lo bien que estoy, merece la pena

  2. Buen artículo. Estoy de acuerdo que es muy difícil ser un buen jefe y mucho más considerar que tu jefe es bueno.
    Qué suerte tienes Marta, di a tu jefe que exporte al resto de empresas su receta que seguro que le levantamos un monumento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Close
Close