Articulos

Estrés prevacacional

esYa nos acercamos al verano y seguro que todos hemos pensado en tomarnos unos días de vacaciones. Pero no para todo el mundo son una época de tranquilidad y desconexión. Hay quien no consigue olvidarse del trabajo ni en vacaciones.

Pero antes de irnos de vacaciones hay muchas cosas que hacer: en el tema personal, entre otras cosas, organizar el viaje, pero es que en el trabajo, hay que dejar temas cerrados o explicar a algún compañero lo que dejas pendiente…Según un estudio realizado por Muchoviaje.com,  un 65% de los encuestados admite que sufre actualmente estrés pre-vacacional, una cifra que ha aumentado progresivamente en los tres últimos años en seis puntos porcentuales.

Las razones son varias: la impaciencia que se genera antes de las vacaciones, la acumulación de trabajo los días previos y los gastos. Esta tendencia provoca además que muchos no logren desconectar durante el descanso estival. Un 52% de los encuestados piensa en el trabajo durante su tiempo libre: la mayoría admite que, aunque procura no hacerlo, no lo puede evitar.

¿Cómo podemos controlar el estrés? Desde el portal Inc, Tom Gimbel nos da algunas claves para combatirlo:

  • Levántate un poco antes. Lo ideal sería levantarse una hora antes a lo que estés acostumbrado, pero incluso con tan sólo 15 minutos puede valer. Si tienes un rato para relajarte por la mañana y así poder  desayunar tranquilamente, leer el periódico o incluso hacer un poco de ejercicio, empezarás el día más relajado. Si te levantas con el tiempo muy justo, tendrás que llegar prácticamente corriendo a la oficina, justo para empezar reuniones o el trabajo, ya empezarás más estresado. Vale la pena madrugar un poco.
  • Inspírate. Tener una frase inspiradora cuando abres el ordenador o en tu puesto de trabajo, siempre te va a dar energías. Acuérdate de cambiarla de vez en cuando porque si no, dejará de surtir efecto.
  • Personaliza tu puesto. Tener alguna foto de familia, amigos, pareja… puede ser suficiente para reducir el nivel de estrés. Poner una foto de algo que realmente quieres puede reducir también el nivel de estrés. Puede ser desde algo muy pequeño, hasta algo más grande.
  • Desahógate. Pues sí, hay veces que ya no podemos más y echar unas buenas lágrimas nos va a ayudar a relajarnos. No se trata de estar lloriqueando todo el día, pero de verdad que si ya no puedes más, lo mejor que puedes hacer es dejar que fluyan tus sentimientos.
  • Escribe un diario. Puede ser que parezca algo extraño, pero escribir en un diario aunque sólo sea un día a la semana puede reducir notablemente los niveles de estrés. En mi caso, quien dice un diario, dice listas. El hecho de saber todo lo que tienes que hacer y cuándo lo vas a hacer, me tranquiliza porque parece que las cosas están más organizadas.

 ¿Sufres estrés prevacacional?

 

Tags

Related Articles

1 thought on “Estrés prevacacional”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Close
Close