Articulos

Cerrado por vacaciones

Este verano que me ha tocado quedarme sin vacaciones. Me dí una vuelta por el centro de Madrid y la verdad es que el paisaje era desolador, sobre todo la semana del 15 de Agosto. No había un alma. El calor y las fechas veraniegas son claves para la gran estampida, pero el gran número de locales cerrados por vacaciones también influye.

Iba por una calle comercial y casi tenía que estar atenta para no pasarme la cafetería abierta. Y por supuesto en ella, había gente. Claro, si es la única que está abierta. Por una vez, no tiene competencia.

Por eso siempre me pregunto, si teniendo un negocio, interesa o no cerrar en vacaciones. Es fácil pensar en cerrar si no estamos en una zona turística y además el barrio se vacía de manera brutal.

Es lógico que nuestras ventas bajen a los mínimos de los mínimos y nos preguntemos todos los días si nos merece la pena cerrar en esas fechas o mantener abiertos intentando captar algún cliente rezagado.

Esa decisión la tiene que tomar cada uno que para eso es su negocio, y ver lo que es más rentable o no, pero estén abiertos o cerrados podemos aprovechar el tiempo de verano para obtener la mayor productividad posible. Aquí van algunas ideas:

  • Hacer arreglos o actualizar la tienda. Ya que el número de clientes baja podemos aprovechar para arreglar la tienda. Una mano de pintura hace milagros.
  • Limpieza y orden a fondo. Durante el año no tenemos mucho tiempo y se van almacenando cosas y sobre todo papeles que lo único que hacen es acumular polvo. Con menos clientes entrando y saliendo e incluso sin mucho tráfico de mercancías será más fácil limpiar todo.
  • Hacer inventario. Estudiar bien lo que tenemos y preparar todo lo necesario para el nuevo periodo que empieza.
  • Revisar el plan de negocio, las promociones, las acciones especiales, si han funcionado y si deberíamos modificar cosas de cara al último tramo del año. En definitiva, aprovechar a pensar a fondo a dónde queremos ir, porque puede que durante el resto del año, estemos ocupados con el día a día y las cosas se hagan más “sobre la marcha”.
  • Contactar con nuestros proveedores actuales para ver novedades de cara al futuro, noticias del sector, competencia o simplemente para mantener un contacto que durante el año es más difícil por falta de tiempo. Incluso se puede dedicar tiempo a buscar otros nuevos.
  • Hacer reflexión sobre el año, y ser autocríticos buscando mejorar aquello que sabemos que no es nuestro fuerte y que nos podría ayudar a vender más.
  • Revisar la base de clientes, actualizar los datos, mejorarla con el fin de poder dar un mejor servicio en el futuro y sacarle más provecho.
  • Aprovechar para hacer formación, nosotros o nuestros empleados, en aquello que notemos que fallamos o necesitamos actualizarnos.

En definitiva, todo lo que se nos vaya ocurriendo para aprovechar ese tiempo de menor actividad que supone los meses de verano.

Aunque yo pienso si de verdad es bueno cerrar todo el mes. Con la crisis que tenemos actualmente, mucha gente no se ha ido ni se irá de vacaciones, e incluso seguirá sus hábitos de todo el año. Igual es bueno aprovechar la ausencia de competidores para conseguir que te conozcan, y por supuesto intentar fidelizarlos y retenerlos para que te sigan comprando el resto del año.

Igual no tienes que estar abierto con tu horario habitual porque es verdad que en veranos los hábitos cambian. Con el calor, la gente no se plantea salir a la hora de comer pero igual si salen más tarde cuando refresca un poco. Podemos variar el horario y probar a ver que tal va, con vistas a modificarlo el resto del año.

En resumen y conclusión, no quedarnos parados, y aprovechar cada minuto para seguir mejorando. ¡Suerte!

Más difícil que abrir una tienda para comerciar, es mantenerla abierta. (Selección de Julio C. Acerete)

¿Crees que es bueno que cierren los comercios en verano? ¿Crees que pierden clientes?

Tags

Related Articles

3 thoughts on “Cerrado por vacaciones”

  1. En mi opinión, desde el punto de vista de los clientes pues es algo incómodo que cierren pero no podemos hacer nada. En teoría las tiendas ya se encargan de maximizar sus beneficios de manera que si cierran saben qué consecuencias tiene. Es su decisión personal y hay que respetarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Close
Close