Articulos

La idea del Marketing de guerrilla aplicada al mercado laboral II: Pasando a la acción

En el anterior artículo dedicado a este interesante tema nos centramos en los ejes determinantes para que las posibles acciones no convencionales directamente relacionadas con la búsqueda de trabajo pudieran tener éxito.

Veíamos entonces como este tipo de ideas no funcionan de igual modo en un mensaje excesivamente general que en una búsqueda de empleo selectiva en la que al menos de una manera lo más ajustada posible hayamos detectado realmente nuestras mejores posibilidades de ámbito laboral, a las que sumaremos valores añadidos a los convencionales.

Teniendo lo anterior claro es hora de pasar a la acción.

Hace tan solo tres o cuatro años una importante marca comercial relacionada con el mundo del motor organizó, en pleno centro urbano de Nueva York un autentico Pit Stop de Formula 1 (con vehículo incluido que llegaba rugiendo y se marchaba rugiendo tras la parada) que duró escasamente más de 3 minutos ante la mirada atónita de los neoyorkinos.

Sin bien como acción directa no alcanzó una repercusión inmediata más allá de los centenares de viandantes la repercusión viral a través de los canales de internet fue espectacular.

La sorpresa, el impacto, lo no esperado, son elementos muy atractivos desde el punto de vista de la receptividad a un mensaje, en este caso el mensaje que queremos transmitir es claro; yo represento una fuerza de trabajo adecuada para su empresa.

Debemos tener en cuenta que los departamentos de recursos humanos de las empresas, más en épocas como las actuales, se encuentran saturados de propuestas convencionales de demanda de empleo, la inclusión de elementos no convencionales como poco puede despertar la curiosidad de salirse de la media, de proponer algo distinto. No nos garantiza un resultado positivo, es cierto, pero de entrada nos garantiza mayores posibilidades de atención a nuestra oferta, algo que como el lector conoce hoy en día resulta muy importante.

Resulta un ejemplo muy interesante una acción emprendida por un joven programador del norte de Europa quién puso en marcha un blog personal, que por cierto alcanzó una repercusión importante, bajo el nombre (lo traducimos) yoquierotrabajarenXXXXX con el nombre de la firma comercial en la que pretendía postular su candidatura de trabajo.

En este espacio no solo mostraba sus habilidades técnicas relacionadas con el puesto de trabajo al que deseaba pretender, sino que, además, mostraba elementos personales, criterios y opiniones sobre las materias laborales a las que la empresa objetivo se dedicaba.

¿El resultado? Funcionó.

¿Qué acciones de guerrilla estás realizando tú para buscar empleo?

Tags

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Close
Close