Articulos

Los peores jefes

jefeSuelo viajar en transporte público y normalmente voy a mis cosas: mi libro, mi música…, pero hay veces que no. Me gusta escuchar a la gente. No es por cotillear, es un poco como los bestsellers, sabes cuál es cuando ves que todas las personas del metro leen lo mismo (ahora con los libros electrónicos reconozco que es cada vez más difícil). Pues en este caso, es lo mismo: te enteras de los temas de actualidad.

Pero es que últimamente, sobre todo en las horas puntas de entrada y salida del trabajo el tema es el mismo: poner verde a alguien: a un compañero o a un jefe. Las quejas suelen ser siempre las mismas: que si fulanito no hace nada, que si cobro poco, que si me pagan tarde…, pero es que en su mayoría son quejas hacia los jefes.

Normalmente, cuando entramos a trabajar en un sitio, no sabemos cómo va a ser nuestro jefe, de ahí que la sorpresa te la llevas a posteriori. Lo bueno que tienen ahora las redes sociales es que puedes investigarle y ver qué comentarios escriben sobre él, así ya sabrás a lo que atenerte. Pero claro, a ver quién es el guapo que escribe algo negativo sobre su jefe…

Vamos, que al final, te llevas la sorpresa. Lo bueno y lo malo, es que a los pocos días de estar en tu puesto, vas a descubrir si tu jefe es un mal jefe: posiblemente el ambiente de trabajo no será muy bueno y la gente estará muy desmotivada.

No caigas en lo mismo. Intenta llevarlo lo mejor posible:

lo que no te mata te hace más fuerte (Friedrich Nietzsche)

Paco Muro, presidente de Otto Walter en España,cree que “tener un superior mediocre puede suponer ventajas profesionales interesantes: No hablamos de un jefe impresentable, sino del que no sabe, no controla y que, además, muchas veces ni siquiera está. No ejerce. Si eres un buen profesional, las oportunidades que todo esto implica son, para empezar, que quien manda probablemente te dejará hacer y se meterá muy poco en tu día a día y en tus decisiones. Por un lado, si es temeroso, tratará de no complicarse la vida. Como ni sabe ni controla, si tú ‘vas haciendo’ no podrá pararte”.

  • Pídele feedback. Ya lo sabes, tu jefe es un incompetente, pero lo mejor es hacerle sentir que es muy útil e imprescindible, así que una buena táctica es pedirle opinión sobre tu trabajo, así le pondrás de tu parte.
  • No te lo tomes como algo personal. Tu jefe es conflictivo y punto, así que si te echa la bronca por algo en lo que no lleva razón, no te lo tomes como algo personal, sólo es un método de autodefensa.
  • Eso sí, protege tu trabajo. A estos jefes incompetentes, les encanta ponerse medallitas incluso por logros que no son suyos, si no de su equipo, así que ten cuidado.

¿Es tu jefe un incompetente?

Related Articles

1 thought on “Los peores jefes”

  1. El mal jefe además es soberbio, cree saberlo todo, se cree imprescindible, si le saltas y vas a su superior porque hay que hacer el trabajo que el no sabe, se enfada muchísimo.
    Una desgracia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close