Articulos

Respuestas que nunca debes dar en una entrevista de trabajo

respuestasLlevas unos días preparándote la entrevista que tanto te ha costado conseguir. Has investigado sobre la empresa y también sobre su competencia. El puesto se adecúa perfectamente a ti, sabes que puedes lograrlo.

Tienes que clavar la entrevista. es fundamental hacerlo bien. Sabes que tienes poco tiempo para demostrar al entrevistador que eres tú y solo tú la persona a la que deben dar el puesto.

Ten mucho cuidado con lo que contestas. Lo que parece una pregunta inofensiva, puede tener trampa, así que estate preparado para cualquier cosa.

Te dejo algunas repuestas que nunca deberías dar: 

¿Por qué estudiaste esa carrera?

Con esta pregunta, se busca detectar coherencia, confianza en uno mismo, capacidad para la toma de decisiones e independencia. Por lo tanto, se deben evitar respuestas del tipo: “No me daba la nota”, “Porque mis padres me lo dijeron” o “Porque mis amigos la eligieron”.

¿Cuáles son sus cualidades y/o defectos?

En las entrevistas casi siempre te piden que expliques cuáles son tus puntos fuertes y débiles, así que es mejor llevar esta pregunta ya pensada de casa. Lo que los expertos recomiendan es exponer una debilidad y a la vez dar ideas para solucionarlo.

Todos tenemos puntos débiles, así que no te empeñes en decir que no tienes ninguno.

¿Por qué quieres trabajar aquí? ¿Qué es lo que más te atrae del puesto al que optas?

No digas que buscas cualquier cosa en cualquier sitio porque acabarás con tus posibilidades.

Haz referencia al sector, y luego a la empresa destacando algún dato importante, su situación estratégica respecto a sus competidores, sus valores corporativos, sus proyectos, productos… Verán que conoces la empresa y dejarás bien clara tu iniciativa e interés por el puesto.

No debes decir que por el aspecto económico ni por el salario que se te pagará.  Es mejor contestar de una forma breve sobre la empresa y el puesto como por ejemplo: “El porvenir que ofrece”, “Lo que significa como reto”, ” o “la posibilidad de colaborar con un excelente equipo de profesionales”.

Recuerda, no estás buscando trabajo, estás buscando trabajar en esa empresa en ese puesto.

No preguntes cuánto vas a ganar

Tal vez te mueras de la curiosidad por saber cuánto vas a ganar, pero en una primera toma de contacto, no se recomienda preguntar por este aspecto, ya que quien te está entrevistando se puede llevar la impresión de que sólo estás pensando en el dinero. Espera hasta que el entrevistador saque el tema.

No exageres tus conocimientos o experiencia.

Si no tienes ni idea de un tema, no digas que la tienes, te pillarán y luego será peor . Si hay algo en lo que no tienes experiencia, puedes decir que aprendes rápido o que te adaptas muy rápidamente.

“No lo sé”

Si te preguntan algo inesperado para lo que no tienes respuesta piensa en algo inteligente que decir antes de decir que no lo sabes aunque eso implique tomarse una pequeña pausa para pensarlo. No lo sé, por lo general es una respuesta equivocada que muestra falta de recursos.

¿Cuál es tu proyecto de futuro a tres o cinco años vista? ¿Cómo te gustaría verte dentro de 5 ó 10 años?

En este tipo de preguntas, a las empresas les gusta saber que sus empleados tienen claras sus metas y son personas estables. No obstante, intenta no ser demasiado concreto y cíñete a tus aspiraciones en sentido genérico. Por ejemplo, explica que esperas tener un trabajo que sea un reto continuo y permita desarrollarte profesionalmente y personalmente.

¿Tienes alguna pregunta?

Lo mejor es llevar alguna cuestión ya preparada que denote interés e inquietud por el trabajo. Por ejemplo: ‘¿por qué surge esta vacante?’ o ‘¿cuáles son los siguientes pasos del proceso de selección?’. No es recomendable preguntar sobre salario, ni pedir feedback de la entrevista”.

 ¿LLevas tus entrevistas preparadas?

Related Articles

1 thought on “Respuestas que nunca debes dar en una entrevista de trabajo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close